Carta de renuncia

Señor Don Guillermo Lasso Mendoza

Presidente Constitucional de la República del Ecuador

Estimado Presidente:

Hace poco más de 13 meses, me hiciste el honor de proponerme integrar el Gobierno Nacional para apoyar cambios estructurales en la economía y las finanzas públicas, tan maltratadas en las últimas décadas. Bajo tu liderazgo, y con el apoyo de un equipo técnico dedicado y profesional, hemos trabajado para restablecer finanzas públicas sostenibles con un manejo honesto, responsable y ordenado. Es un trabajo a veces ingrato por la necesaria priorización de recursos escasos, pero también apasionante por trabajar para la sostenibilidad del país y el desarrollo económico inclusivo.

Debo recalcar mi gratitud por la confianza y el apoyo en temas tan importantes para el Ecuador como una reforma tributaria con equidad, buenas prácticas internacionales para combatir evasión y elusión tributarias, la renegociación de acuerdos financieros con los organismos multilaterales para asegurar una economía fortalecida y con credibilidad, la obtención de financiamiento en condiciones muy favorables, la renegociación de obligaciones bilaterales, transparencia en la presentación y contabilización de las cuentas públicas, reconocimiento y reducción de obligaciones con gobiernos autónomos descentralizados y la Seguridad Social, mayor eficiencia en el gasto público y fortalecimiento de programas enfocados en la población más vulnerable, todo esto con independencia de intereses particulares que en nuestro país pueden ser muy incisivos.

Una vez cumplidos los principales objetivos trazados para fortalecer la situación macroeconómica, la sostenibilidad fiscal y la dolarización, y por una decisión personal y familiar para retomar actividades privadas en el ámbito académico, me permito presentar mi renuncia irrevocable al cargo de Ministro de Economía y Finanzas.

En un complejo contexto sociopolítico y con muchos desafíos que enfrentar, tener finanzas públicas ordenadas y sostenibles sigue siendo fundamental para la credibilidad del país y para el crecimiento de la economía y del empleo de calidad, mientras se fortalece una agenda enfocada en los sectores rurales tradicionalmente marginados.

Estoy seguro de que, bajo tu liderazgo, el Gobierno combinará ecuanimidad y decisión para seguir enrumbando al país hacia mayor prosperidad y equidad. Quedo a disposición para asegurar una transición ordenada y profesional y reitero mi agradecimiento por la inmensa oportunidad de apoyar al bien común.

Simón Cueva
Exministro de Economía

Gobierno confirma salida del ministro de Economía y otros cambios en el gabinete

El equipo de trabajo de la actual administración tendrá un nuevo enfoque

El Secretario de la Administración Pública, Iván Correa, aseguró que el presidente Lasso ha estado evaluando un golpe de timón. Los anuncios de nuevos ministros se dará la tarde del marte 5 de julio de 2022.

Durante las últimas semanas, pero con más fuerza desde que acabó el paro, eran cada vez más recurrentes las versiones de un cambio en la cabeza del ministerio de Economía. Sin embargo, hasta el momento no había una confirmación explícita desde Gobierno.

Este 4 de julio de 2022, durante una entrevista en Teleamazonas, el secretario de la Administración Pública, Iván Correa, reconoció que el presidente de la República, Guillermo Lasso, ha estado analizando el golpe de timón que necesita su administración. Y, en ese golpe de timón se incluyen varias salidas en el gabinete.

«Sin duda se viene cambios. El presidente está evaluando todos estos cambios. Lo más seguro es que sean anunciados el día de mañana, incluyendo obviamente el ministerio de Economía. Son cambios necesarios, que van más allá de lo sucedido en el paro. Son necesarios para poder avanzar bien y realizar lo  que requiere la ciudadanía. Y obviamente poder ejecutar muchas cosas que se quedaron en el tintero», dijo.

En otras palabras, Lasso hará los anuncios de los nuevos miembros de su gabinete durante la tarde del próximo martes 5 de julio de 2022.

Con esto, solo queda la incógnita de quién será el nuevo ministro de Economía en reemplazo de Simón Cueva. El funcionario ha sido acusado de ser uno de los causante de la crisis y la molestia social, debido a ser «extremadamente fondomonetarista» e incluso guardarse la plata mientras se deterioraban servicios públicos como salud o Registro Civil.

En una entrevista con Diario La Hora, Cueva aseguró que se manejo de las cuentas públicas siempre ha sido técnico y con el objetivo que Ecuador tenga un crecimiento sostenible a largo plazo. Sin embargo, reconoció que su puesto siempre ha sido uno de los más impopulares en un Gobierno, y que luego de su paso por el sector público,  no apuntará a un cargo en un organismo multilateral (como han hecho otros ministros de Economía), sino que volverá a sus labores en la academia.

Aunque ha sonado nombres como el del actual Gobernador del Guayas, Pablo Arosemena, como reemplazo del ministro de Economía, todavía no hay nada confirmado.

La mirada en el campo va en serio

Según Correa, el ministro de Agricultura tiene un camino trazado, que es importante que ejecute, para cumplir con los anuncios del presidente Lasso que se va a volver el ojo en el campo.

Además, recalcó que ya se habían comenzado a implementar medidas en ese sentido como los préstamos al 1% y 30 años plazos. Por eso, la promesa de entregar alrededor de $1.000 millones en cuatro años sigue  en firme a través de la banca pública.

El secretario de la Administración Pública también recalcó que el Gobierno no supo escuchar las demandas sociales a tiempo; pero, en este periodo post paro, la primera prioridad será cerrar lo más pronto posible (si se puede en menos de los 90 día establecidos) las mesas de diálogo con el movimiento indígena.

Ese cierre será fundamental para poder ejecutar más y mejores planes para la ruralidad y el campo del país.

 

Riesgo país alcanza su mayor nivel en el último año de la mano de las protestas en las calles

Los altos precios del petróleo permiten, por el momento, necesitar menos deuda y aplacan el impacto de más riesgo país

En apenas dos días, ese índice subió hasta llegar a los 930 puntos. Esto encarece cualquier financiamiento externo a por lo menos el 12% de interés. 

Luego de dos días de protestas en las calles, que ya registran grandes afectaciones en el sector productivo sobre todo de la Sierra Centro y Norte, el riesgo país subió de 853 a 913 puntos. Ese índice, que mide el riesgo de que un país deje de pagar sus obligaciones, es determinante para establecer el costo de levantar financiamiento externo no solo para el Gobierno de turno, sino para los bancos y los inversionistas privados que quieran llevar parte de sus capitales a la economía ecuatoriana.

Actualmente, si la administración de Guillermo Lasso quisiera conseguir recursos extra, a través de la emisión de bonos de deuda pública, tendría que como mínimo 12,089% por financiamiento a cinco años; pero el costo sube hasta 12,846% si se busca un mayor plazo.

Ese nivel de tasas de interés es casi 6 puntos más alta que el 7,15% que tiene Colombia, Brasil o incluso Bolivia.

Por el momento, gracias a los altos precios del petróleo, Ecuador no tiene urgencia de levantar más deuda externa por encima de los desembolsos ya acordados con organismo multilaterales. Esto no quiere decir, como recalcó el ministro de Economía Simón Cueva, durante una entrevista con Diario La Hora, que nos sobre el dinero.

Hay momentáneamente más recursos, que podría sumar hasta $1.200 millones a finales de 2022, pero solo son un alivio momentáneo que impide aumentar el endeudamiento. Esto durará mientras se mantengan la cotización al alza del barril de crudo; y según Cueva, esos excedentes solo se pueden utilizar para reducir el stock de deuda y hacer inversiones en rehabilitación de infraestructura prioritaria. Sin embargo, si se destina a gasto corriente, el dinero se licuará casi inmediatamente y la necesidad de deuda se disparará desde el próximo año.

¿ Qué pasa si el riesgo país sigue en ascenso?

El ex ministro de Economía, Fausto Ortiz, explicó que una combinación de mayor crecimiento económico y aumento de ingresos fiscales ha permitido una reducción de $546 millones en el saldo total de endeudamiento público durante 2022. Sin embargo, el total de pagos en el pasivo estatal suma $77.965 millones.

En otras palabras, la subida del riesgo país por el momento no afectan porque las necesidades de financiamiento ha bajado e incluso se ha podido reducir al menos un poco la enorme deuda pública; pero Ortiz se cuestionó que pasará cuando se acabe el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y se necesite salir a emitir bonos para obtener más recursos.

El acuerdo con ese multilateral llega a su fin en diciembre de 2022; y a partir de ahí se reduce el dinero que llega de los organismos multilaterales

El actual ministro Cueva ha asegurado que, hasta el final de este periodo presidencial en 2025, se mantiene la meta de llegar al superávit fiscal, es decir, a que los ingresos sean mayores que los gastos y definitivamente se corte la espiral del endeudamiento público.

Sin embrago, para eso se necesita sostener altos niveles de crecimiento económico y que las presiones sociales y políticas, en medio de la alta inflación y la crisis, no disparen los compromisos de una escalada de gasto público que sea otra vez insostenible. (JS)

 

Cueva: » Es insostenible fiscalmente, e injusto socialmente, reducir aún más el precio de la gasolina extra y el diésel»

El funcionario aseguró que no trabaja para el FMI y no busca un puesto en organismos internacionales después de su paso por el Gobierno

El ministro de Economía aseguró que los recursos extraordinarios por los altos precios del petróleo se están canalizando a pagar deudas con sectores como la seguridad social; y aumentar la inversión sanitaria y educativa. 

 

Simón Cueva, ministro de Economía, aseguró que el Gobierno actual si ha tomado medidas para reducir el impacto de la creciente inflación; aunque reconoce que queda mucho por hacer. El funcionario resaltó que los excedentes de los precios del petróleo no se pueden malgastar en aumentar gastos corrientes, sino que se enfocarán en pagar deudas, fortalecer las transferencias sociales y mejorar infraestructura educativa y de salud.

Asimismo, el funcionario rechazó tajantemente lo posibilidad de reducir los precios congelados de la gasolina extra y el diésel porque ya el esfuerzo fiscal en subsidios bordea los $3.000 millones anuales. Además, precios más bajos de los combustibles favorecen el narcotráfico y el contrabando.

El puesto de ministro de Economía es muy ingrato. Todo el mundo lo apunta casi como responsable de todo. ¿ Por qué decidió embarcarse en este puesto? ¿ Considera que son justas las críticas a que se está guardando la plata mientras la ciudadanía se ve afectada?

Este puesto de ministro de Economía efectivamente no es el más popular. Si quisiera ser popular no hubiera aceptado. Yo soy un técnico, no soy un político. Entré porque creo que puedo apoyar al país justamente en momento difíciles, donde se debe arrimar el hombro.

Parte importante de este puesto es pensar en el mediano plazo, es pensar en cómo vamos a dejar el país a los que vienen. Queremos un país que crezca de manera permanente, un país que abra las oportunidades de manera fuerte a mediano plazo para las generaciones. Que no sea solo una ilusión temporal.

Eso implica efectivamente ser cuidadoso con los recursos porque cada centavo que recibe el Estado ecuatoriano es difícil de lograr.

Es cierto que cuando se ve que hay un poco más de recursos, muchos sectores tienen la tendencia de decir: deme a mi, deme a mi. Hay pedidos legítimos porque muchos sectores han visto por muchos años problemas y rezagos. Nos dicen que le arreglemos deudas que se arrastran por más de 20 años. Es difícil pedir que un gobierno en un año arregle problemas de 20 años

Este cargo es tratar de que todos reciban lo justo y eso implica muchas veces que no todo el mundo queda contento porque las demandas siempre son mayores que los recursos disponibles.

Mi obligación es pensar en el país más que en sectores específicos. Mi obligación es no ceder a intereses particulares de un sector económico u otro. Mi obligación es pensar en eso y no tanto en mi popularidad.

En mi caso la ventaja es que a mí no me interesa hacer política. No pienso entrar en la política activa.  No trabajo para ningún grupo de interés o de presión ni voy a trabajar en el futuro. Como tampoco, por si acaso, voy a tratar en ningún organismo internacional después de dejar este cargo. Yo vengo de la academia y mi obligación es pensar en el bien común.

¿ Los mayores recursos que está recibiendo el fisco quieren decir que ahora nos sobra el dinero? ¿ Su gestión se enfoca en favorecer al FMI y no a los ciudadanos?

No nos sobra la plata. No estamos millonarios. No es que hay un exceso de recursos en el Estado ecuatoriano. El problema es que veníamos de una situación con un amplio desequilibrio fiscal. Eso quiere decir que los ingresos no avanzan para cubrir los gastos. La diferencia entre ingresos y gasto era de más del 7% del PIB en 2020. Es insostenible vivir en un país con ese tipo de déficit porque eso significa endeudarse para cubrir esa diferencia.

Lo que se ha venido haciendo con el tema de poner la casa en orden es reducir ese déficit, pero no se lo ha eliminado. Seguimos con más gastos que ingresos. De más del 7% en 2020, pasamos a alrededor del 4% en 2021; y se cerrará 2022 con un déficit del 2% del PIB. No me sobra la plata.

Este año tendremos ingresos adicionales del petróleo que son temporales. Los precios altos no van a seguir de por vida.  Por lo tanto es sano, al igual que en un hogar cuando tengo ingresos extraordinarios, utilizar esos recursos para pagar deudas, asegurar que las cosas básicas estén cubiertas y apoyar temporalmente en ciertas cosas. Lo que no se puede hacer es incrementar el gasto de forma permanente porque eso sería irresponsable. Un año más tarde o dos se volvería a los mimos problemas de desorden fiscal.

No estamos trabajando para beneficio del Fondo Monetario Internacional. No le vamos a pagar ni un centavo más de lo previsto; y no son grandes montos. Lo que pretendemos es una seriedad en el proceso de consolidación fiscal que le ayude al país a salir y fortalecerse de forma permanente.

¿ A dónde se va a destinar los recursos adicionales por los altos precios del petróleo?

Por un lado, se destinará a pagar deudas con las seguridad sociales, sectores de salud y proveedores del Estado. Cuando uno paga deudas, eso significa que ese beneficiario paga a alguien más. Los ingresos extraordinarios también está permitiendo reducir las necesidades de financiamiento del Estado ecuatoriano y no tener que ir a endeudarse caro en otros lados.

Pero el mayor enfoque están en temas de inversión social, sobre todo vialidad, y recuperación y fortalecimiento de infraestructura sanitaria y educativa. También se destinarán recursos para temas de seguridad.  Esos son los grandes rubros en los que se gastan los recursos del Estado.

Asimismo, se está haciendo un esfuerzo importante para cubrir  los subsidios a los combustibles y mayores transferencias a los Gobiernos locales.

¿ Qué responde ante los pedidos que el Gobierno tome medidas concretas para reducir el impacto de la inflación, incluso usando los recursos de los altos precios del petróleo?

El Ecuador, como el resto de los países en el mundo, ha sufrido dos crisis en fila. Por un lado, la pandemia y la salida de la pandemia. Y por otro lado, la guerra de Ucrania y el incremento de precios a nivel mundial como aceites, trigo, fertilizantes y varios productos ligados a hidrocarburos.

Uno de los esfuerzos que está haciendo todos los días el Gobierno ecuatoriano es que en realidad, desde el mes de octubre de 2021, se decidió congelar el precio de la gasolina extra y el diésel. Esos son los combustibles que más se consumen. Lo que sigue con ajustes mensuales es la gasolina súper, que la consumen 5% de los usuarios. El congelar estos precios, el mantener estables estos precios, ha permitido algo que quizá es más difícil de percibir, pero es importante, y es que el Ecuador está con un nivel de inflación mucho más bajo que la mayoría de países del mundo. Este rato tenemos la segunda inflación más baja del continente americano.

El hecho de que en Ecuador la inflación esté relativamente baja, aunque es cierto que ha tenido un apreciable incremento al 3,38%, en parte se debe al esfuerzo de congelar precios de los combustibles más consumidos. Ese no es un esfuerzo pequeño. El Estado ecuatoriano va a destinar un monto muy cercano a los $3.000 millones en subsidios para diésel ,gasolina extra, gas de uso domestico y fuel oil. Estaba presupuestado alrededor de $1.400 millones y vamos a gastar más del doble.

A parte de eso, se ha estado trabajando en temas más puntales. Desde el ministerio de Agricultura se está avanzando en ciertos temas de urea para pequeños agricultores. El Estado ha lanzado desde inicios de año un programa de crédito al 1% para pequeños productores con una tasa subsidiada.

Todo esto ayuda justamente a los sectores que más sufren. No digo que sea solución perfecta. No digo que todo se esté enfrentando; pero se está apuntando a los sectores que más lo necesitan.

¿ Es viable el pedido de la Conaie con respecto a reducir aún más el precio de los combustibles congelados desde octubre de 2021?

Ahí hay un problema de fondo. Ya gastamos $3.000 millones en subsidios. Esos subsidios ya tiene algunos problemas porque son generalizados, llegan a todo el mundo y no necesariamente están focalizados. Los subsidios también favorecen al contrabando y el narcotráfico. Los precios de la gasolina extra y el diésel ya son muy bajos a nivel internacional, y están en cerca de la mitad de los equivalentes en Latinoamérica. En Europa valen tres veces más.

Ya hay un esfuerzo muy fuerte en ese sentido, y no es sostenible fiscalmente, y tampoco es justo socialmente, ir más abajo. La Conaie, y varios movimientos sociales siempre han apoyado el tema ecológico; pero todos los movimientos de transición ecológica en el mundo están más bien apoyando que se incremente los precios de los combustibles fósiles. Hay una cierta contradicción ene defender una cosa y apoyar en realidad a otros sectores. (JS)

 

La lucha contra la inflación es de mediano y largo plazo

Bolsillo. El aumento de precios de productos básicos preocupa a los ciudadanos.

El Gobierno ya redujo a cero los aranceles de los insumos más importantes y subsidia los combustibles más usados en el país.

En medio del creciente descontento social y el paro impulsado por la Conaie, se hace cada vez más evidente el impacto de la inflación en el bolsillo de los ecuatorianos.

Se levantan reclamos para que el Estado aumente más el gasto social o para que suba el ya elevado subsidio a los combustibles más utilizados, como las gasolinas extra y súper.

El ministro de Economía, Simón Cueva, explicó que se ha ordenado la casa para, precisamente, destinar más dinero a los bonos y ayudas sociales. También para pagar deudas pendientes con sectores como la salud pública y el IESS. Para eso se tiene presupuestado un gasto total de al menos $1.200 millones.

A eso se suman los esfuerzos para fortalecer el monto invertido en las áreas sociales en su conjunto). Hasta finales de 2022, el objetivo es llegar a los $14.303,39 millones. De ese total, más del 71% se va en bienestar social ($1.981,66 millones), Salud ($3.377,33 millones) y Educación ($4.856,43 millones).

Cueva recalcó que una de las razones de fondo por las que Ecuador tiene la segunda inflación más baja de la región es que, desde octubre de 2021, se congelaron los precios de la gasolina extra y el diésel.

“Desde el mes de octubre se decidió congelar los precios de las gasolinas extra y diésel. Esos son los productos que más consumen los ecuatorianos. El mantener estables estos precios ha permitido algo que quizá es más difícil de percibir. Ecuador tiene una de las inflaciones más bajas del mundo y la segunda más baja del continente americano”, dijo.

Ese esfuerzo, de acuerdo con el ministro, representará al menos $3.000 millones de gasto adicional solo durante este año. El presupuesto inicial era de menos de la mitad.

Con respecto al pedido de la Conaie sobre reducir aún más los precios congelados de la extra y el diésel, Cueva puntualizó que es completamente inviable y restaría recursos para las mismas áreas sociales que se dice defender.

El funcionario recalcó que se sigue trabajando en optimizar las ayudas sociales, las cuales cubren al 30% más pobre de la población.

“Se han tomado medidas para reducir el impacto en los sectores más vulnerables. No todo está resuelto. Hay cosas que seguir mejorando en temas de calidad y eficiencia de gasto, pero no se ha descuidado al sector social”, afirmó.

Ayudas directas

Alberto Acosta Burneo, editor de la revista Análisis Semanal, recordó que la mayor parte de la inflación que estamos viviendo es importada, sobre todo en productos como trigo, petróleo y todos sus derivados, fertilizantes y plásticos.

“No tiene una causa monetaria como en otros países, es decir, no es resultado que el Gobierno de turno esté imprimiendo billetes para gastar más. Donde más campo de acción tiene el Gobierno es en el apoyo del abastecimiento de fertilizantes, y en programa de abastecimiento subsidiado de fertilizantes para pequeños agricultores”.

Con esto coincidió Santiago García, docente de la Universidad Central y presidente del Colegio de Economistas de Pichincha, quien añadió que esas ayudas deben ser temporales y bien focalizadas.

El ministro Cueva aseguró que desde el ministerio de Agricultura se trabaja para importar y entregar fertilizantes y urea a más bajo costo. Sin embargo, todavía no hay anuncios concretos.

Reducción de aranceles

Organismos como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ha recomendado que, para reducir el impacto de la inflación y el aumento de la pobreza, se establezcan medidas como la eliminación de impuestos y aranceles.

Ante consulta de LA HORA, la Subsecretaría de Desarrollo Industrial y Territorio del Ministerio de Producción explicó que, desde 2021, la mayoría de los insumos que han sido afectados por la subida internacional de precios no cuentan con aranceles.

“Por ejemplo, fertilizantes, urea y otros insumos agrícolas tienen arancel cero.  La última reforma hizo mucho énfasis en reducir aranceles para materias primas, insumos y bienes de capital.   Hay muy pocas excepciones, cuyos productos finales podrían mantener aranceles bajos todavía, pero eso responde a sensibilidades de producción nacional.  Es decir, los insumos más importantes para la producción agrícola ya están libres de cargas”, se detalló.

Por otro lado, para la reducción de aranceles de bienes terminados, desde el Ministerio de Producción se recalcó que la mejor forma es a través de acuerdos comerciales.

Las soluciones de fondo son de largo aliento

Santiago García, docente de la Universidad Central y presidente del Colegio de Economistas de Pichincha, explicó que para fortalecer la débil estructura productiva del país, y reducir las ineficiencias que aumentan los costos de producción, se deben realizar al menos dos medidas de mediano y largo plazo.

Por un lado, se debe consensuar una buena política de precios mínimos. “Esa política debe establecer precios de sustentación, pero de mutuo acuerdo y que sea flexible, de acuerdo con las circunstancias. Es decir, no controles de precios, pero sí condiciones mínimas que sean cumplidas por todos”, dijo.

Por otro lado, de la mano de la fusión de la CNF y Banecuador, se debe capitalizar a toda la banca pública para que pueda ofrecer verdaderos créditos productivos. De lo contrario, esa fusión solo será un cambio de membrete.

A todo eso se debe sumar asistencia técnica y el indispensable fomento a la asociatividad.

Gobierno aumenta las transferencias mensuales a los GADS en 11%

La deuda heredada con los Gobiernos locales se ha reducido en más de la mitad y los pagos corrientes están al día.

Este 7 de junio de 2022, Durante una rueda de prensa, Simón Cueva, ministro de Economía, explicó que, como consecuencia de la reactivación y los mejores ingresos fiscales, se ha deciddido aumentar en 11% las transferencias mensuales a los Gobiernos locales.

Asi, se pasará de de $243 millones a $270 millones. En total, de un presupuesto inicial de
$2.939 milllones, ahora se proyectan pagos de   $3.153 millones hasta finales de 2022. Esto representa un incremento de $214 millones o un 7,29% adicional.

«Los GADs van a tener más recursos para obras y otros gastos, y así mejorar los servicios a la población. Es importante que hagan un esfuerzo de mayor transparencia en sus cuentas y optimización de los recuross. Esto con el fin de que puedan ayudar en temas importantes como seguridad», dijo Cueva.

El ministro recordó que cada cuatro meses se hace una reliquidación de los valores a pagar; y durante las tres revisiones de este Gobierno siempre se ha dado más de lo presupuestado.

La mayor cantidad de las asignaciones viene  por el llamado Modelo de Equidad Territorial. Esto se alimentan del  21% de los ingresos permanentes (impuestos) y el 10% de los no permanentes ( petróleo). A través de una
formula, establecida en una ley de 2010, se determina cuanto recibe cada GAD de acuedo a tamaño, ubicación, necesidades básicas insatisfechas, entre otros.

La deuda heredada se ha reducido a menos de la mitad

Cueva puntualizó que cuando asumieron el poder había varios meses de atraso con los Gobiernos locales. Sin embargo, aseguró que el esfuerzo de poner orden en la casa ha permitido estar actualmente al día.

Así, por ejemplo, a partir de una sentencia de la Corte Constitucional, se ha ido pagando los valores pendientes por devoluciones de IVA.

De casi $500 millones de deuda heredada, ahora se tiene pendiente $214 millones.

Con respecto a los $60 millones que reclamaba Cynthia Viteri, durante la reunión de los GADs con el presidente Lasso, el minstro recalcó que esa cifra se debe dividir en dos.

Por un lado, $27 millones corresponden a devoluciones de IVA; pero el resto no es deuda, sino la asignación de mayo de 2022 que debe cancelarse este junio.

» En lo que del Gobierno actual, el muncipo de Guayaquil ha recibido transferencias por $305 millones. En las tres reliquidaciones ha recibido alzas del presupuesto del 4,5%, 2% y 8,7%», aseveró Cueva. (JS)

¿Qué tan desordenada recibió Guillermo Lasso la casa cuando asumió el poder?

Hace más de un año, el ministros saliente Mauricio Pozo, y Simón Cueva como entrante, daban una imagen de transición ordenada

El discurso, para justificar la gestión durante el primer año, ha sido que se tuvo que arreglar el desorden heredado para luego poder ejecutar más obras y acciones. Sin embargo, altos cuadro del anterior Gobierno ha comenzado a cuestionar ese discurso.

El pasado 11 de mayo de 2022, durante una rueda de prensa con el fin de explicar el primer año de funciones, el actual ministro de Economía, Simón Cueva, aseguró que hace un año heredaron una caja fiscal muy apretada y tenían dificultades cada fin de mes para pagar sueldos, para asegurar la vacunación exitosa para todos los ecuatorianos y para financiar las transferencias.

“Teníamos atrasos importantes con varias entidades del Estado. Poco a poco se ha ido ordenando la casa para tener más recursos y para asegurar un gasto ordenado; reducir atrasos y deudas, y para ir fortaleciendo la situación fiscal”, afirmó.

El discurso oficial, con el fin de justificar los reclamos por la falta de resultados tangibles para los ecuatorianos en temas de empleo y calidad de servicios público, ha sido que se heredó una situación donde no sabía con exactitud ni siquiera a quienes y cuánto se debía. Por eso, los primeros 12 meses fueron de depuración e ir dejando las cuenta claras.

Sin embargo, en unas declaraciones del 5 de mayo de 2021, a pocos días de la transición de mando, el ex ministro Mauricio Pozo aseguraba que todos los días se reunía con el en ese entonces presidente electo Guillermo Lasso y con el virtual ministro entrante Simón Cueva.

“Las finanzas deben tener mucha fortaleza, pero están en orden. Está todo sobre la mesa, aquí no hay nada oculto. Que vean todo lo que quieran ver”, dijo en ese momento Lasso.

Más de un año después, el mismo Pozo, de alguna manera recordando sus declaraciones cuando estaba en curso la transición, cuestiona duramente el relato del Gobierno de Lasso sobre que todo lo que heredaron estaba mal y costó el 25% del periodo presidencial solo en arreglar las cosas y cambiar el rumbo.

«¿La economía estaba tan mal ? Dejamos el acuerdo con el FMI que lo mantiene el actual Gobierno; reservas internacionales de $7.000 millones y bajamos el déficit fiscal de $7.000 a 4.000 millones para el 2021. ¿Era malo y ahora es bueno? Se aprobaron leyes como la de Defensa de la Dolarización y de anti corrupción. ¿Si todo estaba tan mal manejado, por qué entonces siguen misma la ruta?», puntualizó Pozo.

Apenas tres días antes de la posesión de Lasso, es decir el 20 de mayo de 2021, en una rueda de prensa conjunta, en donde se repetían mensajes de transparencia y de herencia ordenada, el ex ministro incluso le entregó los borradores de cinco reformas estructurales a Cueva: tributaria, seguridad social, mercado de valores, arancelaria y laboral.

Las actuales autoridades no han explicado si esos borradores sirvieron al menos de insumos para los proyectos que han estado trabajando. Durante el primer año en el poder, solo se concretaron la reforma tributaria y rebajas arancelarias impulsadas desde el ministerio de Producción a cargo de Julio José Prado.

En otros sectores también se cuestiona el discurso oficial

La salida de Juan Carlos Bermeo, luego de ser el primer ministro de Energía de Lasso, además de estar envuelta en una red de intereses y disputas políticas relacionadas con temas sensibles como la renegociación de contratos petroleros, también se debió a los desacuerdos con el discurso casi fundacional del actual Gobierno.

Bermeo, que fue viceministro de hidrocarburos y gerente de Petroamazonas durante la anterior administración de Lenín Moreno, chocaba constantemente con las afirmaciones oficiales de que por primera vez se está transparentado la venta de crudo y mejorando las condiciones de comercialización.

Fernando Santos Alvite, quien fue asesor cercano de último ministro de Moreno en el área energética (René Ortiz, ha asegurado en los últimos días que se habían dejado procesos en marcha sobre temas como la concesión de la Refinería de Esmeraldas y nuevas rondas petroleras. Sin embargo, en un año no se han producido avances de ningún tipo.

Además, ha recordado que ya en el tiempo de Carlos Pérez, otro de los ministro de Energía de Moreno, se comenzaron a utilizar el mecanismo de las ventas spot de crudo ecuatoriano, con el fin de transparentar los procesos.

En varias ocasiones, incluso en su discurso a la nación del 24 de mayo de 2022, el actual presidente Lasso ha resaltado que por primera vez se están «rompiendo las cadenas» en la comercialización del petróleo ecuatoriano; pero funcionarios que fueron claves en la anterior administración consideran que ahora no se está inventando nada nuevo, sino continuando y profundizando procesos que ya estaban en marcha.

Por su parte, en su carta de renuncia a la dirección del Servicio de Rentas Internas (SRI), Marisol Andrade, aseguró que con su gestión desde 2018 se consiguieron varios hitos en la lucha contra la evasión de impuestos: convenios de intercambio de información con el Foro de Transparencia Global y Panamá; creación de la unidad de grandes contribuyentes.

Con ese mensaje, la ahora ex funcionaria, también se sumó de alguna manera a los cuestionamientos de que el  actual Gobierno  solo recibió desorden y nada rescatable en marcha. Sin embargo, Lasso reemplazó a Andrade con Francisco Briones, quien es hombre de su entera confianza. La consigna es que se presenten resultados más visibles en la lucha contra los evasores. (JS)

 

 

 

Avión presidencial fue vendido a Colombia

El ministro de Economía confirmó la venta del avión a la Fuerza Aérea de Colombia.

En 2008, el Ecuador pagó $28 millones por el avión presidencial durante la administración de Rafael Correa.

El septiembre de 2021, el presidente Guillermo Lasso dispuso poner en venta el avión presidencial Legacy EMB.153BJ,  y para ello suscribió el Decreto Ejecutivo 180. Entre los justificativos se señaló que actualmente el Ecuador cuenta con dos aeronaves destinadas al transporte del mandatario.

Ocho meses después de ese anuncio del jefe de Estado, el ministro de Economía y Finanzas, Simón Cueva, dijo este 16 de mayo de 2022,  en una entrevista en el canal de televisión Teleamazonas, que la aeronave fue transferida a la Fuerza Aérea de Colombia.

“Efectivamente, el avión presidencial se vendió a la Fuerza Aérea Colombiana y, próximamente, deberíamos recibir los recursos que irán destinados a la caja fiscal”, señaló el secretario de Estado. No dio detalles sobre en cuánto se cerró la venta.

En 2008, el fisco ecuatoriano pagó 28 millones de dólares por el avión presidencial Legacy EMB.153BJ durante la administración del expresidente Rafael Correa. (SC)

Deudas heredadas y gasto social son los principales destinos de los mayores ingresos fiscales

HECHO. El ministro de Economía, Simón Cueva, aseguró que el gasto público se está controlando con eficiencia.

El ministro de Economía defendió el manejo fiscal y aseguró que está dedicado a reducir el déficit y a gastar con orden en lo prioritario.

A pesar de las críticas, el ministro de Economía, Simón Cueva, aseguró que el Gobierno está dedicando a bajar el déficit fiscal mientras faltan recursos para servicios públicos, medicinas o el registro civil.

Según el funcionario, los recursos adicionales que llegan a través de más impuestos e ingresos petroleros, se priorizan para cubrir obligaciones pasadas.

“Esto es importante para la ciudadanía porque permiten pagar atrasos a proveedores de salud, permite pagar al IESS, permite que los GAD (Gobiernos Autónomos Descentralizados) tengan más recursos para obra pública. Se ha hecho un gran esfuerzo por ordenar la casa, pero también por ir cumpliendo con todo lo que no se pagó en otros gobiernos”, dijo

Cueva recalcó que esos pagos son reales y se han reflejado en los mayores niveles de ventas de recaudación tributaria, de actividad económica y empleo.

Reconoció que la inversión pública ha tenido baja ejecución al inicio de 2022; pero se está trabajando todos los días para acelerar procesos.

“Todos los días trabajamos con los ministerios. Con salud, educación, vialidad para ir liberando cada mes más recursos y acelerando los procesos. Siempre toma un tiempo que los procesos sean ordenados, se hagan de manera transparente y con licitaciones ordenadas y controles adecuados”, puntualizó.

Agregó que, en el gasto social amplio, que no solo incluye bonos sino también salud y educación, se destinarán más de $12.000 millones en 2022. Eso representará el mayor gasto acumulado en los últimos 14 años.

“Medio millón más de familias ecuatorianas reciben transferencias del Estado. Estamos haciendo un esfuerzo para que la mayoría de los recursos se orienten al 30% más pobre”, acotó.

Lo que se ha pagado

Cueva aseguró que hace un año heredaron una caja fiscal muy apretada y tenían dificultades cada fin de mes para pagar sueldos, para asegurar la vacunación exitosa para todos los ecuatorianos y para financiar las transferencias.

“Teníamos atrasos importantes con varias entidades del Estado. Poco a poco se ha ido ordenando la casa para tener más recursos y para asegurar un gasto ordenado; reducir atrasos y deudas, y para ir fortaleciendo la situación fiscal”, afirmó.

En el caso de los proveedores privados, la deuda pendiente era de $600 millones. Eso se ha reducido a $225 millones, pero solo $80 millones son cuentas por pagar de este año.

Por otro parte, en 2021, se pagaron $627 millones de cuentas atrasadas con el IESS; y hasta mayo de 2022 se han desembolsado $700 millones más. Estos valores son aparte, según Cueva, de los pagos corrientes que se deben hacer cada mes.

En el tema de la deuda histórica con el fondo de salud, el Gobierno está reconociendo montos que antes estaban en el limbo

Con los Gobiernos locales, en mayo de 2021, el monto pendiente era cercano a los $700 millones. Pero a 30 de abril de 2022, las cuentas por pagar se han reducido a $370 millones.

“La deuda en este periodo de gobierno ha sido cubierta. Nos falta todavía algunos temas de deuda histórica El año pasado se pagaron $224 millones por devolución del IVA. Queda $120 millones más. Este año se reducirá más de la mitad”, aclaró Cueva. (JS)

La inversión pública será mayor a los $1.800 millones en 2022

El plan anual de inversiones, según el ministro de Economía, Simón Cueva, será de $1.870 millones para este 2022. Ese nivel es 19% mayor al de 2021, porque antes se registraban cosas que no eran inversión. “Se incluía una parte que eran sueldos o transferencias de bonos. Lo que parecía una inversión más alta el año pasado en realidad tenía componentes que no eran. Se reclasificaron cerca de $1.500 millones en gastos”, dijo.

Al monto presupuestado, se añadirán al menos $160 millones más de los excedentes petroleros para apuntalar las obras emergentes de viabilidad.

La importancia de corregir desequilibrios fiscales

El ministro de Economía, Simón Cueva, recalcó que es vital seguir reduciendo los desequilibrios fiscales, porque el déficit fiscal tiene como espejo la deuda pública.

“Mientras más déficit fiscal tengo, mayor deuda tengo que acumular, mayor endeudamiento tengo que tomar. Esa no es una senda sostenible para ninguna economía. A largo plazo tenemos que dejar un país más sano, más fuerte”, aseveró.

En 2021, el Gobierno redujo el déficit de más del 7% del PIB a un poco más del 4% del PIB. Para 2022, se espera cerrar con alrededor del 2%, es decir, entre $2.100 y $2.200 millones.

“El mejorar la situación fiscal permite que las necesidades de financiamiento se vayan reduciendo, que las obligaciones futuras de deuda se vayan reduciendo y, por lo tanto, el Ecuador vaya poco a poco destinando menos recursos a pagar deuda y más recursos a gasto social, servicios públicos y a ir mejorando la calidad de la economía ecuatoriana”, puntualizó Cueva.

Finalmente, en el marco de la noticia de que se pasó con éxito la más reciente revisión del Fondo Monetario Internacional (FMI), el funcionario aclaró que este 2022 solo se pagará alrededor de $60 millones de intereses a ese multilateral. Esto para desmentir que se esté reduciendo el déficit fiscal para pagarle a esa institución.

 

 

Pagos de deudas heredadas

24 de mayo 2021 a 8 de mayo 2022
Beneficiario Monto
IESS $1.327 millones
Gobiernos locales $554 millones
Proveedores privados $375 millones