Pablo Romero quiere salir de prisión y el correísmo lo apoya

Proceso. Romero fue extraditado, a inicios de 2021, de España a Ecuador por una alerta de Interpol.

La audiencia de apelación a la sentencia de nueve años por el secuestro del activista político, Fernando Balda, se instaló ayer.

Las publicaciones en redes sociales iniciaron el lunes por la mañana. Miembros del correísmo usaron el hashtag #PabloRomeroInocente en Twitter y compartieron mensajes contra  la sentencia que lo condenó, en primera instancia, a nueve años de prisión. Videos, fotos, textos se usaron en los tuits para deslegitimar todo lo actuado en el proceso legal por el secuestro en contra del político Fernando Balda.

Asambleístas de la Revolución Ciudadana (correísmo) enviaron 232 mensajes la noche del lunes y la mañana del martes. Trolls retuitearon y comentaron el contenido. Ahí se observó, por ejemplo, un texto que subió el asambleísta Fausto Jarrín, abogado del expresidente Rafael Correa, sobre posibles amenazas a Romero para que declare en contra del exmandatario.

“Santiago Cuesta, otro mimado de Moreno y su gobierno, amenazó a Pablo Romero con estas palabras: van a llover las acusaciones, cada una de ellas son como mínimo 4 o 6 años. El caso Balda de un fraude y su sentencia es nula”. Acompañó su tuit de un video, con una entrevista editada en la que aparece Cuesta.

 Asambleístas hacen barras a Romero

Mensajes similares los compartieron las asambleístas correístas Pamela Aguirre, Luisa González, Ricardo Ulcuango y Patricia Nuñez. La línea era la misma: que Pablo Romero fue condenado con irregularidades. También se activó una cuenta denominada PabloRomeroInocente que compartía contenido sobre el caso y supuestas pruebas que los jueces no tomaron en cuenta.

No es la primera vez que se involucran miembros del legislativo en este caso. La legisladora Sofía Espín fue destituida en 2018, por incompatibilidad de funciones al visitar en la cárcel a la exagente de Inteligencia, Jéssica Falcón, implicada en el secuestro. El Pleno de entonces tomó en cuenta el informe de la Comisión Multipartidista, que cerró la investigación y recomendó su destitución.

Romero insiste en su inocencia

La audiencia de apelación a la sentencia por el secuestro de Balda se instaló ayer, 4 de enero de 2022. Juan Carlos Perea, abogado de Romero Quezada, exsecretario Nacional de Inteligencia (Senain), insistió en la inocencia de su cliente.

La víctima, Balda, conversó con LA HORA y señaló que estos recursos son “intentos desesperados” para evitar que la sentencia sea ratificada. El objetivo final, aseguró, es que la Fiscalía tenga más elementos que apunten a Rafael Correa, a quien Balda lo relaciona directamente con el plagio que sufrió en Bogotá hace 10 años.

Durante la audiencia, Perea señaló que los hechos ocurridos en Colombia ya prescribieron porque los cargos contra Romero se formularon en 2018 (ver línea de tiempo). “Si los hechos ocurrieron en el 2012 se tenía que formular cargos en el 2017. Esto no sucedió y el caso está prescrito”.

Justicia. Ayer se instaló la audiencia de apelación pedida por Romero para salir de prisión.
Justicia. Ayer se instaló la audiencia de apelación pedida por Romero para salir de prisión.

 Una palabra podría cambiar la sentencia

Por otro lado, a criterio del abogado, el tribunal que dictó la sentencia en primera instancia confundió el término “malos tratos” con “maltrato”. Y negó que haya existido tortura contra Balda. “Esos tratos no existieron en los hechos de Colombia”.

La importancia de definir si hubo malos tratos radica en el tiempo de la sentencia. Si se demuestra que no hubo tortura, el tribunal puede cambiar su decisión y bajar la pena de nueve años por secuestro agravado.

Balda ratificó que fue torturado y que durante el proceso se adjuntan partes policiales que establecen moretones, hematomas y que incluso hay un documento en el que se indica la presencia, en el vehículo que se usó para su secuestro, de un trapo con cloroformo para dormir y secuestrar. Además, indicó que “ese argumento de la defensa de Romero” carece de lógica porque el resto de participantes del secuestro ya testificaron y se declararon culpables.

Para Balda también resulta sospechoso que la Defensa de Romero no haya presentado como prueba para su apelación un testimonio del exagente de Inteligencia, Raúl Chicaiza. En 2020, el entonces abogado del exjefe de Inteligencia, Stalyn Oviedo, dijo que Chicaiza habría dado a conocer desde Argentina “hechos relevantes que determinan una coacción contra él en la causa”. Ese hecho, a su decir, invalidaría el testimonio anticipado, que se usó para condenar a Romero.

Romero continuará en la cárcel

Pablo Romero, exdirector de Inteligencia del correísmo, ya tuvo una primera derrota jurídica, ayer. Antes de que se instale la audiencia de apelación, un tribunal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) presidido por la jueza Mercedes Caicedo, no acogió el pedido de caducidad de la prisión preventiva.

La jueza indicó en su falló que, desde la detención hasta que se dictó la sentencia pasaron 194 días, por lo que se incumplió con lo que establece la ley; es decir, que Romero haya estado en detención más de un año. Por eso, él continuará recluido en la cárcel de El Inca, en Quito.