Cenar menos de dos horas antes de dormir eleva riesgo de diabetes

Comer muy tarde y de modo abundante no solo perturba el sueño, sino que afecta a la salud.

Según los resultados de un estudio, comer muy cerca de la hora de meterse en la cama afecta el nivel de tolerancia a la glucosa del organismo.

MADRID. Cenar tarde, menos de dos horas antes de acostarse, aumenta en un 50% el riesgo de padecer diabetes, según un estudio.

Liderada por la catedrática de la Universidad española de Murcia Marta Garaulet, en colaboración con la universidad estadounidense de Harvard y el hospital general de Massachusetts, de Boston, la investigación apunta a que tomar la cena a una hora muy cercana al momento de meterse en la cama afecta a la tolerancia a la glucosa, especialmente en aquellas personas con una variante genética de riesgo en el receptor de la melatonina denominada MTNR1B.

Eso ocurre, indica el estudio, financiado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, porque la melatonina endógena, que se genera durante la noche cuando se acerca la hora del sueño, está implicada en las alteraciones de la glucosa que se producen en el metabolismo.

Las personas que además tienen la variable genética mencionada presentan una menor secreción de insulina por el páncreas cuando comen tarde por la presencia de esa melatonina.

Los resultados sugieren que, en presencia de alimentos, la melatonina provoca que el páncreas reduzca la producción de insulina, lo que hace que aumente el nivel de azúcar en sangre.

Según estudios previos de Garaulet, se considera una cena tardía aquella que se hace unas dos horas antes de irse a la cama, ya que el cuerpo comienza a producir melatonina una media hora antes de dormir.

La principal novedad del estudio es que se ha logrado establecer la relación entre el funcionamiento de la insulina del páncreas y la melatonina. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Conoce los puntos de pruebas PCR gratuitas en Quito

Las mafias, más poderosas que los cárteles, ya operan en Ecuador

Cómo pedir un crédito y no morir en el intento

La Covid-19 puede causar diabetes y dañar el páncreas

La diabetes afecta a 422 millones de personas en el mundo; 62 millones en América.

Un especialista mexicano señala que uno de los síntomas detectados en pacientes con Covid-19 es glucosa alta y daños en el páncreas.

CIUDAD DE MÉXICO. La Covid-19, la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, ha dejado estragos de salud en quienes la padecen, entre ellos cuadros de glucosa alta y daños al páncreas, indicó un experto desde México.

«En los pacientes que llegaron a los hospitales a atenderse por estar contagiados de Covid-19, encontraron que muchos de ellos llegaron con niveles de glucosa alta, sin tener diabetes«, advirtió en conferencia de prensa Josafat Camacho, presidente médico de la Federación Mexicana de Diabetes.

El especialista explicó que la aparición de esta enfermedad tras la Covid-19, podría atribuirse a una destrucción del páncreas por el coronavirus o al tratamiento farmacológico con cortisona que se utiliza para reducir la inflamación en pacientes contagiados.

«Aunque también sabemos que la mitad de los diabéticos no saben que lo son y quizá se les detecta al momento de ser ingresados por Covid-19«, argumentó.

Afirmó que actualmente se cuenta con los elementos suficientes para determinar que el SARS-CoV-2 afecta al páncreas y lo destruye.

«Se ha demostrado que hay destrucción de células beta. Entonces estaríamos hablando de una nueva diabetes secundaria a la Covid-19«, planteó.

Sin embargo, aceptó que todavía es muy prematuro para saber si esta diabetes será temporal o ya será una condición de por vida.

A casi dos años del inicio de la pandemia en México, más de 3,8 millones de mexicanos se han contagiado del SARS-CoV-2, mientras que 290.374 personas han muerto a causa del virus.

El experto recordó que la diabetes es una enfermedad que, de no controlarse adecuadamente, reduce la vida de una persona entre ocho y 10 años.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes es una enfermedad que afecta a más de 422 millones de personas en el mundo, de las cuales 62 millones se encuentran en la región de las Américas. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Cifra de muertos en la ‘Penitenciaría del Litoral’ sube a 58

Gobierno crea comisión, nuevo parche para la crisis carcelaria

‘Pacto mafioso’, artículo de Paco Moncayo