Moda circular: ¿cómo reciclar ropa usada?

Cambiar los hábitos de consumo en tema de ropa puede ayudar a la naturaleza.

El reciclaje de la ropa es necesario para combatir el calentamiento global. 

Si eres fan de la ropa te habrás dado cuenta del efecto ‘fast fashion’. Este término se refiere a las marcas de ropa que renuevan sus colecciones con más rapidez. Esto incita al consumo y a tener en el clóset cosas que has usado una  o máximo dos veces.

En primer lugar, esto hace cuestionable los hábitos de compra, pero también cómo se aporta con gases de efecto invernadero desde la industria textil.

Es por eso, que nace la tendencia del reciclaje de la ropa, que es una de las soluciones al calentamiento global.

El primer paso para la prevención de la generación de residuos textiles es realizar un consumo responsable:

  • Elegir materiales como el lino, porque requieren menos agua y fertilizantes para crecer, o el algodón orgánico
  • Adquirir prendas fabricadas con fibras recicladas
  • Comprar ropa de segunda mano
  • Cuidar tu ropa no solo la conserva durante más tiempo, sino que también ahorra dinero y limita tu impacto en el medio ambiente.
  • Lava menos y elige detergentes con etiqueta ecológica para no limitar la emisión de sustancias tóxicas a los océanos;
  • Ahorra agua y energía lavando la ropa a solo 30°C y evitando el uso de la secadora
  • Repara tu ropa y dale una segunda vida. Ese ‘huequito’ en la tela se puede coser.
  • Antes de comprar: ordena tu ropa y clasifícala.
  • Vender la ropa usada: en línea a través de aplicaciones o sitios web, en un depósito de venta que se encargue de revenderla por ti, u organizando una venta de garaje.
  • Donar la ropa vieja: después de haberla enseñado a los familiares, es posible donarla a asociaciones que la redistribuirán a personas necesitadas.
  • Fuente: climate.selectra.com 

DATO: El 17 de mayo es el día mundial del reciclaje

En Ambato se impulsa la cultura del reciclaje

Aporte. El objetivo es incentivar una cultura de reciclaje en Ambato.

Con el objetivo de implementar e incentivar una cultura de reciclaje en Ambato, se desarrollará el concurso denominado ‘Recicla y gana’ para conmemorar el Día del Reciclaje.

El evento se desarrollará este martes 17 de mayo de 2022 y está organizado por la Empresa Pública Municipal para la Gestión Integral de Desechos Sólidos de Ambato (Gidsa).

Este va dirigido para la ciudadanía en general y dividido en las siguientes categorías: instituciones públicas, instituciones privadas, instituciones educativas y personas particulares.

TOME NOTA 
El 17 de mayo de cada año se celebra el Día Mundial del Reciclaje con el objetivo de concienciar a la sociedad acerca de la importancia que tiene tratar los desechos como corresponden, para proteger el medio ambiente.

Detalles

El material reciclable que se ha considerado para el concurso corresponde a papel, cartón, tetra pack y plástico.

Todo el material que entregarán los concursantes será pesado en su totalidad, en presencia del representante de la institución inscrita, y el participante que mayor pesaje obtenga será el ganador, de acuerdo a la categoría a la que pertenezcan.

Las personas o instituciones interesadas en participar deben ingresar a la página web institucional, www.epmgidsa.gob.ec y llenar el formulario que se encuentra publicado.

Los participantes deben entregar todo lo reciclado de 11:30 a 12:00 del martes en las instalaciones de la Gidsa, en las calles César Augusto Salazar y José Cobo, junto al parque recreacional de Izamba.

El material reciclable, que se reciba en el concurso, será entregado a los recicladores de base que son parte del proyecto.

Las inscripciones para este concurso se recibirán hasta el lunes 16 de mayo de 2022. Para mayor información se pueden comunicar al número 033700310 ext. 8302 o escribir al correo electrónico juquillas@epmgidsa.gob.ec. (FCT)

Crean enzima modificada capaz de descomponer plásticos en horas

Menos del 10% de los plásticos que se producen se reciclan a escala mundial.

Los investigadores que lograron el avance están seguros que este camino es el más conveniente para eliminar los millones de toneladas de plástico que se producen en el mundo cada año.

MADRID. Una variante de enzima creada por ingenieros y científicos de la Universidad de Texas en Austin puede descomponer en horas o días los desechos plásticos que la naturaleza tarda siglos en degradar.

Este descubrimiento, publicado en ‘Nature’, podría ayudar a resolver uno de los problemas ambientales más apremiantes del mundo: qué hacer con los miles de millones de toneladas de desechos plásticos que se acumulan en los vertederos y contaminan tierras y aguas naturales. La enzima tiene la capacidad de potenciar el reciclaje a gran escala, lo que permitiría a las principales industrias reducir su impacto ambiental mediante la recuperación y reutilización de plásticos a nivel molecular.

«Las posibilidades son infinitas en todas las industrias para aprovechar este proceso de reciclaje de vanguardia», dijo en un comunicado Hal Alper, profesor en el Departamento de Ingeniería Química de McKetta en UT Austin. «Más allá de la industria de gestión de residuos obvia, esto también brinda a las corporaciones de todos los sectores la oportunidad de tomar la iniciativa en el reciclaje de sus productos. A través de estos enfoques enzimáticos más sostenibles, podemos comenzar a visualizar una verdadera economía circular de plásticos«.

El proyecto se centra en el tereftalato de polietileno (PET), un polímero importante que se encuentra en la mayoría de los envases de consumo, incluidos los envases de galletas, las botellas de refrescos, los envases de frutas y ensaladas y ciertas fibras y textiles. Constituye el 12% de todos los residuos globales.

La enzima fue capaz de completar un «proceso circular» de descomponer el plástico en partes más pequeñas (despolimerización) y luego volver a unirlo químicamente (repolimerización). En algunos casos, estos plásticos se pueden descomponer por completo en monómeros en tan solo 24 horas.

Investigadores de la Escuela de Ingeniería y la Facultad de Ciencias Naturales de Cockrell utilizaron un modelo de aprendizaje automático para generar mutaciones novedosas en una enzima natural llamada PETasa que permite que las bacterias degraden los plásticos PET. El modelo predice qué mutaciones en estas enzimas lograrían el objetivo de despolimerizar rápidamente el plástico residual posconsumo a bajas temperaturas.

A través de este proceso, que incluyó el estudio de 51 envases de plástico posconsumo diferentes, cinco fibras y telas de poliéster diferentes y botellas de agua hechas de PET, los investigadores demostraron la eficacia de la enzima, a la que denominan FAST-PETase (funcional, activa, PETasa estable y tolerante).

«Este trabajo realmente demuestra el poder de unir diferentes disciplinas, desde la biología sintética hasta la ingeniería química y la inteligencia artificial», dijo Andrew Ellington, profesor del Centro de Sistemas y Biología Sintética, cuyo equipo dirigió el desarrollo del modelo de aprendizaje automático.

El reciclaje es la forma más obvia de reducir los desechos plásticos. Pero a escala mundial, se ha reciclado menos del 10% de todo el plástico. El método más común para deshacerse del plástico, además de arrojarlo a un vertedero, es quemarlo, lo cual es costoso, consume mucha energía y arroja gases nocivos al aire. Otros procesos industriales alternativos incluyen procesos muy intensivos en energía de glucólisis, pirólisis y/o metanólisis.

Las soluciones biológicas consumen mucha menos energía. La investigación sobre enzimas para el reciclaje de plástico ha avanzado durante los últimos 15 años. Sin embargo, hasta ahora, nadie había sido capaz de descubrir cómo hacer enzimas que pudieran operar de manera eficiente a bajas temperaturas para que fueran portátiles y asequibles a gran escala industrial. FAST-PETase puede realizar el proceso a menos de 50 grados centígrados.

A continuación, el equipo planea trabajar en la ampliación de la producción de enzimas para preparar su aplicación industrial y ambiental. Los investigadores han presentado una solicitud de patente para la tecnología y están considerando varios usos diferentes. La limpieza de los vertederos y la ecologización de las industrias que producen muchos desechos son las más obvias. Pero otro uso potencial clave es la remediación ambiental. El equipo está buscando varias formas de llevar las enzimas al campo para limpiar los sitios contaminados.

«Al considerar las aplicaciones de limpieza ambiental, necesita una enzima que pueda funcionar en el medio ambiente a temperatura ambiente. Este requisito es donde nuestra tecnología tiene una gran ventaja en el futuro», dijo Alper. (EUROPAPRESS)

En funcionamiento planta trituradora de llantas

PROCESO. Santo Domingo es pionero en este tipo de proyectos.

Se arman alianzas con otras municipalidades del país para vender el producto final.

Cuidar el medio ambiente, erradicar criaderos para la proliferación de mosquitos y recuperar las riberas de los ríos son algunos de los objetivos que se busca con la planta trituradora de llantas usadas, en Santo Domingo.

Se ha invertido un aproximado de 150 mil dólares para el equipamiento del lugar, que consta de: una extractora de metal para sacar el alambre del neumático, una guillotina y molinos.

El producto final es caucho en grano y en polvo. La primera fase está en marcha y se enfoca a producir el material para dar mantenimiento a las canchas sintéticas.

Procesamiento

El proyecto es impulsado por la empresa pública de Construcción (Ep-Const) y cuenta con el apoyo del consorcio Bio-Planet. Funciona en las instalaciones del complejo ambiental del cantón Santo Domingo, ubicado en el kilómetro 26 de la vía a Quevedo.

Ider Alcívar, director de aseo en Ep-Const, explicó que en cada jornada de trabajo se procesa un promedio de cinco toneladas de llantas y que tienen maquinarias de última tecnología.

La recolección inició hace varios meses. Al momento cuentan con un stock que bordea las 300 toneladas, cantidad suficiente para operar en el 2022.

“No solamente rescatamos lo ambiental, sino también la parte de salud y económica. Recordemos que las llantas que han sido arrojadas recogen líquidos y se hace la proliferación de mosquitos, por ende, se afecta la economía de una ciudad”, expresó Alcívar.

Un equipo de investigadores trabaja sobre los nuevos productos que se pueden elaborar con las llantas desgastadas. Prevén sacar al mercado topes para ciclovías, baldosas de caucho, piso sintético y asfalto de caucho.

Apoyo

El alcalde Wilson Erazo dijo que es la primera municipalidad del país en contar con una planta trituradora de llantas usadas. Explicó que habrá un ahorro, pues al año invertían cerca de un millón de dólares para el mantenimiento de canchas sintéticas.

“Les presento el proyecto, es único y será ejemplo en el Ecuador. En Latinoamérica lo tienen muy pocos países”, expresó el burgomaestre. (JD)

Recolección
Hasta el momento se ha reunido un promedio de 60 toneladas de llantas, que están almacenadas en el complejo ambiental de Santo Domingo. Estos neumáticos fueron retirados en quebradas, ríos y en la vía pública.
Cifra
5 personas trabajan en esta planta.

Ni el 10% del plástico se recicla en el mundo

El plástico se apora del mundo

La producción de plásticos en el mundo se ha cuadruplicado en los últimos 30 años y los residuos que generan se han duplicado con creces entre 2000 y 2019, según la OCDE, que advierte de las carencias en las políticas para evitar que contaminen y de que solo se recicla el 9%.

En su primer estudio de perspectivas sobre el plástico, la Organización para la Cooperación y el Desarollo Económico (OCDE) pide un mayor uso de instrumentos como los llamados «sistemas de responsabilidad ampliada», para imponer obligaciones a los productores respecto a los envases y a los bienes duraderos que ponen en el mercado.

También apuesta por el establecimiento de impuestos que graven los residuos que terminan en los vertederos, por privilegiar los mecanismos de depósito y devolución y por los sistemas de pago por vertido.

Mayores emisiones de efecto invernadero

En 2019 se llegó a una producción global de 460 millones de toneladas de plásticos, que generan el 3,4 % de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los residuos, en ese mismo año, representaron 353 millones de toneladas y casi dos tercios procedían de plásticos con una vida útil inferior a cinco años. De todos ellos, un 40% venían de envases, un 12 % de bienes de consumo y un 11 % de la ropa y los textiles.

Casi la mitad de los residuos de plástico mundiales se generan en los miembros de la OCDE, aunque hay notables diferencias entre ellos: en Estados Unidos la media es de 221 kilos por persona y año, en los países europeos 114 kilos y en Japón y Corea del Sur 69
kilos de media.

La mayor parte de la contaminación que generan se debe a una recogida y eliminación inadecuadas de los de mayor tamaño (los macroplásticos). Pero cada vez son mayor motivo de preocupación los microplásticos (polímeros sintéticos de menos de cinco milímetros de diámetro), muchos de los cuales terminan en el mar.

El plástico, enemigo del planeta
El plástico, enemigo del planeta

91% del plástico no se recicla

La OCDE destaca que aunque el 15 % del plástico se recoge para ser reciclado, un 40 % de esos volúmenes en la práctica no acaban por esa vía y se eliminan como residuos. De forma que el porcentaje de reciclado efectivo se limita al 9 %.

En paralelo, un 17 % del plástico se incinera, un 46 % va a los vertederos y el 22 % escapa a los sistemas de gestión y termina en vertederos incontrolados o se quema en fosas o -todavía peor- contamina el medio terrestre o acuático, «especialmente en los países más pobres».

En 2019, se filtraron a los medios acuáticos 6,1 millones de toneladas de residuos plásticos y 1,7 millones de toneladas llegaron a los océanos. Se calcula que hay 30 millones de toneladas acumuladas en los mares y otros 109 millones de toneladas en los ríos, lo que significa que durante décadas seguirán vertiéndose a los océanos, incluso si pudieran reducirse significativamente los residuos mal gestionados.

Es verdad que la producción de plásticos reciclados se ha cuadruplicado con creces desde comienzos de siglo, al pasar de 6,8 millones de toneladas en 2000 a 29,1 millones en 2019, pero esto sigue representando solo el 6 % de la producción mundial.

Por eso la OCDE estima que hay que hacer más para crear un mercado separado de plásticos reciclados que funcione bien, fijar objetivos de contenido reciclado e invertir en tecnologías que puedan hacer ese producto más competitivo y rentable.

Más residuos por la pandemia

Los autores del informe, presentado en vísperas de las conversaciones de la ONU para reducir estos residuos, indican que la crisis de la covid por una parte tuvo como consecuencia una reducción del 2,2 % en 2020 del uso de plásticos por el parón de la actividad económica.

Sin embargo, simultáneamente aumentó la basura de envases de comida para llevar, igual que de mascarillas y otros materiales médicos. Además, al reactivarse la economía en 2021, el consumo de plásticos también ha repuntado. EFE

Propietarios de locales comerciales deben usar recipientes para reciclar

OBLIGACIÓN. Los propietarios de los locales comerciales están obligados a utilizar basureros que ayudan al reciclaje.

Desde la Empresa Pública Municipal para la Gestión Integral de Desechos Sólidos de Ambato (Gidsa), se dispuso que los propietarios de los locales comerciales deben usar basureros para reciclar.

Esto consta en el artículo 13, literal 6 de la Ordenanza de Manejo de Desechos de Residuos Sólidos que señala que las personas deben tener recipientes acordes a cada desecho.

Así, para material orgánico el envase es verde, inorgánico azul y no reciclable negro.

En el caso de no cumplir con esta disposición se convierte en una contravención de primer grado que tiene una sanción económica del 5% de un salario básico unificado.

A pesar de la multa establecida, no todos cumplen con lo establecido en la normativa que fue aprobada en 2017.

CIFRA: 5% Del salario básico unificado es la 
multa para quienes no cumplan con la normativa

 

La causa

En un recorrido por las calles céntricas de la ciudad, se pudo constatar que muchos los locales comerciales no solo no cuentan con un basurero, mucho menos con los establecidos para el reciclaje.

Aníbal Morejón, quien tiene un hotel puso tachos al pie de la entrada de su negocio, pero la gente hacía mal uso de estos.

“Aquí no hay cultura de reciclaje ni del cuidado a un bien o un servicio y por eso preferimos no colocarlos, pero nos obligan”, dijo Morejón.

En otros casos, aseguran que las personas que botan la basura lo hacen en cualquiera de los recipientes sin tener el cuidado de separar los desechos.

Es el caso de un local de telefonía donde el guardia dijo que al momento de vaciar los recipientes todo está mezclado pese a los colores diferenciadores.

 

Proceso de reciclaje

Andrea López, encargada del área de reciclaje de Gidsa, explicó que actualmente se mantienen tres rutas de recolección diferenciada que cubren los barrios Ficoa, Miraflores, Atocha, San Antonio y La Presidencial y el casco central.

Son 15 recicladores base, catastrados, los que recorren puerta a puerta recibiendo los residuos reciclables, mismos que son trasladados por el vehículo asignado por la Gidsa hasta el centro de acopio temporal.

Además, incluye la ruta de recolección diferenciada de pedidos puntuales realizados por instituciones educativas, industrias o establecimientos en general que mantienen procedimientos de reciclaje interno.

La funcionaria asegura que esta dinámica ayuda al propósito del reciclaje siempre y cuando la ciudadanía tome conciencia de utilizar correctamente los basureros.

Para finalizar mencionó que se hacen inspecciones, sobre todo en el centro de Ambato, donde ya se han notificado las observaciones para aplicar los correctivos, aunque no se tiene estadísticas de los sancionados por este tema. (CNS)

 

Recipientes- Color

Clasificación                               Color                 Artículos

  • Reciclable                                    Azul                  Vidrio, papel, cartón, entre otros
  • No reciclable                              Negro                Fundas plásticas  envases,
  • Orgánicos                                    Verde                Desechos de comida, verduras,

Educación con base en el reciclaje

RECICLAJE. Jóvenes fueron capacitados en temas de contaminación ambiental.

Equipo de la Refugio Estuario Manglares Cayapas Mataje, realizó una jornada de sensibilización sobre el manejo adecuado de los desechos sólidos en un taller de manualidades con materiales reciclados, y fue dirigido a jóvenes constructores del proyecto Funder, del cantón San Lorenzo.

Charlas educativas para recolección y reciclaje

CHARLA. Población del recinto Santa Rosa recibió un conversatorio sobre el cuidado bucal y la educación sobre la recolección y reciclaje de desechos.

En el recinto Santa Rosa, ubicado en la parroquia Valdez, del cantón Eloy Alfaro, se realizó un programa ambiental y campaña odontológica de la jefatura de Responsabilidad Social la Empresa Pública Flota Petrolera Ecuatoriana, para ofrecer a la población charlas educativas sobre recolección y reciclaje de desechos, y un adecuado cuidado bucal.

Las charlas se dirigieron a las 45 familias de Santa Rosa, quienes también recibieron un módulo triple, con recipientes tipo hércules, para la recolección y clasificación de desechos sólidos y orgánicos.

Otra de las comunidades beneficiadas fue El Bajito, en Santa Rosa, donde se extendió la campaña odontológica con la charla y entrega de kits orales, beneficiando a 20 personas.

Además, en el barrio El Dólar, ubicado en la cabecera parroquial de Valdez, más conocido como Limones, también se desarrolló la campaña odontológica, con charla educativas sobre el cuidado bucal y la entrega de kits de higiene oral, beneficiando a 60 personas más entre niños y adultos.

Complejo turístico en Píllaro es construido con material reciclado

CREATIVIDAD. Las casas o cuchihuasis están hechas a base de material reciclado.

Para Inés García la instalación de su complejo turístico no solo le representa esfuerzo físico, económico, sino que junto a su hermano Edison puso a prueba su creatividad para construir áreas con productos reciclables.

Esta familia, oriunda de Píllaro, aprovechó las propiedades que le heredaron sus padres para dedicarse no solo a la producción de jícama, sino al ecoturismo con deportes de aventura y otros atractivos que por lo generoso del clima ayudan a disfrutar del paseo.

Respeto al medio ambiente

La familia García decidió abrir el campamento, 400 metros abajo de la montaña, este espacio está entre Samanga de Ambato y Penileo de Píllaro, y gracias a que aquí fue una mina, hasta las piedras lajas se reciclan para hacer caminos y cimientos para las cabañas o cuchihuasis (construcciones preincaicas).

La piscina también está revestida del material pétreo y mantiene el agua temperada.

Los cuchihuasis o chozas, en la época preincaica eran construidas con paja y piedra, pero Inés y su hermano ahora usan ropa de segunda mano, mallas metálicas mezcaldas con cemento, selladores y cebo de animales para construir los techos de estas viviendas.

Otra característica de estas cabañas es la utilización de botellas plásticas que usan para ventanales y lámparas en los techos. Las paredes están hechas de carrizo y madera sobre una base de cemento y piedra.

El espacio cuenta con una chimenea construida del mismo material que el de los techos y los espacios que sirven de repisas también son elaborados de plástico, además, se puede cocinar dentro de las instalaciones en ollas antiguas.

Quienes se hospeden en el lugar también cuentan con un salón grande construido con las mismas características que el de las chozas.

En el primer piso hay juegos ancestrales hechos con madera y cartón, muy parecido al futbolín de la actualidad.

La construcción de este espacio está hecho a base de varilla reciclada para soportes en paredes y el graderío, su decoración es rústica y tiene objetos que datan de hace más de 200 años en muchos de los casos.

Junto está un fogón de piedra volcánica que se encuentra en el sitio desde hace miles de años por la erupción del volcán Cotopaxi, además, de un horno a base de este mismo material.

Se puede realizar caminatas, natación, rapel, trepada de montaña, pain ball, 
juegos ancestrales, retos y la excusión con la debida explicación de lo que 
existe en el lugar.

 

En el lugar hay espacios para que las personas puedan pasar la noche.
DORMIR. En el lugar hay espacios para que las personas puedan pasar la noche.

Otros atractivos del lugar

Dentro del recorrido que se hace a pie y dura al menos 45 minutos, se puede encontrar una variedad en fauna con varias clases de aves, anfibios e insectos, así como la flora con plantas medicinales utilizadas para muchas enfermedades.

En cuanto al paisaje se observa elevaciones como el ojo de la montaña, el altar del cóndor y el Urcuyaya (dios de la medicina ancestral), además, podrán observar vestigios preincaicos como las paredes de lo que en su época eran las viviendas de los indígenas.

En el río Culapachán hay truchas que pueden ser pescadas por los visitantes.

Para visitas se puede ir en grupos previo agendamiento de una cita, en el recorrido se sugieren al menos dos días, pues se combinan con deportes como el rapel y la trepada de montaña, pesca deportiva painball. (CNS)

 

Lo recomendable es llevar ropa cómoda, zapatos deportivos y repelente. Para 
reservaciones se puede comunicar al 09 81 84 46 54.

 

¿Cómo llegar?

Las personas que tengan carro propio en la vía a Píllaro deben desviarse por el camino de Penileo, sector Tierra Blanca para dejar sus autos y emprender el descenso.

Para quienes deseen contratar movilización deben llegar hasta la terminal de Píllaro y alquilar una camioneta que los dirija hacia el lugar, por la que pagarán dos dólares.

Hay paquetes desde 15 dólares el grupo de hasta ocho personas que cubren la alimentación, y si desea hacer deportes extremos el alquiler de los equipos se paga como extra.

Este emprendimiento familiar espera extenderse y ofertar más servicios con el tiempo y el apoyo de las autoridades para recuperar costumbres y tradiciones ancestrales.