Al menos 55 agresiones a periodistas por las manifestaciones

Las agresiones físicas son las más comunes. No hay distinción si son de medios tradicionales o comunitarios.

Las agresiones a periodistas también son parte de las movilizaciones convocadas por la Conaie, desde el 13 de junio pasado.

Fundamedios ha registrado 43 agresiones contra la prensa. Dos, a periodistas de LA HORA. Fabricio Cevallos, director de la regional de Tungurahua, con sede en Ambato, recibió golpes en el momento que se encontraron las protestas de personas que reclamaban por la paz y otras por el allanamiento a la Casa de la Cultura.

Asimismo, Arahí Vega, periodista de la sede de Quito, fue amenazada por manifestantes cerca de la Universidad Salesiana. Le advirtieron que si no se retiraba la golpearían con un palo. Esto cuando realizaba un reporte.

Según Fundamedios, ha contabilizado 43 casos. 27 periodistas agredidos, junto con 4 comunicadores comunitarios; 4 camarógrafos; 3 medios digitales; 2 asistentes; 2 organizaciones sociales y los medios de comunicación en general. “La mayoría de agresiones se atribuyen a los manifestantes, con 25 casos. Agentes del Estado 14 agresiones; y cuatro agresiones son atribuidas a desconocidos”, dice un informe.

Las agresiones físicas ocupan el primer lugar, con 20 casos; seguido de 8 amenazas; 4 casos de restricción en el espacio digital; 3 detenciones; 3 casos de impedimento de acceso a la información; 2 casos de uso abusivo del poder estatal; dos casos de discurso estigmatizante y la aplicación de un marco jurídico contrario a estándares.

En Pichincha han sucedido 16 casos, y ya es el epicentro de la violencia contra la libertad de expresión en Ecuador. Sigue Latacunga, con siete agresiones; Guaranda, con cinco casos; Guayas con cuatro casos; Pastaza, con tres; Imbabura, con dos caso y Chimborazo con uno.

De otro lado, Red de Periodistas Libres (RPL) ha recibido 12 alertas de agresiones. Verónica Larrea, coordinadora de RPL, señala que alertan permanentemente y han hecho pronunciamientos sobre las denuncias. “La mayoría son agresiones físicas, amenazas e intimidaciones. El denominador común es que los manifestantes no quieren que se conozcan sus testimonios, lo que se graba. Hay impedimentos en ese sentido”, dijo Larrea. Además, dijo que hay subregistro de las agresiones a la prensa en estas protestas convocadas por la Conaie. (DLH)

Más de 100 periodistas huyeron de Nicaragua en cuatro años

La libertad de prensa en Nicaragua se ve constantemente amenazada por el Gobierno.

Una ola de arrestos obligó a diferentes profesionales de los medios de comunicación a buscar refugio en otros países.

MANAGUA.- Al menos 118 periodistas nicaragüenses se han marchado al exilio por razones de seguridad desde abril de 2018, cuando estallaron unas manifestaciones contra el Gobierno que preside Daniel Ortega, según un informe divulgado este 12 de junio de 2022 por la red regional Voces del Sur.

«Según un mapeo de periodistas en el exilio realizado por Voces del Sur, al menos 118 comunicadores entre periodistas, camarógrafos, fotógrafos, editores, directores y otros trabajadores de medios (de comunicación) se han exiliado, entre 2018 y 2022«, indicó esa red regional en un informe enviado a Efe.

De ese total, al menos 79 periodistas se han exiliado desde mayo de 2021 hasta mayo de 2022, cuando se inició una ola de arrestos en el contexto de las elecciones presidenciales del 7 de noviembre del año pasado, que llevaron a la cárcel a más de 60 líderes opositores, estudiantiles, campesinos, periodistas y profesionales, incluyendo a siete disidentes que aspiraban a competir por la Presidencia.

Sin embargo, Costa Rica sigue siendo el país donde más registran periodistas refugiados, seguido de Estados Unidos y España, indicó la red.

«Es válido mencionar que en este segundo exilio -el primero fue en 2018- también han migrado periodistas que se desempeñaban como relacionistas públicos o trabajaban en proyectos en ONG que han sido canceladas por el Gobierno de Ortega», anotó ese organismo.

Asediados por el Gobierno

Voces del Sur aseguró que en mayo pasado tres periodistas se vieron obligados a dejar Nicaragua, incluida la comunicadora Elba Ileana Molina, «que salió del país ante las incesables amenazas y agresiones de parte de fanáticos sandinistas y policías en el departamento de Carazo», en el Pacífico.

Antes de abandonar el país la periodista vivió días seguidos de asedio a su vivienda y toma de fotografías por parte de oficiales de civil y simpatizantes sandinistas, agregó esa red regional creada en 2017 por organizaciones de la sociedad civil de América Latina que trabajan en coordinación con el fin de promover y defender la libertad de prensa y de expresión, el acceso a la información y la seguridad y protección de periodistas.

Los ataques contra periodistas y medios independientes se han incrementado luego de las manifestaciones callejeras contra el presidente Ortega, en abril de 2018.

Desde entonces Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado. EFE

ONU preocupada por periodistas

La amenaza de mafias y conflictos es constante para los periodistas.

El secretario general del organismo apuntó que los comunicadores viven una creciente politización laboral e intentos de silenciarlos desde varios frentes.

Redacción NACIONES UNIDAS

Las amenazas a la libertad de los periodistas están aumentando «día a día», advirtió este martes el secretario general de la ONU, António Guterres, que destacó la creciente presión sobre el trabajo de los medios y los problemas que están creando las tecnologías digitales.

En un mensaje con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, Guterres destacó que periodistas de todos los ámbitos «se enfrentan a una creciente politización de su trabajo y a intentos de silenciarlos desde muchos frentes».

El jefe de Naciones Unidas señaló que los profesionales de los medios «ven aumentar día a día las amenazas a su libertad» y destacó en especial los «graves desafíos» que les están planteando las nuevas tecnologías.

Entre otras cosas, dijo que la tecnología digital crea «nuevos cauces para la opresión y el abuso» y está haciendo que las mujeres periodistas estén «especialmente expuestas al acoso y la violencia en línea»

«La piratería informática y la vigilancia ilegal también impiden a algunos periodistas realizar su trabajo», señaló Guterres, quien destacó también cómo las tecnologías están facilitando también la censura. (EFE)

SIP lanza herramienta digital para monitorear la Libertad de Prensa

Foto de archivo de una protesta de periodistas mexicanos por la muerte de dos de sus colegas.

La herramienta, denominada SIP Bot, permite presentar denuncias de trabas al trabajo periodístico, además de rastrear información sobre este tema.

PUNTA DEL ESTE. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) presentó este 3 de mayo de 2022 en la Cumbre Mundial de la Libertad de Prensa su herramienta de inteligencia artificial para monitorear trabas o ataques al ejercicio del periodismo y a la libre expresión en las Américas, «con el objetivo de resguardar y garantizar la labor del periodismo independiente«.

Desde esta ciudad uruguaya, donde la Unesco celebra este año el Día Mundial de la Libertad de Prensa, el presidente de la SIP, Jorge Canahuati, anunció que el SIP Bot o el IAPA Bot, su nombre en inglés, es una flamante herramienta que «permitirá escudriñar en forma más eficiente y en tiempo real las violaciones a la libertad de prensa«.

Canahuati, CEO del Grupo Opsa, de Honduras, añadió: «Estamos muy entusiasmados, después de luchar por más de 80 años, por contar con una herramienta que nos permitirá ser más eficaces en nuestra misión de resguardar y garantizar la labor del periodismo libre e independiente«.

El SIP Bot presenta seis menús principales, entre ellos un botón de denuncias y un mapa de calor que permite ver en tiempo real los hechos que están afectando el clima de libertad de prensa. La herramienta rastrea información publicada en Google News, Twitter y una selección de notas, comunicados y denuncias de la SIP. Cuenta con un resumen diario de los eventos más importantes contra los periodistas y medios de comunicación.

Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, dijo que el SIP Bot ayudará a la institución a reforzar los informes semestrales de libertad de prensa y el Índice Chapultepec, un barómetro anual que mide, principalmente, aspectos legales y jurídicos que afectan la labor de los periodistas y medios de comunicación. Añadió que la herramienta también ofrece a periodistas y usuarios «una forma rápida y eficiente para presentar denuncias».

Canahuati y Jornet indicaron que el SIP Bot estará en un estado de «permanente construcción» como permite la evolución de la inteligencia artificial. Se mostraron entusiasmados de que «el uso posibilitará que la herramienta vaya aprendiendo y se haga cada vez más potente y útil para los medios, los periodistas y los usuarios».

Bajo idea y liderazgo de la SIP, Whale & Jaguar, una startup de Colombia, tuvo a su cargo el desarrollo arquitectónico y tecnológico de la herramienta. Whale & Jaguar fue una de las 10 finalistas de una competencia organizada por la SIP, aceptando el desafío de crear un sistema de monitoreo en tiempo real de la libertad de prensa. (DLH)

Polarización, censura y caos, los peligros del periodismo actual, según Reporteros Sin Fronteras

La propaganda y desinformación disfrazados de periodismo están entre los principales riesgos para la prensa.

El 3 de mayo se celebra el Día de la Libertad de Prensa. Reporteros Sin Fronteras expresa su preocupación por los retrocesos experimentados a escala global en la materia.

PARÍS. Caos informativo, desinformación y una doble polarización que incide en la fractura interna de los países. Estas son las principales conclusiones de la última Clasificación Mundial de Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras (RSF), que alerta de los riesgos de un espacio digital global y falto de regularización.

En su informe, publicado este 3 de mayo de 2022 con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, la organización, con sede en París, evalúa el ejercicio del periodismo en 180 países. Un examen que ha servido para mostrar los efectos desastrosos del caos informativo, con la multiplicidad de información falsa y propaganda difundida en internet.

En la vigésima edición de su índice mundial sobre Libertad de Prensa, RSF apunta al desarrollo de medios de opinión que imitan el modelo de la cadena estadounidense Fox News, y a la banalización de los circuitos de desinformación.

Estas prácticas, «amplificadas por el funcionamiento de las redes sociales», provocan el crecimiento de la fractura y la división de la opinión pública, señala un extracto del informe.

«La invasión de Ucrania (puesto 106) por Rusia (155) a finales de febrero de 2022 es emblemática del fenómeno porque ha sido preparada por una guerra de propaganda«, destaca RSF en sus análisis de la clasificación.

Sobre Rusia, a las pérdidas humanas se suman las consecuencias «devastadoras» para la prensa en la región, con la muerte de cinco periodistas desde el inicio de la ofensiva rusa, pero también el hecho de que muchos informadores han sido blanco deliberado del ejército ruso.

El secretario general del organismo, el francés Christophe Deloire, recuerda que «la redactora jefe de ‘Russian Today’, Margarita Simonian, ha revelado el fondo de su ideología en una emisión de la cadena Russia One al afirmar que ninguna gran nación puede existir sin un control de la información«.

El organismo también destaca que China (175º) ha utilizado un arsenal legislativo para confinar y aislar a su población, y más concretamente la de Hong Kong (148º), que ha reculado de forma considerable en la clasificación de 2022.

Los analistas internacionales que han participado en el estudio han tenido en cuenta en esta ocasión cinco nuevos indicadores para dar una visión de la libertad de prensa que tenga en cuenta el contexto político, jurídico, económico, sociocultural y de seguridad.

La situación de los periodistas es «muy grave» en 28 países, entre ellos Rusia y Bielorrusia, cuya clasificación ha sido analizada a principios de 2022 tras la invasión de Ucrania; es «difícil» en 42 países, como México, Bolivia, Mali o Emiratos Árabes Unidos; «problemática» en 62 países, entre ellos Israel, Senegal, Panamá o Grecia.

Polarización en modelos democráticos

La comparación con los países en situación más bien buena (40 países) o muy buena (8 países) muestra el desequilibrio de la balanza a escala global.

En Europa, Noruega, Dinamarca y Suecia siguen a la cabeza de la lista, como modelo democrático donde prevalece la libertad de expresión, y aunque hay mejoras en Moldavia y Bulgaria, en las potencias democráticas RSF observa una polarización mediática en Estados Unidos, Francia o Polonia.

Destaca el descenso de 22 puestos de Países Bajos, que cae hasta la 28ª posición tras el asesinato en julio de 2021 del investigador de crimen organizado Peter R. de Vries, fusilado en plena calle en Amsterdam, recuerda RSF, cada vez más inquieta porque se vuelven a registrar asesinatos de periodistas en la Unión Europea.

En países como Alemania, Francia, Italia y Holanda se han notificado además numerosos ataques contra periodistas por parte de manifestantes contrarios a las medidas gubernamentales para frenar el coronavirus.

En España, que ocupa el puesto 32 en el informe de este 2022, la libertad de prensa se considera “más o menos buena”, aunque ha caído tres puestos con respecto al informe anterior.

Pandemia y censura

La pandemia ha servido como acelerador de censura y en regiones como América Latina ha provocado graves dificultades económicas para la prensa y ha empeorado el acceso a la información sobre la gestión epidémica de los gobiernos.

México (127) sigue siendo el país más mortífero del mundo para la prensa, y en Nicaragua (160) y El Salvador (112) la situación empeora a pasos agigantados. La única excepción en América Latina es Costa Rica, que ocupa el puesto 8 en la lista, entre los mejores.

En EE.UU., «pese a la elección del demócrata Joe Biden, el aumento de tensiones sociales y políticas se acelera por las redes sociales y los nuevos medios de opinión, sobre todo en Francia. En ciertas ‘democracias iliberales’ la represión de la prensa independiente es un factor de polarización intensa», apunta RSF, que pone el ejemplo de Polonia y sus estrategias de control de medios audiovisuales.

Deloire insiste en que la puesta en marcha de un armamento mediático en los países autoritarios «aniquila el derecho a la información de sus ciudadanos y concluye en el aumento de tensiones en el plano internacional que pueden llevar a las peores guerras».

En este contexto, el responsable de RSF insta a promover un «New Deal» del periodismo, como el propuesto en el Fórum sobre Información y Democracia, para adoptar un marco legal adaptado con un sistema de protección de los espacios informativos democráticos». EFE

SIP: prensa vive un «panorama desconsolador» en Latinoamérica

Desde abril de 2021, 24 periodistas han sido asesinados en el continente.

Los países de la región en los que se han registrado más problemas son Nicaragua, Venezuela, El Salvador, Cuba y México.

MIAMI. El derecho a la libertad de prensa vive un momento extremadamente delicado en países como Nicaragua, Venezuela, El Salvador, Cuba y México, puntos oscuros de un continente en el que han muerto 24 periodistas en los últimos 12 meses, alertaron este martes responsables de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

En su intervención en la apertura de su reunión semestral, que se celebra de manera virtual hasta el jueves, su presidente, Jorge Canahuati, consideró que la profesión enfrenta un «panorama desconsolador» en el continente debido a la crisis del sector y un «irrespeto colosal» al trabajo de los periodistas y de los medios por parte de las autoridades.

Caso emblemático

El panorama más preocupante es el de Nicaragua. El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de este organismo, Carlos Jornet, estimó que el presidente de ese país, Daniel Ortega, busca la «extinción» del periodismo independiente.

«Daniel Ortega, no siga traicionando el ideal de libertad del pueblo nicaragüense que alguna vez usted enarboló y hoy reprime con salvajismo», le pidió Jornet, quien citó estimaciones de que, desde junio de 2021, 75 periodistas y dueños de medios fueron forzados al exilio en ese país.

Ante esta situación, la SIP se sumó a otras 26 organizaciones de prensa para, como parte de una serie de 10 puntos, pedir a la comunidad internacional que inste a Nicaragua a liberar a los periodistas detenidos y a que condicionen posibles créditos y ayudas a que el Gobierno revierta la actual situación.

Panorama preocupante

Las Américas cierran un año con cifras récord de periodistas asesinados, encarcelados, condenados y forzados al exilio, explicó Jorne.

Puso como ejemplo que ocho periodistas han muerto mientras ejercían su labor en la invasión de Ucrania por parte de Rusia, idéntico número al de informadores que han muerto en lo que va de año en México.

En total, en el último año, desde abril de 2021, 24 periodistas fueron asesinados en el continente, 16 de ellos en México, situación que achacó a la falla de los sistemas de protección de periodistas y a la «irresponsabilidad» de políticos y funcionarios de la región de atacar a la prensa. Hizo hincapié en la actuación del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que, en su opinión, mantiene sus «estigmatizaciones y burlas» al sector.

Pero el caso de México no es la excepción en la región y apuntó al presidente salvadoreño, Nayib Bukele, por aprobar leyes para restringir el trabajo periodístico y al Gobierno venezolano y a Cuba por sus «ataques sistemáticos» a los medios y sus profesionales.

En la cita también se criticaron los ataques a los medios y los comunicadores por parte de políticos como el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el candidato a la presidencia de Colombia Gustavo Petro. Igual preocupación generó el «acelerado deterioro» de la libertad de prensa bajo el mandato del presidente de Perú, Pedro Castillo. EFE

Haití es el país más peligroso del continente para el periodismo, según la SIP

La acción de las fuerzas del orden y grupos paramilitares pone en riesgo la labor periodística en Haití.

El informe de la Sociedad Interamericana de Prensa señala asesinatos, secuestros y otros crímenes cometidos en el país caribeño contra miembros de la prensa.

PUERTO PRÍNCIPE. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) afirmó este 19 de abril que los asesinatos y otros crímenes contra periodistas en Haití hacen que el país continúe como el más «inseguro, peligroso y frágil» para el ejercicio de la libertad de prensa en el continente.

La entidad recordó en su informe preliminar, que será sometido a aprobación en la reunión de mitad de año, las muertes de tres periodistas, el secuestro de otro y los actos de atropellos e intimidación contra reporteros de diferentes medios independientes ocurridos este año y en parte de 2021 en la nación caribeña, que atraviesa una grave crisis en prácticamente todos los órdenes.

De acuerdo con el documento, estos hechos marcan la «lúgubre» tónica de una prensa amenazada «permanentemente».

El 23 de febrero fue abatido el fotoperiodista Maxihen Lazarre, del grupo de medios digitales Roi des infos, cuando cubría en Puerto Príncipe una protesta de trabajadores textiles que exigían mejoras salariales.

La SIP precisó que, de acuerdo con testigos, el crimen ocurrió cuando policías que se desplazaban en un vehículo dispararon contra los manifestantes.

También resultaron heridos los periodistas Yves Moïse, de Radio RCH 2000, y Sony Laurore, de Laurore News TV.

Además, los periodistas Wilguens Louissaint y Amady John Wesley fueron abatidos a tiros el 6 de enero en una emboscada montada por una de las tantas bandas de civiles armados que operan en Puerto Príncipe, específicamente en la barriada de Laboule 12.

Louissaint trabajaba para varios medios en la capital y Wesley formaba parte de Radio Ecoute FM, emisora con sede en Canadá.

Otro periodista que se encontraba con ellos, William Vil, sobrevivió a la balacera, pero vive oculto todavía.

Meses atrás, el periodista Davidson Smith, de Haití Press Info, resultó herido por balas disparadas por la Policía mientras cubría una protesta en las inmediaciones del Palacio Nacional en Puerto Príncipe.

Otros dos periodistas, Meus Jeanril, de Telepam, y Alvares Destine, de Actualites Locales TV, fueron heridos de bala en una manifestación anterior en el mismo lugar y, posteriormente, un equipo de reporteros de Radio Télé Pacific, fue atacado con gases lacrimógenos, resultando uno de ellos herido por las esquirlas, precisó la SIP.

«El primer ministro, Ariel Henry, quien asumió el poder tras el asesinato del presidente Jovenel Moise en julio de 2021, prometió investigar el crimen de los reporteros, tras las condenas de organizaciones internacionales», aseguró el documento.

El informe de la SIP concluyó lamentando que estos hechos se suman a una cadena de más de seis periodistas muertos desde 2020, casos en los que todavía no han sido identificados los culpables y las investigaciones oficiales están estancadas. EFE

La libertad de prensa, víctima en una crispada campaña presidencial francesa

La mala relación que los candidatos a la Presidencia de Francia tienen con la prensa se ha puesto en evidencia en la segunda vuelta electoral. EFE

La censura en las conferencias de prensa y las malas relaciones con los periodistas marcan la segunda vuelta electoral en Francia.

PARIS. Una periodista vetada en el debate presidencial, reporteros censurados en las conferencias de prensa: La elección del nuevo presidente de Francia muestra las malas relaciones entre el poder político y la prensa, con un cruce de acusaciones que aumenta la crispación de la campaña.

Esta semana saltó a los medios que la presentadora de los informativos de France 2, Anne-Sophie Lapix, ha sido vetada por los equipos de Emmanuel Macron y Marine Le Pen para moderar el debate electoral televisivo que enfrentará a los candidatos el 20 de abril de 2022.

El número dos de Le Pen, Jordan Bardella, admitió públicamente que su líder no quería a Lapix porque «no logra disimular su hostilidad hacia Le Pen».

Por el lado de Macron, consideran que Lapix es «demasiado crítica y declinante».

«Lapix ha hecho preguntas insistentes en el pasado. No se le reprocha ninguna falta profesional, sino sus cualidades», indica Daniel Schneidermann, director de la web de análisis y crítica de medios Arrêt sur images.

Para el historiador de periodismo Alexis Lévrier se trata de un caso «escandaloso» pero coherente con las relaciones que la jefatura del Estado francés mantiene con la televisión.

«Es un problema de la Vª República, que fue concebida por Charles de Gaulle como un régimen de inspiración monárquico que concebía el audiovisual como la voz de Francia. Decía: ‘La prensa escrita está contra mí, así que la televisión es mía'», explica Lévrier, autor de «Jupiter y Mercurio. El poder presidencial frente a la prensa«.

Arma política

La libertad de prensa se ha convertido en esta segunda vuelta en un arma arrojadiza entre los candidatos, a quien los sondeos dan un resultado muy ajustado, con un escaso 55% a favor de Macron.

Tras anunciar su candidatura de forma tardía, el presidente se negó a participar en los debates con sus contrincantes en la primera vuelta, actitud aprovechada por Le Pen para denunciar que Macron desprecia a la prensa.

La líder de la ultra derecha también se ha quejado esta semana de que el rechazo del liberal a dar entrevistas se ha traducido en que sus propios encuentros mediáticos son anulados, ya que para dar el mismo espacio a los candidatos, Paris Match, L’Opinion o la cadena C8 han cancelado sus citas con Le Pen.

Irónicamente, minutos después de denunciar el «desprecio a la prensa de Le Pen», ésta tuvo que justificarse por denegar sistemáticamente la acreditación del equipo de televisión de Quotidien: «Estoy en mi casa y aquí decido yo», dijo.

Le Pen rehusó toda relación con ellos en 2013, después de que sus reporteros revelaran que el partido hacía pasar a sus concejales por ciudadanos en encuentros grabados, en los que la política aprovechaba para mostrar su mejor cara.

Este sábado, Macron alertó en su primer mitin de entrecampaña sobre los riesgos que la victoria de Le Pen supone para la libertad de prensa «cuando ella decide quién es periodista y quién no».

«Deberíamos esperar que Macron sea más respetuoso con la libertad de prensa, pero no es el caso», lamenta Schneidermann.

Brutalidad hacia la prensa

Ambos especialistas coinciden en señalar algunos de los gestos de Macron contra la prensa en su mandato, como el intento de elegir a los periodistas que lo acompañarían en sus viajes o de cerrar la sala de prensa del Elíseo y alejarla del edificio principal.

«Esta es una de las dificultades para una parte del electorado, ¿por qué reprochamos a Le Pen lo que también hace Macron? La gente se ha quedado con una imagen de brutalidad con la prensa por parte de Macron y sus ministros, y tienen razón. Pero no los pongo al mismo nivel porque el modelo que defiende Le Pen es el de Viktor Orbán o Putin y el de Macron, Mitterrand o De Gaulle», dice Lévrier.

Los modelos de Hungría o Rusia, recuerda Lévrier, públicamente admirados por Le Pen, se basan en el cierre de medios y la persecución y purga a periodistas.

El historiador cree que la solución en Francia sería ir hacia un régimen presidencial más horizontal que el actual: «Estamos al final del sistema. Nos encontramos ante un poder fragilizado y vemos los límites de la V República: un presidente muy expuesto e impopular con una extrema derecha que sube mientras se aprovecha de los problemas».

En el quinquenio de Macron, un polémico proyecto de ley abogó por impedir la difusión de imágenes que permitieran identificar a los policías, lo que fue visto como un intento de impedir la grabación actos de violencia policial. El artículo fue vetado y retirado por el Consejo Constitucional.

Le Pen, que promete revisar la Constitución con referéndums sobre la «prioridad nacional» y otras cuestiones recogidas en la Carta Magna a base de referéndums, reconoce abiertamente que para ello pasará por encima del Parlamento y el Consejo Constitucional, garantes del respeto a los valores democráticos. EFE

La SIP denuncia ola de violencia contra periodistas ‘nunca antes vista’

Periodistas mexicanos han protagonizado protestas por los asesinatos de colegas. La imagen corresponde a una la manifestación del 25 de enero de 2022, en la Plaza de Armas, en Guadalajara. EFE

Las muertes, las condenas, el encarcelamiento y la violencia física son alarmantes en México, Nicaragua, Venezuela y Cuba.

MIAMI. El panorama de la libertad de prensa en América Latina no ha hecho más que empeorar, con una «agudización de la represión» del periodismo independiente y la «violencia» contra los periodistas, advirtió este 16 de abril de 2022 Ricardo Trotti, director ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que celebrará su reunión semestral del martes al jueves próximos.

En estos seis últimos meses la situación de la libertad de prensa en la región «no ha hecho más que agravarse», con una serie de rasgos dominantes en recientes años como son la «violencia contra los medios y el asesinato y encarcelamiento de periodistas«, denunció Trotti.

En estos tres primeros meses del año han sido asesinados 13 periodistas en Latinoamérica, 8 de ellos en México, una cifra alarmante que revela la «deficiencia» de los sistemas de protección y seguridad para estos profesionales, un asunto que se abordará en la Reunión de Medio Año, que será en formato virtual.

Trotti, exeditor jefe del diario El Liberal, de Argentina, reconoció sentir «frustración e impotencia» al comprobar cómo los rápidos retrocesos en el ámbito de la libertad de prensa y de expresión echan por tierra los costosos avances realizados.

Escalada de represión

Muy especialmente destacó la «agudización de la represión contra el periodismo ya sea a través de condenas, encarcelamiento o violencia física» en la región, particularmente en Nicaragua, además de Venezuela y Cuba.

Apuntó que los más recientes informes país por país que se presentarán en la reunión de la SIP reflejan que «no hablamos de simples manotazos contra la libertad de prensa, sino de ataques sistemáticos«.

Así, en Nicaragua, país que será eje de la reunión, se encuentran tres periodistas del diario La Prensa encarcelados con penas de hasta 13 años de cárcel y el diario «sigue ocupado por la Policía», resaltó.

Durante el encuentro podrán escucharse los testimonios de los familiares de los periodistas encarcelados y perseguidos por el régimen de Daniel Ortega, y se aprobará una declaración con «varios puntos de acción para responder a las agresiones al periodismo y a los derechos humanos» en el país centroamericano, señaló la SIP.

Trotti se refirió, en ese contexto, a la «estigmatización continua de los medios y los periodistas» que se constata en países como El Salvador o México, y las «crecientes leyes que perjudican el libre flujo informativo en la cobertura de los periodistas».

Así, recientemente, la Asamblea Legislativa de El Salvador, de mayoría oficialista, aprobó una serie de reformas al Código Penal y a la Ley de Proscripción de Pandillas, que, de hecho, «prohíbe prácticamente a los medios publicar sobre temas de violencia callejera o de pandillas«.

Gran parte de los informes que se leerán en la reunión de la SIP abundan en el «grave problema de acceso a la información pública» y, en paralelo, «la falta de transparencia» de los Estados para «informar o brindar acceso a la información a los periodistas» sobre asuntos relativos a la corrupción o salud pública (la pandemia de coronavirus).

El caso de México

En cuanto a México, Trotti aseguró que se trata del país de la región «más peligroso» hoy en día para ejercer el periodismo, con «un alto índice de impunidad» en los crímenes y un sistema de protección para los periodistas que «no está funcionando adecuadamente», debido a que «no hay justicia ni protección«.

Recordó que la SIP «ha recriminado» en varias ocasiones al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, su retórica de estigmatización de los medios de comunicación y periodistas.

Un tipo de discurso estigmatizante (de López Obrador) contra la prensa que «coadyuva a que haya más violencia contra los periodistas en el país», afirmó.

Se trata de un tipo de ataques verbales a los medios al que también recurren el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y el de Brasil, Jair Bolsonaro, añadió.

EL DATO: Otro asunto relevante que se abordará en el encuentro será el de las elevadas condenas de cárcel en Cuba por las protestas populares de 2021.

Sostenibilidad de los medios

El día 20 se debatirá sobre la sostenibilidad de los medios de comunicación, «la crisis provocada por los cambios de modelo de negocio e internet«.

Entre los participantes previstos para esta reunión semestral figuran el relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Pedro Vaca, el representante de la Unesco, Guilherme Canela, y el ministro de Patrimonio de Canadá, Pablo Rodríguez.

Rodríguez hablará sobre la propuesta de ley para que compañías como Google o Facebook paguen en Canadá a los medios de comunicación por el uso de su contenido en sus plataformas digitales. EFE