Más de 1.000 detenidos en protestas en Rusia contra la movilización parcial

Manifestantes contra Putin fueron detenidos, hoy.

Las protestas, en más de 30 ciudades, fueron por el llamado a los reservistas. La Fiscalía de Moscú advirtió de duras condenas para los manifestantes. 

Más de 1.000 personas han sido detenidas hoy en Rusia en la protesta convocada por un movimiento pacifista contra la movilización parcial decretada este miércoles por el presidente ruso, Vladimir Putin, para hacer frente a las derrotas sufridas en el campo de batalla en Ucrania.

«A las 18:36 GMT ya hubo más de 1.113 personas detenidas en 38 ciudades«, señaló la organización independiente OVD-Info, que hace seguimientos de arrestos y ha sido declarada agente extranjero en Rusia.

La organización de derechos humanos da cuenta de detenidos en Moscú, San Petersburgo, Yekaterimburgo, Perm, Ufá, Krasnoyarsk, Cheliábinsk, Irkutsk, Novosibirsk, Yakutsk, Ulán-Udé, Arjángelsk, Korolev, Voronezh, Zheleznogorsk, Izhevsk, Tomsk, Salavat, Tiumén, Volgogrado, Petrozavodsk, Samara, Surgut, Smolensk, Bélgorod y otras ciudades.

La Fiscalía de Moscú advirtió que castigará con hasta 15 años de cárcel la organización y participación en acciones ilegales.

También se castigará administrativa o penalmente difundir llamamientos a participar en acciones ilegales o a realizar otros actos ilegales en las redes sociales.

También se castigará hacer llamamientos a los menores de edad a participar en actos ilegales.

En la capital hubo al menos 409 detenidos y en San Petersurgo al menos 444, según la misma fuente.

En el centro de Moscú, donde hubo cientos de manifestantes en la calle Arbat, las detenciones por parte de los antidisturbios comenzaron nada mas arrancar la protesta, según pudo comprobar Efe.

Los congregados gritaron «no a la guerra» entre aplausos y «Putin a la trinchera».

Un manifestante con un cartel de protesta fue arrestado enseguida por los agentes y se lo llevaron.

Otros coreaban «la Policía es la vergüenza de Rusia».

«¿Por qué hacen esto si a ustedes mañana mismo los van a mandar a la guerra de Ucrania?», se dirigieron algunos a los agentes.

«¿Morir por qué, a santo de qué?», añadieron.

Entre los cánticos también se podía escuchar «vida para nuestros niños», en referencia a las declaraciones del jefe del Comité de Defensa de la Duma o Cámara de Diputados, Andréi Kartapólov, de que los primeros movilizados serán suboficiales de reserva de menos de 35 años y oficiales de menos de 45 años.

Los ciudadanos intentaron crear cadenas humanas para evitar las detenciones, mientras que los policías crearon cordones para impedir el paso de los manifestantes, que tienen la intención de bajar por la calle Arbat hasta llegar al Ministerio de Exteriores.

Poco después las fuerzas del orden comenzaron a despejar la zona y empujar a los manifestantes hacia el comienzo de la calle peatonal. (EFE)

Rusia impone millonaria multa a Google por no eliminar «contenido prohibido»

Rusia estaría por censurar YouTube, de Google.

La Justicia rusa consideró que la plataforma no eliminó contenido prohibido. 

La Justicia rusa impuso este lunes una multa de 21.700 millones de rublos (unos 375 millones de dólares) a Google por no restringir el acceso a contenidos «prohibidos», tal y como estipula la legislación local.

«Reconocer culpable a Google de infracción administrativa e imponer una multa de 21.770.392.317 rublos», dice el veredicto judicial, citado por la agencia Interfax.

Indica además que la elevada multa se impone por una infracción recurrente de Google.

El pasado diciembre un tribunal moscovita ya condenó a Google a desembolsar 7.220.000 millones de rublos (casi 99 millones de dólares) por infringir la legislación local.

A su vez, otra corte moscovita hizo lo propio con Meta, propietaria de Facebook, condenada al pago de una sanción de 1.990.000 millones de rublos (unos 2,7 millones de dólares).

En marzo, poco después del inicio de la campaña militar rusa en Ucrania, Meta fue reconocida como organización extremista y prohibida en Rusia.

Esta es la segunda vez que Google, amonestado en varias ocasiones por incumplimiento de las leyes rusas, recibe una multa de un monto tan elevado, calculado en base a los ingresos del gigante informático, según las autoridades rusas.

Rusia mantiene también restringido el acceso a redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram y no descarta el bloqueo de la plataforma de vídeos online YouTube, que pertenece a Google y que bloqueó a mediados de marzo los canales de medios estatales rusos, como Russia Today (RT), Rossía 24 o Sputnik. (EFE)

Detenida en Rusia Marina Ovsyannikova, la periodista que protestó en directo contra la guerra en Ucrania

El presidente de Rusia, Vladimir Putin.

La periodista interrumpió, en marzo, un programa para denunciar la invasión rusa y, hace pocos días, protestó en la calle.  

La Policía de Rusia ha detenido a la periodista Marina Ovsyannikova, quien en marzo interrumpió un programa en directo para denunciar la ofensiva militar rusa contra Ucrania, según varias publicaciones en sus cuentas en redes sociales.

«Marina ha sido detenida. Se desconoce la información sobre su paradero», indica un mensaje en su cuenta en Instagram, donde además hay publicadas fotografías en las que se la ve junto a dos agentes y un vehículo policial. Las imágenes han sido igualmente publicadas en su cuenta en Telegram.

La detención ha tenido lugar apenas unos días después de que Ovsyannikova realizara una protesta en solitario cerca del Kremlin con una pancarta en la que volvió a denunciar la invasión de Ucrania y criticar al presidente del país, Vladimir Putin.

Asimismo, la periodista publicó durante la jornada del domingo un largo mensaje en su cuenta en Instagram en el que dijo que «no tiene miedo a ser arrestada» y subrayó que «estos monstruos inmorales que comenzaron una guerra pueden hacer cualquier cosa a cualquier persona decente en Rusia».

En este sentido, incidió en que su última protesta tuvo relación con el reciente bombardeo contra la ciudad ucraniana de Vínistia (centro) y denunció que «los medios de comunicación y propaganda no dijeron una palabra sobre la muerte de niños» en dicho bombardeo.

Asimismo, destacó que más de 350 niños han muerto en el marco de la guerra y se preguntó «cuántos niños más deben morir para que las tropas rusas dejen de bombardear Ucrania». «Estos niños se han convertido en simples peones en una feroz lucha por el poder, la influencia, los gasoductos y los puertos de grano», zanjó.

Ovsyannikova, que trabajaba para el Canal 1, interrumpió el 14 de marzo las emisiones con una pancarta protestando contra la invasión, a pesar de la prohibición del Kremlin a los periodistas de hablar de «guerra» a lo que las autoridades rusas denominan como «operación especial» en el país vecino. Por ello, fue condenada a una multa de 30.000 rublos (255 euros) por «organizar un acto público sin autorización». (Europa Press)