Ucrania y Rusia buscarán una salida a la guerra con negociaciones en Estambul

El presidente ruso Vladimir Putin (d) habla con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan durante una reunión, en una fotografía de archivo. EFE

Las posibles negociaciones se dan en momentos en que Rusia avanza con su ofensiva en el sur y este de Ucrania. 

ESTAMBUL. La próxima ronda de negociaciones entre Ucrania y Rusia para encontrar una salida a la guerra se celebrará en Estambul, anunció este domingo 27 de marzo de 2022 la Presidencia turca, tras una conversación entre el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y su homólogo ruso, Vladímir Putin.

Erdogan y Putin hablaron por teléfono de la necesidad de alcanzar cuanto antes un alto el fuego en Ucrania para mejorar la situación humanitaria en la zona, informa la agencia Anadolu, citando fuentes de la Presidencia turca.

Erdogan aseguró a su interlocutor que Turquía seguirá participando en este proceso, y los dos líderes acordaron que la próxima ronda de negociaciones entre las delegaciones rusa y ucraniana se celebrará en Estambul.

El portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, confirmó en su cuenta de Twitter este acuerdo para un encuentro «esta semana entrante», pero sin dar fechas concretas.

Según el negociador ucraniano David Arahamiya, la próxima ronda se celebrará en Turquía del 28 al 30 de marzo, mientras que el jefe de la delegación rusa, Vladímir Medinski, sostuvo que el encuentro tendría lugar del 29 al 30 de marzo.

Situación

Mientras se alistan las posibles negociaciones, las fuerzas ucranianas controlan la situación en la capital y la región de Kiev, pero creen que Rusia intentará romper de nuevo la resistencia después de reagruparse en territorio bielorruso. Hasta ayer, Rusia proseguía su ofensiva en el sur y el este de Ucrania, especialmente en el Donbás.

«Se asignaron varias unidades al área de Chernóbil -en la región de Kiev- para su posterior reubicación a Bielorrusia, con el objetivo de restaurar la capacidad de combate», señaló el Mando General de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

«Es posible que después de la implementación de estas medidas, el reagrupamiento y el fortalecimiento de las fuerzas, los ocupantes reanuden las acciones para bloquear Kiev desde la dirección suroeste», añadió.

El Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW, en inglés), con sede en EEUU, coincide en esta evaluación: «el Ejército ruso continúa concentrando reemplazos y refuerzos en Bielorrusia y Rusia al norte de Kiev, para luchar por posiciones en las afueras de la capital e intentar completar el cerco y la captura de Chernígov», sostiene.

Aclaración de EE.UU.

Mientras tanto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, aclaró hoy durante una visita a Israel que su gobierno «no tiene como estrategia un cambio de régimen en Rusia», tras las declaraciones ayer del presidente estadounidense, Joe Biden, de que su homólogo ruso, Vladímir Putin, «no puede permanecer en el poder». «Creo que el presidente señaló anoche que, simplemente, Putin no puede ser empoderado para hacer la guerra o participar en una agresión contra Ucrania o cualquier otro», señaló Blinken durante una conferencia de prensa en Jerusalén junto a su homólogo israelí, Yair Lapid. «Como saben, y como nos han escuchado decir repetidamente, no tenemos una estrategia de cambio de régimen en Rusia, ni en ningún otro lugar», mencionó. EFE

EL DATO: El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, reiteró la plena solidaridad de su país hacia Ucrania.

Presidente turco propone «cortar la lengua» de cantante ‘blasfema’

La cantante de 67 años ha vendido unos 40 millones de discos en 50 años de carrera.

La cantante Sezen Aksu está envuelta en una polémica luego de que grupos fundamentalistas descubrieran un tema suyo de 2017 que llama ignorante a Adán.

ANKARA. «Nadie debe levantar la lengua contra Adán; si alguien lo hace, nuestro deber es cortarle la lengua«. Con estas palabras intervino el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, el viernes pasado en la polémica desatada hace una semana por una canción de la cantante Sezen Aksu, icono de la música pop en Turquía.

La declaración del presidente, hecha en una mezquita de Estambul, no nombraba a la artista de 67 años, pero fue una obvia referencia a las protestas levantadas por la prensa islamista turca contra los versos «Vamos de mal en peor, directo hacia el apocalipsis, gracias a esos ignorantes de Adán y Eva«, en una canción de amor de Aksu.

«Sezen Aksu no está sola», respondió hoy (24 de enero de 2024) un manifiesto firmado por más de 200 escritores y artistas turcos, entre ellos, firmas internacionales como Buket Uzuner, Ece Temelkuran o Elif Shafak, mientras que el premio Nobel Orhan Pamuk se ha expresado en el mismo sentido.

«Todos estamos orgullosos de la gran artista Sezen Aksu. Estoy con ella. Millones estamos hoy con ella. No seremos un Estado ni una Nación que aplaste a los artistas. Sezen Aksu es nuestro honor», dijo Pamuk en un mensaje publicado por el digital turco T24.

«Soy la presa, eres el cazador»

La canción se publicó en 2017, pero se convirtió en motivo de polémica y linchamiento en las redes sociales estos días, cuando varios diarios islamistas acusaron de «blasfemia» a la popular cantante, de 67 años con una carrera musical de casi medio siglo, 40 millones de discos vendidos y decenas de premios.

El sábado, «el gorrioncito», como se le conoce a Aksu en Turquía, respondió en las redes sociales, agradeciendo el apoyo recibido, asegurando que seguirá escribiendo y publicando una nueva canción escrita el día antes.

«No puedes ponerme triste / Ya estoy muy triste / Hay dolor dónde mire / Soy la presa, eres el cazador / Dispárame / No puedes rastrearme / No puedes aplastarme la lengua…» dice el texto, para terminar afirmando: «No puedes matarme / Tengo la voz, el instrumento, la palabra / Cuando yo digo yo, soy todo el mundo».

«Vemos horrorizados que se les pone en la diana a los artistas por sus canciones: una señal desde arriba moviliza a determinados grupos abajo», dice el politólogo turco Rasit Kaya.

«Antes hablábamos de conservadurismo, pero lo que vemos ahora es una actitud reaccionaria», asegura en declaraciones a Efe.

El buey en Palacio

Algunos columnistas turcos subrayan, sin embargo, que Aksu respaldó en la primera década del siglo varias iniciativas del partido de Erdogan, el islamista AKP, como el permiso de llevar el velo integrista en las universidades o la reforma constitucional que facilitaba el control del Ejecutivo sobre la Judicatura.

«A Sezen Aksu la están linchando ahora la mentalidad que ella misma apoyó», reflexiona el diario opositor nacionalista Sözcü.

En mismo periódico compara las amenazas contra la cantante con la detención, el pasado día 21, de la prestigiosa periodista Sedef Kabas, quien había utilizado en un debate sobre la gestión de Erdogan el refrán turco «Cuando un buey entra en Palacio no se vuelve rey, sino que el Palacio se convierte en establo».

«Quienes tienen el deber de resolver los problemas de la gente como el coste de vida y la creciente pobreza hablan de cortarle la lengua a Sezen Aksu y detienen a Sedef Kabas. ¿Es desesperación, locura, miedo?», se pregunta Sözcü.

12.000 condenas

Kabas, que sigue detenida, es solo la última de miles de ciudadanos turcos juzgados por supuestos «insultos al presidente».

Este delito conlleva de uno a cuatro años de prisión, a menudo por haber difundido en las redes sociales textos ajenos que ni siquiera mencionan el nombre de Erdogan ni su cargo.

El partido opositor socialdemócrata CHP calcula que entre el golpe militar de 1980 y 2007, año de elección del primer presidente del AKP, Abdullah Gül, 863 personas fueron enjuiciadas por insultos al jefe de Estado.

Durante los siete años de mandato de Gül fueron 848 juicios y desde entonces, con Erdogan en el poder, han sido 12.881.

Varios diputados opositores aseguran en ese sentido que una «amenaza a la integridad física», como pedir cortarle la lengua a alguien, también constituye delito penal. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Impuesto de la Prefectura encarecerá 50% matriculación vehicular en Pichincha

¿Cada cuánto tiempo debes cambiar tu mascarilla?

Aumento del pago del impuesto a la renta promedia 255% este 2022

Turquía inicia megaproyecto de $ 15.000 millones

CONTROVERSIA. El proyecto, que pretende establecer una alternativa al mar de Bósboro, genera críticas.

Redacción ESTAMBUL

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, presenció la inauguración de las obras de un viaducto en la parte europea de Estambul en lo que, aseguró, supone la primera piedra del proyecto “Canal Estambul”. Se trata de una polémica vía marítima artificial paralela al Bósforo.

«Estamos abriendo una nueva página en el desarrollo de Turquía», dijo el mandatario en una ceremonia transmitida en directo por la televisión NTV. Estuvo acompañado del ministro de Infraestructuras, Adil Karaismailoglu, el ex primer ministro Ali Yildirim y dignatarios religiosos.

«Estamos colocando los fundamentos para un canal que será ejemplo para el mundo», aseveró Erdogan, quien reveló por primera vez en 2011 lo que él mismo llamó entonces un «proyecto loco»: una especie de segundo Bósforo, situado a 30 kilómetros al oeste de la vía marítima natural.

Detalló que el canal, junto a marinas de lujo y complejos de viviendas para medio millón de habitantes, se completará en seis años, con una inversión de 15.000 millones de dólares, «enteramente financiada por los ingresos» del proyecto, «sin sacar un céntimo de las cajas públicas».

El proyecto ha suscitado enormes críticas, tanto por su impacto ambiental como por su dudosa rentabilidad: la navegación por el Bósforo debe ser siempre gratuita, acorde a la Convención de Montreux, firmada en 1936.

Erdogan resaltó los daños que el accidente de un petrolero podría causar en la histórica Estambul y aseguró que la nueva vía, de 275 metros de ancho y 21 metros de profundidad, «será 13 veces más segura que el Bósforo».

Sin embargo, expertos marítimos creen que la vía natural, de 700 metros de ancho en su punto más estrecho, siempre será más segura que el nuevo canal, especialmente para los mayores petroleros, de 300 a 400 metros de eslora, que podrían incluso bloquear la vía. EFE