Alza de combustible genera reacciones de transportistas

MEDIDA. Para algunos profesionales del volante los costos del combustible encarecen su diario vivir.

Hoy se reunirán para tratar la situación. Aseguran que el incremento mensual no solo les perjudica a ellos, sino también a toda la población.

QUEVEDO • Un nuevo ‘golpe’ a su economía dicen sufrir los transportistas debido a que otra vez se elevó el precio del combustible. Desde ayer hasta el 11 de agosto del presente año, el galón de diésel se comercializará en $1,56, lo que representa un aumento de 3% más que el mes pasado.

Mientras que el galón de gasolina extra costará $2,18; es decir, tiene un incremento de 0.09 centavos. El aumento se da porque está vigente el sistema de bandas que permite que el combustible puede incrementarse hasta 3% cada mes, dependiendo del precio internacional del petróleo.

Transportistas buscarán mantener conversaciones, para que la focalización del uso del combustible sea una realidad.

Desarrollo

“No es posible que cada día suba la gasolina, eso nos afecta. Hay carreras que son largas, y los clientes no quieren pagar”, dijo el taxista Carlos Mora, quien criticó que el Gobierno no toma medidas al respecto, para regular dicha situación.

Dijo que es lamentable que en plena pandemia se den estas situaciones. Do donde deberían apoyarlos, sobre todo a salir de la crisis económica. Indicó que es necesario que se analice la situación y se busque una solución que no afecte a quienes usan el combustible para sus labores.

Por su parte, el presidente de Unión de Cooperativa de Transportes de Pasajeros de Los Ríos, Stalin Cevallos, manifestó que este nuevo incremento estará fuera del estudio que les dio a conocer el Gobierno anterior. Esto cuando se dio el incremento del 15% a la tarifa del pasaje.

Aseguró que hoy van a tener una reunión con los compañeros de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip), porque están trabajando para que se cumpla con la focalización del combustible. Lo que a decir de él debe de darse lo más pronto.

“Ya hubo un incremento, creo que otro más no lo va aguantar ni el pueblo ni nosotros. Esperemos haber que solución nos da el Gobierno”, puntualizó (LRU)

Paralización del servicio

Desde el mes de mayo se dio el alza del pasaje de la transportación de pasajes inter e intraprovinciales. El incremento aprobado fue del 15%, luego de que se diera un paro nacional del gremio. La medida buscaba compensar los costos de operación más altos, como consecuencia de la subida en el precio del diésel.

Precio de combustibles, salud y educación motivaron paro en Imbabura

CIERRES. Desde las 06:00 se realizaron bloqueos en diferentes puntos de la provincia. Se extendieron hasta el mediodía.

Organizaciones indígenas y transportistas bloquearon vías en varios puntos de Imbabura. Tienen un pliego de solicitudes para el Gobierno.

Redacción IMBABURA

Al menos siete sectores de la Panamericana, en la provincia de Imbabura, amanecieron bloqueados ayer. La protesta, protagonizada por organizaciones indígenas y transportistas, se dio al siguiente día de la posesión del nuevo presidente, Guillermo Lasso.

La medida de hecho fue justificada como una manera para presentar sus propuestas al nuevo Gobierno.

“Es necesario dar a conocer lo que está sintiendo la población, las dificultades que vivimos en este momento, la crisis que estamos pasando”, dijo Manuel Catucuago, presidente de la Federación de los Pueblos Kichwas de la Sierra Norte del Ecuador (FICI).

“Lamentablemente, el Gobierno que acaba de salir ha impuesto muchas medidas económicas, decretos que afectan directamente al pueblo ecuatoriano, más aún a quienes no tenemos recursos, ni siquiera para alimentarnos”, mencionó en una rueda de prensa que dio en medio de la paralización.

Explicó que, de manera pacífica, los dirigentes y comuneros se movilizaron en varios puntos del territorio, para que el Gobierno entrante escuche sus propuestas desde el primer día.

Salud y educación, entre las exigencias

Como primer punto dentro de sus exigencias y propuestas, la FICI pide que no quiten el subsidio a los combustibles, para que no suban los pasajes, no suban los precios de los productos de primera necesidad.

Otro de los pedidos inmediatos es declarar emergencia nacional en el tema de salud y educación, porque dentro de las comunidades viven dificultades por estos temas.

“Durante toda esta pandemia muchos de nuestros niños, en las comunidades, en los pueblos, no han tenido acceso a la educación, porque no hay computadoras, ni celulares, peor aún señales”, expuso Catucuago.

Entre las demandas también se pide al Gobierno que, dentro del sector financiero, se bajen intereses, se extiendan plazos o se congelen las deudas. “Toda la ciudadanía está endeudada, tiene préstamos, pero no hay de donde pagar. Sin embargo, están embargadas nuestras casas, nuestros bienes. Nos vamos a quedar sin nada”, añadió el dirigente.

Sobre el manejo de la pandemia, el pedido va direccionado a no imponer mayores confinamientos, al menos sin estrategias de reactivación económica, que aseguran los empuja a ahondar la crisis.

EXIGENCIAS. En una rueda de prensa, los dirigentes de comunidades y organizaciones entregaron las peticiones y propuestas para el Gobierno.
EXIGENCIAS. En una rueda de prensa, los dirigentes de comunidades y organizaciones entregaron las peticiones y propuestas para el Gobierno.

Amenazan con tomar otras medidas

En caso de no ser escuchadas sus propuestas, se dijo que las paralizaciones aumentarán de manera progresiva.

Catucuago afirmó que “si el Gobierno Nacional no escucha, no va a ser nuestra responsabilidad, porque la ciudadanía es la que está pidiendo. Incluso, nosotros nos sentimos presionados por la población de que tenemos que hacer escuchar la voz del pueblo”.

Los pedidos expuestos fueron recogidos en un documento, que se entregó a los asambleístas electos de Pachakutik, como Mario Ruiz, para que lo hagan llegar a las autoridades ejecutivas y legislativas.

Ruiz, tras recibir el documento, dijo que no serán “asambleístas de escritorio, sino de territorio, junto a nuestras organizaciones”.

“Le decimos al Gobierno entrante que, efectivamente, le tomamos la palabra, de conversar, de dar soluciones a las propuestas, a las necesidades. No queremos entrar a un conflicto, inmediatamente de la posesión del Presidente (Lasso), pero sí queremos conversar y decirle que el pueblo está de pie, para enfrentar cualquier política que vaya en contra del pueblo ecuatoriano, pero también para apoyar las que vayan en beneficio”, agregó.

El tránsito en la Panamericana se vio interrumpido por al menos seis horas, 
en sectores como San Roque, Natabuela, San Luis, González Suárez, San Rafael, 
Eugenio Espejo…

Piden derogar tres decretos

Desde la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) se explicó que el cierre de vías es “parte de las medidas de hecho anunciadas por organizaciones sociales, indígenas y campesinas de la provincia de Imbabura, que exigen la derogatoria de los decretos 1054, 1158 y 1183”, firmados por Lenín Moreno.

El decreto 1054 se refiere al reglamento de regulación de precios de derivados de petróleo, donde Petroecuador realiza, hasta el día 10 de cada mes, los cálculos en función de los costos de la abastecedora de combustibles y de los precios de venta del mes anterior, para que, a partir del día 11 se reflejen los nuevos precios de los combustibles en cada una de las estaciones de servicios públicas y privadas a escala nacional.

Por otra parte, el decreto 1158 establece el mecanismo que permite la importación de derivados del petróleo por parte del sector privado, con el propósito de que asuman progresivamente los costos de importación.

Y, el 1183, establece que “con el fin perfeccionar la metodología del sistema de banda de precios y el cálculo de los precios de los combustibles, es necesario que los precios referenciales que recogen las fluctuaciones de los mercados y las bandas sean fijados por el ente de control y no por un actor de la cadena de comercialización”, es decir la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales No Renovables (ARC).

La ineficiencia del transporte público se paga del bolsillo de los más pobres

La calidad del transporte público y su costo impacta más a los que menos tienen.

El costo del transporte y su ineficiencia le cuesta el 30% de su ingreso mensual a los que menos tienen. 

Si gana $300 mensuales, solo por pasajes dentro de la ciudad se debe gastar $30. Además, la baja calidad del servicio y las demoras representan un costo adicional de $60.

Es decir, la utilización del transporte público representa una disminución del 30% del presupuesto en los segmentos con menores ingresos. Pero solo el 11% del gasto estatal en el subsidio de los combustibles llega a los tres segmentos pobres. Mientras,  los tres más ricos se benefician con el 61%.

Según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), $80,2 millones del subsidio al diésel fue a los que menos tienen; mientras que $207 millones a la parte con más recursos de la sociedad.

En el caso de la gasolina extra, la diferencia fue de $2 millones a $39 millones, entre los dos extremos del ingreso en la sociedad ecuatoriana.

Compensaciones y focalización efectiva

Oswaldo Erazo, secretario ejecutivo de la Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados del Petróleo (Camddepe), lamentó que, luego de comenzar a desmontar el esquema de subsidios, el Gobierno de Lenín Moreno no haya focalizado el subsidio ni implementar compensaciones.

En este sentido, se debería implementar transferencias directas a los segmentos más pobres y, en conjunto con los municipios, planificar un plan efectivo para la mejora de servicio.

Además, el presidente electo, Guillermo Lasso, tendrá que sentarse con los gremios de la transportación para acordar un sistema de compensaciones, pero a cambio del cumplimiento de estándares.

“Esas compensaciones pueden incluir disminución de impuestos, devoluciones través del SRI y menores aranceles”, dijo Erazo.

Menos subida al mes

Actualmente, dentro del sistema de bandas, la gasolina extra y eco país pueden incrementarse hasta 5% cada mes, dependiendo del precio internacional de los derivados de petróleo. Por su parte, el diésel tiene un límite del 3%.

El país no tiene recursos para dar marcha atrás en el sistema que funciona desde julio 2020, pero es posible reducir las subidas mensuales.

Así, para la extra podría quedar en 3% y el diésel entre 1% y 2%. Con eso, según Erazo, se reduce el impacto en tiempo de crisis hasta que se establecen medidas de focalización y compensación.

“El argumento para esto es el mismo que declaró el ministro de Economía, Mauricio Pozo, cuando rechazó el aumento de las tasas de interés de los préstamos de vivienda del Biess”, acotó. (JS)

¿Cuánto se ha ahorrado con la eliminación de subsidios?

Ni siquiera entre las dependencias públicas se ponen de acuerdo sobre el ahorro, como consecuencia de la eliminación gradual de los subsidios a los combustibles. Según el Ministerio de Energía, el monto llega a los $600 millones; mientras que el Ministro de Economía apunta a $1.000 millones.

Sin embargo, el cálculo hecho por los distribuidores de combustibles suma $300 millones entre julio 2020 y abril 2021.

Actualmente, el galón de diésel mantiene un subsidio de 67 centavos. Para la gasolina extra es de 27 centavos.

Beatriz Romero, docente e investigadora en desarrollo económico, comentó que le próximo Gobierno deberá implementar -lo más rápido posible- compensaciones directas, porque los precios internacionales de los derivados irán al alza. Por ejemplo, en Estados Unidos se han retomado los niveles de hace dos años.

Asimismo, se deberá aclarar el decreto 1054, debido a que se dice que los precios nacionales deben ir hacia precios internacionales, es decir, los aumentos no terminarían la eliminar los subsidios.

Diesel ‘frenó’ a los interprovinciales

Desolado. Los andenes de la terminal terrestre de Santo Domingo estuvieron vacíos.

Desde las 00:00 de hoy, lunes 19 de abril, la mayoría de empresas de transporte paralizaron sus unidades.

No se ha decretado otra cuarentena en el país. Sin embargo; los andenes de la terminal terrestre de Santo Domingo vuelven a lucir desolados ante la falta de buses interprovinciales e intracantonales.

A partir de las 00:00 de hoy, lunes 19 de abril, retiraron los vehículos que se encontraban en el interior de la estación de pasajeros. Esto significó el cierre de la mayoría de ventanillas y la reducción total del comercio existente en esta institución.

Sin viajar

Durante el fin de semana se oficializó la medida adoptada por los transportistas de este gremio. hoy, la demanda de viajeros fue mínima, sin embargo; hubo quienes no se enteraron a tiempo y llegaban a la terminal terrestre de Santo Domingo con el propósito de viajar.

Cecilia Coronado buscaba un pasaje a la ciudad de Quevedo, pero no lo consiguió. “Afuera hay enganchadores que arman grupos para enviarnos en taxis. Hasta donde yo voy están cobrando 10 dólares y me toca pagar porque no tengo otra alternativa”.

Peticiones

Byron Pozo, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte de Pasajeros de Santo Domingo de los Tsáchilas, recalcó que la medida será por 48 horas y que no habrá cierre de vías para no afectar otras actividades.

“Ofrecemos disculpas a ciudadanía, hemos venido trabajando y tratando de reactivar al país. El Gobierno nos ha tomado como burla y no como un sector productivo”, expresó Pozo.

Señaló que la medida se basa en puntos principales, entre ellos: rechazo al incremento del precio de los combustibles, supuesto acoso de la banca, aforo interpuesto por el COE nacional y por no tener respuestas ante el pedido de vacunación.

“Estamos en un estado de coma, nuestros ingresos ya no dan más”, manifestó Luis Suquillo, presidente de la cooperativa de transporte Alóag. Este dirigente cuestionó la Ley Humanitaria, pues; asegura que la banca y casas comerciales no aceptaron los acuerdos; “han embargado propiedades de las cooperativas y están retirando algunas unidades”. (JD)

Informes
Aneida Baque, administradora encargada de la terminal terrestre de Santo Domingo, dijo que sólo la empresa Andina optó por brindar el servicio hacia Quito-Carcelén-Ibarra.
Livio Ludeña, director provincial de la ANT, recorrió las instalaciones de la estación de pasajeros para constatar la paralización de los servicios. Solicitó los informes para remitirlos a la matriz y no se descartarían futuras sanciones por el incumplimiento de las frecuencias.
El dato:
Aproximadamente 1.300 frecuencias diarias se despachan en Santo Domingo.