Rusia se ‘desangra’ tecnológicamente por la guerra

El éxodo de profesionales rusos ocurre, en su mayoría, por oposición a las operaciones militares rusas en Ucrania y sus efectos.

Entre 50 mil y 70 mil expertos en tecnología han salido del país desde el inicio de la invasión a Ucrania. Se espera el éxodo de otros 100 mil próximamente.

Redacción MOSCÚ

La dependencia europea y de otras partes del mundo hacia los hidrocarburos rusos ha disminuido la eficacia de las sanciones occidentales contra Rusia por la invasión a Ucrania.

Sin embargo, el conflicto pasa factura a Rusia de otras maneras. Y una de las más importantes es la migración de mano de obra. Y una de las áreas más sensibles por su importancia en el mundo actual es el de la tecnología.

El portal de noticias Infobae recuerda que la Asociación Rusa de Comunicaciones Electrónicas le dijo a la cámara baja del parlamento en abril que entre 50.000 y 70.000 trabajadores tecnológicos habían huido del país, y que se espera que 100.000 más se vayan durante el próximo mes, para un total de alrededor del 10% de la fuerza laboral del sector.

Y a escala más general, Ok Russians, un nuevo grupo sin fines de lucro que ayuda a los emigrados, usó una muestra de datos de naciones vecinas y encuestas en las redes sociales para estimar que casi 300.000 rusos en total se habían ido desde que comenzó la guerra.

Mitya Aleshkovskiy, cofundador de Ok Russians, dijo que algunos de los que se van son activistas de la oposición, artistas y periodistas, personas a las que el presidente VladÍmir Putin probablemente esté feliz de que se vayan, y cuya partida podría reducir la disidencia activa dentro de Rusia. Pero casi la mitad de los que se van provienen de la tecnología: una fuerza laboral muy transitoria y con demanda mundial que incluye a muchos que temen el aislamiento global de Rusia, el nuevo clima empresarial adverso y el autoritarismo casi total.

Freno de emergencia

Desesperado por detener la marea, el gobierno ruso aprobó un paquete de incentivos sin precedentes que ofrece a las empresas de tecnología exenciones fiscales y una regulación reducida. Mientras tanto, a los trabajadores del sector se les promete vivienda subsidiada, aumentos salariales y ningún impuesto sobre la renta durante los próximos tres años. En particular, el decreto firmado por Putin también otorga a los trabajadores de tecnologías de la información una exención del servicio militar obligatorio, algo que muchos jóvenes rusos han tratado de evitar al huir del país. (DLH)