JCI lanzó su programa Escuela de Negocios 2021

EVENTO. La JCI capacita a emprendedores para que mejoren su accionar.

QUEVEDO. La Cámara Junior Internacional (JCI) Ecuador realizó el pasado tres de julio el lanzamiento de lo que será la Escuela de Negocios JCI Ecuador 2021. El propósito es involucrar y empoderar a empresas locales, a través de capacitaciones y talleres virtuales.

«La capacitación está a cargo de profesionales y tutores empresariales. Ellos otorgarán herramientas y beneficios para emprendedores de pequeños y medianos negocios. Todo esto alineado con la denominada iniciativa RISE (reconstruir, invertir, sostener y evolucionar)», informó Daniel López, coordinador cumbre de negocios de la JCI Ecuador.

Este espacio de formación presenta una malla práctica que incluye tutorías y seguimiento de aprendizaje. Los instructores han sido seleccionados a través de licitación interna y externa.

Los inscritos son de Guayaquil, Quito, Manta, Portoviejo, Chone, Santo Domingo, Quevedo, Vinces, Ambato y Cuenca.

Los temas que se expondrán son referentes a: Tributación para emprendedores, Estrategias de liquidez. Presencia digital y ventas online. Buenas prácticas para PYMES, ODS en los emprendimientos, Capital semilla y Opciones de Crédito.

Para cerrar la Escuela se realizará una cumbre de negocios en agosto. En esta fecha los empresarios de prestigiosas marcas del país compartirán sus historias de éxito con los graduados.

«Para información sobre sus proyectos y actividades nacionales y locales pueden contactarles a través de sus redes sociales como JCI Ecuador o al correo ecuador@jci.cc», señaló López. (DLH)

Las pymes representan el 63% de las empresas exportadoras ecuatorianas

La venta internacional de frutas tiene creciente potencial.

Desde la pandemia, las ventas por comercio electrónico crecieron más de un 40%. Frutas, artesanías y flores son los productos con más dinamismo.

“La gran oportunidad es lo que se puede hacer hacia afuera. El año pasado, en plena pandemia, Ecuador logró tener, luego de muchos años, una balanza comercial positiva con Estados Unidos”, dice Boris Aguirre, presidente del Comité de comercio exterior de la Cámara ecuatoriana-americana y presidente del Grupo Entregas. Él explicó que las pequeñas y medianas empresas (pymes) fueron un factor decisivo para ese resultado.

Actualmente, de un total de 2.800 empresas exportadoras, 1.760 corresponden a pymes. En 2020, las operaciones por comercio electrónico y la venta directa al consumidor final crecieron más del 40%.

El emprendimiento influye

Según Aguirre, Ecuador debe aprovechar que históricamente ha sido un país de emprendedores y que los negocios más pequeños son más flexibles para adaptarse a nuevas tecnologías y realidades.

A través de mecanismos, como la exportación exprés, las pymes han podido enviar muestras, primeras producciones y pequeños pedidos. Así, se ha visto un fuerte crecimiento de las ventas de flores, artesanías y frutas.

El año pasado se logró posicionar a nuevos productos, como helados de salcedo, quesos, leche en polvo. Además, se tuvo buenos resultados en productos sorpresa, como jengibre, teca, orito y pasta de cacao.

“La expectativa es que, con la implementación del acuerdo de primera fase con Estados Unidos, se van a generar más plazas de trabajo, más oportunidades de vender con valor agregado”, dijo Aguirre.


Tarifa reducida en exportación exprés

La Asociación de Courier del Ecuador firmó, hace dos semanas, un convenio con el Ministerio de Producción para ofrecer tarifas preferenciales a las pymes.

En concreto, el costo de envíos de todo tipo, a través de exportación exprés, se reducirá un 45%. El Ministerio tiene que levantar el registro de las empresas que pueden acceder al beneficio, el cual es parte de las medidas de facilitación de comercio dentro del acuerdo con Estados Unidos.

Roberto Luna, dueño de una empresa de exportación de mermeladas orgánicas, explicó que el mercado europeo y estadounidense se están reactivando, lo que representa una gran oportunidad. “La reducción de costos siempre es una buena noticia. Pero, también se debe avanzar en la eliminación de trámites”, acotó.


Se abre el mercado de Amazon

Con ganancias de $8.107 millones entre enero y marzo 2021, Amazon es una de las principales plataformas de comercio electrónico del mundo. Las pymes ecuatorianas pueden encontrar una amplia gama de oportunidades de exportación minorista o al consumidor final.

El  24 de mayo 2021 se anunció que Ecuador están dentro de los elegidos para que sus empresas coloquen productos a través de Amazon. En la región también fueron aceptados Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Uruguay, Perú.

En la plataforma se indica lo planes que permiten vender desde un artículo. Es necesario:

  • Registrarse en la página web
  • Tener una cuenta bancaria y número de ruta bancaria
  • Contar con una tarjeta de crédito válida
  • El documento nacional de identidad emitido por el Gobierno
  • Información fiscal
  • Número telefónico

Falta capacitación sobre requisitos e ingreso a mercados

La facilitación de procesos y reducción de costos son importantes, pero todos los años se destruyen productos orgánicos ecuatorianos cuando se intenta exportarlos a destinos como Europa y Estados Unidos.

La principal razón es que muchas Pymes no conocen sobre requisitos de presentación y etiquetado. Además, hay parámetros fitosanitarios, y certificaciones internacionales, que no siempre se cumplen en las exportaciones agrícolas.

Por eso, el reto del nuevo Gobierno es buscar vías para capacitar más y mejor sobre normas de ingreso a mercados; sobre todo si se toma en cuenta que cuando los productos no son admitidos, la posibilidad de recuperarlos es casi nula. (JS)

Las pequeñas y medianas empresas son las más afectadas con el 7% de caída en la economía entre enero y febrero de 2021

SITUACIÓN. A pesar de los esfuerzos, la reactivación económica no llega, en medio de la pandemia.

Apenas el 30% de las pequeñas y medianas empresas han podido diversificar sus ingresos y adaptarse a la crisis.

El inicio de 2021 no ha sido bueno para la economía ecuatoriana. Una pandemia sin control y una vacunación deficiente han provocado que, muy lejos de la reactivación esperada, el Producto Interno Bruto (PIB) se haya desplomado un 9% en enero y 7,7% en febrero.

Según el índice mensual de actividad macroeconómica del Ecuador, elaborado por ProEstudios y con el aval del Colegio de Economistas de Pichincha, la actividad económica ha tenido una caída parecida a la del 2020.

Así, en términos anuales, es decir entre febrero de 2020 y 2021, la producción nacional y la riqueza disminuyeron un 7,1%, lo que significa más de $7.000 millones que no se generaron ni se inyectaron al bolsillo de los ciudadanos y las empresas.

Menos del 30% se han reinventado en crisis

De acuerdo con estadísticas preliminares de la Superintendencia de Compañías, más del 60% de las quiebras o cierres durante la pandemia se han dado en el sector de las pequeñas, medianas y micro empresas (pymes).

Una de las razones es que solo el 30% han logrado diversificar sus ingresos y reinventar sus negocios para enfrentar la crisis.

Marcelo Larrea, director de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria (Capeipi), resaltó que muchas pymes se reinventaron, optimizaron procesos e incluso adoptaron tecnología. Con esto, se logró preservar parte del empleo, pero el golpe económico ha sido drástico para la mayoría.

“El sector necesita un fondo de $1.000 millones para la reactivación, tomando en cuenta que las pymes generan el 48% del empleo formal. Pero, el programa ‘Reactívate Ecuador’ apenas generó operaciones por $84 millones. El resto de los recursos no sabemos dónde están”, dijo.

Entre las industrias que intentaron reinventarse, en primer lugar está el sector textil, con empresas como las de Rubén Molina que lograron ampliar su línea de negocios a implementos de bioseguridad, incluso exportando un porcentaje de sus productos tradicionales a mercados como el estadounidense.

En segundo lugar, también se dio un importante giro hacia el comercio electrónico, lo que permitió reducir la pérdida de ingresos. Sin embargo, las ventas en línea llegaron en 2020 al 3%, pero el potencial está cerca del 10%

Se perdió más de la mitad de las ventas

Aunque hay sectores más afectados que otros, en promedio, las pymes perdieron hasta el 50% de sus ventas en la actual crisis. Por ejemplo, en Quito es notorio la precaria situación de los talleres mecánicos, los cuales pasaron de atender 80 carros al mes, a un máximo de 20.

Rómulo Mendoza, dueño de uno de esos negocios cercano al puente de Zámbiza, norte de la ciudad, comentó que tuvo que despedir al 50% de los empleados, dejar de hacer inversiones que tenía previstas y ofrecer servicios a domicilio.

“Se han hecho esfuerzos por no cerrar, pero las mismas restricciones de movilidad han hecho que la gente se preocupe menos del estado de los carros”, acotó.

Según Larrea, se ha tenido que vivir situaciones dramáticas, como que empresas de años y de reconocida producción de calidad desaparezcan, como el caso de Calzados Cáceres. (JS)

Una tasa de interés de máximo 5% para la reactivación

Marcelo Larrea, director de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria (Capeipi), explicó que el nuevo programa ‘Resurgimos Ecuador’ no es mejor que el fracasado ‘Reactívate Ecuador’.

“No se está facilitando el acceso ni se incluye financiamiento para reabrir empresas. Las tasas de interés son incluso mayores”, acotó.

Mencionó que el próximo Presidente deberá implementar líneas de crédito de 5% de interés, que es la tasa máxima para que las pymes puedan recuperarse, sin complicar más su situación financiera.

“Sin tasas bajas y plazos largos, se podría generar una crisis bancaria en el futuro. Lo estamos advirtiendo desde el año pasado. Una crisis de pagos sería fatal”, concluyó Larrea.

Evolución mensual del PIB en Ecuador

2020

 

Enero 0,20%
Febrero -0,90%
Marzo -5%
Abril -11,30%
Mayo -13,14%
Junio -13,16%
Julio -11%
Agosto -8,80%
Septiembre -7,30%
Octubre -6,50%
Noviembre -6,80%
Diciembre -8,50%
2021 Enero -9%
Febrero -7,70%

$268 millones para créditos a empresas micro, pequeñas y medianas

Menos del 40% de las pequeñas y medianas empresas accedieron a crédito durante la pandemia.

El actual Gobierno lanza su segundo intento de un programa de financiamiento para la reactivación productiva. Con el nombre de “Resurgimos Ecuador”, $268 millones se destinarán para micro, pequeñas y medianas empresas.

Luego del fracaso de «Reactívate Ecuador», que según la última actualización de las autoridades solo entregó un poco más de $100 millones, el actual Gobierno lanzó su segundo intento de un programa de financiamiento para la reactivación productiva.

En total, la meta es colocar $268 millones en créditos a micro, pequeñas y medianas empresas. El 40% de esos recursos viene del presupuesto del Estado y el 60% del aporte de bancos y cooperativas, además de $50 millones de la Corporación Andina de Fomento (CAF).

El ministro de Economía, Mauricio Pozo, aseguró que el monto puede crecer hasta los $400 millones, pero el financiamiento no está destinado para negocios que hayan cerrado, sino para los que se han mantenido a flote y necesitan liquidez para seguir operando.

A diferencia de «Reactívate Ecuador», donde todo se canalizó a través de la Corporación Financiera Nacional (CFN), los créditos ahora serán otorgados por instituciones financieras públicas y privadas, que se deberán acreditar durante las próximas dos semanas.

Principales requisitos

Entre los principales requisitos está no tener ventas superiores a $5 millones, y aplicar a un financiamiento máximo de $500.000.

Según Pozo, el plazo se ha extendido a 48 meses, con máximo 6 meses de periodo de gracia. Los pagos se podrán hacer de manera mensual, trimestral o semestral.

Con relación a los niveles de mercado, las tasas de interés tendrán una reducción de entre el 25% y 30%. Así, por ejemplo, el crédito productivo para Pymes pasará de un costo de 11,23% a 7,86%.

Tanto Pozo como Iván Ontaneda, ministro de Producción, no explicaron si sectores fuertemente afectados por la crisis, como el turismo, tendrán acceso a esos créditos. Sin embargo, las autoridades dieron a entender que tener deudas con el SRI o el IESS son un impedimento.

El monto se queda corto

El monto de $268 millones se queda corto con los anuncios preliminares que, a finales de 2020, hablaban de que se buscaría conformar un fideicomiso de $3.000 millones para dar financiamiento productivo.

Al inicio de la pandemia, Manuel González, economista y exmiembro del equipo asesor presidencial, estimó que se necesitarían al menos $5.500 millones para minimizar las quiebras y la pérdida de empleo. Esos recursos no solo debían destinarse a créditos, sino también a subsidios en el pago de nómina.

A pesar de eso, la crisis de la caja fiscal, que proyecta un déficit de $3.000 millones para 2021, no permite ese tipo de paquetes de apoyo.

El programa todavía no tiene fecha de inicio, 
pero podría ser en las primeras semanas de mayo de 2021.