Sectores productivos y de la construcción aún evalúan pérdidas luego del paro

REUNIÓN. El Comité Empresarial Ecuatoriano se reunió en junio. (foto archivo)

Sectores productivos y de la construcción no creen que se produzca una alta recuperación en los meses que faltan para que termine el año.

A más de dos meses del paro nacional protagonizado por la dirigencia y las bases de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) entre el 13 y 30 de junio de 2022, los sectores productivo,  empresarial y de la construcción todavía evalúan las pérdidas.

La Cámara de Comercio de Quito (CCQ), y la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG) no creen que se produzca una alta recuperación en los meses que faltan para que termine el año.

Miguel Ángel González, presidente de la Cámara de Guayaquil, y del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), puso de relieve que las ventas a escala nacional crecieron en alrededor del 1,5% en el mes de junio, y que, si la movilización indígena no hubiese ocurrido, las ventas se habrían incrementado en el 4% interanual en ese mes. Ahora, las pérdidas en ventas bordean los $826 millones para el sector productivo.

El paro de actividades también representó una disminución de la velocidad de crecimiento de las ventas.  En medio de este complejo escenario, el sector pone su confianza en los próximos feriados nacionales (del Dia de los Difuntos, Independencia de Cuenca, en noviembre; y las festividades de Navidad y Fin de Año,  en diciembre).

González augura que esto permitiría un crecimiento de dos dígitos durante este año.   Bajo estas consideraciones estiman que las ventas podrían crecer en el 9%.

‘Falsa estabilidad’

Miguel Rossignoli, empresario en el área de intercambio de bienes, importación y comercialización de productos nacionales,  alertó que no solo se siguen contando las pérdidas producto del paro, sino que están en frente de una “falsa estabilidad”, que de una u otra manera se ha logrado después del paro.

En los últimos días, representantes de varias compañías se reunieron para analizar la reactivación de esas pérdidas como un riesgo hacia el futuro lo que genera una pausa o un freno a la inversión proyectada, señaló.   “Si por ejemplo se perdió 100 mil dólares en el paro, eso ocasiona que  yo tenga que volver a invertir dinero para reactivar la producción, pero con el riesgo de que después de 90 días (que terminen los diálogos) pueda pasar algo similar.  La falta de inversión ocasiona que el mercado tampoco se expanda  y no se genera empleo ideal”,  agregó  Rossignoli.

El 80% del conglomerado empresarial está constituido por las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES), y nuevos emprendimientos que no cuentan todavía con un gran patrimonio, y que tampoco tienen  cómo presupuestar las pérdidas porque carecen de capitales de inversión.

 “Los paros de actividades terminan por colocar a estos sectores una lápida encima”, expresó Rossignoli . Una empresa es considerada PYME cuando posee entre uno y 250 empleados, aunque esto puede variar también según su nivel de facturación.

 Últimos meses del año

Juan Rivadeneira, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Quito, recordó que la paralización de 18 días produjo una caída importante de las ventas interanuales respecto de junio de 2021.

“De alguna forma se ha recuperado en julio, pero esos días, a la comunidad empresarial y productiva en general le significó enormes pérdidas, y lo más probable es que no se sabe si se podrán recuperar en los meses que quedan para que finalice este año”. (SC)

 “Que no afecte la dinámica”

Aunque el sector empresarial continúa evaluando las pérdidas, tiene la expectativa de que en las mesas de diálogo en las que participa el Gobierno con los representantes de la Conaie, Feine y Fenocin se llegue a buen término para evitar más afectaciones en la dinámica del sector productivo.

Miguel Ángel González puso de ejemplo que en las mesas no deberían establecerse mecánicas de fijación de precios que, en lugar de ayudar, perjudican el desarrollo empresarial.

Por el contrario, subrayó que el enfoque de las mesas debería enfocarse en establecer una hoja de ruta que permita potenciar el crecimiento, bajar costos y mejorar la competitividad de manera que se logren cumplir los objetivos comunes. “Desde el Comité Empresarial Ecuatoriano estamos prestos a brindar apoyo, soporte técnico e incluso participar de las mesas de diálogo con el objetivo de llegar a un consenso donde todos ganemos”, señaló.

Más de 770 millones de dólares en pérdidas calculó el Comité Empresarial por el paro de 18 días, y el comercio fue el más afectado a escala nacional con egresos en ventas por cerca de 400 millones de dólares.  “Los empresarios somos resilientes  e intentaremos cubrir las pérdidas económicas”, aseguró González.

‘No hay obra pública’

Leopoldo Ocampo, presidente de la Cámara de Industria de la Construcción, ve con preocupación el futuro del sector porque aún no se evidencia una propuesta de reactivación de la construcción, considerando que se trata de un sector que dinamiza la economía y que históricamente a aportado al Producto Interno Bruto (PIB) con el 10%, pero tras los sucesos de junio el porcentaje ha bajado al 6%.

Advirtió que la única reactivación se ha dado por un esfuerzo del sector privado en el área inmobiliaria.  Sin embargo, puntualizó que del 100% del sector de la construcción, el aporte privado solo se estima en un 20%. El restante 80% (constructores medianos, pequeños) tiene relación con la obra pública. “Pero esto ha sido bajísimo y casi nulo por parte del Estado”.

En Imbabura esperan recuperarse del paro en más de seis meses

Paralizados. En Imbabura los cierres viales y movilizaciones duraron 18 días seguidos.

Analistas económicos y empresarios coinciden en que la provincia fue una de las más afectadas por las protestas sociales.

Redacción IMBABURA

El comercio, turismo, la industria textil, agricultura y ganadería, son los principales dinamizadores de la economía de la provincia de Imbabura, al norte de Ecuador. Sin embargo, durante 18 días, tiempo que duraron las movilizaciones sociales contra el Gobierno Nacional, la producción de la mayoría de industrias de estos renglones económicos llegó a paralizarse incluso totalmente.

Según las estimaciones del Servicio de Rentas Internas (SRI), empresarios y cámaras de producción, las pérdidas, solo tomando en cuenta los seis cantones de Imbabura, como Ibarra, Antonio Ante, Otavalo, Urcuquí, Cotacachi y Pimampiro, superan los $5 millones.

Economistas como Pablo Aguilar coinciden en que la provincia fue una de las más afectadas por las últimas protestas. “No solo es por la gran presencia de manifestantes que vimos en ciudades como Otavalo y Cotacachi, sino por la para total en la movilización y el sistema productivo de la mayoría de ciudades”.

Precisamente, en ciudades como Otavalo, Cotacachi y Atuntaqui, que dependen a diario del comercio y el turismo, durante más de dos semanas los grupos de indígenas que protestaron en Imbabura les obligaron a cerrar todo tipo de negocio, bajo amenazas de saqueo.

Cristina Escobar, empresaria textil de Atuntaqui, mencionó que las pérdidas diarias en su local superan los $500, que estima le tomará más de lo que resta del año en recuperar, en el mejor de los escenarios.

“Más de la mitad del mes sin ingresos, totalmente bloqueados la producción. Se terminó el paro y llegaron las facturas de servicios y pagos de nóminas, que no miran si el empresario tuvo o no ventas. En 2019, la recuperación de las pérdidas nos tomó más de seis meses, redoblando la producción semanal, pero eso también depende de los compradores”, expuso.

Turismo

Desde el sector turístico, las estimaciones de pérdidas, solo en Imbabura, bordean los $100.000 diarios, tomando en cuenta a restaurantes y servicios de hospedaje, según el Ministerio de Turismo.

Christian Garzón, coordinador zonal de esta Cartera de Estado, dijo que el cese de actividades influye en al menos 52 sectores económicos relacionados al turismo, pero agregó que la principal afectación es sobre la imagen que tienen los turistas del país, en una industria que busca potenciarse en nichos internacionales.

“No solo pierde el dueño de la hostería, del hotel o del restaurante. Se pierde desde el agricultor, el transportista, el guía, porque la cadena de valor del turismo es bien amplia, que involucra a 52 sectores económicos”, comentó.

“El turismo se reactiva con promoción, con clientes, no cerrando carreteras, impidiendo el paso, sino siendo los mejores anfitriones para que el turista, cuando llegue al Ecuador, tenga la mejor de las experiencias”, agregó.

Para Gonzalo Acosta, empresario turístico, las pérdidas en reservaciones y días sin viajeros no se podrán recuperar en lo que resta del año, añadiendo que la empresa privada debería contar con mayores resguardos por parte del Gobierno, para que su inversión no se vea afectada y se ahuyente a futuros emprendedores.

“Generamos empleo, pagamos impuestos, cumplimos con las leyes ecuatorianas, pero este tipo de paralizaciones, que se salen de nuestras manos y no están dentro de ninguna proyección económica, nos dejan al borde de la quiebra”, finalizó.

Desde la Cámara de Comercio de Ibarra, por su parte, se ha resaltado en la necesidad de elaborar estrategias nuevas de reactivación económica en la provincia, ya sumida en una crisis comercial por la pandemia de COVID-19, recalcando que en la mayoría de giros comerciales se llegó a cero ventas y producción durante el paro.

El sector ganadero y agrícola se vio obligado a botar sus productos por los cierres viales.

Petroecuador estima pérdidas de más de $512 millones por el paro

Los mayores daños están en los campos más grandes y productivos como Shushufindi, Libertador y Sacha. No solo se obligó a apagar pozos, sino que también hubo robos de computadoras, cables y otros equipos.

La tarde de este 1 de julio de 2022, luego de que han pasado unas horas desde la terminación del paro, Petroecuador hizo un balance detallado de los daños y pérdidas que se han ido cuantificando en las últimas horas

Ítalo Cedeño, gerente de Petroecuador, explicó que ya se ha recuperado 19.000 barriles de producción, con lo que la empresa estatal alcanza un nivel de 208.726 barriles diarios. Ese nivel, sin embargo, todavía está lejos de los 400.000 barriles que se generaban hasta el 12 de junio de 2022.

En una primera evaluación integral, a los más de $200 millones en pérdidas por la caída de la producción, se han ido sumando otros aspectos hasta llegar a un saldo en contra de más de $512 millones.

A continuación se detallan las principales aspectos de la evaluación hecha por Petroecuador:

Exploración y producción

1.- La producción actual 208.726 barriles por día. Hemos recuperado 19.000 barriles.

2.- Desde el 30 de junio de 2022 se evalúo los requerimientos de materiales, servicios y obras que se requieren.

3.- En ocho días se espera llegar a 90% de la producción. La única limitación son los pozos que se quedarán a workover, porque no fueron apagados de manera técnica.

4.- Se detectaron  situaciones críticas, a causa de acciones vandálicas, en los campos más productivos de Shushufindi, Libertador y Sacha.

5.-  Apenas se firmó el acta de paz se empezaron a reactivar pozos. Se registran 779 pozos cerrados, 34 torres paralizadas y 1’997.685 barriles no producidos durante 18 días de paro.

6.- Se está trabajando en recuperar materiales, reparar servicios de cable, proveer de energía.

7.-  Respecto a Sacha Sur está previsto arrancar este 1 de julio de 202, con 35 mil barriles diarios, y en Shushufindi Norte con unos 11 mil barriles. En el Auca, Orellana, está previsto arrancar Culebra, Yulebra y Anaconda con unos 25 mil barriles.

8.- En unos dos o tres días se evaluará retirar la Fuerza Mayor de las operaciones, pero siempre y cuando la producción se pueda recuperar según los planes.

Transporte de hidrocarburos

1.- Se está incrementando el bombeo por el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), de acuerdo con el aumento de la producción.

2.-  En los terminales de distribución de combustibles se trabajará en horario extendido, sobre todo Ambato, Riobamba y Santo Domingo. Se retomarán las rutas terrestres a Loja.

3.-  Se retomarán los despachos de GNL a los clientes industriales en Cuenca desde Bajo Alto.

4.-  En el terminal de Cuenca ya se despacha gasolina Ecopaís.

5.- El abastecimiento en la ciudad de Quito se realiza de manera paulatina en los terminales.

Refinación

1.- Refinería Esmeraldas está al 70% de capacidad y eso redunda en la producción de todos los derivados. El proceso no es instantáneo, ahí se tiene un tiempo técnico de reposo en crudo, que está entre 60 y 72 horas. Hasta la próxima semana, se prevé alcanzar una operación a plenitud.

2.- En Refinería Libertad, Santa Elena, durante el paro solo se trabajó con la planta Cautivo, pero desde el 30 de junio de 2022, ya está lista la planta Parson para recibir crudo.

DATO.- Durante los 18 días de paralizaciones, el consumo de diésel cayó en 490.864 galones; mientras en el caso de las gasolinas, la reducción fue de 326.154 galones.

Resumen de las pérdidas petroleras por el paro

Concepto Monto USD 
Pérdidas en la gerencia de exploración y producción          284’000.000
Disminución de refinación y exportación de derivados 16’871.926
Pérdidas en comercialización interna 89’150.359
Pérdidas por no exportación crudo Oriente 110’052.000
Pérdidas por disminución de bombeo del SOTE 12’016.413
Costos extraordinarios logística 900.346
Total 512’991.044

 

 

Prado: “En lugar de enfocarnos en la reactivación productiva, tenemos que pensar cómo hacemos que las empresas no quiebren”

GESTIÓN. El ministro de Producción tiene un trabajo arduo para recomponer las industrias.

La cuantificación de los daños a la economía. Los planes de apoyo a los sectores más afectados están en evaluación.

Julio José Prado, ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, se mostró preocupado porque la reactivación económica se paró en seco con las protestas y cierres de vías.

Según el funcionario, la cuantificación de pérdidas solo se ha procesado a nivel de ventas; pero el daño en atrasos de pagos de nómina y empleos se sentirán en las próximas semanas, sobre todo en los niveles micro y pequeño.

Desde el Gobierno se reconocen errores en el manejo de la comunicación y en una baja ejecución de la inversión pública. Después de la crisis política en la Asamblea, el reto está en superar la crisis social y productiva.

P ¿Se ha podido cuantificar exactamente el daño provocado durante semanas de bloqueos violentos de vías?

Durante la primera semana del paro, el promedio diario de pérdidas estuvo en alrededor de $5 millones. La semana pasada estuvimos en alrededor de $25 a $30 millones. En esta tercera semana, cada día adicional de paralización está en al menos $50 millones. Entre los más afectados están todos los sectores productivos de la Sierra Central. En el norte del país están los sectores lácteos, queseros y ganaderos. El sector florícola que tiene pérdidas muy grandes y que no ha logrado exportar sus flores en los últimos días. En la zona centro, sobre todo en Quito, registramos caídas de ventas superiores al 50% en el comercio de la ciudad. En Cotopaxi y Latacunga se botaron una gran cantidad de litros de leche. La pérdida total de leche cruda es de 13,5 millones de litros, y la cifra sigue creciendo. Solo en el sector lácteo y ganadero las pérdidas son de $21 millones y una contracción de ventas del 85%.

El sector exportador está muy afectado, pero también el sector de micro comercio y tiendas de barrio.

P  ¿Qué pasará en las próximas semanas, aunque se termine el paro?

Hemos superado la crisis política en la Asamblea, pero nos queda  la crisis social que tiene que ver con las manifestaciones y la crisis productiva derivada de la paralización. Los sectores productivos estaban teniendo números muy importantes de crecimiento durante los primeros meses de 2022. Ahora tendrán dificultades incluso para pagar buena parte de sus nóminas en los próximos días. Solo hemos cuantificado las pérdidas de ventas, pero el efecto de esta paralización sobre el empleo, sobre los sueldos se verá en las próximas semanas. Es una pena que en lugar de enfocarnos en la reactivación productiva, tengamos que pensar en cómo hacemos que las empresas no quiebren (…) y no me refiero a las más grandes, sino sobre todo micro y pequeñas empresas que ponen en riesgo una gran cantidad de empleos en la Sierra Central.

P  ¿El Gobierno ya está pensando cómo ayudar a los sectores más golpeados por el paro?

Cuando se solucione la crisis social, tenemos que analizar dónde están las mayores pérdidas y por qué se han dado. También, cómo generar paquetes, desde el sector público y privado, que permitan avanzar después de esta nueva caída productiva. Aquí es donde tenemos que tomar decisiones estratégicas, de política pública, y en consenso con la mayoría de la ciudadanía.

Si bajamos el costo de la gasolina extra y el diésel, ese sacrificio tiene que salir de algún lado. Si se gasta más en algo, el resultado es menos recursos para reducciones de costos en aranceles, apoyos a algunos sectores productivos, programas de emprendimiento o más créditos. Creíamos que no hay que seguir incrementando los subsidios, que además son ineficientes. No les sirven al sector indígena. Más bien incluso creíamos que las propuestas de la Conaie tenían que ir por otro lado. Qué tal si se proponía que incrementemos la educación en la zona de la Sierra Central, o la salud y la cantidad de hospitales o centros.

P  ¿Qué mea culpa se hace desde el Gobierno sobre las políticas y acciones que ha hecho hasta el momento?

Creo que hay que hacer un mea culpa primero en mejorar el proceso de comunicación. La narrativa desde todos los ministerios tiene que llegar a que todos entiendan porqué es tan importante el proceso de competitividad y productividad, qué significan las inversiones, qué significa un acuerdo comercial y por qué eso va a beneficiar al emprendedor, microempresario y comerciante de la Sierra Central y el resto del país. Eso es esencial.

Tampoco hemos logrado transmitir lo suficientemente bien a las bases del movimiento indígena de dónde venía, por ejemplo, el aumento de precios que se estaba sintiendo en varios productos de primera necesidad.

Otro tema que debemos mejorar es la inversión pública y enlazarla con la inversión privada. Más infraestructura y más inversión en el tema social con una ejecución rápida. Por eso se ha decretado el estado de emergencia, por eso se están trabajando en temas de educación y estamos pensando en reforzar elementos de inclusión a todo nivel y la desnutrición crónica infantil. (JS)

Más de una docena de gremios productivos piden una nueva declaratoria de estado de excepción

La libre circulación de camiones con productos e insumos es indispensable para la economía nacional

La preocupación es creciente porque las pérdidas siguen aumentando, pero los bloqueos y amenazas de medidas de hecho no se detienen. Se exige al Gobierno que despeje las vías lo más pronto posible. 

Tras diecisiete días de manifestación, los bloqueos en las principales carreteras a nivel nacional han impedido la movilización de carga de exportación y han provocado una ruptura de la cadena de abastecimiento de productos que pone en serio riesgo el sostenimiento de los empleos, la seguridad alimentaria y salud de las familias. Esto se detalla en un comunicado oficial, emitido este 29 de junio de 2022, por las agremiaciones de sectores como el florícola, la industria atunera, los productores bananeros, arroceros, palmeros y la Federación de Exportadores del Ecuador (Fedexpor), entre otros.

«Desde el sector productivo exportador, hemos promovido permanentemente el diálogo como mecanismo para encontrar soluciones conjuntas al momento que atraviesa el Ecuador. Sin embargo, la posición intransigente de algunos líderes indígenas ha puesto al país al borde de la quiebra económica y la ruptura social, desnaturalizando la búsqueda franca y transparente de acuerdos mínimos en beneficio de todo el país», dicen los gremios.

El libre movimiento de personas y productos a nivel nacional es cada vez más urgente para evitar mayores daños. Por eso, todos estos sectores exigen al Gobierno «la declaratoria del Estado de Excepción, así como el uso de todos los mecanismos amparados en la Constitución para restablecer urgentemente el orden y las libertades ciudadanas, así como garantizar el inmediato abastecimiento a todo el país».

El transporte pesado también pide soluciones inmediatas

En otro comunicado, La Cámara de Transporte Pesado de Pichincha, aunque no se refieren específicamente a un estado de excepción, si reclaman acciones inmediatas para evitar que  la cadena productiva de toda una nación siga siendo afectada por la falta de colaboración en el diálogo por parte de los señores dirigentes de las organizaciones sociales indígenas.

«No podemos seguir siendo presas de los actos vandálicos, que obstaculizan vías sin permitir el libre tránsito. Los camiones llevan productos perecibles, alimentos, medicinas, combustibles, entre otros insumos, necesarios para sostener todas las cadenas productivas de la economía del país», puntualizan los transportistas.

Además, recalcan que un día sin producción es un día sin generación y puede afectar en la mesa de todos los ecuatorianos. «Si continuamos así, perderemos todos, emprendedores, artesanos, agricultores, floricultores, pequeñas, medianas y grandes empresas y los ciudadanos en general. Es inaceptable que las demandas violentas de un grupo de ciudadanos, que exigen sus derechos, están vulnerando los derechos de les demás», aseveraron.

Durante la mañana de este 29 de junio de 2022 se hizo viral un video, tomado por la Policía Nacional, sobre el bloqueo a la circulación de camiones en la vía Aloag con dirección a Quito. Sin embargo, desde el municipio de la capital se anunció que se está haciendo operativos para que el tráfico fluya. (JS)

 

Turismo pierde 5 millones de dólares por el paro nacional

SITUACIÓN. Quienes generan algún emprendimiento en el turismo corren el riesgo de quebrar.

Quienes están dedicados a las actividades del turismo, aseguran que en Tungurahua la situación es crítica debido a los 16 días de paro nacional.

Quintas, hoteles, complejos y todo tipo de servicios turísticos se han paralizado mientras las pérdidas económicas diarias en la provincia ascienden a los 350 mil dólares.

Este impacto de crisis este sector, le significa a la provincia una pérdida de al menos 5 millones 600 mil dólares desde que inició la paralización.

 

 

Testimonios

La falta de visitantes al complejo de Luis Moreta, desde que inició el paro nacional, lo tiene preocupado porque es un espacio que inauguró hace un año con la esperanza de generar recursos que perdió en la pandemia pero con la situación que vive el país vuelve a empezar de cero.

Su complejo comunitario está en Apatug de Patate, invirtió su capital y en 16 días de paro nadie llega hasta el espacio y eso ya los tiene desesperados.

 

 

CIFRAS:

  •  5 MILLONES de dólares de pérdidas ya se contabilizan en el sector en Tungurahua por el paro nacional.
  • 350 MIL dólares diarios son los que pierde Tungurahua en la paralización.

 

 

Carla Cerda es otra empresaria que vive de un balneario en el que generaba al menos mil dólares en fines de semana, ahora ha tenido que cerrar las puertas porque no hay quien ocupe las instalaciones.

Lo mismo siente Jaime Salazar, dueño de un hotel en el centro de Ambato que recibía sobre todo comerciantes de otras ciudades como huéspedes, pero con el cierre de las vías nadie llega.

Pero ellos no serían los únicos perjudicados, hay quienes a fuerza tuvieron que quedarse porque no tienen unidades de transporte público para movilizarse a distintas ciudades e inclusive a otros países.

En ciudades como Baños, un 95% de las personas viven del turismo, lo que cada día les representa más de 100 mil dólares en pérdidas por el paro nacional.

 

EL DATO
El plan de turismo de 2022 incluirá 
ejes de seguridad debido a los últimos 
acontecimientos.

 

Las autoridades

Danilo Arostegui, coordinador de Turismo del Gobierno Provincial de Tungurahua y del Comité Provincial de Turismo manifestó que la situación es compleja debido a que el turismo es parte de la cadena productiva por lo que las pérdidas son cuantiosas.

Esta área se ha afectado a nivel local, nacional e internacional dijo el funcionario quien asegura que situaciones como esta afectan la imagen del país.

“La situación se agrava debido a los avances que tuvo Tungurahua con la reactivación económica luego de una pandemia que duró dos años, pero ahora hay un retroceso que afecta al sector de manera inminente” agregó Arostegui.

 

TOME NOTA 
En el 2020 en Tungurahua se declaró fortalecer el turismo 
rural, el turismo de hacienda, del agro-turismo para potenciar 
desde territorio esta industria.

 

El impacto

Para los expertos, vivir una paralización de 16 o más días para la provincia en estos momentos es crítico.

Esto debido a que hasta hace un mes, lo que ocupaba los primeros lugares de reactivación económica en Tungurahua, ahora los negocios y servicios de turismo decaen de manera considerable al punto de poder quebrar.

Según los datos estadísticos manejados por el Fomento de Turismo, en los feriados del último año Tungurahua ocupaba hasta el tercer lugar de las provincias más activas turísticamente.

Esto indicaba que mientras el país registraba un 40% de reactivación del sector de turismo, la provincial ya cumplía el 60%.

Este trabajo se había logrado hasta antes de la paralización nacional, logro alcanzado en un trabajo mancomunado con la Cámara de Turismo, así como las municipalidades que se activaron no solo el sector productivo sino social.

 

Proyección

Al momento, ya se trabaja en la Agenda de Turismo 2022-2026, sin embargo, ante estos inconvenientes que vive el país se ha incluido temas de seguridad en los ejes de trabajo con el fin de cambiar la perspectiva del turista. (CNS)

 

Los expertos aseguran que el paro nacional puede quebrantar ese acercamiento entre los comuneros y los visitantes en el tema de turismo.
Postura. Los expertos aseguran que el paro nacional puede quebrantar ese acercamiento entre los comuneros y los visitantes en el tema de turismo.

 

El turismo comunitario se afecta

Elisa Briseño, técnica en Turismo de Tungurahua, dice que el impacto económico no es el único problema, pues la connotación social también influye en las comunidades indígenas.

Esto porque, desde hace años, buscan un giro no solo agrícola – productivo en sus sectores, sino el de mostrar al mundo lo que guardan en su etnia, cultura y turismo.

Sin embargo, los conflictos generados en los últimos días pueden quebrantar ese acercamiento entre los comuneros y los visitantes, explicó Briseño.

En los próximos días se realizarán reuniones con el Comité de Turismo para presentar las estrategias que les permitan reactivarse de manera efectiva a todos los sectores turísticos de la provincia.

El paro y los subsidios ya se comieron los ingresos extraordinarios del petróleo para 2022

Se suman subsidios como la reducción del precios de la extra y súper, la condonación de deudas y los costos para rehabilitar pozos petroleros, los $1.200 millones adicionales por los altos precios del crudo se quedan cortos.

Este 15 de junio de 2022, al inicio del día 15 de paralizaciones y bloqueos, la economía ecuatoriana sigue acumulando golpes. Uno de esos golpes es que, entre compromisos de más subsidios y las pérdidas en ventas y producción en amplios sectores, el país ya se ha comido lo que se proyectaba recibir como ingresos extraordinarios del petróleo.

Así, la estimación era que, si se mantenían los precios del barril de crudo en alrededor de $100, la caja fiscal recibiría $1.200 millones adicionales hasta final de 2022. Es decir, esos miles de millones eran un extra por encima de lo presupuestado por el Gobierno.

Sin embargo, esos apetecidos ingresos extraordinarios, que sectores políticos y sociales exigían que se gaste para solucionar la crisis, ya están comprometidos.

Por un lado, la administración de Guillermo Lasso, como respuesta a las exigencias de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), ha anunciado en los últimos días un paquete de medidas que representan un gasto adicional de al menos $600 millones.

En ese paquete está el aumento del Bono de Desarrollo Humano, el subsidio para la urea, semillas y otros insumos, los nuevos créditos  al 5%, y la condonación de las deudas hasta $3.000 millones en la banca pública. Solo en esas medidas se van alrededor de $374 millones.

A eso, se suma el reciente anuncio de reducir en 10 centavos el precio de la gasolina extra y el diésel, lo cual representan un gasto anual adicional de al menos $226 millones.

En total, en cinco acciones, se totaliza un gasto público adicional de $600 millones. Eso representa casi el 18% del presupuesto anual para salud, el 12,35% de los recursos destinados para educación durante todo 2022, o la mitad de lo que se esperada recibir como ingresos extra por los altos precios del petróleo.

A todo este mayor gasto público, se añade que, hasta el domingo 26 de junio de 2022, se había calculado una pérdida en venta y producción, en todos los sectores económicos del país, de al menos $500 millones. Ese monto seguirá creciendo, a razón de $50 millones diarios, si los bloqueos, el sabotaje y la violencia no terminan, según explicó el ministro de Producción, Julio José Prado.

En otras palabras, lo que se iba a ganar por un lado, se ha ido rápidamente, en cuestión de dos semanas, en el saco roto de un paro costoso para el Gobierno y todos los cuidados, a criterio de Cristian Romero, economista.

» Siempre los subsidios que se van para un lado representan ajuste en otro. Como dijo en algún momento el ministro Cueva, antes de que el paro se radicalice, los ingresos extraordinarios del petróleo no nos hace nadar de repente en la abundancia, solo nos dan un poco de margen y alivio. Solo en subsidios a los combustibles, sumando el congelamiento de 2021 y la rebaja de 2022, se deberán gastar alrededor de $3.300 millones al año. Esos son miles de millones menos para salud, educación, conectividad o reales proyectos de reactivación para el campo», dijo.

La cuenta de los gastos adicionales se podría abultar incluso más si se toma en cuenta que, dentro de la emergencia en el sector de la salud, se proyecta destinar $200 millones adicionales a un sector que ya tiene un presupuesto de $3.377,33 millones para todo 2022.

Además, no se está tomando tampoco en cuenta lo que costará volver a poner operativos los más de 1.000 pozos petroleros parados a la fuerza por manifestantes. Si el costo promedio es de 1,5 millones cada uno, la cuenta final no será menor a $1.500 millones. (JS)

DATO.- Entre enero y mayo de 2022, solo en los aspectos básicos del Presupuesto General del Estado (PGE), ya se han gastado $8.267 millones desde el Gobierno Central. El 64% de ese total se fue a sueldos y transferencias a Gobiernos locales y otros.