Johanna Canchingre, una madre multifacética y optimista

IMPULSO. Su hija es su fortaleza.

Abogada en libre ejercicio, comunicadora social y madre de familia, son algunas de las responsabilidades que la vida le dio a la lojana Johanna Canchingre. Actualmente, tiene 27 años, pero desempeña el rol de mamá desde los 20. Para ella, fue complicado estudiar dos carreras de tercer nivel y dedicarle tiempo a su hija Sofía, pero con satisfacción asegura que sí fue posible.

“Ser mamá joven es bonito y complicado a la vez. Esto cambió en todo sentido mi vida. Recuerdo que cuando estaba en la universidad tenía que pedir permiso a mis profesores para salir de clases unos minutos antes o llegar varios minutos después. Mi hija es mi principal motivación y todo lo que hago es para darle un mejor porvenir”, enfatiza.

El optimismo es algo que la caracteriza y que espera jamás perder. Con entusiasmo afirma que aspira posesionarse como una de las mejores abogadas de Ecuador, para luchar contra las injusticias y dar un buen ejemplo a su niña.

Johanna Canchingre, una madre multifacética y optimista
PROFESIÓN. El Derecho es una de las pasiones de Johanna.

Su mensaje para las madres jóvenes es que no se rindan y que mantengan siempre la calma, “habrá días en los que sentirán impotencia, tristeza, pero al final, siempre hay alguien quien nos ayuda. También les digo que no se dejen influenciar por los comentarios de la sociedad, los mismos que en su gran mayoría son negativos, y que, por el contrario, deben centrarse en crecer profesional y moralmente. Les digo que sigan con sus sueños en mente porque tener un hijo no es un impedimento, suena un poco cliché, pero es la verdad. La vida nos pone en situaciones que somos capaces de superar, por ello, creemos la vida que pensamos”, concluye.

Apoyo a las madres solteras en Loja

Desde sus conocimientos como abogada, Johanna comenta que algunas instituciones en Loja sí ofrecen ayuda a las madres solteras, no obstante, considera que aún queda mucho por hacer, ya que los procesos para adjudicar los bonos no se realizan con frecuencia, dejando a personas desamparadas.

Jorge Luis Loaiza, artífice de importantes fotografías para Loja

EXPERTO. Jorge Luis Loaiza, fotógrafo profesional.

Hizo el primer reporte fotográfico del accidente aéreo de Jaime Roldós. Con su lente ha captado cientos de retratos y eventos sociales. 

La fotografía es una de las manifestaciones más influyentes del siglo XXI. Tiene por objetivo reinterpretar la realidad y transformarla en imágenes capaces de comprender. Como un pintor sobre un lienzo, los profesionales en esta área se caracterizan por expresar su imaginación por medio de una cámara y crear obras artísticas a través de sofisticadas técnicas.

El mundo de la fotografía es bastante amplio y abarca diferentes estilos que se adaptan a los intereses de quienes las realizan: de naturaleza, macro, aérea, de personas, comercial y callejera, son sus tipos más frecuentes y que podemos observar a diario en entornos digitales y/o tradicionales.

En tal sentido, uno de los exponentes más importantes de la fotografía en Loja es Jorge Luis Loaiza, aficionado de las artes visuales. Fue su padre, Luis Antonio Loaiza, quien lo inspiró a dedicarse a esta actividad, misma que le ha premiado con grandes amistades y momentos únicos.

A la edad de 13 años sintió interés por la fotografía, y es así como decidió autoprepararse y capacitarse en distintas áreas. En entrevista con diario La Hora, manifiesta que hace algunas décadas el arte de tomar fotos era totalmente diferente a lo que es hoy, ya que las nuevas tecnologías han modernizado las cámaras y otros recursos.

Jorge Luis es Socio de la Unión Nacional de Periodistas (UNP), de la Cámara de Comercio Núcleo de Loja, y de la Asociación de Fotógrafos Profesionales de Loja. Gracias a su destacada trayectoria y aporte al periodismo visual, ha sido acreedor al Mérito Periodismo Gráfico 2022, reconocimiento entregado por la Fundación CAJE, en su trigésima séptima edición.

ACTO. Fundación CAJE le concedió el Mérito Periodismo Gráfico 2022.

¿Cómo fueron sus inicios en la fotografía?

Cuando empecé había otra forma de trabajar. Se utilizaban los rollos, manejo de diafragmas, entre otros elementos propios de la época. Mis primeras fotos las capté con una cámara Canon AE 1. Me gusta hacer retratos y tomar fotografías en eventos.

Recuerdo que mi padre también hacía fotorreportajes para prensa, algo que me parecía muy interesantes y que luego adopté a mi trayectoria. Hoy en día, aporto al periodismo con imágenes de diferente tipo.

También pertenezco a un estudio fotográfico que mi padre inauguró aproximadamente en el año de 1949. Es uno de los pioneros en Loja, por lo que ha recibido buena aceptación de la gente. En 1980 me involucré en este proyecto, con la expectativa de fortalecer mis conocimientos y brindar un servicio de calidad a las personas, bajo la marca Loaizacolor – Laboratorio fotográfico digital, ubicado en las calles 10 de Agosto y Bernardo Valdivieso (centro de la urbe).

¿Cuáles considera que han sido sus principales retos?

En mis inicios, creo que el reto más importante eran los revelados manuales que debíamos hacer. La fotografía de aquel entonces era un arte de tipo artesanal, lo que involucraba varios procesos hasta obtener el resultado esperado. En la actualidad, todo se maneja mediante impresoras y máquinas automáticas creadas para revelar, lo que ha facilitado el desarrollo de este trabajo.

El retocado de las fotografías lo hacíamos con lápiz, mientras que ahora se realiza a través de computadora, utilizando programas diseñados para este fin.

¿Qué acontecimientos históricos ha tenido la oportunidad de fotografiar?

En 1981 hice un fotorreportaje del accidente que sufrió el exmandatario del Ecuador, Jaime Roldós Aguilera, en el cantón Celica. En 1987 abordé el tema de la sequía en la frontera, donde sobrevolamos la zona con algunas autoridades de Loja. En el 2012 fotografié el asalto que sufrió la empresa Servipagos en Loja, hecho que dejó personas muertas y heridas. He recopilado las primeras fotografías inéditas de la historia de Loja hasta la actualidad.

Con mi trabajo también he mostrado realidades para que se tomen decisiones a nivel social, y de esta manera, lograr que nuestra ciudad mejore en ciertos aspectos.

ESTÍMULO. Su familia cumple un rol importante en su carrera.

¿Qué opina de las nuevas tendencias en este ámbito?

Recuerdo que cuando empecé en la fotografía la rentabilidad era mayor, puesto que no existían tantos fotógrafos como hoy. Apoyo a los jóvenes que en los últimos años han emprendido en esta actividad, porque tienen buenas ideas y perspectivas, sin embargo, pienso que se deben establecer precios justos y no desvalorizar este arte.

 

TOME NOTA

Jorge Luis aún conserva varios recursos que eran utilizados en la fotografía de antaño.

EL DATO

Su trabajo ha sido publicado en medios de comunicación a nivel nacional.

EXTRACTO

“Para ser buen fotógrafo se necesita pasión y dedicarle tiempo. No solo se trata de disparar con la cámara” – Jorge Luis Loaiza.

Creación de universidades amazónicas para 2024

RECHAZO. Asambleístas rechazaron el nuevo cronograma de la Senescyt para la creación de las universidades amazónicas.

Las provincias que exigen universidades amazónicas son Orellana, Sucumbíos, Morona Santiago y Zamora Ch.

Indignación y rechazo fueron las palabras más utilizadas por los asambleístas de la comisión de Educación de la Asamblea Nacional, al momento de opinar sobre el cronograma presentado por el secretario de la Senescyt, Alejandro Rivadeneira, que prolonga hasta enero del 2024 la aprobación de los proyectos para la creación de las universidades amazónicas, ante el Consejo de Educación Superior (CES).

Durante la sesión de la Comisión de Educación, llevada a efecto el miércoles 12 de enero del 2022, Rivadeneira planteó un cronograma con tiempos bastante prolongados según los asambleístas, para efectuar durante 2022 y 2023, los estudios de terrenos, infraestructuras, diseños de carreras, modelos pedagógicos, estatutos y los económicos.

“No estamos de acuerdo. Los tiempos deben ser ajustados. Parece que el Gobierno Nacional busca ganar tiempo para no cumplir con la Ley Amazónica”, manifestó la legisladora de Zamora Chinchipe, Isabel Enrríquez, durante su intervención.

Este criterio fue apoyado por la legisladora por Orellana, Mariuxi Sánchez, incluso propuso una reunión técnica, el próximo miércoles 19 de enero, entre la Senescyt, la Subcomisión para el Seguimiento de la Creación de las Universidades Amazónicas y las Juntas Promotoras creadas en Orellana, Sucumbíos, Morona Santiago y Zamora Chinchipe, con la finalidad de revisar el cronograma y plantear alternativas viables que permitan reducir sus tiempos.

Para esta reunión que fue acogida por el secretario de la Senescyt, la legisladora Enrríquez indicó que llevará una propuesta de consenso desde Zamora Chinchipe, ya que, con este propósito, se reunirán autoridades, académicos y ciudadanía en general, el próximo lunes 17 de enero.

“Nos estamos organizando para aportar desde la academia, desde los GAD. Vamos a pedir a la Región Amazónica que se organice para reclamar juntos lo que por derecho nos pertenece”, señaló.

Reconocimientos a profesionales de Zamora

RECONOCIMIENTO. Profesionales reciben reconocimiento por su cooperación interinstitucional.

Se condecoró el mérito profesional del personal de los Cuerpos de Bomberos de la provincia Zamora Chinchipe.

ZAMORA. El gobernador Absalón Campoverde condecoró el mérito profesional del personal de los Cuerpos de Bomberos de Zamora, Yantzaza, El Pangui, Nangaritza, Centinela del Cóndor, Paquisha y Palanda; de la provincia de Morona Santiago, los cantones de Tiwintza y Gualaquiza; así como también de los servidores policiales del Grupo de Operaciones Especiales GOE Zonal 7.

Alrededor de 90 profesionales de las entidades de socorro, recibieron un reconocimiento, que se encuentra en el marco de la cooperación interinstitucional y por haber demostrado actos heroicos en el cumplimiento de sus funciones, como lo hicieron en las emergencias suscitadas en la provincia, a lo largo de 2021, demostrando su vocación de servicio público, con lealtad y compromiso.

“Es una fecha especial porque hemos podido entregar un reconocimiento a los miembros de la Policía Nacional y Cuerpos de Bomberos de la provincia por su labor cumplida, durante las diferentes emergencias que nos tocó vivir. Yo creo que este incentivo les servirá como estímulo para que sigan trabajando por el bien de todos los zamoranos chinchipenses”, destacó el gobernador.

Por su parte, Ruthsbel Morocho, jefe provincial del Cuerpo de Bomberos, agradeció por este gesto, “los equipos de socorro de Zamora Chinchipe lo acogemos con humildad y responsabilidad para seguir apoyando y motivados ante cualquier emergencia que se genere”, mencionó.

Finalmente, Edgar Logroño, subcomandante de la Subzona de Policía Nro. 19, en representación del GOE Zonal 7, resaltó la importancia de este tipo de actos, enfatizando que con ello se reconoce el trabajo organizado y planificado en cada uno de los eventos que se produjeron en esta jurisdicción.

 

EL DATO

Alrededor de 90 profesionales de las entidades de socorro recibieron un reconocimiento.

Alba Cabrera, primera patóloga que llegó a Loja

PRECURSORA. La médica marcó un precedente a favor de la equidad educativa.

Se convirtió en la primera mujer a nivel nacional en ocupar el puesto de dirección de un hospital.

En un hogar prístino, ejemplo de ética y solidaridad, nació en 1933 la médica lojana Alba Isabel Cabrera Bayancela, hija de Benigno Cabrera y Margarita Bayancela González. Tiene una hermana llamada Esperanza, quien reside desde hace muchos años en la ciudad de Cuenca.

Alba Isabel es casada con el doctor Rubén Ortega, padre de sus dos hijas: Lucía Ortega (especialista en Dermatología), y Judith Ortega (arquitecta). Tiene cinco nietos y dos bisnietos, a quienes recuerda con estima.

Hizo sus estudios primarios en el Colegio “Santa Mariana de Jesús”, y los secundarios en el Colegio “Bernardo Valdivieso”, donde fue electa Reina de la Institución. Su pasión por la Medicina la motivó a viajar a Quito para ingresar al Colegio Experimental 24 de Mayo, establecimiento que la incorporó como bachiller. Por su parte, los estudios de tercer nivel los realizó en la Universidad de Cuenca, luego, en la Universidad de Guayaquil, donde se graduó como doctora en Medicina y Cirugía.

Cabe mencionar que, por recordarse 100 años de vida profesional de Matilde Hidalgo, las lojanas Alba Cabrera, Mercedes García, Teresa Sánchez y Mercedes Palacios, fueron homenajeadas por parte de la Asociación Iberoamericana de Mujeres Empresarias (AIME) capítulo Loja, entidad liderada por Martha Machado. El evento solemne tuvo lugar en el mes de noviembre de 2021.

En entrevista con diario La Hora, Alba Cabrera cuenta sus principales pasos dentro de la Medicina y conquistas sociales.

FAMILIA. Alba Isabel Cabrera y su esposo Rubén Ortega.

¿Qué recuerdos tiene de su infancia?

En mi hogar nunca faltaron valores como el respeto y afecto. Mi padre siempre estuvo pendiente de nosotras y nos apoyó en las buenas decisiones. Nos inculcó el valor del estudio y nos enseñó cosas fundamentales para la vida. Esto me motivó a escribir una pequeña autobiografía donde cuento varias experiencias que tuve con mi papá y mamá.

Las personas de antes eran más conservadoras y no veían con agrado el estudiar en un establecimiento mixto. En mi caso particular, hice caso omiso a estas opiniones e ingresé al Colegio “Bernardo Valdivieso”, ya que tenía un propósito que cumplir.

¿Cuándo despertó su vocación por la Medicina?

Siempre me gustó, pese a que en Loja no se ofertaba esta carrera. En aquel entonces, muy pocas mujeres ejercían como doctoras, debido a que las oportunidades para nosotras eran demasiado limitadas. Recuerdo que en nuestra ciudad había únicamente dos mujeres desempeñándose en esta área: Matilde Hidalgo, quien se convirtió en la primera médica nacional, y la doctora Lola Samaniego.

Considero que Matilde Hidalgo hizo un trabajo impresionante, porque logró que las mujeres tengamos la posibilidad de profesionalizarnos en esta área. Gracias a su incesante labor, pude acceder a una matrícula universitaria, logrando mi título en el año de 1961.

También debo comentar que Solca de Guayaquil, que era la matriz a nivel nacional, me concedió una beca para estudiar la especialidad de Patología en el Instituto Nacional de Cáncer, lo que me llenó de infinita emoción.

¿Cuáles fueron sus principales retos al estudiar Medicina?

Al inicio tuve muchos temores e inseguridades, porque creía que reprobaría materias, no obstante, gracias a Dios todo fluyó sin complicaciones.

Recuerdo que en segundo año fui la única estudiante que compartía clases en un curso lleno de varones, ya que eran pocas las mujeres que se decidían por esta profesión, considerada para hombres en aquel tiempo. Había profesores que eran machistas y que creaban un panorama desalentador, sin embargo, no tenía más opción que lidiar con los comentarios desatinados y continuar con mis propósitos.

La Medicina no es una carrera fácil. Requiere de muchos sacrificios y horas de preparación para ser un buen elemento.

HOMENAJE. Al igual que otras tres lojanas, fue homenajeada en honor a Matilde Hidalgo.

¿En qué instituciones ha ofrecido sus servicios?

Tras mi retorno de Guayaquil, me desempeñé como la única médica de Solca en Loja. Laboré en esta Institución durante 14 años, hasta que se inauguró el Hospital Isidro Ayora, donde ingresé a trabajar como patóloga. Fui directora de esta entidad a lo largo de cinco años, convirtiéndome en la primera mujer a nivel nacional en ocupar el puesto de dirección de un hospital. También ejercí como docente en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Loja (UNL).

Me siento orgullosa porque le dediqué 44 años de mi vida a esta actividad. Ayudé a muchas personas de Loja y de otras partes del país que requerían de asistencia médica.

¿Qué enseñanzas le deja esta profesión?

Demasiadas. Me enseñó a preocuparme por los demás, a desarrollar mis capacidades y a tener espíritu de lucha.

Estoy contenta con el trabajo realizado. Mi dedicación me permitió ser la primera patóloga en Loja y la cuarta mujer médica en ofrecer sus servicios en esta ciudad.

 

 

TOME NOTA

La lectura es otra de las aficiones de Alba Cabrera.

EL DATO 

Es la primera patóloga auspiciada por el Instituto Nacional
de Cáncer de Guayaquil, y del Núcleo de Solca del Azuay.

EXTRACTO

“Las primeras médicas abrimos el camino para todas las
mujeres que querían estudiar esta carrera”.

Carreras técnicas y tecnológicas, una alternativa profesional

ESTUDIOS. Carreras técnicas y tecnológicas, una alternativa profesional para los ecuatorianos.

Las carreras técnicas y tecnológicas son cada vez más populares a escala global, como una alternativa de corta duración.

Las carreras técnicas tienen una mayor velocidad de inserción al mercado laboral y con una remuneración salarial óptima.

En este sentido, los países de Latinoamérica deben aprovechar el potencial transformador de las carreras técnicas y tecnológicas, para superar la crisis sin precedentes que ha provocado la pandemia por el covid-19, según el Banco Mundial.

En Ecuador, alrededor de 120 mil jóvenes que aplicaron a la Prueba Transformar no consiguieron un cupo para estudiar en una universidad. Sin embargo, Jorge Luis Jaramillo, director de la Unidad Técnica y Tecnológica de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL-TEC), considera que esto no debería ser un inconveniente.

El directivo señala que las carreras técnicas y tecnológicas son equiparables a una carrera universitaria en el país. No obstante, todavía hace falta promover esta alternativa entre los estudiantes y el sector empresarial, además de posicionar sus ventajas.

Así lo confirma el informe “La vía rápida hacia nuevas competencias: programas cortos de educación superior de América Latina y el Caribe” del Banco Mundial, que detalla que solo el 9% del total de estudiantes del sistema de educación superior corresponde a personas matriculadas en carreras técnicas.

De acuerdo con cifras de la Cámara de Innovación y Tecnología Ecuatoriana (Citec), alrededor de 22 mil personas trabajan en la industria tecnológica ecuatoriana, pero esta cifra no es suficiente para cubrir la demanda empresarial.

Jaramillo advierte que, en los próximos años, se elevará el déficit de profesionales técnicos, especialmente en áreas como programación, gestión de proyectos tecnológicos, análisis de datos y desarrolladores web.

Por ejemplo, según la Citec, existe un déficit de más de 9 mil programadores cada año en el país, así como especialistas en experiencia del cliente y expertos en seguridad informática, lo que evidencia que “próximamente las empresas van a demandar determinados perfiles entre sus nóminas”, precisa el directivo.

Adicional a los beneficios ya mencionados, el director de UTPL-TEC destaca que las carreras técnicas y tecnológicas también brindan la posibilidad de formación constante a los estudiantes. En ese contexto, la oferta de UTPL TEC se caracteriza por su fuerte vinculación con el sector productivo del país, a través de carreras de tercer nivel cortas, máximo de dos años, innovadoras, con un fuerte enfoque práctico y profesionalizante. A futuro, se prevé implementar oferta académica disruptiva en diferentes modalidades de estudio: presencial, abierta y distancia, dual, virtual lo que permitirá convertir en realidad el principio de inclusión y democratización de la educación.

Para concluir, Jaramillo detalla que la promoción de las carreras técnicas y tecnológicas en el país debe ir de la mano del encadenamiento productivo entre las instituciones educativas, las startups o emprendimientos, las entidades gubernamentales y el sector empresarial privado. En esta nueva realidad, la formación técnica y tecnológica que ya se ofrece en universidades se vuelve clave para el futuro desarrollo del país.

Claves para ascender profesionalmente

La combinación de conocimiento e inteligencia emocional aportan al crecimiento en el trabajo.

Pasión por lo que se hace, proyección de la imagen y contribuir al mejoramiento de la empresa son elementos clave para progresar laboralmente.

Todo profesional sueña en algún momento con un ascenso laboral. El interés de poder tener beneficios económicos, profesionales y ascender a un puesto más alto hacen parte de la constante de muchas personas en este momento, pero precisamente para obtener un ascenso de trabajo que es algo que casi todos anhelan, esta meta implica esfuerzos adicionales de nuestra parte.

Para muchos puede que su futuro profesional sea incierto y muchas veces las empresas no brindan oportunidades de crecimiento a sus colaboradores, aunque no todas las compañías son así, tenemos claro el panorama y no parece ser muy positivo; sobre todo cuando en algunos países el pago por el trabajo realizado no compensa la inversión que muchos hacen cuando han estudiado y se han profesionalizado significativamente o, por otro lado, cuando para acceder a mejores oportunidades laborales, se deben tener estudios especializados, posgrados y demás.

Según Ferrán Calatayud, CEO de la Broward International University -BIU-, “a menudo las instituciones académicas olvidan que la inteligencia emocional y las habilidades blandas son clave para el ascenso laboral. El conocimiento es cada vez más una obligación que no nos diferencia, pero el cómo utilizamos ese conocimiento es la clave del éxito y desarrollo. Existen herramientas sencillas que se pueden poner en práctica en el diario vivir dentro del entorno laboral, que poco a poco permitirán a los profesionales seguir escalando y desempeñar altos cargos en cualquier sector”. Ante estas razones la BIU University entrega 3 tips que ayudarán a mejorar laboralmente a muchos profesionales:

Apasiónese por lo que hace
Convertir la carrera en una pasión más no en una obligación facilitará mucho las cosas. Este es un punto clave si nos preguntamos cómo mejorar laboralmente; debemos estar actualizándonos constantemente según el campo en el que nos desarrollamos e incluso ampliar los conocimientos, haciendo cursos de actualización para mantenerse al día en los últimos avances de nuestra área; por otro lado, contar con una perspectiva más general que permita al experto dirigir equipos de trabajo.

Un valor agregado en este aspecto es que también vale la pena inspirarse. Un gran truco para esto es buscar un modelo; por ejemplo, leer la autobiografía de una persona que haya sido muy exitosa en la misma profesión.

Proyecte una imagen
Cuando un profesional se desenvuelve correctamente en el ámbito laboral puede ser esto un punto a favor para lograr un ascenso interno; hay varios aspectos que no se pueden descuidar como son: la puntualidad, cumplir con las citas, hacer las entregas correspondientes en los plazos establecidos, son acciones que sin lugar a dudas siempre estarán a favor del trabajador.

Aspectos como la seguridad, la amabilidad, la empatía, la cordialidad, el respeto son esenciales y ayudarán a dar visibilidad, abrir canales de comunicación con el equipo de trabajo, pero también con otras áreas y superiores.

A esto se le debe sumar una excelente presentación personal, que respete siempre los códigos de vestimenta, proyectar una gran imagen en el trabajo tiene que ver de forma especial con la manera en que nos relacionamos con los demás.

Sea proactivo
En algún momento se han preguntado ¿Cómo mejorar la empresa donde trabajan? Aquí se lo respondemos: para ascender en un empleo es fundamental demostrar que hay interés de parte del empleado por la empresa. Esta pregunta llevará a más de uno a dar un poco más siempre, a proponer soluciones, a buscar nuevos ángulos de acción y adquirir una mirada más amplia.

Sin lugar a dudas todos estos aspectos preparan a los profesionales para recibir mayores responsabilidades y escalar en las organizaciones en un entorno de alta competitividad con formación, estrategia, esfuerzo y disciplina. Estos son aspectos no son difíciles de conseguir, solo se necesita de tiempo, ser constantes, demostrar que como profesionales hacemos una gran labor y dejar que el entorno laboral conozca los logros que tenemos. Aquí está la clave de cómo ascender profesionalmente y progresar en el trabajo.

Rebeca Matute: “se debe valorizar la danza como una profesión”

BAILARINA. Rebeca Matute en la presentación de la obra “Historia de Toa y Manco”.

La lojana aspira crear nuevos espacios culturales, con el fin de promover las capacidades artísticas emergentes.

 

Rebeca Matute de 27 años, es una bailarina de danza contemporánea y de disciplinas similares, reconocida como una de las mayores representantes del arte local.

Sus primeras experiencias en el baile las adquirió a los nueve años, en los talleres ofertados por la Casa de la Cultura Núcleo de Loja, donde aprendió ballet, danza contemporánea y folklore hasta los 17, edad en la que culminó con sus estudios secundarios.

Una vez que terminó el colegio, se mudó al Azuay para estudiar la carrera de Artes Escénicas en la Universidad de Cuenca. En este centro educativo adquirió conocimientos en danza y teatro, dos componentes fundamentales en la licenciatura que Rebeca concluyó en el 2017.

En la actualidad, estudia una maestría en Danza Contemporánea, con mención en Formación del Bailarín en la Universidad Nacional de Costa Rica. Con este título de cuarto nivel, la lojana desea enseñar arte bajo los lineamientos pedagógicos requeridos y con base en su experiencia.

Debido al coronavirus, recibe las clases de manera virtual, no obstante, desea que la situación se normalice para conocer a sus compañeros de forma presencial.

A lo largo de su trayectoria, ha dictado cursos en la Casa de la Cultura, en Casa Talento de Cuenca y ha formado parte de importantes interpretaciones. Ha trabajado con la academia de danza contemporánea de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), entre otros proyectos relacionados con el arte.

¿Cuáles han sido sus presentaciones más importantes?

Cuando era bailarina de la Casa de la Cultura, la obra que recuerdo a la perfección es “Cascanueces”, un proyecto de ballet que se desarrolló en diciembre y que estuvo dirigido a niños. En la obra hubo mucha magia y diferentes elementos que aportaron a la historia.

En la universidad hice danza contemporánea. Cabe recalcar que esta disciplina tiene algunas diferencias con respecto al ballet, ya que le permite al bailarín expresarse desde otro lenguaje.

Junto a la academia “Lojadanza” presentamos una obra en Saraguro titulada “Historia de Toa y Manco”. En este evento bailé como solista y tuve la oportunidad de contar la historia de Loja y su cultura por medio del movimiento corporal. La obra se trabajó en conjunto con la Orquesta Sinfónica y se mostró en el Teatro Nacional Benjamín Carrión Mora como parte del Festival Internacional de Artes Vivas de Loja 2018.

En Cuenca estuve en el Laboratorio Permanente de Creación y Composición, un espacio que permite potenciar el lenguaje contemporáneo con ciertas particularidades. En este espacio me presenté con el coreógrafo y bailarín quiteño Ernesto Ortiz Mosquera, y juntos abordamos el proyecto “La señorita Wang”.

Considero que estas tres obras han marcado mi trayectoria, ya que me han permitido desarrollar y fortalecer los lenguajes de la danza.

¿Cómo percibe el apoyo recibido?

Mis papás siempre han estado presentes. Ellos me inscribieron en los talleres de danza cuando era niña, y es así como incursioné en el ámbito.

Cuando decidí estudiar en Cuenca, mis progenitores me dieron impulso para continuar y luchar por mis sueños, por lo que nunca he recibido una negativa por parte de mis padres y del resto de mi familia.

Con respecto al apoyo de la gente, he sido merecedora de críticas positivas y negativas. Recuerdo que hace varios años la gente no sabía que Artes Escénicas era una licenciatura y se sorprendían cuando les decía que estudiaba esta carrera, no obstante, hoy en día la profesión tiene mayor reconocimiento social.

Los comentarios de las personas nunca faltan. Hay quienes me felicitan por seguir lo que me gusta, asimismo, hay aquellos que no le dan la importancia necesaria al arte.

De todas mis amigas que estudiamos en la Casa de la Cultura, yo soy la única que cursa una carrera universitaria relacionada con la danza, sin embargo, mis compañeras continúan involucradas en el baile y lo realizan conforme a sus posibilidades.

Pese a las críticas que recibo, continúo con mayor motivación, puesto que mi objetivo es aprender para enseñar a los demás.

¿A quién admira?

Hay muchos bailarines que son dignos de un reconocimiento, ya que emprender en esta carrera requiere de mucho sacrificio y disciplina.

Uno de los maestros a los que admiro es Ernesto Ortiz, quien se desempeña como coreógrafo, bailarín y crítico de danza. Esta persona me ayudó a entender el mundo del arte contemporáneo.

Ernesto es muy bueno en lo que hace. Sus obras demuestran un trabajo no convencional, por lo que me parece interesante que en esta área se creen diferentes espacios para mostrarle al público algo innovador.

¿Qué es lo más complicado de la danza?

Pienso que una de las posibles limitaciones es el poco apoyo de las instituciones. Se debe valorizar el arte y considerarlo como una actividad útil, puesto que muchas personas piensan que no aporta y lo catalogan como un simple hobby.

Todas las manifestaciones deben entenderse como una profesión que forma parte del ámbito cultural de un determinado territorio.

Por medio del arte y la danza he aprendido a desarrollar varias capacidades, no solo físicas y corporales, sino que también críticas. Esta labor le permite al ser humano aprender, cuestionarse y reflexionar sobre las cosas.

¿Cuál es el principal reto?

En la danza lo primordial es el cuerpo. La destreza para realizar los movimientos de forma fluida requiere de arduos ensayos que se logran gracias al compromiso del bailarín y de su profesor.

En esta profesión se necesita disciplina y entrega. Lo bonito del baile contemporáneo es que permite que las personas descubren hasta dónde pueden llegar.

¿Cuáles son sus proyectos a futuro?

Quiero culminar la maestría y aplicar los conocimientos aprendidos a través de la enseñanza. Varios exponentes locales, incluida mi persona, queremos que se formalice la educación artística.

Aspiro crear espacios para desarrollar nuevas capacidades en danza que se complementen con una educación académica formal, con el objetivo de promover la escena cultural y potenciar los talentos de Loja.

 

TOME NOTA

Rebeca aprendió danza con Aura Ocampo, directora de la academia “Lojadanza”

EL DATO

Dentro de un año se especializa en Danza Contemporánea.

EXTRACTO

“El arte no es un hobby. Tampoco es algo que cualquier persona aprende porque no es capaz de hacer otra cosa”

 

 

Magaly Jiménez, bailarina de danza árabe y folklore

BAILARINA. Magaly Jiménez se ha presentado en diferentes partes del país.

Exponente del baile oriental que enseña desde el compromiso, experiencia y estrictas técnicas de ejecución.

 

La danza árabe es un tipo de baile milenario. Tiene sus raíces en Egipto, donde se bailaba en los templos, como parte del culto a la fertilidad humana, de la tierra y la adoración a los dioses. Con la invasión árabe se exponía en los harenes de los sultanes y más tarde se empezó a bailar profesionalmente en espacios al aire libre o en las academias.

A lo largo de las generaciones, esta manifestación se extendió por todos los continentes, acogiendo a un sinnúmero de seguidores que la han adoptado a sus diferentes culturas y tradiciones.

En Loja, el baile de origen egipcio gana mayor protagonismo entre la oferta artística de la ciudad. Una de sus representantes es Magaly Jiménez, quien incursiona en la danza por más de 14 años.

En entrevista con diario La Hora, la joven exponente se refirió sobre su trayectoria en el tecnificado baile.

¿Cuándo empezó en esta disciplina?

Inicié a bailar a mis 16 años cuando ingresé a unos cursos vacacionales que organizó el Centro Universitario de Difusión Cultural (CUDIC). En este espacio bailé danza folklórica durante siete años, y es así como empezó mi formación, posteriormente, me retiré del CUDIC y adopté la danza árabe a mi vida. Considero que el baile permite expresar diferentes emociones y mensajes a través de los movimientos corporales, este fue el impulso que me permitió crear mi propia academia en el 2014 denominada “Danza Árabe Loja”.

¿Qué diferencias hay entre ambas manifestaciones?

Desde mi punto de vista, pienso que la danza árabe es más complicada de realizar en comparación con el folklore, puesto que requiere de mayor disociación del cuerpo.

Estas dos expresiones artísticas tienen sus propias técnicas y reglas bien definidas que deben ser respetadas. Pienso que el folklore demuestra el sentir de un país, mientras que la danza árabe viaja por el mundo y expresa cultura.

¿La danza árabe tiene futuro en Loja?

Las personas de la localidad sí han apoyado mi proyecto. Las adolescentes son quienes tienen mayor interés de pertenecer a la academia y quieren aprender nuevas técnicas de baile.

Cabe destacar que la danza árabe está dirigida para hombres y mujeres, sin embargo, en la sociedad se piensa que únicamente es para chicas. En los países árabes, los grandes maestros que tutelan a sus alumnos son hombres, lo que pone en evidencia que cualquier persona puede inscribirse y experimentar cosas novedosas.

En Loja no se normaliza que los hombres bailen danza árabe y considero que este estereotipo debe cambiar, ya que muchas personas la recomiendan porque es muy terapéutica y ofrece diferentes beneficios.

¿Cómo percibe el apoyo de su familia?

Desde pequeña conté con el apoyo de mis seres queridos. Cuando me gradué de la universidad como ingeniera en Banca y Finanzas, pensé en ejercer esta profesión, sin embargo, decidí continuar con la danza, ya que el baile llena mis expectativas y me permite demostrar mi talento.

¿A quién admira?

Soy fan del trabajo de Damiana Levy, una bailarina ecuatoriana que radica en Quito. Me parece una excelente profesional, con quien he tenido la oportunidad de tomar algunas clases y también he asistido a los eventos que organiza. Su trabajo me inspira y me motiva a seguir creciendo en el arte.

¿Cómo están distribuidas sus clases de danza?

En los meses de julio y agosto daremos apertura a los cursos vacacionales con horarios en la mañana y en la tarde, para que las personas interesadas puedan matricularse. Los talleres estarán dirigidos para niños, jóvenes y adultos, mientras que los cursos regulares se extienden desde septiembre hasta el mes de mayo.

Las clases se dictan en el segundo piso del restaurante “Cuna de Artistas”, ubicado en las calles Bolívar, entre Rocafuerte y Miguel Riofrío.

¿Cuáles son sus aspiraciones?

Con otros maestros de danza folklórica y de baile moderno, estamos uniendo fuerzas para crear un instituto cultural, que tiene como finalidad ofrecer una formación integral a los bailarines.

Estoy segura de que Loja tiene mucho potencial que dar, por ello, es importante que se apoye a los artistas que tienen talentos ocultos y que buscan oportunidades para exponer sus habilidades.

Con este instituto, queremos que las personas de la localidad tengan un espacio adecuado para formarse. De esta manera, se lograrán fortalecer las aristas culturales de Loja y de la región sur del país.

 

TOME NOTA

Su esposo y amigos cumplen un rol fundamental en su crecimiento profesional en el baile.

EL DATO

En “Danza Árabe Loja” se pueden inscribir alumnos a partir de cuatro años.

EXTRACTO

“A través del baile puedo demostrar el sentir de un país. Esto me gusta y lo seguiré haciendo”.