Indígenas piden que implicados en un asesinato no sean detenidos

Plantón. Moradores del sector indígena piden que no se judicialice a los dirigentes.

A través de una marcha pacífica y la entrega de varios pedidos, la Unión de Organizaciones Campesinas del Norte de Tungurahua (Unocan) mostró su desacuerdo con las órdenes de captura para cinco personas por el caso de linchamiento, donde un hombre murió quemado, que se registró en Constantino Fernández el 1 de enero de 2019.

A decir de los comuneros, el hecho se dio por los constantes robos y la inseguridad que aún persiste en las comunidades.

Piden a las instituciones judiciales y de derechos que se analice el caso y se sustituya la prisión por otras medidas como trabajos comunitarios a los implicados, puesto que se trató de un proceso indígena.

Sin embargo, el caso en el que se involucra a una mujer y cuatro hombres se investiga por el delito de asesinato y tentativa de asesinato.

TOME NOTA
Los cinco implicados se encuentran prófugos.

 

Antecedentes

La madrugada del 1 de enero de 2019 en el sector de San Francisco de Constantino Fernández se suscitó el linchamiento.

Allí un hombre de 27 años de edad fue quemado y murió en el lugar, por presuntos hechos delictivos; mientras que un adolescente de 16 años resultó con quemaduras de segundo grado en todo su cuerpo.

Posterior al incidente y luego de investigaciones de las autoridades se conoció que se trataba de una riña entre lugareños y que terminó en el linchamiento.

Nueve personas fueron involucradas en las investigaciones por el delito de asesinato y tentativa de asesinato.

El 13 de agosto de 2019 el Juez de Garantías Penales de Ambato emitió las cinco boletas de captura para una mujer y cuatro hombres. Además, fueron declarados inocentes dos hombres y dos mujeres.

Pedro Tisalema, fiscal de Asuntos Indígenas de Tungurahua, señaló que el proceso continúa en investigaciones y las boletas de captura emitidas son justamente para que comparezcan y desarrollar las audiencias respectivas.

“No se trata de dirigentes, son personas particulares que están involucradas en el caso”, dijo.

Aseguró, además, que en el caso ya se han involucrado temas políticos, mientras que las personas llamadas a juicio permanecen prófugas.

EL DATO
El primero de enero de 2022 se cumplen tres años del linchamiento.

 

Testimonios

El temor aún es evidente entre los moradores de las comunidades, pues aseguran que ahora la gente no puede decir nada, ni siquiera reclamar por la inseguridad, el robo de ganado, de animales e incluso de domicilios que se dan en las comunidades.

Segundo Poalacín, presidente del Movimiento Indígena de Tungurahua, explicó que lo que buscan es que los dirigentes no sean judicializados y que se coordine con las organizaciones indígenas, puesto que si no se realiza de esta forma se estaría vulnerando los derechos colectivos.

Criterio similar es el que tienen Franklin Casicana, dirigente de la Conaie, quien aseguró que en este caso son personas indígenas que realizaron justicia indígena y lo que buscan es que se aplique medidas distintas al encarcelamiento, como ordenan los tratados internacionales. (FCT)

Taxistas golpean a un supuesto delincuente acusado de robo

HERIDO. Así quedó el supuesto delincuente tras haber sido golpeado por un grupo de taxistas.

Con palos y puños fue agredido Erick S., sospechoso del presunto robo de un celular al chofer de un taxi.

En medio de la calle, herido, con la nariz ensangrentada, hematomas en su semidesnuda humanidad, y pidiendo auxilio, así fue encontrado el sujeto, quien permanece desde las 06:15 de hoy, sábado 13 de noviembre, en el Hospital General Docente de Ambato.

Justicia por mano propia

Moradores del sector, quienes escucharon los gritos del hombre mientras era vapuleado, observaron el suceso, y aseguraron que los agresore eran conductores de varias unidades de taxis que llegaron al cruce de las calles Pichincha y Sinchiroca, sector Letamendi, donde interceptaron al ciudadano.

Según los testigos, los enardecidos choferes, acusaban al hombre de, supuestamente, haberle sustraído un teléfono móvil de un taxista.

El presunto delito cometido por el sujeto, generó indignación entre los compañeros del presunto afectado, por lo que decidieron ajusticiarlo por su cuenta, sin comunicar del particular a la Policía.

Con palos en mano, lo habrían golpeado por reiteradas ocasiones, mientras el individuo yacía en el suelo, esto a decir de los testigos, quienes prefirieron no identificarse por temor a represalias, pero que brindaron la información pertinente a los uniformados del Delta Letamendi.

 

CIFRA: Treinta años de edad aproximadamente tiene el agredido

 

Los policías llegaron tras un pedido del ECU 911, pero a su arribo, los agresores abandonaron el sitio, y solo hallaron al malherido.

Los habitantes de la localidad, agregaron en su relato, que los agresores, habían tomado la decisión de “castigar” al supuesto infractor, para sentar un precedente y evitar que se cometan delitos en su contra, pero no existe constancia del real móvil de las agresiones.

Fue hospitalizado

El sospechoso fue trasladado a bordo de una ambulancia hasta una casa de salud, donde se quedó con pronóstico reservado, ya que, por los traumas y posible arrastre de su cuerpo en la calzada, debían realizarle las valoraciones del caso y tomografías.

Al no existir cargos en su contra, el individuo se quedó en la entidad hospitalaria sin custodia policial.

Este no es un hecho aislado, en diferentes puntos de Ambato, e incluso en otros cantones de Tungurahua, los casos de linchamiento a supuestos delincuentes se han incrementado. (MAG)