La positividad tóxica puede ser peligrosa

CUIDADO. La positividad tóxica puede ser peligrosa para tu salud.

Las redes sociales están invadidas de frases motivacionales: ¡sé positivo!, ¡sonríe!, ¡encuéntrale el lado bueno a las cosas!, ¡cuida tus pensamientos, porque eres lo que atraes! ¡No estés triste!, ¡agradece todo lo que te pasa!

Y no solo el internet, sino que los amigos y familiares también se han obsesionado con la felicidad, que parece estar tan de moda en la sociedad.

Sin embargo,  en el mundo aumentan los casos de depresión, la ansiedad, el uso de drogas y una constante sensación de infelicidad.

Por eso, es el momento de preguntarnos si esas fórmulas positivas son la raíz de la intoxicación que estamos sintiendo cada vez más.

 

Siete signos para detectar la positividad tóxica

  • Ocultar o enmascarar sus verdaderos sentimientos
  • Tratas de «seguir adelante» ignorando o descartando una o varias emociones
  • Te sientes culpable por sentir lo que sientes
  • Minimizas las experiencias de otras personas con citas o declaraciones que te hacen sentir bien
  • Tratar de darle otra perspectiva (por ejemplo, «podría ser peor») en lugar de validar tu experiencia emocional
  • Avergüenzas o castigas a otros por expresar frustración o cualquier otra cosa que no sea positividad
  • Ignoras las cosas que te molestan con un «es lo que es»

 

 

¿Qué es la positividad tóxica?

La expresión positividad tóxica es ignorar, anular y tratar de olvidar cualquier pensamiento malo, trauma o momento de tristeza.

Imponiéndose, un pensamiento positivo como la única forma de solución a los problemas, exigiendo que las personas eviten o nieguen pensamientos negativos y no expresen emociones negativas.

O sea, es como tratar de sustituir la realidad de la propia existencia por una imagen idealizada de sí mismo y de la vida que uno quisiera llevar.

 

 

Positividad tóxica
° “No pienses, mantente positivo”
° “¡No te preocupes, sé feliz!”
° “El fracaso no es una opción”
° “¡Solo vibraciones positivas!”
° “Podría ser peor”
Aceptación y validación de sentimientos
° “Dime qué sientes, te escucho”
° “Te veo estresado ¿cómo te ayudo?”
° “El fracaso es parte del éxito”
° “Estoy aquí para todo”
° “Siento que pases por esto”

 

Cuidado, te puede jugar una mala pasada

Los expertos aseguran que cuando la positividad es usada para ocultar o silenciar la experiencia humana, se vuelve tóxica.

Al rechazar la existencia de ciertos sentimientos, se crea un estado de negación y emociones reprimidas. Esto puede causar:

  • Deterioro en la salud física y mental: la evidencia científica ha demostrado que las emociones reprimidas pueden provocar estrés en el cuerpo y cerebro.
    • El positivismo tóxico puede tener consecuencias psicológicas y psiquiátricas más graves que una depresión ya que se desvirtualiza el mundo emocional y puede llevar a la persona vivir una vida irreal que daña su salud mental.
  • Aislamiento y estigma:es menos probable que las personas que manifiestan este tipo de conductas de “sentirse positivos y felices” ante la adversidad busquen apoyo, ya que pueden sentirse aislados o avergonzados de sus sentimientos, lo que los desanima a buscar ayuda profesional.
  • Problemas de comunicación: cualquier tipo de relación puede tener algunos desafíos. La positividad tóxica anima a las personas a ignorar estos desafíos y centrarse en lo positivo. Esta conducta puede destruir la comunicación y la capacidad de resolver problemas en las relaciones.
  • Evasión del daño real: de acuerdo con un  sobre violencia doméstica, se encontró que un sesgo positivo tóxico podría hacer que las personas que experimentan abuso subestimen su gravedad y permanezcan en relaciones abusivas. El optimismo, la esperanza y el perdón aumentaron el riesgo de que las personas se queden con sus abusadores y sean objeto de un abuso cada vez mayor.

 

 

 

 

Solo dos de cada 10 pacientes terminan la terapia psicológica

SITUACIÓN. Las personas son obligadas a asistir al psicólogo por lo que terminan desistiendo.

Mercedes tiene dos hijos adolescentes, hace dos meses, el mayor de ellos intentó quitarse la vida, aparentemente, por problemas sentimentales y su hermano fue testigo del hecho.

Ahora Mercedes lleva a su hijo a tratamiento psicológico, en las sesiones le detectaron depresión y deberá tener al menos seis meses de terapia para emitir un primer informe de su recuperación.

Sin embargo, esta no sería la única preocupación para la madre de familia, pues su hijo menor tiene crisis nerviosas desde ese día por lo que también deberá asistir a terapia, aunque él se niega porque dice que no está “loco”.

Mientras que Celia, empezó con ansiedad, vive en una zona rural de Ambato y aunque asistió a tres citas con el psicólogo, ya no va pues, aunque el servicio es gratuito, dice que asistir dos veces por semana le representa un gasto en pasajes y tiempo que no tiene porque debe trabajar en su taller de calzado.

 

CIFRAS: 
9.814 PACIENTES con problemas de salud mental se han atendido en Ambato 
este 2021.
5.273 ATENCIONES preventivas se han dado este año.

 

Estadísticas

La falta de tiempo o la negativa de recibir asistencia psicológica es evidente de acuerdo al registro de la Dirección Zonal 3 del Ministerio de Salud, donde de cada 10 usuarios, que solicitan una cita con el psicólogo, únicamente asisten cinco.

Se añade que, de los cinco pacientes, tres desertan y tan solo dos acaban el tratamiento dispuesto.

Gabriela Naranjo López, responsable de salud mental en Ambato, dijo que es preocupante que las personas abandonen las terapias porque no priorizan la estabilidad de su salud mental.

Pero este no sería el único problema, pues el número de pacientes que asiste a una consulta cuando ya hay un grado de enfermedad, ya sea depresión, ansiedad u otras es mayor a los que recién presentan algún tipo de problema.

Lo que significa que además de que ya existe un problema de salud, abandonan la cura y eso desemboca en males más grandes como trastornos mentales, el alcoholismo, drogadicción y hasta el suicidio.

Para Naranjo, con las aclaraciones antes hechas, es importante que las personas, entidades públicas y privadas y el núcleo familiar tomen en cuenta porque la ayuda psicológica es primordial para preservar la salud y permitir que esto sea posible cuando alguien lo requiere. (CNS)

 

Atención

La psicoterapia es un programa de entrenamiento en hábitos y patrones de pensamiento que sirven para superar problemas emocionales, cognitivos, comportamentales o de relaciones sociales.

Los psicólogos no pueden revelar ninguna parte de la información confidencial revelada por sus pacientes, a no ser que ponga en serio peligro su integridad física, por eso las personas pueden tener confianza con su terapeuta.

Recibir terapia no implica que una persona esté loca o trastornada.

Ir al psicólogo será para toda la vida como si fuera un hábito con el que se debe vivir, lo que implica invertir recursos de tiempo y dinero que en muchos casos no hay.

Sin embargo, ir a terapia solo se va cuando es necesario, y, de hecho, este proceso siempre es planteado y diseñado de manera que tiene un inicio y un final claro.

 

Unidades operativas en Ambato

Con atención psicológica

  • Ambatillo
  • Atahualpa
  • Martínez
  • Centro de Adolescentes infractores
  • Centro de Rehabilitación Social
  • Centro de Salud Pilahuín
  • Santa Rosa
  • Picaihua
  • Centros de Salud 1, 2, 3
  • Izamba
  • Pasa
  • Quisapincha
  • Unidad Móvil Uno
  • La Vicentina

La importancia de la Salud Mental

SALUD. Autoridades explicaron a la ciudadanía la importancia de la salud mental.

Prevención del suicidio, violencia, salud mental y otros servicios preventivos, fueron socializados por las autoridades de la Coordinación Zonal 7 del Ministerio de Salud Pública, mediante la feria denominada “Construyamos Juntos”, con el objetivo de psico-educar a la ciudadanía sobre la importancia de la salud.

Gabriela Encalada, responsable de Salud Mental del cantón Loja, expresó que es importante psico-educar en temas específicos, como la prevención del suicidio, erradicación de la violencia y otros servicios de salud mental. “Como Ministerio prestamos los servicios en psicología, medicina familiar, psiquiatría y otros. Contamos con los equipos de salud mental en los Centros se Salud número 1, 2, y 3 y en el Hospital Básico de Vilcabamba, dentro del cantón Loja”, dijo.

Indicó que también se puede acceder al Centro Especializado en el Tratamiento a Personas con Consumo Problemático de Alcohol y otras Drogas (Cetad), el cual brinda atención a las personas con problemas de consumo de alcohol y otras drogas. Acceder a cada uno de los Centros de Salud es fácil, únicamente deben llamar al Call Center y sacar una cita previa.

A lo largo de esta pandemia, según la profesional, se incrementaron las atenciones, porque el Covid-19 no solo dejó secuelas físicas, sino problemas emocionales de ciudadanos que desarrollaron ansiedad, miedo, baja autoestima, insomnio, problemas de familia, económicos, laborales y otros, producto del aislamiento y la enfermedad mundial del virus.

En el tiempo de pandemia han podido atender mediante llamadas telefónicas a más de 800 atenciones psicológicas de personas que tenían miedo al virus, otras que dieron positivo y de quienes perdieron a sus familiares. De enero a octubre de 2021 las atenciones se contabilizan más de 4.000 en el área de psicología. Cada vez hay más ciudadanos que acceden al servicio, debido a que continúan con ansiedad, estrés y cansancio, ante la falta de oportunidades laborales y económicas, principalmente.

Finalmente, Encalada, señaló que no hay salud en general sin que exista salud mental, es un equilibrio donde todas las personas se pueden desenvolver de una manera adecuada, considerando que siempre en la vida habrá problemas que resolver, pero estos deben ser tratados de manera ordenada y con serenidad. Una de las recomendaciones es no guardar silencio, buscar ayuda, y tener el valor de ser tratado con un profesional.

EL DATO
En los centros de salud la atención es de 07:00 a 16:00 de lunes a viernes.

TE PUEDE INTERESAR

UTPL descubre nueva especie de anfibio en Loja

6.800 entradas para cotejo entre Libertad e Imbabura SC

Uno de cada siete adolescentes padece trastornos mentales

Los trastornos pueden lleva al suicidio. Unos 46 mil adolescentes se quitan la vida al año en el mundo.

Además de las dificultades sociales y familiares derivadas de los trastornos, los problemas de salud mental causan pérdidas por $388 mil millones.

MADRID.  Más de uno de cada siete adolescentes de 10 a 19 años en todo el mundo tiene un trastorno mental diagnosticado; y casi 46.000 adolescentes se suicidan cada año, con lo que es una de las cinco principales causas de muerte para este grupo de edad.

Así lo refleja el informe anual de Unicef sobre la situación de la infancia en el mundo, difundido hoy (5 de octubre de 2021) y centrado en esta ocasión en la salud mental.

El «Estado Mundial de la Infancia 2021. En mi mente: promover, proteger y cuidar la salud mental de la infancia» es el análisis más completo hecho por Unicef sobre esta materia y revela que antes de la Covid-19 la infancia y la juventud ya sufrían estos problemas «sin que se hicieran las inversiones necesarias para solucionarlos».

Tan solo alrededor del 2% de los presupuestos de salud de los gobiernos se destinan a la salud mental en todo el mundo, denuncia esta agencia de las Naciones Unidas.

Según los primeros resultados de una encuesta internacional realizada por Unicef y Gallup entre niños y adultos de 21 países, que se adelanta en el «Estado Mundial de la Infancia 2021», una media de uno de cada cinco jóvenes de entre 15 y 24 años encuestados dijo que a menudo se siente deprimido o tiene poco interés en realizar algún tipo de actividad.

Trastornos mentales dejan pérdidas millonarias

Los trastornos mentales diagnosticados, como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, ansiedad, autismo, trastorno bipolar, trastorno de la conducta, depresión, trastornos alimentarios, discapacidad intelectual y esquizofrenia, pueden perjudicar considerablemente la salud, la educación, las condiciones de vida y la capacidad para obtener ingresos de los niños y los jóvenes.

Aunque el impacto en la vida de los niños es incalculable, un nuevo análisis realizado por la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, que también se incluye en el informe, revela que las pérdidas económicas debidas a los trastornos mentales que provocan discapacidad o muerte entre los jóvenes se estiman en casi 335.000 millones de euros (388.000 millones de dólares). EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Ecuador, el nuevo punto del tráfico de armas en Sudamérica

Yachay se construyó sin permisos y acumula multas por $1,5 millones

Retrasos en el sector público se redujeron 48%

Cuide la salud mental de su niño en el regreso a clases

ATENCIÓN. Los padres de familia deben vigilar los cambios de humor que presenta el niño en clases.

Los niños y adolescentes son los más propensos a sufrir depresión y estrés sobre todo en esta época de pandemia.

La vida de los estudiantes no es la misma aunque algunos ya regresen a las aulas y después de un año en confinamiento y la forma de aprender detrás de un monitor.

Para el sicólogo infantil Alex Guerra, cuidar de la salud mental y emocional en el regreso a clases es tan importante como usar cubrebocas y gel antibacterial para reducir el riesgo de contagio de Covid-19.

“Las clases a distancia podrían llevar a los más pequeños a presentar algunos retrasos en su lenguaje y problemas de aprendizaje que implica un cambio emocional que debe ser tomado en serio”, dijo Guerra.

El especialista dice que las preguntas que se haga a un niño no deben sonar como un juicio, una amenaza o una investigación , sino más bien como una interacción de interés y de preocupación por saber como está.

Entre las preguntas más frecuentes que deben plantearse están: ¿cómo te sientes con este regreso a clases?, ¿cómo te fue el día de hoy?, cuéntame algo bueno que te pasó este día o cuéntame algo que no te gustó.

Así el niño no solo se sentirá  querido y atendido por su sr querido sino que se sentirá seguro de hablar de todo lo que le sucede y eso genera confianza para lidiar con problemas que se puedan presentar en el ámbito escolar.

Recomendaciones para hacerlo en casa:

Concientizar y practicar medidas como el uso de cubrebocas, si va a salir.

Hacer ejercicio: una actividad física, como bailar, al menos 30 minutos al día.

Recuperar horarios: despertar, comer, estudiar, relajarse a la misma hora para volver a la rutina.

Ofrecer ayuda permanentemente si el niño necesita apoyo en el método de aprendizaje ( virtual o presencial).

Cuidar la alimentación: reducir comida  procesada como refrescos y frituras, aumentar consumo de frutas y verduras.

Hacer ejercicios de relajación para ayudar a regular el estrés, como parte de las pausas activas entre clases.

No dejar de lado ningún estado anímico que presente el pequeño y en caso de agravarse llevalo con un especialista. (CNS)

Detener la ansiedad, detectar los síntomas

Momento. La ansiedad aparece cuando sin motivo se mantiene un estado de inquietud y nerviosismo

EFE Salud · De hecho, cerca de un 30% de la población española ha sufrido o sufrirá un trastorno de ansiedad a lo largo de su vida, según la psiquiatra y catedrática de la Universidad Complutense Inés López-Ibor.

Para 2030 se prevé que se convertirá en el principal problema de salud junto a la depresión y que afectará a más de 300 millones de personas.

“A pesar de estos datos, sigue apareciendo como un trastorno en el que muchos de los pacientes no reciben un tratamiento adecuado”, señala la psiquiatra, quien considera que el estilo de vida actual es en gran medida el factor responsable del aumento de la ansiedad.

“Jornadas de trabajo cada vez más largas, inestabilidad laboral, falta de relaciones sociales y de apoyo, y la continua exigencia para cubrir cada vez más áreas de la vida en un nivel óptimo de desempeño, en definitiva, el estrés de la vida cotidiana”, detalla.

“Si nos encontramos en un momento vital que amenaza nuestro bienestar, es natural sentirnos inquietos y nerviosos, un sentimiento o una emoción que nos prepara para enfrentarnos a esta situación, volviendo a la calma cuando todo se resuelve”.

El problema aparece cuando aparentemente “no estamos ante ningún peligro ni nada amenaza nuestra vida, pero se mantiene esta inquietud y nerviosismo día tras día”, añade.

López- Ibor ha compartido todas estas reflexiones en la guía ‘(Con)vivir con la ansiedad’, editada por Schwabe Farma Ibérica, y redactada con la colaboración de la Sociedad Española para el Desarrollo y Estudio de la Psicología (Sedep) y la Fundación Juan José López-Ibor.

Clasificación de los síntomas

De acuerdo con la citada guía, los síntomas que avisan de la ansiedad se pueden clasificar en cognitivos, físicos o fisiológicos, y conductuales.

Cognitivos

Se refiere al modo de procesar la información que tienen los pacientes y cómo les afecta a ellos mismos, como pensamientos recurrentes, catastrofistas y anticipatorios, preocupaciones excesivas, dificultad para concentrarse.

También pensamientos muy polarizados, es decir, pensamientos muy extremos: o muy buenos o muy malos, se ve todo o blanco o negro.

Físicos o fisiológicos

Manifestaciones somáticas como, por ejemplo: fatiga, tensión muscular, taquicardia, molestias gastrointestinales, dificultad respiratoria, náuseas o vómitos.

Los problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido, también alertan de este trastorno.

Conductuales

Son observables de manera objetiva en los pacientes. Por ejemplo: sentimientos de agitación, inquietud o impaciencia, irritabilidad, dificultad de concentración.

Hiperactividad, temblores, tartamudeo, ingesta compulsiva o incluso ataques de pánico o temores irracionales.

Descifrando los síntomas más comunes

  1. Preocupación excesiva
    Esta preocupación tiene que ser grave e intrusiva y afectar a la capacidad para concentrarse y realizar, no solo las tareas diarias, sino también una amplia gama de eventos.

Además, aparece de manera automática sin que prácticamente nos demos cuenta, escalando rápidamente el nivel de preocupación.

  1. Sentimientos de agitación, inquietud e impaciencia

Cuando alguien se siente ansioso, parte de su sistema nervioso simpático se potencia.

Esto desencadena efectos por todo el cuerpo, entre ellos: pulso acelerado, palmas sudorosas, manos temblorosas y boca seca.

  1. Fatiga
    La fatiga puede ser una señal de un trastorno de ansiedad si va acompañada de preocupación excesiva. También puede indicar otros trastornos de salud.
  2. Dificultad para concentrarse
    La mayoría de las personas diagnosticadas con trastorno de ansiedad generalizada reportan la dificultad para concentrarse.

Algunos estudios muestran que la ansiedad puede interrumpir la memoria funcional, un tipo de memoria responsable de retener información a corto plazo.

  1. Irritabilidad
    Dado que la ansiedad está asociada a una alta agitación y preocupación excesiva, no es sorprendente que la irritabilidad sea un síntoma común.
  2. Tensión muscular
    Es posible que la tensión muscular como tal aumente la sensación de ansiedad, al igual que es posible que la ansiedad conduzca a una mayor tensión muscular, o que la causa de ambas sea un tercer factor.

 

  1. Dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido

La propia preocupación excesiva sobre el hecho de estar durmiendo poco y mal, es condición suficiente para que el patrón del sueño se vea alterado, lo que a su vez agrava la preocupación, la fatiga general y la dificultad para concentrarse.

  1. Ataques de pánico

Los ataques de pánico producen en quien los padece una sensación de miedo intensa y abrumadora que puede llegar a ser incapacitante.

Este miedo extremo suele estar acompañado por ritmo cardíaco rápido, sudoración, temblores, falta de aliento, presión en el pecho, náuseas y miedo a morir o perder el control.

  1. Temores irracionales
    Los miedos exagerados sobre cosas específicas, como a los espacios cerrados, a las alturas, a sufrir alguna lesión, etc. pueden ser una señal de fobia.

Podemos decir que hay muchos tipos de fobias, pero todas implican conductas de evasión y sentimientos de miedo extremo.

Una fobia se define como ansiedad extrema o miedo a un objeto o situación específica.

 

Cómo cuidar la salud mental de los niños

MEDIDAS. Los profesionales recomiendan realizar actividades con los niños al aire libre.

Existen niños que muestran secuelas por permanecer mucho tiempo encerrados.

QUEVEDO • El aislamiento y encierro pueden provocar problemas de salud mental en los niños. Ellos puede representar cambios inesperados que afectan sus rutinas, hábitos y comportamientos sociales.

Culminado del estado del excepción, los últimos fines de semana se observó a las familias darse cita a los parques. Los especialistas hablan que no es malo sacar a los menores de las viviendas, siempre cuando se cumpla con las medidas de bioseguridad.

Además, recomiendan sitios donde los niños puedan estar en contacto con la naturaleza. Más no lugares cerrados donde haya exceso de personas que puedan poner en peligro la salud de los pequeños.

APRENDIZAJE. La continuación de las actividades escolares deben de ser consideradas una prioridad. Sin embargo, hay que dedicar tiempo para recrearse.

Recomendaciones

Según detalló el pediatra y presidente de la asociación de médicos de Quevedo, Eberth Castro, hay que tener mucho cuidado con los menores, porque se pueden estresar. Indicó que enseñarles a mantener el distanciamiento físico, uso de mascarilla y lavado de manos. Si se los mantiene en casa, hay que dedicarles mayor tiempo, para que no se enfermen.

“El encierro causa secuelas, ya se han identificado casos como estrés, trastornos de ansiedad y depresión. Cuando ocurre aquello hay que referirlos con el psicólogo. Lo ideal es sacarlos a lugares donde asiste poca gente, y que tengan contacto con el campo. Evitar que estén cercanos a personas con sintomatología de Covid-19”,
añadió el pediatra.

De su lado, el psicólogo clínico, Javier Menéndez, manifestó que debido a la pandemia existen muchos factores que van afectar al menor en el área cognitiva y su aprendizaje. Explicó que por naturaleza el menor necesita estar en contacto, socializar y desarrollar destrezas y habilidades que normalmente se les daría en el aula de clases. Pero por motivo de la pandemia se ven inmerso en actividades que tienen que ver con el uso de la tecnología.

El profesional recomienda que las familias hagan actividades adicionales, más ahora que están dedicados a sus clases, en su mayoría virtuales y con excesos en el uso de teléfono o el computador. Lo que puede crear un ‘choque emocional’ ya que llevan un estilo de vida estandarizado, donde hay que sentarse a recibir la clase a ciertas horas, y sin poder socializar con nadie más.

“El niño necesita estar en acción o actividades. El hecho que se enfrente a la situación de estar frente a un computador y el teléfono, le dificulta el aprendizaje y hace que no sea efectivo”, finalizó. (LRU)

MOMENTOS. Los menores deben de realizar actividades en contacto con la naturaleza.
EL DATO
El Día del Niño es una celebración anual que se realiza el 1 de junio en Ecuador. 
Las Naciones Unidas celebra este Día Internacional del Niño en honor a la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y a la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, el tratado internacional más ratificado de la historia.

Recuadro

Reconozca las señales de estrés en su niño

  • Irritabilidad  y remilgos, sobresaltos y llantos con mayor frecuencia, y mayor dificultad para consolarlo.
  • Conciliar el sueño y despertarse más durante la noche.
  • Ansiedad de separación, parece más apegado, retraído o vacilante de explorar.
  • Golpea, se frustra, muerde o tiene berrinches con más frecuencia o más intensos.
  • Moja la cama después de haber aprendido a ir al baño.
  • Expresa necesidades urgentes y al mismo tiempo parece incapaz de sentirse satisfecho.
  • Incluye agresión y conflicto o temas como enfermedad o muerte en sus juegos.
RECUADRO

Actividades para afrontar el estrés por modalidad de estudios virtual.
1. Compromiso
Los padres, a través del diálogo permanente con su hijo, deberán lograr que 
éste se sienta amado. Incluso cuando deban ejercer autoridad para exigir su mayor 
desempeño. 
2. Rutina 
Atenerse a ella, día a día, ayudará a crear hábitos saludables de cuidado personal,
de estudio, de esparcimiento y de colaboración en casa. Es importante dejar 
siempre espacio para los imprevistos y ser flexible.
3. Pausas
Descansar y alejarse de la tecnología, permitirá a sus hijos descansar la vista 
y mejorar la concentración. Disfrute de cosas que le conecten con la vida como: 
deporte, tocar un instrumento, leer, bailar, pintar, cocinar.
4. Ejercicio
Hacer ejercicio diariamente le permitirá activar el cuerpo, oxigenar el cerebro,
disminuir el estrés y  reactivar las redes sociales.
5. Dormir
Existen periodos de sueño a los que cada niño o adolescente debería regirse 
según su edad, identifica cuál es el que tu hijo debe cumplir y ayúdalo a que se
cumpla. 
6. Alimentación
Una sana nutrición e hidratación constante impulsan un desarrollo físico, 
intelectual y emocional óptimos.  
7. Meditar 
Es una excelente herramienta para calmar la mente, relajar el cuerpo y lograr 
enfoque. Entrenar a la mente para introducir este tipo de actividad en su rutina, 
ayudará a que los chicos trabajen mucho mejor. 
8. Graficadores
Convertir la información en gráficos de causa efecto, líneas de tiempo, cuadros 
sinópticos entre otros. Usando colores y dibujos,  ayuda a la comprensión 
temática, tanto como un todo como en sus partes, esto desarrolla el interés y
gusto por aprender.

Salud mental, un programa de ayuda para Pelileo

BENEFICIO. El acompañamiento psicológico garantiza bienestar.

El programa Salud Mental es un servicio dirigido a las familias de Pelileo con el fin de prevenir y cuidar la parte psicológica de los ciudadanos.

El programa gratuito promovido por la Unidad de Psicología de Municipio de Pelileo brinda asistencia en todos los temas referentes a la salud mental, sobre todo por los cambios que se sienten con la nueva modalidad de vida debido a la pandemia.

La prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento son parte de los temas que fomenta esta campaña y a la que pueden acceder las personas de todas las edades.

Pueden acceder al servicio agendando su cita en la Unidad departamental o llamando a los teléfonos 0999123733 – 0982209008, de lunes a viernes, a partir de las 09:00.

Hay que cuidar la salud mental

La salud mental incluye el bienestar emocional, psicológico y social.

Influye en la forma en que piensa, siente y actúa en la vida. También ayuda a determinar cómo manejar el estrés, la relación con los demás y toma de decisiones.

El tratamiento es importante en todas las etapas de la vida, desde la niñez y la adolescencia hasta la edad adulta y la vejez.

Las enfermedades mentales representan un significativo rol en el área de la medicina contemporánea y, aunque en el campo médico éstas sean consideradas enfermedades, en el día a día suele referirse a éstas de manera estigmatizada. Según la Organización Mundial de la salud, se conoce como trastorno mental al síndrome o  patrón de carácter psicológico sujeto a interpretación clínica que, por lo general, se asocia a un malestar o a una discapacidad anímica.

Y pese a que esta misma organización indica que al menos 1 de cada 10 personas padece este tipo de aflicciones, la marginación e ignorancia alimentan una negligencia social hacia algo que, bajo conceptos científicos, ha sido reconocido como un problema real de la sociedad actual. (CNS)