Sistema de salud público es declarado en emergencia

Los hospitales públicos del país atraviesan por un desabastecimiento de medicinas.

La ministra de Salud, Ximena Garzón, dijo que la medida permitirá abastecer de medicamentos a los hospitales en corto tiempo.

La mañana de este 11 de agosto de 2021, la ministra de Salud Ximena Garzón anunció que se declarará en emergencia al sistema de salud ecuatoriano.

La emergencia durará 60 días, tiempo en el que se realizará la compra de 124 tipo de medicamentos calificados como esenciales.

“Se priorizarán fármacos relacionados a patologías con alto riesgo de mortalidad”, dijo Miguel Moreira, viceministro.

El presupuesto destinado a está emergencia será de 43 millones de dólares.

La compra será centralizada y será el Ministerio de Salud el que proveerá los fármacos en unidades de emergencia de primero y segundo nivel.

Garzón detalló que este 11 de agosto firmará la declaratoria.

Dosis para vacunación

Garzón también anunció que el viernes 13 de agosto de 2021, Ecuador recibirá una donación, desde España, de 1’01.760 dosis de la vacuna AstraZenaca.

El sábado 14 de agosto, en cambio, llegarán 2 millones de dosis de la vacuna Sinovac.

De esta forma -aseguró Garzón- se completará la meta de vacunar con dos dosis a 9 millones de ciudadanos, hasta finalizar agosto.

Una vez completada la meta se continuará inoculando a personas rezagadas, que no han recibido la primera dosis. Así como a niños desde los 12 años. (AVV)

TE PUEDE INTERESAR:

Yunda dice que decisión del TCE se cumplió, pero que es Alcalde

Pugnas en la Defensoría del Pueblo detienen los procesos

Crisis climática deja sin agua al sur de América

Enfermedades raras siguen siendo ‘invisibles’ para el sistema de salud

Lucha. El Día de las Enfermedades Raras es el 29 de febrero, pero cuando no hay año bisiesto se conmemora el 28 de febrero.

A nivel mundial, 8.000 tipos de enfermedades raras son reconocidos. En Ecuador solo constan 156, lo que afecta la investigación, diagnóstico y tratamiento. 

Alrededor de 1 millón de ecuatorianos padece una enfermedad rara (ER). Se las llama así porque afectan a pocas personas, pero en varios casos pueden ser graves, dolorosas, e incluso provocar trastornos psicológicos.

Eliecer Quispe, presidente de la Fundación Ecuatoriana de Pacientes con Enfermedades de Depósito Lisosomal (Fepel – Dasha), señala que en Ecuador el registro de las ER es muy pobre, pues el  Ministerio de Salud Pública (MSP), ha reconocido como enfermedades raras apenas a 156 patologías, cuando a nivel mundial se han identificado 8.000.

Quispe señala que si para las enfermedades frecuentes hay falencias, para los pacientes con ER es más difícil obtener atención. “El Ministerio (Salud) no ha podido normar para que haya una atención para estas enfermedades. En 2012 se promulgó la Ley que disponía a la autoridad sanitaria nacional que tiene que realizar el listado de enfermedades y cada dos años su autorización. Esto no se ha cumplido, no se ha dado”.

Sin el listado, es imposible obtener diagnóstico, por lo que, ante la sospecha, muchos pacientes han tenido que salir del país para saber qué mismo padecen, “haciendo colectas”, recalca Quispe, quien destaca que a nivel país hay apenas 15 genetistas y “hay que esperar años, cuando la enfermedad se manifiesta y hay daños irreversibles, para poder dar un diagnóstico”.

Durante la pandemia de la Covid-19, la situación se complicó aún más, por lo que las personas con ER tuvieron que salir a las calles para exigir medicamentos.

 

Doble vulnerabilidad

Al padecer una enfermedad rara una persona tiene una doble vulnerabilidad. Sin embargo, ante la falta de estudios, los pacientes ecuatorianos no saben si para ellos es o no conveniente vacunarse contra la Covid-19.

“Al ser tan especiales no sabemos qué reacciones secundarias puede haber para personas que sufren esto”, explica.

“No podemos hacer más contra el sistema”, dice Quispe, señalando que esperan que este día sirva para que las autoridades los tomen en cuenta. (AVV)

 

Te puede interesar:

Urge la formación para agentes penitenciarios

Narcotráfico: eslabón de la crisis carcelaria

Hoy llegan 17.000 vacunas contra la Covid-19

La desigualdad se mira con un problema no solo de ingresos y se convierte en un tema central de la discusión pública en Ecuador

REALIDAD. El sistema de salud ha mostrado todas sus falencias durante la pandemia.

A partir de la pandemia, las conversaciones en redes y otros espacios se han multiplicado por diez. Las dos principales preocupaciones son el acceso a la salud y el empleo.

Con la llegada de la pandemia de la Covid- 19 y sus consecuencias nefastas en lo social, económico y sanitario, la sociedad ecuatoriana tiene una creciente y más amplia preocupación sobre la desigualdad.

Según un estudio de Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Citibeats, las conversaciones en el país sobre ese tema se han multiplicado por 10, tanto en las redes sociales como en otros espacios públicos.

Uno de los primeros hallazgos es que, antes de marzo de 2020, la desigualdad se solía expresar como “culpa de los políticos” y de “los poderosos”. Sin embargo, ahora se manifiesta un rechazo más estructural, el cual no solo tiene que ver con quien recibe más o menos del dinero que genera la economía, sino también con el acceso y las oportunidades.

En detalle

En el primer lugar de la mesa de discusión, sobre todo para los jóvenes, están las grandes diferencias en el acceso a la atención de salud y a una nutrición adecuada.

En segundo lugar, los ecuatorianos resienten a las pocas o nulas oportunidades en el mercado laboral, donde más de 5 millones de personas están entre la informalidad y el desempleo.

Los otros tres temas son: deficiente educación y el acceso a la tecnología, las falencias en la cobertura de necesidades básicas y las dificultades para tener una vivienda.

7 de 10 ecuatorianos ven al acceso a la salud como la prioridad número uno en temas de desigualdad. Según las mediciones, el 75% del debate reciente en Ecuador se ha enfocado con fuerza sobre las desigualdades sanitarias, el mal servicio y el poco acceso a las casas de salud: además, de la poca de suministros y vacunas para atender la emergencia sanitaria.

En este sentido, la política económica del próximo y los siguientes gobiernos debe tomar en cuenta esas crecientes preocupaciones y priorizar el gasto público en las áreas en donde se profundiza y se vuelve más visible la desigualdad.

Tres prioridades para la acción

Antes de la actual crisis sanitaria, Ecuador ya tenía profundos problemas de desigualdad de ingresos, que se podía visualizar en el hecho, por ejemplo, de que para una familia pobre le deba tomar 9 generaciones para llegar al ingreso medio.

Según Andrés Mideros, decano de la facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica, la pandemia profundizó los problemas y le pone más presión al nuevo gobierno para que priorice acciones en tres ámbitos:

  1. El acceso a la salud, pero sobre todo a las vacunas, es primordial en el contexto actual. Además, se debe cubrir aspectos muy descuidados como pruebas de diagnóstico y acceso a mecanismo bio seguros para el trabajo. “La única forma de tener una reactivación productiva es controlando el virus”, dijo.
  2. En segundo lugar, se tiene que invertir mejor en educación. Actualmente, el 70% de los niños en zonas rurales no tiene acceso a internet; y, los vacíos de conocimientos y oportunidades pueden provocar que, en pocos años, los años de escolaridad bajen sensiblemente en amplios sectores de la sociedad
  3. El tema del empleo es un problema ineludible y que profundiza las desigualdades. De acuerdo con Mideros, además de la informalidad y el desempleo, se debe poner el ojo en las 700.000 personas que salieron de la Población Económicamente Activa (PEA). (JS)

“Que sean inactivos no quiere decir que no estén haciendo nada, sino que están en actividades no remuneradas en los hogares. Las más afectadas son las mujeres, amplía las brechas de género en ingresos y aumenta la vulnerabilidad con relación a la violencia”. Andrés Mideros, decano de la facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica