Docentes piden garantías para retornar a las aulas

PRONUNCIAMIENTO. Directivos de la UNE dieron a conocer su preocupación.

Hay preocupación entre los docentes de Santo Domingo de los Tsáchilas, por el retorno progresivo a clases presenciales.

Gloria Toapanta, presidenta de la Unión Nacional de Educadores, (UNE) dijo que es necesario que los centros educativos tengan aprobado el Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE), que cuenten con permiso del uso de las instalaciones y garantías de conectividad.

“Si no hay estas tres garantías los docentes no tendrían porque estar en los planteles, mucho menos los estudiantes”, refirió.

Toapanta señaló que hay instituciones que sin contar con estos requisitos ya están asistiendo los profesores, por lo que han pedido audiencia a los directores distritales para denunciar públicamente cuáles son los planteles que están incurriendo con estas faltas para que se tomen los correctivos.

Indicó que los maestros sí están de acuerdo con el retorno a clases, pero con el debido proceso de responsabilidades.

Luis Mendoza, quien es parte de la directiva de la UNE, mencionó que en el tema de conectividad deben existir garantías, sobre todo para que no hagan doble trabajo, dar clases a los alumnos que están en el aula y los que toman clases virtualmente.

Se buscó la versión de Angela Quiñonez, directora distrital de Educación, para que dé  a conocer sobre este proceso,  pero no se obtuvo respuesta. Pero desde el ministerio de Educación se ha indicado que mientras las instituciones educativas no tengan aprobado el PICE no pueden regresar a clases presenciales.  (IJ)

El dato
En la provincia 870 estudiantes de 39 instituciones educativas han regresado a clases semipresenciales.

 

101 planteles en Loja reabren sus puertas

ASISTENCIA. Los estudiantes podrán optar por la modalidad virtual o presencial.

En los cantones de Loja, Saraguro y Catamayo, 2.571 estudiantes retornarán progresivamente a las aulas.

Camilo Espinosa, coordinador Zonal 7 del Ministerio de Educación, manifestó que el nuevo periodo escolar iniciará con algunas particularidades. Los estudiantes optarán por las clases virtuales o se acogerán al plan nacional de retorno gradual, voluntario y seguro, siempre y cuando las instituciones tengan aprobado el Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE).

En el régimen Sierra, 63 establecimientos del cantón Loja tienen PICE aprobado: 31 de Saraguro y 7 de Catamayo, con lo que 2.571 alumnos volverán a la presencialidad. Cada plantel organizará sus modalidades de enseñanza acorde a su conveniencia, lo que permitirá que los docentes distribuyan la jornada entre clases presenciales y telemáticas.

En lo que respecta a vacunación, Espinosa indicó que hasta la fecha se ha inoculado a docentes, directivos y padres de familia. Isabel Cueva, coordinadora Zonal 7 del Ministerio de Salud, dijo que en los próximos días se aplicará el fármaco a los estudiantes, comprendidos entre 12 y 15 años, es decir, octavo, noveno y décimo grado.

Espinosa menciona que como autoridades estarán monitoreando los centros educativos, con la finalidad de actuar oportunamente en caso de que algún docente o alumno presente síntomas de Covid-19. Explica que, si un estudiante es diagnosticado con coronavirus, este deberá retomar las clases virtuales. Asimismo, en caso de que el número de infectados incremente, el aula deberá reintegrarse al modelo en línea.

Para el juramento a la Bandera, se dispuso: únicamente asistirán los estudiantes del Cuadro de Honor (nueve en total). Cada alumno podrá llevar dos acompañantes. Por institución acudirán cinco personas entre directivos y docentes. No se besará la Bandera por motivos de bioseguridad. Los planteles deberán precautelar que los asistentes usen mascarilla y respeten el distanciamiento. No es obligatorio hacer el evento de manera presencial. (JO)

3.000 menores, de 12 a 15 años, recibieron la vacuna anticovid en Loja, entre el 7 y 8 de agosto. Luego de esto, la inmunización a este grupo se detuvo.

Nueve escuelas rurales retornaron a clases presenciales en Esmeraldas

REAPERTURA. Nueve instituciones educativas de las zonas rurales del cantón Esmeraldas retornaron a clases presenciales luego de aprobarse el PICE.

Las instituciones lidian con un máximo de 10 alumnos por aula, en periodos de dos horas y asistencia de dos días por semana.

Luisa tiene 10 años, es la más elocuente en el salón de clases, su sonrisa tan solo cubierta por la mascarilla da cuenta de lo mucho que anhelaba volver a ver a sus compañeros, pero más aprender de su profesora físicamente.

Como ella, otros 14 niños regresaron a las aulas en la Escuela General Básica “José Joaquín Montúfar”, ubicada en el recinto El Tigre, de la parroquia Tachina. Con esta, son nueve las escuelas rurales del cantón Esmeraldas que cumplieron con el Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE) y lograron volver desde esta semana a clases presenciales.

Jahayra Sánchez Miranda, unidocente de la institución, explica que las clases están divididas en dos grupos, a las 07:30 ingresan 10 alumnos y a las 09:30 los restantes, quienes primero deben lavarse las manos, desinfectar su calzado, usar la mascarilla y ubicarse en los pupitres a más de un metro y medio cada uno.

Las clases se extienden por dos horas, dos días a la semana y un tercero, que prácticamente serán todos los viernes, se cumple con la desinfección del aula, apoyados principalmente por los padres de familia.

Compromiso

En otro punto rural, en la parroquia Camarones, la Escuela General Básica “Elías Clavijo” inauguró su año escolar con 17 estudiantes. Ezequiel, Dana, Junior, Angie y Matías, forman parte de esta lista quienes añoraron reencontrarse con su docente, luego de meses de tan solo verse por videollamada.

La profesora Diana Mina Rodríguez, líder de este centro de estudios rural, indica que por el grupo de estudiante se han dividido la asistencia en dos días, nueve reciben clases los martes y ocho los miércoles, ambos por un lapso de dos horas.

Máximo Méndez Mosquera, vocal del GAD Parroquial de Camarones, muestra la limpieza de toda el área circundante a la institución, libre de maleza y la readecuación de los lavaderos. “Los padres de familia pedían volver a las aulas, muchos no tenían para poner internet o celulares para recibir las clases”, contó aliviado.

Asignación

Las nueve escuelas rurales, afirmó Gregorio Gómez, director distrital de Educación, están aprobadas por la Coordinación Zonal, pero para su retorno a clases, debieron entregar el PICE y obtener el compromiso de los padres.

Para este regreso no existió asignación económica, más bien la autogestión de padres y docentes fue clave para acondicionar las aulas. A ello se le suma la colaboración de fundaciones como la Unicef y la Unión Europea Protección Civil y Ayuda Humanitaria, quienes donaron los kits lavamanos a los nueve establecimientos educativos. (JSG)

“La profesora tiene todo el apoyo de los padres de familia y ya queríamos que regresen las clases, cuando eran virtuales todo era difícil.”

Lidia Caicedo

Líder de los padres de familia de la EGB José Joaquín Montúfar

“Esto ha sido una lucha de todos los padres de familia, todos los fines de semana serán ellos quienes realicen la limpieza y desinfección de las aulas”.

Diana Mina Rodríguez

Docente de la EGB Elías Clavijo

“El PICE, es un conversatorio que se realiza con la comunidad para que ellos de manera voluntaria puedan acceder al retorno a clases.”

Gregorio Gómez

Director Distrital de Educación

Escuelas que vuelven a clases

2 de Agosto, Japón, Guayas, República de Panamá, María Magdalena Mejía Pinargote, Luz de América, Ruperto Falconí Alarcón, Elías Clavijo y José Joaquín Montúfar