El OCP se rompe por segunda vez en menos de dos meses

Las autoridades aseguran que están trabajando para evitar daños mayores.

Un poco más de un mes después de la anterior ruptura del oleoducto, nuevamente se registran problemas en la zona de Piedra Fina.

Un desprendimiento de piedras causado por el debilitamiento del suelo debido a las fuertes lluvias en la zona de Piedra Fina, en la Amazonía, ocasionó este 28 de enero de 2022 la rotura del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP).

Una vez confirmado el incidente, la empresa activó su protocolo de emergencia e inició las acciones de contención orientadas a evitar daños ambientales, e igualmente a evaluar la magnitud del daño en la infraestructura, así como el inicio de las reparaciones correspondientes.

OCP confirmó que no se ha suspendido la recepción de crudo ni las exportaciones del mismo. El personal especializado de la empresa se encuentra en la zona realizando labores de reparación.

De acuerdo con un comunicado oficial, la rotura se registró en una zona en la que el tubo no se encuentra directamente expuesto a los ríos. Se asegura que el derrame de petróleo está controlado y que se trabaja para evitar cualquier riesgo de que este alcance fuentes de agua.

Igualmente, OCP Ecuador aseguró que ha informado debidamente a las autoridades del Gobierno Nacional y de la Provincia de Napo y se trabaja de manera coordinada con las mismas.

“El evento provocado por la caída de rocas sobre el tubo del Oleoducto de Crudos Pesados se dio a las 17:06 del 28 de enero del presente año en el sector de Piedra Fina, evento que no pudo haber sido previsto por la transportadora de petróleo. Se han dispuesto todas las medidas correspondientes para precautelar cualquier daño ambiental y para ello ha dispuesto todos los recursos necesarios para cumplir con dicho compromiso”, manifestó Roberto Grijalva Gerente de Operaciones de OCP Ecuador.

El 10 de diciembre e 2021, los problemas de erosión regresiva del Río Coca dieron como resultado una rotura en el mismo oleoducto. En esa ocasión el bombeo de crudo se paralizó completamente y se tuvo que construir una séptima variante para esa infraestructura.

Gobierno también toma medidas

Por su parte, el Gobierno anunció que técnicos y maquinaria de Petroecuador se han desplazado hasta el sector de Piedra Fina para apoyar en las tareas de contingencia.

Asimismo, recordó que, como parte del contrato que mantiene con OCP para el transporte de petróleo, se cuenta con una póliza de seguros de responsabilidad civil y daños al ambiente para la cobertura de este tipo de eventos.

«Es importante indicar no se ha suspendido la recepción de crudo ni tas exportaciones programadas. Asimismo, las operaciones de la Petroecuador en el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) Y el Poliducto Shushufindi – Quito se desarrollan con total normalidad», puntualizó la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.

Hasta el momento se ha efectuado la notificación a OCP para que presente el plan emergente respectivo y el levantamiento y monitoreo de componentes ambientales y sociales afectados.  Para esto, se ha dispuesto la presencia de un laboratorio acreditado.

«El Ministerio garantizará que las actividades de limpieza contingencia y remediación por la emergencia se den en estricto apego a la normativa ambiental. Adicionalmente, se ha activado la Mesa 1 del COE Napo para garantizar el agua en calidad y cantidad necesaria para la población de la provincia», recalcó el Gobierno. (JS)