Polarización, censura y caos, los peligros del periodismo actual, según Reporteros Sin Fronteras

La propaganda y desinformación disfrazados de periodismo están entre los principales riesgos para la prensa.

El 3 de mayo se celebra el Día de la Libertad de Prensa. Reporteros Sin Fronteras expresa su preocupación por los retrocesos experimentados a escala global en la materia.

PARÍS. Caos informativo, desinformación y una doble polarización que incide en la fractura interna de los países. Estas son las principales conclusiones de la última Clasificación Mundial de Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras (RSF), que alerta de los riesgos de un espacio digital global y falto de regularización.

En su informe, publicado este 3 de mayo de 2022 con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, la organización, con sede en París, evalúa el ejercicio del periodismo en 180 países. Un examen que ha servido para mostrar los efectos desastrosos del caos informativo, con la multiplicidad de información falsa y propaganda difundida en internet.

En la vigésima edición de su índice mundial sobre Libertad de Prensa, RSF apunta al desarrollo de medios de opinión que imitan el modelo de la cadena estadounidense Fox News, y a la banalización de los circuitos de desinformación.

Estas prácticas, «amplificadas por el funcionamiento de las redes sociales», provocan el crecimiento de la fractura y la división de la opinión pública, señala un extracto del informe.

«La invasión de Ucrania (puesto 106) por Rusia (155) a finales de febrero de 2022 es emblemática del fenómeno porque ha sido preparada por una guerra de propaganda«, destaca RSF en sus análisis de la clasificación.

Sobre Rusia, a las pérdidas humanas se suman las consecuencias «devastadoras» para la prensa en la región, con la muerte de cinco periodistas desde el inicio de la ofensiva rusa, pero también el hecho de que muchos informadores han sido blanco deliberado del ejército ruso.

El secretario general del organismo, el francés Christophe Deloire, recuerda que «la redactora jefe de ‘Russian Today’, Margarita Simonian, ha revelado el fondo de su ideología en una emisión de la cadena Russia One al afirmar que ninguna gran nación puede existir sin un control de la información«.

El organismo también destaca que China (175º) ha utilizado un arsenal legislativo para confinar y aislar a su población, y más concretamente la de Hong Kong (148º), que ha reculado de forma considerable en la clasificación de 2022.

Los analistas internacionales que han participado en el estudio han tenido en cuenta en esta ocasión cinco nuevos indicadores para dar una visión de la libertad de prensa que tenga en cuenta el contexto político, jurídico, económico, sociocultural y de seguridad.

La situación de los periodistas es «muy grave» en 28 países, entre ellos Rusia y Bielorrusia, cuya clasificación ha sido analizada a principios de 2022 tras la invasión de Ucrania; es «difícil» en 42 países, como México, Bolivia, Mali o Emiratos Árabes Unidos; «problemática» en 62 países, entre ellos Israel, Senegal, Panamá o Grecia.

Polarización en modelos democráticos

La comparación con los países en situación más bien buena (40 países) o muy buena (8 países) muestra el desequilibrio de la balanza a escala global.

En Europa, Noruega, Dinamarca y Suecia siguen a la cabeza de la lista, como modelo democrático donde prevalece la libertad de expresión, y aunque hay mejoras en Moldavia y Bulgaria, en las potencias democráticas RSF observa una polarización mediática en Estados Unidos, Francia o Polonia.

Destaca el descenso de 22 puestos de Países Bajos, que cae hasta la 28ª posición tras el asesinato en julio de 2021 del investigador de crimen organizado Peter R. de Vries, fusilado en plena calle en Amsterdam, recuerda RSF, cada vez más inquieta porque se vuelven a registrar asesinatos de periodistas en la Unión Europea.

En países como Alemania, Francia, Italia y Holanda se han notificado además numerosos ataques contra periodistas por parte de manifestantes contrarios a las medidas gubernamentales para frenar el coronavirus.

En España, que ocupa el puesto 32 en el informe de este 2022, la libertad de prensa se considera “más o menos buena”, aunque ha caído tres puestos con respecto al informe anterior.

Pandemia y censura

La pandemia ha servido como acelerador de censura y en regiones como América Latina ha provocado graves dificultades económicas para la prensa y ha empeorado el acceso a la información sobre la gestión epidémica de los gobiernos.

México (127) sigue siendo el país más mortífero del mundo para la prensa, y en Nicaragua (160) y El Salvador (112) la situación empeora a pasos agigantados. La única excepción en América Latina es Costa Rica, que ocupa el puesto 8 en la lista, entre los mejores.

En EE.UU., «pese a la elección del demócrata Joe Biden, el aumento de tensiones sociales y políticas se acelera por las redes sociales y los nuevos medios de opinión, sobre todo en Francia. En ciertas ‘democracias iliberales’ la represión de la prensa independiente es un factor de polarización intensa», apunta RSF, que pone el ejemplo de Polonia y sus estrategias de control de medios audiovisuales.

Deloire insiste en que la puesta en marcha de un armamento mediático en los países autoritarios «aniquila el derecho a la información de sus ciudadanos y concluye en el aumento de tensiones en el plano internacional que pueden llevar a las peores guerras».

En este contexto, el responsable de RSF insta a promover un «New Deal» del periodismo, como el propuesto en el Fórum sobre Información y Democracia, para adoptar un marco legal adaptado con un sistema de protección de los espacios informativos democráticos». EFE

Basquetbolista estrella de EE.UU. lleva un mes detenida en Rusia

La familia de la destacada deportista teme que Rusia la use como propaganda.

Deportistas y organismos reclaman más acción de las autoridades y presión de la prensa, pero la familia de Brittney Griner prefiere discreción sobre el tema.

No está claro el día preciso en el que Brittney Griner, estrella del baloncesto femenino de Estados Unidos, fue detenida en Rusia bajo la acusación de transportar hachís o aceite de cannabis camuflado en material para vapeo (uso de cigarrillo electrónico). Lo que sí se conoce es que el hecho ocurrió en febrero y la deportista lleva detenida aproximadamente un mes.

Tampoco se sabe mucho de la actual situación jurídica de la basquetbolista lo que ha llevado a que tanto voces de organismos así como de deportistas e incluso público en general reclamen mayor acción por parte de las autoridades estadounidenses para lograr la liberación de Griner; inclusive se han registrado críticas a la prensa de EE.UU. por la supuesta desidia con que se ha tratado el tema; se argumenta que existe una especie de machismo y que si se tratara de alguno de los jugadores estrella de la liga masculina (NBA), las cosa sería distinta y se habría armado un gran escándalo con el tema.

Sin embargo, como muestra el diario inglés ‘The Independent’ en una nota reciente, la familia de la deportista es quien pide discreción respecto a este asunto. Según el rotativo, la esposa de Griner, Cherelle, señaló que los contactos diplomáticos para liberar a la dos veces medallista olímpica se realizan «tras bambalinas» y pidió privacidad.

«Por favor, respeten nuestra privacidad mientras seguimos trabajando para traer a mi esposa de forma segura», escribió en uno de sus mensajes en redes sociales Cherelle Griner.

TJ Quinn, periodista de ESPN, explicó que la noticia del arresto de Griner está siendo minimizada deliberadamente por diplomáticos y las personas cercanas a ella para evitar que se vuelva parte de una guerra de propaganda con Occidente a propósito de la invasión rusa de Ucrania.

“Como una mujer negra gay estadounidense de 6′ 9″ (más de 2 metros), es un poderoso símbolo cultural, y a los expertos les preocupa que Putin la use como una advertencia sobre la decadencia estadounidense. Esto es por lo que todos a su alrededor están tratando de mantener la discreción”, añadió el periodista. (DLH)

Norcorea vende el ‘El juego del Calamar’ como la realidad surcoreana

La serie 'El juego del calamar' camina a ser la más exitosa de Netflix.

Una web propagandística les dice a los norcoreanos que el éxito de la serie se debe a que escarba la realidad de su vecino, donde la gente vive un infierno.

SEÚL. La web de propaganda norcoreana Arirang Meari publicó hoy (12 de octubre de 2021) un artículo en el que se asegura que la serie surcoreana de Netflix ‘El juego del calamar‘ (‘Squid Game’), que se ha convertido en un éxito global, «revela la realidad de la sociedad» del país vecino.

«Se cree que la razón de que la serie de televisión ‘El juego del calamar‘ esté teniendo éxito entre los espectadores se debe a que escarba en la realidad de la sociedad capitalista y de Corea del Sur«, asegura el artículo.

Según Arirang Meari, la serie, que va camino de ser la más vista hasta ahora en la plataforma Netflix, «muestra gráficamente la situación de cientos de personas forzadas a vivir una vida infernal en la que cargan con deudas inasumibles».

El artículo considera que esa ficción enseña una «sociedad desigual en la que a las personas se las trata como piezas de ajedrez», y afirma que en el país vecino «la corrupción y los sinvergüenzas inmorales son algo común».

El juego del calamar‘, escrita y dirigida por Hwang Dong-hyeok, cuenta la historia de Seong Gi-hun, un hombre de Seúl de mediana edad que carga con deudas y que decide participar en una macabra y misteriosa competición en la que un único ganador puede llevarse un premio millonario.

Arirang Meari es conocida por criticar diversos aspectos de la sociedad sureña surcoreana y, por ejemplo, ha acusado a su industria musical de «esclavizar» a los artistas para crear estrellas del llamado K-Pop. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Armar a los ciudadanos muestra fracaso estatal en el tema seguridad

Las cárceles no operan en el país

Ecuador invierte poco en energía fotovoltaica

Todavía se exhibe la propaganda electoral

ORNATO. En algunos puntos de la ciudad no se ha retirado la propaganda de los candidatos.

En algunos sectores de la ciudad de Esmeraldas, los afiches de los diferentes candidatos no han sido retirados.

Terminó el proceso electoral y las organizaciones políticas no han retirado la propaganda que durante la campaña colocaron en los postes, puentes y en otros espacios de la ciudad. Esto se observa  desde la calle Quito a lo largo de la Eloy Alfaro, Aire Libre, complejo puentes, vía al Basurero, Codesa, Tolita y demás sectores del sur.

Desde Las Palmas hasta la calle Salinas, no se observa propaganda electoral, porque una ordenanza municipal los prohíbe.

Publicidad

El artículo 12 de la Ordenanza Municipal 037-2017, indica que dentro del periodo de  campaña establecido por el Consejo Nacional Electoral, se prohíbe la realización de la publicidad exterior fija  con fines electorales en el centro de la ciudad: Calles Pedro Vicente Maldonado, Bolívar, Sucre, Olmedo, Colón, Eloy Alfaro y 6 de Diciembre, desde la calle Juan Montalvo hasta la Salinas.

La prohibición se extiende a los parques, plazas, establecimientos educativos, instituciones públicas y privadas, en la avenida Libertad, avenida Del Pacífico y en el Malecón de Las Palmas.

30 días de plazo

La ordenanza establece que después de las elecciones el Comisario Municipal ordenará el retiro o eliminación de la publicidad electoral en un plazo de 30 días, contados a partir del día fijado para el sufragio. Quienes infrinjan serán responsable del pago por concepto de daño, limpieza y pintura que imponga el Municipio.

El plazo para limpiar la ciudad de la publicidad electoral vence el 11 de mayo. De acuerdo con el director de higiene del Municipio de Esmeraldas, Abel Ávila, ya están notificando a las organizaciones políticas. Agrega, que algunos ya han retirado y otros lo han hecho de manera parcial. “Independiente de la fecha de vencimiento, ya deberían haber limpiado la ciudad”, dijo.

Refiere que de no cumplir, el Municipio aplicará las sanciones establecidas en la ordenanza municipal.

Hasta el 11 de mayo de 2021, las organizaciones políticas deben retirar la propaganda electoral.