España entrega visas a jornaleros ecuatorianos

Los compatriotas participarán en Huelva en la llamada cosecha de frutos rojos.

Este 10 de febrero se entregaron las primeras 4 visas temporales de trabajo, de las 250 asignadas a personas que trabajarán en la zona de Huelva.

España entregó este jueves (10 de febrero de 2022) las primeras visas temporales a cuatro jornaleros ecuatorianos, dos hombres y dos mujeres, que trabajarán en la recolección del fruto rojo en la provincia andaluza de Huelva (sur) dentro de un plan de migración circular vigente entre los dos países.

«Esta entrega simbólica (de visas) quiere traslucir un llamamiento a la emigración legal y por otro lado la confianza mutua entre los dos Gobiernos, que quieren mejorar las condiciones de vida de sus pueblos», explicó a Efe la embajadora española en Ecuador, Elena Madrazo, quien participó en el evento de entrega de la documentación en el Consulado General de España en Quito.

La representante diplomática resaltó que en virtud del acuerdo rubricado el año pasado entre los dos países se establecieron mecanismos que hacen «posible que la gente vaya, pero invocando la legalidad, regresen».

Conforme a esta fórmula, abundó Madrazo, aquellos agricultores ecuatorianos que regresen al concluir su labor en España, tendrán prioridad en el caso de querer retornar a trabajar a ese país y permitirán incrementar el número de los 250 que forman parte de la primera tanda de jornaleros, hasta duplicarlo.

Esta iniciativa pionera en Ecuador lleva año y medio de gestiones impulsadas por la Dirección General de las Migraciones del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de España, explicó a Efe Sagrario Salaberri, consejera de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en la Embajada.

Además involucró a la Cancillería y la Cartera de Agricultura ecuatorianas y ha tenido una gran acogida puesto que más de 1.150 personas se presentaron y fueron seleccionadas más de 200, recordó Evelyn Martillo, directora de Cooperación Internacional del Ministerio de Agricultura de Ecuador.

El titular de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Juan Carlos Holguín, encomió la puesta en marcha del programa y valoró como «extremadamente importante» para su país «tener una política pública de migración circular».

«Creemos que esta migración responsable y circular se ve reflejada a través del convenio firmado el año pasado con España«, comentó a Efe antes de enfatizar que esta política de movilidad humana busca contrarrestar la migración riesgosa.

Una de las beneficiarias en recibir la visa temporal para desplazarse a España fue Elsa Aldaz, de 42 años, quien lleva años cosechando la fresa en Ambato.

«Es la primera vez que salgo de mi casa; tengo tres niños y es un poco duro dejarlos, pero estoy haciendo justamente el esfuerzo por ellos», manifestó.

Viajará con ella a la región andaluza Pedro Andrés Alta, un joven de 28 años de la provincia de Imbabura, que también saldrá por primera vez de Ecuador.

Por ello, dijo sentirse «emocionado y agradecido por la oportunidad que se nos ha presentado a los agricultores de toda la vida de aprender, traer conocimientos al país y que vean la capacidad que los ecuatorianos tenemos».

Se prevé que un total de 250 jornaleros ecuatorianos participen este año en el programa de recogida de frutos rojos en Huelva, por un período de medio año y tras el compromiso adquirido de regresar a su país, todo ello en el marco de esta experiencia piloto que se extiende en iguales términos a jornaleros de Honduras. EFE

Anuncian operativos de migración en pasos informales

Control. En los pasos irregulares la presencia policial y militar no es permanente.

Redacción CARCHI

Poner fin a la migración irregular, por pasos clandestinos entre Ecuador y Colombia, es la principal meta de los operativos de control migratorio que se implementarán en la provincia de Carchi, en los próximos días.

Esta decisión se tomó tras una reunión entre el gobernador carchense, Yaco Martínez, junto al subsecretario de Migración, Fausto Olivo; la vicecónsul de Gran Bretaña, Gemma Sykes, así como autoridades de la subzona de Policía Carchi.

“Presentamos los procedimientos de migración en la frontera para establecer acciones de control en pasos irregulares. Se ratificó, con las autoridades presentes en la provincia, con los jefes policiales del Distrito Tulcán y Subzona Carchi, implementar operativos de control migratorio con el objetivo de reducir el uso de pasos irregulares, además de mejorar la conexión y cooperación con Colombia para impulsar una migración segura por la frontera norte del Ecuador”, detallaron desde la Gobernación de Carchi.

Trochas, la ‘vieja confiable’

A lo largo de la frontera con Colombia se han contabilizado decenas de caminos alternos al puente internacional de Rumichaca, conocidos como ‘trochas’, por donde el control policial y militar es esporádico.

Esto ha dado cabida a que las ‘trochas’ sean una opción para que cientos de personas los usen como una alternativa para cruzar la frontera evitando requisitos migratorios o de aduana, así como la delincuencia los ha usado para traficar todo tipo de mercadería.

En la frontera entre Ecuador y Colombia hay una disputa entre bandas criminales organizadas que se dedican al paso ilegal de migrantes.

Ecuador confirma víctima mortal connacional en accidente de México

Familiares de los migrantes fallecidos en el accidente de un camión acuden a la sede del Servicio Médico Forense.

EFE. La Cancillería de Ecuador informó este lunes de que las autoridades mexicanas confirmaron que un ciudadano ecuatoriano se encuentra entre las víctimas mortales del accidente por volcamiento de un tráiler ocurrido en diciembre en Chiapas.

En un comunicado precisa que la Fiscalía General de México confirmó «el hallazgo de un compatriota entre las víctimas mortales del lamentable accidente ocurrido el pasado 9 de diciembre en el sector de Tuxtla, Chiapas».

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana lleva a cabo gestiones a través de la Embajada ecuatoriana en México para facilitar el proceso de repatriación de los restos del compatriota a Ecuador.

Y añade que el Gobierno mexicano se ha comprometido a correr con todos los gastos de traslado, gestión en la que las autoridades ecuatorianas coordinan las diligencias requeridas para que se complete.

Asimismo y, a través de la Dirección Zonal 9, la Cancillería ecuatoriana ha contactado a los familiares de la víctima para brindarles «el apoyo necesario, y para que el proceso de repatriación se concrete en el menor tiempo posible», concluye la nota.

La Cancillería informó el mes pasado de la existencia de tres ecuatorianos heridos en el accidente de un tráiler que transportaba migrantes de diferentes nacionalidades que se produjo el 9 de diciembre en el estado de Chiapas, ubicado en el suroeste de México.

El vehículo, que transportaba a unos 150 migrantes de diferentes nacionalidades, impactó contra la pared del muro de un puente peatonal y volcó, dejando más de 50 víctimas mortales.

Cuerpos de migrantes naufragan en el Mediterráneo

Migración. En aguas internacionales se ha rescatado a miles de personas, pero hay otras que no corren con la misma suerte. (Foto: EFE)

Redacción TRÍPOLI

Los equipos de la Media Luna Roja en Libia recuperaron, el 25 de diciembre por la noche, los cuerpos de 28 migrantes frente a las costas de Trípoli (Libia), después de que su embarcación se hundiera en esa zona costera, informó a Efe, al siguiente día, una fuente de seguridad local.

Según detallaron, 18 cadáveres fueron localizados en Al Alus, al este de Trípoli, mientras que otros 10, entre los cuales figuran dos mujeres y un bebé, fueron hallados cerca de esa misma localidad.

«Los cadáveres parecían estar en estado de descomposición, lo que explica que la embarcación que transportaba a los migrantes irregulares zozobró hace algunos días», explicó la misma fuente, que indicó que el número de personas ahogadas en el mar podría aumentar en las próximas horas.

Huyen todos los días

Las salidas de barcazas de las costas libias con destino a Europa, principalmente a Italia, no han cesado durante las últimas semanas.

Pocos días atrás, 160 migrantes se ahogaron frente a las costas magrebíes, lo que elevó a más de 1.500 personas que han perdido la vida a lo largo de 2021 en la llamada «ruta migratoria del Mediterráneo Central», una de las más mortíferas del mundo, frente a las 970 del pasado año, según la Organización Internacional para las Migraciones.

Por otra parte, más de 31.500 personas fueron interceptadas desde principios de este año frente a las costas de Libia, cuando trataban de viajar de forma irregular a Europa, frente a las 11.900 de 2020, según datos de la misma organización.

Los migrantes con destino a Europa que son interceptados por la armada libia incluso en aguas internacionales son devueltos a la costa de ese país, donde son recluidos en centros de detención en condiciones denunciadas por ONG y Naciones Unidas.

De acuerdo con las cifras del proyecto ‘Missing Migrants’, vinculado a la ONU, cerca de 19.000 personas han perecido en el Mediterráneo desde que en 2014 comenzara a computarse la crisis migratoria. EFE

La migración, una verdad lacerante para América Latina

Los haitianos son una parte importante del flujo migratorio regional.

Este año, unos 14 millones de latinoamericanos y caribeños buscaron mejor suerte en otros países. Al menos 85 mil ecuatorianos trataron de llegar a EE.UU.

BOGOTÁ. La migración sigue siendo una lacerante herida en muchos países de América Latina, donde este año 14 millones de personas han visto cómo sus sueños se estrellaban contra un muro de discriminación, marginalidad y, en algunos casos, incluso la muerte de quienes en medio de la desesperación se lanzaron a la aventura de buscar un futuro más prometedor. Su destino preferido, Estados Unidos, pero también buscaron estabilidad en naciones como Brasil o Chile.

Por desgracia, esta realidad no es ajena a Ecuador, cuyos habitantes se convirtieron  en 2021 en protagonistas del fenómeno de la migración, impulsados por la pobreza derivada de los problemas económicos estructurales del país y la crisis generada por la pandemia.

La principal vía para llegar a Estados Unidos, el destino preferido por los ecuatorianos, es México. Según datos recogidos por la Cancillería ecuatoriana, entre enero y octubre de este año, 120 mil ecuatorianos viajaron al país latinoamericano presuntamente para hacer turismo, pero solo 35 mil (3 de cada 10) regresaron a Ecuador.

Los 85 mil restantes intentaron llegar a territorio estadounidense. Pero 43 mil (50,5%) de ellos habían pasado por los centros de procesamiento migratorio estadounidenses tras ser atrapados en el intento de cruce de la frontera entre México y EE.UU. A ellos se suman los 35 fallecidos en el intento y los 17 ecuatorianos reportados como desaparecidos (hasta octubre) durante la travesía.

Debido a esto, México restableció el requisito de obtención de visa para que los ecuatorianos viajen a ese país desde el 4 de septiembre. Y Guatemala hizo lo propio desde el 20 de septiembre.

A pesar de esto, el flujo migratorio no se detuvo, sino que se reacomodó. Hoy se conoce de la inusual presencia de ecuatorianos en Nicaragua, probablemente la nueva vía de entrada a Centroamérica de camino a Estados Unidos.

La región

Aunque el flujo migratorio en América, uno de los más grandes del mundo, se remonta a hace seis décadas y ha supuesto hasta ahora la movilización de unos 40 millones de personas, ha sido más recientemente cuando el fenómeno se ha transformado en una realidad masiva y mediática, pasando a ocupar un lugar en la agenda política, económica y social de la región.

“En los últimos años la migración en América ha empezado a dejar de ser invisible para convertirse en un escenario similar al que tienen los migrantes africanos o sirios en Europa”, explica a Efe Germán Casas, presidente de Médicos Sin Fronteras (MSF) para América Latina.

Sin embargo, las diferencias con esas zonas del planeta son abismales, porque en África y Oriente Medio, los migrantes salen de países de ingresos bajos y llegan a otros de rentas altas, en Europa. Por el contrario, en América Latina el viaje consiste en transitar de un escenario de pobreza a otro más o menos similar, porque solo unos pocos logran llegar a Estados Unidos o Canadá.

Casas, que conoce de cerca el problema que viven las comunidades en Haití, Honduras, México y Colombia, asegura que “Latinoamérica se ha convertido en un inmenso corredor lleno de migrantes cuyo común denominador es que huyen de la violencia”.

Aquí los migrantes escapan de las amenazas de la guerrilla o los paramilitares en Colombia, de la delincuencia común en Venezuela, de las pandillas en Centroamérica o del narcotráfico en México, pero también dejan atrás su país para escapar de un enemigo en común: la miseria.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en el mundo hay actualmente 281 millones de migrantes internacionales, lo que equivale al 3,6% de la población. De esos, 59 millones (21% del total) están en América del Norte y 14,8 millones (5%) en América Latina y el Caribe.

El flujo migratorio cubano se ha reactivado.
El flujo migratorio cubano se ha reactivado. En la foto, balseros interceptados por guardacostas de EE.UU.

En busca del sueño americano

Las restricciones de movilidad derivadas de la pandemia en 2020 y gran parte de 2021 alteraron estos flujos migratorios, principalmente en lo relativo a la emisión de visas y las condiciones laborales de los trabajadores latinoamericanos.

Este año, con la vacunación en marcha y la consecuente reactivación económica, el flujo de migrantes hacia Estados Unidos volvió a dispararse, especialmente tras el anuncio del Departamento de Trabajo en agosto pasado de que hacían falta 10 millones de empleados.

La declaración puso en marcha nuevamente las caravanas de migrantes a lo largo del triángulo norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras) en dirección a México para, desde allí, dar el salto y hacer realidad el “sueño americano”.

Las cifras así lo evidencian: entre enero y octubre de 2021 México detuvo a 228.115 migrantes y deportó a otros 82.627, cifras que no se registraban desde hace 15 años. Además, 123.000 personas solicitaron refugio en los primeros 11 meses de 2021, muy por encima de las 40.000 peticiones que se presentaban habitualmente cada año.

La reciente reanudación del programa “Quédate en México”, que obliga a los extranjeros a esperar mientras un tribunal estadounidense evalúa la solicitud de asilo, ha generado una honda preocupación debido a que esta iniciativa, impulsada en su día por el presidente Donald Trump, ha dejado varadas durante meses a más de 70.000 personas en la peligrosa franja fronteriza.

El sentimiento de frustración se extendió entre los 95.000 nicaragüenses que abandonaron su país para escapar de la crisis política y la miseria, y 49.000 hondureños deportados desde México, Estados Unidos y otros lugares de Centroamérica.

El sueño también quedó truncado para las 9.000 personas procedentes de Honduras en dirección a Estados Unidos que en enero pasado ingresaron irregularmente en Guatemala, donde fueron reprimidas por la policía y detenidas.

El drama de la migración haitiana y venezolana

“Un dolor similar viven los haitianos que, angustiados por las pocas oportunidades económicas que ofrece su nación, han optado por desplazarse a Brasil o Chile, en donde, sin embargo, no se han sentido bienvenidos”, comenta a Efe Donna Cabrera, especialista en migración de la Pontificia Universidad Javeriana, en Colombia.

Con la mirada puesta en Estados Unidos, miles de migrantes sudamericanos transitan por la región hasta que llegan al Tapón del Darién, un inhóspito enclave fronterizo entre Colombia y Panamá donde se concentra un gran número de venezolanos, cubanos, africanos, ecuatorianos y colombianos en ruta hacia Estados Unidos.

Y a pesar del peligro de una zona donde abundan los animales salvajes y las crecidas de los ríos, las lanchas se adentran a medianoche en el mar, atestadas de personas a las que les sobran sueños y les faltan chalecos salvavidas, expuestas a los caprichos y la crueldad de los traficantes de personas que les sacan el poco dinero que llevan encima y las someten a todo tipo de abusos y vejaciones. Los números dan cuenta de este drama: las autoridades colombianas calculan que en los 10 primeros meses de este año, unas 90.000 personas intentaron atravesar esta selva, y al menos medio centenar de ellas murió.

Junto con Haití, Venezuela es el país que proporcionalmente registra el mayor número de migrantes. La Encuesta de Condiciones de Vida 2021 de la Universidad Católica Andrés Bello calcula que la población “se redujo a 28,7 millones”, porque “poco más de cuatro millones” se marcharon del país entre 2015 y 2020. La aparente mejora económica provocada por la dolarización de facto no ha detenido este flujo, si bien el Gobierno asegura que en 2021 muchos migrantes han regresado, después de haber perdido el trabajo en los países donde residían, a causa de la pandemia.

A falta de estadísticas oficiales, la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), dependiente de Naciones Unidas, tiene registrados 6’038.937 migrantes venezolanos en todo el mundo, de los cuales, 4’992,664 están en Latinoamérica y el Caribe; en tanto que la Organización de Estados Americanos (OEA) advierte de que la migración venezolana puede llegar a los siete millones de personas a inicios de 2022, superando así el éxodo de Siria, considerado el mayor del mundo, con 6,7 millones de refugiados.

A pesar de los esfuerzos de República Dominicana, Curazao, Colombia, Perú, Chile y EE.UU. por regularizar o conceder un estatus temporal a estas personas, “un asunto pendiente de los países de América y de los organismos de cooperación regional es poder garantizarles los derechos a los venezolanos”, sostiene la especialista Donna Cabrera.

Una verdad incómoda

Los migrantes son personas abandonadas, víctimas de la estigmatización, traumatizadas porque han sufrido violaciones, persecuciones, amenazas, extorsiones, robos o secuestros, y que en ocasiones pierden la vida durante su viaje, como le sucedió el 9 de diciembre de 2021 a más de medio centenar de migrantes centroamericanos, en su mayoría, que viajaban hacinados en un camión que volcó en una carretera del sureste de México. Al menos dos de ellos eran ecuatorianos.

“Es triste saber que muchas de estas personas en sus países tenían una casa, un trabajo, una familia, pero ahora llegan a otro lugar y son señalados y catalogados como usurpadores”, señala Germán Casas.

A la sociedad le cuesta entender que la crisis migratoria ha sido constante en América, y que si ahora son los centroamericanos, venezolanos y haitianos, tiempo atrás fueron los mexicanos, colombianos, ecuatorianos y peruanos los que intentaron atravesar la frontera que separaba la miseria de la prosperidad.

“Es imposible dejar de pensar que uno podría estar en la situación de un migrante, pasar de una vida tranquila a tener que huir y dejarlo todo para convertirse en una persona errante, sin patria, sin familia, sin nada”, reflexiona el presidente de Médicos Sin Fronteras. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

¿Sabías que la migración es un evento traumático para los niños?

La doble discriminación que sufren las mujeres migrantes

Los narcos mexicanos hacen negocio de los migrantes

En 2021, 14 millones de latinoamericano migraron

Miles de latinoamericanos y caribeños salen todos los días de sus hogares en busca de un mejor lugar. En la foto, migrantes haitianos en Guatemala.

Aunque la migración tiene un antecedente de seis décadas en la región, los problemas derivados de la pandemia han acelerado el fenómeno.

Redacción BOGOTÁ

La migración sigue siendo una lacerante herida en muchos países de América Latina, donde este año 14 millones de personas han visto cómo sus sueños se estrellaban contra un muro de discriminación, marginalidad y, en algunos casos, incluso la muerte de quienes en medio de la desesperación se lanzaron a la aventura de buscar un futuro más prometedor.

«En los últimos años la migración en América ha empezado a dejar de ser invisible para convertirse en un escenario similar al que tienen los migrantes africanos o sirios en Europa», explica a Efe Germán Casas, presidente de Médicos Sin Fronteras (MSF) para América Latina.

Sin embargo, las diferencias con esas zonas del planeta son abismales, porque en África y Oriente Medio, los migrantes salen de países de ingresos bajos y llegan a otros de rentas altas, en Europa. Por el contrario, en América Latina el viaje consiste en transitar de un escenario de pobreza a otro más o menos similar, porque solo unos pocos logran llegar a Estados Unidos o Canadá. (EFE)

5 mil venezolanos se han acogido al plan ‘Vuelta a la patria’

SITUACIÓN. Venezolanos se suben a un bus frente al consulado de su país en Quito, en el marco del plan ‘Vuelta a la Patria’.

Más de 5.300 migrantes venezolanos que estaban en Ecuador han regresado hasta la fecha a su país a través del plan ‘Vuelta a la patria’, financiado por el gobierno de Nicolás Maduro.

Así lo informó el cónsul venezolano en Ecuador, Pedro Sassone, en el que aseguró que ese plan ha devuelto a Venezuela, de todo el mundo, a un total de 27.537 personas desde que comenzó el éxodo venezolano, hace unos cinco años.

Sassone abundó que han sido 59 vuelos los que han partido desde distintos puntos de Ecuador para devolver a los migrantes que así lo deseaban, en un proyecto «financiado exclusivamente por el Gobierno venezolano».

En total, son 5.363 personas las que se han acogido al plan en Ecuador, de alrededor de 400.000 que se cree se encuentran en el país.

Ecuador es país de tránsito

Por Ecuador han pasado en los últimos años más de 1,6 millones de migrantes venezolanos, la inmensa mayoría con destino a países más al sur del continente como Chile y Perú, donde consideraban que tendrían mejores posibilidades de sustento.

En Ecuador las cifras oficiales estiman que se han quedado alrededor de 400.00, aunque organismos internacionales y ONG amplían la cifra hasta los 600.000.

Sassone estimó que entre el 35% y 40% de los venezolanos han ingresado al país de forma irregular. EFE

Detención o deportación de ecuatorianos desde los EE.UU. rompe récords

Situación. Familias ecuatorianas salen en busca del sueño americano.

La migración de ecuatorianos a Estados Unidos presentó cifras que ha superado todos los récords anteriores, así lo dio a conocer un informe de la organización 1800Migrante.com.

Según este informe el número de ecuatorianos detenidos, expulsados o deportados llegó a más de 97 mil, un aumento del 800% en un año.

A decir de las autoridades, estas son cifras nunca antes vistas por el Departamento de Control de Puertos y Fronteras de USA (CBP por sus siglas en inglés).

Según William Murillo, vocero de 1800Migrante, el flujo migratorio fue tan alto que hubo un mes en donde detuvieron a más ecuatorianos que mexicanos, superando a guatemaltecos, hondureños y otras nacionalidades quienes históricamente superan en cifras a los ecuatorianos.

“Este año hemos tenido una actividad migratoria sin precedentes hacia EE.UU.”, dijo al tiempo de asegurar que es un problema regional que no se va a detener en el corto plazo.

Murillo aseguró que este aumento histórico conlleva una problemática social que impacta en lo público y privado.

Así por ejemplo la muerte de menores de edad, la migración de núcleos familiares enteros, incluyendo infantes por rutas muy peligrosas, el aumento de secuestros y extorsiones, y lamentablemente, el fallecimiento de más de 31 migrantes según cifras oficiales y decenas de desaparecidos. (FCT)

Carchi, entre las provincias que más remesas envía al exterior

Referencia. En 2019, desde Carchi se enviaron más de $33 millones al exterior.

Solo por debajo de Pichincha, Guayas y Azuay, Carchi es la cuarta provincia desde donde más se manda dinero a países extranjeros.

En Carchi sucede lo contrario que en otras provincias del país, donde se reciben remesas que envían los ecuatorianos residentes en el exterior (que hasta junio de 2021 fueron ​​$2.008,68 millones). Aquí, en cambio, el incremento de dinero que se ha enviado a otras naciones ha aumentado en los últimos 10 años, según las estadísticas que maneja el Banco Central del Ecuador.

En lo que va del 2021, por ejemplo, Carchi se ha convertido en la cuarta provincia, de las 24 que conforman el país, que más remesas ha enviado, solo por detrás de Pichincha, Guayas y Azuay, las cuales prácticamente duplican y hasta triplican la población carchense.

Principales destinos

En los reportes semestrales del Banco Central, sobre el flujo de remesas que trabajadores extranjeros que residen en Ecuador han enviado a sus países de origen, se menciona que solo durante el primer semestre de 2021 se remitieron $252,85 millones a Colombia, México y Perú, cifra que representó el 84,07% del total enviado al exterior.

Asimismo, el dinero enviado a Bolivia, Nicaragua, Venezuela, Haití y Cuba fue de $4,28 millones y representaron el 1,42% del total del flujo.

Por otra parte, en el primer semestre del 2021, el flujo de remesas enviadas al mundo desde Ecuador ascendió a $300,76 millones, cifra superior en 8,62% a la registrada en el segundo semestre de 2020, cuando fue de $230,88 millones.

Crecimiento en Carchi

Hace 10 años, según el Banco Central, las remesas que se enviaban desde Carchi al exterior no llegaban ni a $1 millón de dólares, reportando el mayor incremento entre 2014 y 2015, donde pasaron de $713.000 a $2,1 millones.

Carchi comienza a aparecer en el radar nacional de provincias con mayor envío de remesas a partir de 2018, cuando suma $10 millones.

Al siguiente año, en 2019, el aumento fue de más de $20 millones, alcanzando los $33 millones, que es el pico más alto de los últimos 10 años.

Por la pandemia de Covid-19, el envío en la provincia bajó a $19,4 millones, pero en el primer semestre de 2021 ya mostraba una recuperación y bordeaba los $15,5 millones.

Migración, un factor que influye

Para autoridades locales de Carchi, el aumento de remesas al exterior influye en el flujo migratorio que ha vivido la provincia en los últimos años, principalmente de Venezuela.

El prefecto, Guillermo Herrera, afirmó que esto no es negativo, pues muestra el crecimiento de las actividades laborales en esta provincia.

Con esto coincide el economista Rubén Aguilar, quien agrega que al Carchi ser una de las principales provincias de ingreso y salida de migrantes, sirve como un punto para contactarse con familiares, hacer giros de dinero y otras actividades que no necesariamente representan que el migrante se quede ahí.

“Es una muestra de la situación migratoria que vive la provincia. Ya sea porque son residentes o población flotante, el envío de remesas muestra una estadística relevante sobre la actividad de los migrantes en Carchi”, añadió.

Remesas enviadas desde Carchi al exterior

Montos en miles de dólares

2009: $251,00

2010: $881,58

2011: $581,52

2012: $843,40

2013: $679,65

2014: $713,45

2015: $2.155,21

2016: $1.416,74

2017: $2.286,67

2018: $10.402,78

2019: $33.842,19

2020: $19.449,72

2021: $15.526,25

Fuente: Banco Central