Otros 76 presos son trasladados de la cárcel de Santo Domingo

Familiares de internos esperan noticias tras el motín ocurrido en la cárcel de Santo Domingo el 9 de mayo.

Las autoridades informaron del cambio a un centro de reclusión no identificado, desde donde los reos serán distribuidos a distintas prisiones. La medida tiene como objetivo pacificar la cárcel de Santo Domingo.

Las autoridades penitenciarias de Ecuador informaron este miércoles (11 de mayo de 2022) del traslado a otra cárcel del país de 76 presos desde la prisión de la ciudad de Santo Domingo, donde se registró la matanza que el lunes dejó 44 reos asesinados.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI) sostuvo que, «para precautelar la vida, el orden y seguridad, se realizó el traslado de 76 personas privadas de libertad (de la cárcel) de Santo Domingo a otro centro, desde donde serán movilizados a distintos centros de privación de libertad».

El traslado sigue a otro similar de seis supuestos cabecillas de bandas delictivas efectuado el lunes tras el amotinamiento que dejó sangrientas imágenes y que respondería a la rivalidad entre los integrantes del grupos que se hacen llamar ‘Los Lobos’ y los ‘R7’.

También se da después de que hayan sido recapturados 200 de los 220 reclusos que el Ministerio del Interior confirmó que se habían fugado durante los incidentes del lunes.

Nueva alerta de motín

La cárcel de Santo Domingo de los Tsáchilas, o cárcel de Bellavista, fue escenario este miércoles de nuevos desórdenes y un intento de motín, según confirmó el servicio penitenciario ecuatoriano.

Sobre este último suceso, el SNAI dijo que se activaron «inmediatamente protocolos de seguridad» junto con efectivos de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas tras una alerta de incidentes en el penal.

«Junto a la Policía Nacional y Fuerzas Armadas se realizaron operativos y controles en todos los pabellones con la finalidad de precautelar la integridad de las personas privadas de libertad y prevenir afectaciones en el Centro de Privación de Libertad, evitando así dicho amotinamiento», indicó un comunicado oficial.

Vídeos difundidos en redes sociales mostraron a varios presos encaramados en un techo metálico gritando a miembros de las fuerzas de seguridad, además de uniformados militares acordonando el perímetro de la prisión. Aparentemente exigían garantías para su seguridad.

Audios atribuidos a presos de mediana seguridad de esa prisión y distribuidos por redes también dieron cuenta de algún tipo de incidente y la alarma causada entre los reos por la presunta llegada al pabellón de integrantes de grupos organizados.

Traslados bajo la mira

Precisamente, los traslados de presos y líderes de grupos organizados vinculados al narcotráfico y que ya se vieron involucrados en violentos ajustes de cuentas en prisiones del país están bajo el punto de mira puesto que algunos de esos movimientos respondieron a habeas corpus dictaminados por la Justicia.

El director del SNAI, Pablo Ramírez, criticó que la Justicia ordenase en el último mes 124 traslados de presos a la cárcel de Santo Domingo, procedentes de la prisión de Cuenca, donde a inicios de abril se produjo otra matanza que acabó con la vida de 20 reos.

El presidente de la Corte Provincial de Justicia de Santo Domingo de los Tsáchilas, Juan Carlos Mariño, pidió en un comunicado la activación de un Comité de Crisis para «adoptar medidas articuladas entre la autoridades involucradas», destinadas a proteger la vida y la integridad física de los presos.

La del lunes es el más reciente de una serie de sanguinarios motines que se han cobrado la vida de más de 400 reclusos desde 2020, de ellos 63 solo en este 2022.

La crisis carcelaria que atraviesa Ecuador ha llevado a organismos como la ONU y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a expresar su preocupación y pedir al Gobierno medidas urgentes para reducir la población carcelaria y asumir el control de las cárceles.

Ecuador está en vías de contratar a 1.400 nuevos agentes penitenciarios, ha anunciado la concesión de 5.000 indultos y desarrollado la primera política del país de derechos humanos hacia la población penitenciaria. EFE

Ministerio del Interior señala traslado de alias ‘Anchundia’ entre las causas del motín en Santo Domingo

Alias ‘Anchundia’ durante su traslado a ‘La Roca’, junto a otros cuatro líderes de bandas, considerados de alta peligrosidad.

A Freddy Anchundia, líder de la banda R7, se lo trasladó a ‘La Roca’ (Guayas) desde Turi (Azuay), tras ser señalado como mentalizador de la masacre que en Cuenca dejó 20 presos muertos. Ahora, en Santo Domingo, alias ‘Anchundia’ vuelve a sonar en la masacre que deja 43 presos fallecidos.

Freddy Anchundia Loor fue detenido en 2016, mientras celebraba el día de la madre. Desde 2015 estaba en la lista de los más buscados del Ecuador por sicariato, aunque tiene otros delitos como microtráfico y extorsión.

Alias ‘Anchundia‘ ha estado en más de un centro penitenciario: Cuenca, Guayaquil y Santo Domingo de los Tsáchilas; en dos de estas prisiones ha sido señalado como mentalizador de las masacres carcelarias de Turi, donde hubo 20 muertos en abril de 2022. Menos de un mes después, este 9 de mayo de 2022, en la cárcel de Santo Domingo se registran 43 muertos y ‘Anchundia’ volvió a sonar.

Según las autoridades, su traslado desde la cárcel ‘La Roca’ a Santo Domingo habría desatado el motín, ya que él es líder de R7 y fue trasladado a ‘La Roca’ junto a Líderes de ‘Los Lobos’; pero ellos siguen en Guayas bajo alta seguridad.

 

 

Ministerio del Interior señala a los jueces

“Las medidas adoptados por ciertos jueces terminan siendo dramáticas y generan estos incidentes. Es predecible que quienes buscan movilizarse de un centro de privación y encuentran apoyo jurídico son los que están detrás, lastimosamente, de estas masacres. Son los mismos actores que hace un mes en la cárcel de Turi, en Cuenca, participaron”, señaló este 9 de mayo de 2022 el Ministerio del Interior.

Anchundia obtuvo una medida para ser trasladado a Santo Domingo por parte del juez Aquiles Dávila, de la Unidad Judicial Penal Sur de Guayaquil, quien resolvió esta acción de protección con medida cautelar que solicitó Anchundia.

La defensa de Anchundia pidió el trasladado porque el líder de R7 habría recibido amenazas de muerte, maltrato físico en los baños y celdas, insultos lo que le impedía salir de su celda durante varios días.

“Me dijeron que llegarían hasta el punto de matarme y que parezca un suicidio; aquí me quieren ahorcar y después manifestar que yo me he ahorcado”, dijo el recluso. (AVV)

 

“Las medidas adoptados por ciertos jueces terminan siendo dramáticas y generan estos incidentes. Es predecible que quienes buscan movilizarse de un centro de privación y encuentran apoyo jurídico son los que están detrás, lastimosamente, de estas masacres», Ministerio del Interior.

43 asesinados en la cárcel de Santo Domingo

Las autoridades y la Policía aún hacen un recuento de los presos para saber si hubo fugas.

La Fiscalía General del Estado informó de la cifra. 450 uniformados recuperaron el control en la cárcel de Bellavista. 

La Fiscalía General del Estado informó que se han contabilizado 43 fallecidos por el motín ocurrido la madrugada de este 9 de mayo de 2022 en la cárcel Bellavista, de Santo Domingo de los Tsáchilas.

La revuelta, según la Policía, fue liderada por el grupo de ‘Los Lobos‘, que ya se ha convertido en un cártel de narcotráfico.

La Policía todavía realiza el conteo de los presos para conocer con certeza si hay fugas. Incluso, están activos tres tipos de controles en la ciudad y en las carreteras.

Según el comandante  de la Policía, general Fausto Salinas, los uniformados han retomado el control en la cárcel de Santo Domingo. En las intervenciones, en la participan 250 policías y 200 militares, se han recuperado cuatro fusiles de asalto, pistolas, granadas, alimentadoras.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, cuestionó el traslado de uno de los jefes de esa banda de Guayaquil a Santo Domingo, cuando debía ir hacia ‘La Roca’ (Guayaquil), que es una prisión de máxima seguridad.

En 2022 fallecieron 316 reclusos. En este año ya sumarían 63, con la masacre en El Turi, en Cuenca, en abril. (DLH)

Autoridades informan de dos muertos en motín carcelario en Santo Domingo

La información la dio a conocer el ministro del Interior, Patricio Carrillo.

El nuevo hecho de violencia carcelario ocurrió la madrugada de este 9 de mayo en la prisión de la ciudad de Santo Domingo.

Al menos dos presos resultaron muertos y otros cinco heridos este lunes 9 de mayo de 2022, en un nuevo amotinamiento ocurrido en Ecuador, esta vez en la cárcel de la ciudad de Santo Domingo, según informó el ministro del Interior, Patricio Carillo.

El titular de la cartera de Interior explicó que las víctimas son producto de un nuevo enfrentamiento entre las mismas bandas rivales que el mes pasado protagonizaron una masacre en la cárcel de Cuenca que dejó 20 reclusos fallecidos y al menos otros 20 heridos.

Durante este nuevo motín en Santo Domingo, que comenzó entre las 02:30 y 03:00 hora local (07:30 y 08:00 GMT), hubo alrededor de 40 reos que intentaron fugarse de la prisión pero que pudieron ser recapturados por las fuerzas de seguridad. EFE

Motín en Turi muestra que la crisis carcelaria no terminó

REALIDAD. El último motín es otro capítulo del descontrol en el sistema penitenciario

Enfrentamientos en el centro de detención, ubicado en Cuenca, prendieron de nuevo las alarmas sobre la falta de gestión gubernamental

Patricio Carrillo, ministro del interior, durante una rueda de prensa desde Cuenca (Azuay), confirmó un balance preliminar de 19 muertos luego de enfrentamientos registrados la cárcel de Turi.

Esos enfrentamientos, que iniciaron en la madrugada del domingo 3 de abril de 2022, tuvieron como epicentro al pabellón de alta seguridad del lugar.

Carrillo señaló que las causas se relacionan a que una organización «quiere tener un poder absoluto al interior del centro y hay unas células que se han revelado contra ellos». Además, enfatizó que no se declarará estado de emergencia o excepción para controlar los últimos eventos.

Sin embargo, reconoció que no se tiene el control de la cárcel, por lo que los muertos contabilizados hasta la noche de ayer eran solo los que se pudo verificar en la parte externa. El interior seguía en manos de los presos.

Por su parte, el director del Servicio de Rehabilitación (SNAI), Pablo Ramírez, explicó que se evacuaron a 90 Personas Privadas de Libertad (PPLs). De ese total, 10 estaban heridas y fueron atendidas en cinco ambulancias ubicadas en las afueras de la cárcel de Turi.

La secretaria de DD.HH. Bernarda Ordóñez, expresó condolencias a las familias de los fallecidos; y puntualizó que esa dependencia pública está hecho cargo del levantamiento de los cuerpos y la provisión de los féretros.

Las autoridades negaron las versiones de que presos se hubieran fugado en medio de los incidentes.

Pocos avances en la gestión de la crisis carcelaria

Nelsa Curbelo, miembro de la Comisión de Pacificación de las cárceles, recalcó que, ante los enfrentamientos en Turi, queda claro que las autoridades no han podido avanzar en los planes de gestión de la crisis carcelaria.

Curbelo puntualizó que hay cuatro acciones básicas que se deben implementar a la brevedad posible: retomar control total de cárceles; establecer una real y efectiva política pública sobre el tema; agilizar los procesos para terminar el censo penitenciario en marcha; y concretar una inversión en rehabilitación integral y respeto de los Derechos Humanos de las Personas Privadas de la Libertad (PPLs).

De la mano de esas macro acciones, el Gobierno se comprometió a implementar medidas como el traslado de los cabecillas de los centros de detención para evitar más masacres. Además, se espera la rehabilitación de sitios abandonados en administraciones pasadas como la cárcel de La Roca.

Meses antes del último amotinamiento, informes del Servicio de Rehabilitación (SNAI) y de la Asamblea Nacional ya señalaban 12 grandes falencias en el centro de detención de Turi.

Entre las principales falencias, registradas en octubre de 2021, se puede citar, por ejemplo, que el primer filtro de seguridad militar y el segundo filtro de seguridad policial no mantenían sistemas automatizados de registro de visitantes.

Por otro lado, también se detectó que los sensores de accesos no funcionaban desde hacía meses. Tampoco servían el scanner de objetos, ni el escáner corporal. El scanner de vehículos también estaba dañado.

Otro punto crítico, que ante la evidencia de los últimos hechos tampoco se ha solucionado, es que era imposible ingresar a los pabellones, pues estaban controlados por organizaciones criminales. Incluso, las cámaras al interior de estos pabellones se encontraban inactivas y las llaves de acceso eran manejadas por los mismos presos. (JS)

Según datos oficiales del Servicio de Rehabilitación (SNAI), hasta febrero de este 2022, en ese centro estaban recluidas 1.708 personas.
El 23 de febrero de 2021 dos bandas se enfrentaron en la cárcel de Turi y dejaron 34 reclusos fallecidos, decapitados, desmembrados e incinerados.

Cronología de la respuesta del Gobierno

Ante los incidentes, registrados la madrugada de este domingo 3 de abril de 2022, cerca de la 01:30, el Gobierno Nacional activó los protocolos de seguridad y se coordinó la intervención de Policía Nacional (PN) y Fuerzas Armadas (FF. AA.).

A las 04:30, se activó el Puesto de Mando Unificado desde Cuenca. Y cerca de las 07:30, la Policía y Fuerzas Armadas desplegaron unidades especializadas en el Turi, en coordinación con SNAI para ejecutar acciones de control en el centro.

Desde las 06:00 se desplegó al equipo de Loja de la Secretaría de Derechos Humanos para activar el protocolo de emergencias en el sistema penitenciario, movilizando ataúdes.

A partir de las 08:00, la Secretaría se activó brindando apoyo psicológico en los exteriores del centro. Se creó un puesto de atención móvil en coordinación con Cruz Roja y Ministerio de Salud.

Desde las 09:00, Fuerzas Armadas desplegó aviones de la Fuerza Aérea para movilización del personal de seguridad. En total, más de 800 efectivos policiales y militares se movilizaron hasta la cárcel de Turi.

A partir de las 11:00, se instaló un puesto de mando unificado para enfrentar la emergencia; y a las 14:30 se realizó una rueda de prensa para dar un primer reporte preliminar de muertos y heridos.

Se refuerza seguridad en las cárceles de Ambato y Latacunga

Control. Personal policial fue dispuesto en los alrededores de los centros penitenciarios de Ambato y Latacunga.

Vallas, personal antimotines, y patrulleros que circulan constantemente por los alrededores de la cárcel de Ambato, es parte del escenario que se vive a esta hora hoy, sábado 13 de noviembre de 2021, en el sitio, así como también en el reclusorio de Latacunga, en Cotopaxi.

La misión, intervenir oportunamente en caso de registrarse comportamientos violentos entre los reos y realizar operativos de seguridad en el área. A este resguardo, se unió también personal de las Fuerzas Armadas.

Prevención

Los hechos sangrientos registrados hasta el momento en la cárcel de Guayas, mantienen en zozobra la vida de los reclusos, y por ende de sus familiares, quienes solicitan más seguridad, para precautelar la integridad de sus allegados, pedido que ha sido evidenciado en los distintos reportes, desde el inicio de las masacres carcelarias registradas desde febrero de este año.

Los crímenes no han cesado, y más de 50 cadáveres están siendo contabilizados en la penitenciaría de Guayaquil, hoy.

Temor es latente

La preocupación permanente en el centro de reclusión de Ambato, pues precisamente por los amotinamientos y asesinatos iniciados hace nueve meses, 39 internos del Centro de Privación de Libertad Masculino Guayas Nro. 4, fueron traídos a Tungurahua.

Aunque no se han registrado novedades desde el hecho, también hubo un traslado de internos de Ambato a Guayas, lo que eleva la situación de incertidumbre en los familiares de los procesados. (MAG)

 

CIFRA

Veinte uniformados, aproximadamente, distribuidos en dos equipos, fueron destinados como refuerzo de seguridad interna en los reclusorios de Ambato y Latacunga.