Ecuatorianos pagan hasta dos veces menos impuesto a la renta que colombianos y peruanos

Un pequeño porcentaje de trabajadores formales contribuyen al fisco.

Antes de la reforma tributaria, un ciudadano con altos ingresos en Ecuador pagaba hasta siete veces menos al fisco con relación a los vecinos. Desde 2022, esa diferencia se acortó.

Antes de la reforma tributaria de Guillermo Lasso, aprobada en noviembre de 2021 y en vigor desde enero 2022, un ecuatoriano con sueldo de $3.000 pagaba un impuesto a la renta equivalente al 2% del total de sus ingresos anuales. Es decir, un pago máximo de $654,96 sobre $32.598 recibidos durante 12 meses.

En comparación, un colombiano, que gana el equivalente a $3.000, pagaba 9% de sus ingresos como impuesto a la renta desde hace varios años. Un peruano, con idéntica remuneración, entrega al fisco el 11% de lo que llega a su bolsillo en un año.

Así, el escenario antes de la llamada “ley impuestera” de Lasso era que un ecuatoriano de altos ingresos entregaba entre cuatro y siete veces menos impuesto a la renta que sus pares en Colombia y Perú.

Comparativo

Desde este 2022, el que gana $3.000 mensuales en el país, y está en relación de dependencia, pagará $2.142,28 anuales, lo que representa el 7% de sus ingresos. En contraposición, sus vecinos colombianos y peruanos seguirán pagando más, es decir, alrededor de $2.847,69 y $4.748,26 anuales, respectivamente.

Napoleón Santamaría, abogado tributario, explicó que, luego de un estudio hecho en conjunto con expertos de los dos países vecinos, se determinó que la reforma tributaria del actual Gobierno solo cierra la brecha de contribución al fisco.

“El incremento del impuesto a la renta golpea al 5% de los sueldos más altos del Ecuador. La clase media promedia desde $1.100 a $2.000 de ingresos al mes. Esos pagan cero de impuesto a la renta, incluso con la reforma de Lasso”, puntualizó.

Lorena Orellana, abogada tributaria, recordó que, desde hace 27 años, todos los profesionales en libre ejercicio en Ecuador deben pagar entre 16% y 17% de sus ingresos en impuesto a la renta y otros recargos.

“Los ecuatorianos en relación de dependencia, y altos ingresos, han venido pagando un porcentaje bajísimo de impuesto a la renta no con respecto a Noruega o Dinamarca, sino con respecto a vecinos de Colombia y Perú donde la distribución del ingreso es muy parecida a la de Ecuador”, acotó.

El impacto de la reforma

El aumento en el pago del impuesto a la renta sobre las personas naturales rige desde enero de 2022. Su impacto se puede medir con la recaudación del mes siguiente, es decir, de febrero de 2022.

Según información del Servicio de Rentas Internas (SRI), en ese mes se recaudó $13 millones más por concepto de las retenciones en la fuente. Hay que recordar que, a los ecuatorianos con un empleo adecuado y bajo relación de dependencia, se les retiene mensualmente un porcentaje de sus ingresos, siempre y cuando estos sumen más de $2.300.

En total, esos $13 millones adicionales representan menos del 6% de aumento con respecto a los $237 millones que se recaudan en promedio por retenciones a la fuente.

En este contexto, se podría esperar que los mayores pagos de impuesto a la renta aumenten la recaudación entre $150 millones y $160 millones hasta diciembre de este año.

Esos montos equivalen a menos del 4% del promedio de recaudación de ese impuesto durante los últimos cuatros años ($4.706 millones).

Orellana puntualizó que la recaudación adicional se incrementará a alrededor de $400 millones desde 2023, debido al pago, bajo las nuevas reglas, de los ecuatorianos en libre ejercicio profesional.

“Los ciudadanos que ahora pagan más impuestos deben ser mucho más exigentes con la calidad del gasto público; y además pedir que se impulse la formalización de más personas y negocios, los cuales no pagan ningún impuesto al fisco”, aseveró. (JS)

Diferencias de pago

  • Este 2022, un ecuatoriano con ingresos mensuales de $3.000 pagará $2.142 al año de impuesto a la renta.
  • Un colombiano y un peruano desembolsarán $2.847 y $4.748 respectivamente.
$14.700 millones recaudó Ecuador de todos los impuestos en los últimos cuatro años.
$31.000 millones se fueron al gasto público.

Derogar la reforma tributaria ahuyentará inversiones

Mientas se mantiene el suspenso sobre el futuro de la Ley de Inversiones, en la Asamblea se apunta a derogar la reforma tributaria.

Napoleón Santamaría, abogado tributario, recalcó que la sola intención ya le hace un gran daño al país.

“Como van a venir a invertir en Ecuador si hace tres meses se aprobó una reforma tributaria y ahora ya se la quiere derogar. Cómo incentivamos al inversionista nacional para que reinvierta sus utilidades, para que saque una parte de sus ahorros en el banco, si no hay certezas”, dijo.

Esa incertidumbre se visibiliza, por ejemplo, en el hecho de que, a pesar de tener altos precios del petróleo, el riesgo país no baja de los 750 puntos. Eso hace que obtener financiamiento externo para empresas nacionales y extranjeras, con operaciones en Ecuador, sea hasta tres veces más caro que en Colombia o Perú.