Los problemas de salud masculinos, ¿tema tabú?

TEMOR. Gran porcentaje de hombres no comenta sus problemas de salud en el trabajo por temor al despido.

Los hombres se sienten menos cómodos en lo que se refiere a salud sexual, depresión e infertilidad, según la encuesta Merk: ‘Hombres, Cáncer y Tabúes’.

El 52% de los hombres cree que los problemas de salud masculinos son un tabú. Ocho de cada 10 opina que deberían hacerse más campañas de concienciación. Estas son algunas de las conclusiones de la ‘Encuesta Merck: Hombres, Cáncer y Tabúes’, en la que han participado 1.600 hombres de entre 18 y 70 años.

La ‘Encuesta Merck: Hombres, Cáncer y Tabúes’, señala que los problemas de salud en general son un tema “muy presente” en su día a día para el 24% de los hombres a los que se les aplicó la encuesta. Si el 52% opina que los problemas de salud masculinos son un tabú, está percepción es ligeramente mayor para hombres de entre 30 y 44 años.

Mónica Caballero, psico-oncóloga, explica a EFE que este tabú puede deberse a “los roles adquiridos desde el punto de vista social. Tiene que ver con la parte educativa y qué percepción se tiene de ‘ser hombre’ o de ‘ser mujer’. Lo que sí podemos destacar es que existen diferencias en cuanto a la edad: el hombre joven pide más ayuda”, apunta la experta.

Los problemas de salud masculinos, ¿tema tabú?
MASCULINIDAD. Otro factor influyente es la asociación de la masculinidad con la fortaleza o virilidad.

La virilidad, un tema complejo

Cuando se trata de conversar sobre miedos o temores acerca de su estado de salud, la mayoría de los hombres lo hacen ‘mucho o bastante’ con sus parejas (5%), pero solo 2 de cada 10 con su entorno laboral.

En cuanto a las patologías, los datos revelan que se sienten menos cómodos para hablar sobre salud sexual, depresión e infertilidad, seguidas de cánceres como riñón, vejiga o próstata. Los tratamientos de estos últimos tumores afectan a la esfera funcional y sexual, por lo que preocupa a los pacientes y en algunos casos, su percepción de la virilidad.

La psico-oncóloga señala que “la masculinidad se asocia a fortaleza, valentía o virilidad, y una operación de cáncer de próstata o vejiga puede generar impotencia”.

“Muchos de ellos ni si quieran lo comentan, sin embargo, sí que les impacta. Es verdad que también varía con la edad: para la gente más joven -la vida sexual- es una parte importante de su vida y de su masculinidad”, añade.

¿Cómo les afecta el cáncer a nivel emocional?

El 57% asegura tener mucha información sobre el cáncer y los avances científicos que se han producido en su abordaje, como la inmunoterapia, conocida por casi la mitad de la población. Sin embargo, la encuesta refleja la necesidad de poner el foco en aquellos tumores con menos visibilidad, como el cáncer de vejiga o de cabeza y cuello, del que 8 de cada 10 hombres admiten saber ‘poco o nada’, a pesar de que su prevalencia es superior en varones.

Por otro lado, 8 de cada 10 españoles informaría de su dolencia a su familia y amigos, más en el caso de los hombres que las mujeres, que es un 81%. De los varones que no lo compartirían, el 57% señala como principal razón ‘no querer preocupar a sus seres queridos’, a lo que le sigue un 28% que solo ‘lo haría si el tratamiento funcionase’.

En el ámbito laboral, 3 de cada 4 hombres lo diría en sus compañías, pero de entre los que prefieren no hacerlo, el 48% justifica que ‘se trata de un tema personal’ y temen perder su puesto de trabajo o no promocionar si lo cuentan.

Los problemas de salud masculinos, ¿tema tabú?
SALUD. Una de las mayores preocupaciones de la población encuestaba es el miedo a secuelas físicas.

Ellos se realizan menos controles preventivos

La encuesta refleja que los hombres se realizan menos pruebas diagnósticas para la detección temprana de enfermedades, un 43%, frente al 61% de las mujeres. De este porcentaje, un 63% de los varones tienen menos de 30 años. A pesar de estos datos, 7 de cada 10 afirman preocuparse “mucho o bastante” por su salud. En cuanto a las pruebas, las más destacadas son relativas a enfermedades cardiovasculares (52%), las de cáncer colorrectal (43%) y, en tercer lugar, cáncer de vejiga (17%).

La gestión emocional, clave en el abordaje de enfermedades

Desde Merck, Mónica Caballero considera que “existen áreas de mejoras a la hora de abordar las enfermedades” como en el cáncer, donde se deberían incorporar psicólogos para aprender a manejar la enfermedad a nivel emocional.

“Hay que ofrecerles la información. La supervivencia es vital, pero el impacto emocional es enorme. Por ejemplo, en tumores más prevalentes en hombres, sabemos que el impacto va a ser elevado. ¿Por qué no adelantarnos?”, apunta la experta.

La psico-oncóloga recuerda que “existe una relación directa entre tabúes y gestión emocional y que la mejor manera de eliminarlos es hablando de ellos”. (EFE)

 

LA CIFRA

La encuesta expone que solo un 17% de hombres acude al médico cuando tiene síntomas de malestar.

Karla Padilla expone su obra “Las cuatrocientas manchas”

ARTISTA. Karla Padilla ha participado en varias exposiciones locales.

La muestra se exhibe en las salas Ángel Rubén Garrido y Eduardo Kingman.

 

Karla Isabel Padilla, licenciada en Artes Plásticas por la Universidad Nacional de Loja (UNL), es una artista proveniente de Arenillas, provincia de El Oro, quien hace 24 años se mudó con su familia a la castellana.

Con siete años de trayectoria, es seleccionada por el Laboratorio de Producción de Artes Visuales de la Casa de la Cultura Ecuatoriana – Núcleo de Loja. Es la única integrante de la familia que se dedica a esta actividad.

Comenta que siempre sintió interés por la pintura y el dibujo. Cuando realizó sus estudios de tercer nivel, descubrió que tenía mayor afinidad con la pintura; es así como empezó a implementar técnicas, materiales y los mejores recursos para ejercer esta profesión como: acuarelas, tintas y acrílicos.

Inspiración

La artista se inspira en pequeños eventos cotidianos, en las mujeres que le rodean, amistades, libros, películas y demás elementos del entorno. Sus obras son autobiográficas y reflejan parte de su personalidad.

Lo que trata de representar a través de la pintura son las sensaciones negativas como el miedo, ira, tristeza, ansiedad, entre otras: “llevo estas emociones a un contexto donde no son positivas ni negativas y forman parte de un todo en la vida de las personas”, indica.

Apoyo

Sus últimos trabajos han gozado de buena aceptación, puesto que las temáticas que aborda giran en torno a la mujer: “he tenido una mayor cercanía con el público, lo que es muy favorable”, agrega

Obra representativa

Uno de los trabajos que ha marcado su trayectoria es “Las cuatrocientas manchas”, que le tomó tres meses. El contexto de esta propuesta es la menstruación, la iniciativa trata de romper el tabú social que existe sobre este tema e intenta normalizar el proceso como algo natural de las mujeres.

“Las cuatrocientas manchas” es una instalación compuesta por 400 piezas de cartulina que simbolizan el número de menstruaciones que una mujer tiene aproximadamente en su vida. Cada pieza es trabajada de forma individual con tinta, acuarela, acrílicos, pigmentos orgánicos, sangre menstrual de Karla, telas, entre otros elementos que dan color y textura a las piezas de 3 cm x 3 cm: “este fue un proceso bastante tedioso, porque el pintar cada pieza me tomó bastante tiempo”, afirma.

La obra se empezó a crear en marzo del 2021 en el Laboratorio de Producción de Artes Visuales de la CCE – Núcleo de Loja, mientras que la exposición inició en junio.

 

TOME NOTA

En Instagram se encuentra como @krlapadilla_

 

OBRA. “Las cuatrocientas manchas” representa un tabú de la sociedad.