Pedro Castillo es proclamado Presidente de Perú

El candidato de izquierda fue proclamado Presidente de Perú la noche de este 19 de julio.

El nuevo presidente peruano se impuso a su contendora derechista Keiko Fujimori por un estrecho margen de alrededor de 44.000 votos.

LIMA. El izquierdista Pedro Castillo fue proclamado este 19 de julio presidente electo de Perú, mes y medio después de los comicios que ganó a la derechista Keiko Fujimori, quien retrasó su nombramiento con más de un millar de impugnaciones en las que denuncia sin pruebas fehacientes un supuesto «fraude».

Después de declarar infundados los últimos recursos legales presentados por Fujimori, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) refrendó los resultados de la votación del 6 de junio, donde Castillo obtuvo el 50,12% de los votos válidos, un estrecho triunfo por apenas 44.263 votos de ventaja sobre Fujimori. EFE

Keiko Fujimori anuncia que aceptará resultados electorales

Las declaraciones de Fujimori son un implícito reconocimiento de su derrota electoral.

La declaración de la candidata se produce luego de que el último de los recursos que presentó para revertir a su favor las elecciones fuera negado.

LIMA. La candidata derechista peruana Keiko Fujimori anunció este 19 de julio que reconocerá los resultados del balotaje presidencial que la enfrentó el pasado 6 de junio con el izquierdista Pedro Castillo y que serán proclamados en las próximas horas por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

«Hoy anuncio que cumpliendo mis compromisos asumidos con todos los peruanos… voy a reconocer los resultados, porque es lo que manda la ley y la Constitución que he jurado defender», afirmó Fujimori durante una presentación ante la prensa.

La candidata remarcó que aceptará la proclamación oficial a pesar de que, según su opinión, esta es «ilegítima» porque han «descubierto algo que ya es inobjetable: Perú Libre (el partido de Castillo) nos ha robado miles de votos el día de la elección».

Fujimori ofreció esta declaración poco después de que JNE confirmó que esta semana proclamará y entregará credenciales al próximo presidente de Perú, que según el recuento oficial será Castillo tras ganar por poco más de 44.000 votos de diferencia. EFE

Nuevo presidente peruano necesitará de alianzas para gobernar

COMICIOS. Simpatizantes del candidato Pedro Castillo recorren las calles de Lima en respaldo al aspirante presidencial.

Para los analistas es claro que Fujimori obtuvo el voto del Perú urbano y modernizado, mientras que Castillo logró el apoyo del país empobrecido.

Redacción LIMA

La diferencia de votos entre el maestro sindicalista Pedro Castillo y la candidata de tendencia derechista Keiko Fujimori era de 0,44% en favor del primero hasta las 16:00 del 7 de junio de 2021, cuando se había escrutado el 95,3% de los sufragios.

Alrededor del mediodía de este lunes, Castillo logró sobrepasar a Fujimori en el conteo y a media tarde el primero tenía 50,22% de los votos y la hija del expresidente de Perú Alberto Fujimori alcanzaba el 49,78%.

Y pese a que aún no se tiene un resultado oficial, los comicios peruanos permiten extraer algunas conclusiones sobre la situación del país.

Lo primero es que la división del país es clara: Lima y la costa norte del Pacífico votaron por Fujimori y su propuesta de continuismo económico neoliberal, porque se han beneficiado de 30 años de políticas de esa tendencia.

Mientras que el interior del país, particularmente las regiones altoandinas del sur con gran presencia indígena, se han visto marginadas de la ola desarrollista. Y eso las ha llevado a apoyar las tesis de Castillo de manera abrumadora.

Por otro lado, el «antifujimorismo», la laxa coalición político-ciudadana que se articula en función a su rechazo a Keiko Fujimori y su padre, el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), se muestra como la principal fuerza política del país y la más influyente. Esto es que muchos de los votos que obtiene Castillo no significan adhesión a su ideario, sino el rechazo a Keiko y su familia.

Así mismo, quien gane estas elecciones lo hará con votos «prestados» unidos coyunturalmente en contra de un «mal mayor», lo que implica de salida débil de legitimidad.

La tarea será mantener el precario respaldo popular y además aproximarse al resto de la ciudadanía que exige resultados: Perú atraviesa una profunda crisis económica, social y sanitaria que requiere un enfoque colectivo y un esfuerzo común.

Por otro lado, los organismos electorales peruanos salen fortalecidos de la contienda hasta el momento, a pesar de los temores previos sobre eventuales manejos indebidos del proceso de elección.

Además, en un hecho inusual, al parecer la Presidencia de Perú se definirá en Florida, Madrid y Buenos Aires, entre otros lugares. Con un censo de poco menos de un millón de electores, los peruanos en el exterior son determinantes en estas elecciones debido al estrecho margen entre los candidatos.

No obstante, resta aún por saberse el final de esta contienda.

Castillo aventaja a Fujimori en elecciones peruanas

El voto de los peruanos en el exterior podría definir los comicios.

El candidato izquierdista Pedro Castillo (50,12%) supera a la derechista Keiko Fujimori (49,89%) en las elecciones, según el último reporte electoral.

El maestro y líder sindicalista peruano Pedro Castillo revirtió la tendencia electoral y sacó ventaja frente a su contendora: la aspirante presidencial derechista Keiko Fujimori cuando se han escrutado el 94,6% de los votos de los comicios realizados este 6 de junio de 2021.

Desde el inicio del conteo al anochecer del domingo 6 de junio, Fujimori aventajaba al candidato izquierdista aunque con estrecho margen. Los resultados muestran que la designación del nuevo Jefe de Estado peruano se definirá voto a voto.

En ese contexto, la decisión de los peruanos residentes en el exterior, cuyos votos arribarían en los próximos días, podría resultar decisiva.

Nuevo presidente recibirá un Perú más pobre y endeudado

Perú elige a su nuevo gobernante este 6 de junio, un país que tiene el récord mundial de presidentes procesados por la Justicia y donde todos los mandatarios desde 1985 -con la excepción de dos interinatos- han terminado investigados, arrestados o encarcelados.

Los candidatos finalistas Pedro Castillo y Keiko Fujimori no han anunciado medidas claras para reactivar la economía del país

Redacción LIMA

La pandemia de la covid-19 convirtió a Perú en la nación con la tasa más alta de muerte global y la llevó a una caída del 11% de su PIB en el 2020, herencia que recibirá el mandatario que salga electo en las urnas el próximo 6 de junio: el izquierdista Pedro Castillo o la derechista Keiko Fujimori.

La covid-19 desnudó en Perú las grandes brechas en servicios públicos y sanitarios, pues los centros de salud solo contaban, en marzo de 2020 al estallar la pandemia, con un centenar de camas en las unidades de cuidados intensivos.

El entonces Gobierno de Martín Vizcarra (2018-2020) decidió aplicar una cuarentena estricta, que se extendió por tres meses, para dedicar recursos extraordinarios para equipar hospitales y comprar todo lo necesario para atender la pandemia.

En los primeros meses de la emergencia, Perú destinó hasta 12 puntos de su PIB para adquirir insumos y equipos médicos, contratar personal especializado, pero también para lanzar un conjunto de créditos para las empresas y bonos para las familias vulnerables.

Medidas insuficientes

Pero las medidas no impidieron que el país se transforme en el de mayor mortalidad en el mundo con 551 decesos por cada 100.000 habitantes.

Perú ha acumulado más de 180.000 fallecidos a causa del virus, según el último índice confirmado por el Gobierno la semana pasada, que casi multiplicó por tres el número de fallecidos que había reconocido hasta la fecha.

La segunda ola de contagios, de la que recién sale el país, ha elevado el número de enfermos hasta bordear dos millones, aunque la tendencia está en descenso y ya hay disponibilidad mínima de camas en UCI.

Actualmente, Perú ha vacunado a más de 2,4 millones de personas y ha adquirido 60 millones de dosis para inmunizar a toda su población adulta hasta finales de año.

Caída del PIB y alza de la deuda

Las medidas tampoco evitaron que 1,8 millones de personas fueran lanzadas a la situación de pobreza.

La cuarentena del 2020 provocó un cierre de la economía peruana, que la contrajo en 40% en abril y al final del año reportó una caída anual de 11%, según cifras del Banco Central de Reserva.

Por su parte, el déficit fiscal se elevó a 8,9 % del Producto Interno Bruto (PIB), similar al que Perú tenía a fines de los años ochenta, debido al inusitado incremento de los gastos públicos y a la reducción de ingresos fiscales por el cierre de la actividad privada.

Además, la deuda pública del país creció del 26,8 % del PIB en 2019 al 35% en 2020, y se teme que siga cuesta arriba hasta llegar a un pico de 37% entre el 2022 y 2023.

Expectativas de mejora

El ministro de Economía, Waldo Mendoza, afirmó que pese a la situación actual, Perú tendrá una de las recuperaciones más rápidas en la región y que el Producto Interno Bruto (PIB) podrá crecer 10% este año y a un ritmo de 4,5% hasta  2024.

El Gobierno de transición de Francisco Sagasti entregará la Presidencia el próximo 28 de julio al mandatario del bicentenario de la independencia, que deberá hacer frente a un país donde la pobreza ha crecido seis puntos porcentuales, hasta 27,5% de la población, en el último año.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), los bonos entregados hasta inicios de este año, han impedido que la pobreza en Perú crezca diez puntos porcentuales, pero recomienda que se mantengan e incrementen para reducir este índice.

Los dos candidatos en contienda, Pedro Castillo (izquierda) y Keiko Fujimori (derecha), coinciden en señalar que sus prioridades serán relanzar la economía y combatir la covid-19.

Sin embargo, ninguno parece tener planes más allá de cosas genéricas como abrir la economía, eliminar restricciones sanitarias, incrementar recursos hospitalarios y potenciar el número de pruebas y análisis para controlar la enfermedad.

Castillo y Fujimori, en empate técnico a una semana de presidenciales de Perú

PERÚ. Fotografía del 17 de mayo de 2021 de los candidatos presidenciales peruanos Pedro Castillo (i) y Keiko Fujimori (d), durante la firma de la «Proclama Ciudadana, juramento por la democracia», en Lima. EFE

En medio del embate de la pandemia, Pedro Castillo y Keiko Fujimori miden fuerzas en una justa que augura pocas salidas a la grave crisis política en la que ha estado sumido el Perú desde 2016.

Los candidatos a la Presidencia de Perú Pedro Castillo y Keiko Fujimori se encuentran en un empate técnico a una semana de la celebración de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Esto según los últimos sondeos publicados este fin de semana.

En ambos simulacros de votación, Castillo está ligeramente por encima de Fujimori, que en las últimas semanas ha recortado la considerable desventaja que le separaba de su rival, al captar a la mayor parte de los indecisos.

Sin embargo, en las dos encuestas la diferencia entre ambos está dentro del margen de error estadístico, por lo que el debate que tienen previsto mantener este domingo los dos candidatos se antoja clave para el resultado final.

En votos válidos, la encuestadora Ipsos da un 51,1% para Castillo, que baja 1,5 puntos respecto al domingo pasado, y un 48,9% para Fujimori, que sube 1,5 puntos.

En este simulacro de voto publicado en el diario peruano El Comercio participaron 1.517 adultos de todo el país, con un margen de error del 2,52%.

Con los votos emitidos en el mismo sondeo, Castillo obtiene el 42%, dos puntos más que la pasada semana, y Fujimori recibe el 40%, tres puntos más que el domingo anterior, mientras que los votos blancos y nulos bajan al 10% y los indecisos al 8%.

Por su parte, el Instituto de Estudios Peruanos (IEP), en su encuesta publicada este domingo en el diario peruano La República, también da una diferencia de dos puntos en intención de voto entre Castillo y Fujimori.

En este caso el candidato del partido Perú Libre se lleva el 40,3 % y la candidata del partido Fuerza Popular el 38,3 %, mientras que el 21,3 % son votos blancos, nulos e indecisos, en una muestra de 1.227 entrevistados de todo el país entre el 27 y 28 de mayo.

Para el IEP, Castillo desciende 4,5 puntos porcentuales en intención de votos y Fujimori gana 3,9 puntos respecto a la semana pasada.

Ambas encuestas confirman el empate técnico ya anunciado el viernes por la encuestadora Datum, que daba 50,5 % a Castillo y 49,5 % a Fujimori en votos válidos, sobre una base de 1.201 entrevistados.

Esto anticipa una elección igual de reñida que hace cinco años, cuando en 2016 Pedro Pablo Kuczynski le arrebató a Fujimori la Presidencia por apenas 40.000 votos.

Es la tercera vez consecutiva que Keiko Fujimori, hija y heredera política del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) llega a una segunda vuelta presidencial, después de haber pedido las dos anteriores ante Ollanta Humala (2011) y Kuczynski (2016).

A las urnas están convocados para votar el próximo domingo más de 25 millones de peruanos para elegir a la próxima persona que los gobernará por los próximos cinco años. EFE

Crisis sanitaria

Perú celebrará el balotaje poco después de cerrar abril como el mes más mortal desde la llegada del coronavirus, que aún no da tregua al país sudamericano, donde la enfermedad ya ha dejado más de 1,9 millones de casos confirmados y decenas de miles de muertes.

Es evidente que el ganador tomará las riendas de un país agotado en la batalla contra la covid-19, con hospitales saturados y un personal sanitario exhausto.

Igual, ambos ha prometido acabar con la cuarentena en el país y también coinciden en la promesa de avanzar con la vacunación, dejar atrás los encierros e incrementar el presupuesto del sector Salud, sin explicar más detalles.

Campaña de «antis»

El apoyo a Fujimori -que cuenta con un abrumador respaldo mediático y de figuras como el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa- parece haber tocado techo, cercado por el arraigado «antivoto», que ya le costó las derrotas de 2011 y 2016.

De hecho, acostumbrados a votar en segunda vuelta por «el mal menor», muchos peruanos se encuentran esta vez en un embrollo que los obliga a sopesar dos corrientes definidas por el rechazo a la postura rival: «antifujimorismo» o «anticomunismo».

Ambos candidatos intentaron, con torpeza y virajes estratégicos, captar a los votantes más indecisos durante la campaña electoral, pero si contar con ases bajo las manga.

Fujimori, que de ganar la presidencia eludiría un juicio por el que le piden 30 años de prisión por lavado de dinero, se ha servido de la retórica «anticomunista» para «alertar» del «peligro» de un eventual Gobierno de Perú Libre.

Último sondeo pone a Castillo más de 10 puntos sobre Fujimori

Elecciones. Pedro Castillo y Keiko Fujimori son los candidatos presidenciales que estarán en la papeleta peruana el 6 de junio de 2021. (Foto: EFE)

La encuesta, de cara a la segunda vuelta electoral en Perú, se realizó a 1.208 personas, con un margen de error de 2,8% y un nivel de confianza de 94,5%.

Redacción LIMA

El candidato izquierdista Pedro Castillo ha incrementado su ventaja a más de 10 puntos por encima de la derechista Keiko Fujimori, su rival en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del próximo 6 de junio en Perú, según la última encuesta difundida este 23 de mayo de 2021.

De acuerdo con el sondeo realizado por el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) y publicado por el diario La República, el postulante por Perú Libre logró aumentar la distancia frente a Fujimori al obtener un 44,8% de los votos, 10 puntos más que la líder de Fuerza Popular, que alcanza un 34,4% de preferencias.

A falta de apenas dos semanas para el balotaje, la encuesta también reflejó que un 12,8% de los peruanos votaría en blanco o nulo y un 5,1% aún no se ha decantado por ninguna de las dos opciones.

Fujimori gana en la capital

Según el sondeo del IEP, el maestro de escuela rural sigue dominando la intención de voto en el norte, sur, centro y oriente del país, un escenario que se revierte en Lima Metropolitana, donde Fujimori alcanza una preferencia de 45,8%, casi 12 puntos más que Castillo, que recibe un 33,9%.

En la zona norte del país, el aspirante por Perú Libre subió más de 10 puntos porcentuales respecto al anterior estudio de la misma encuestadora y logró un 47,2% de respaldo, mientras que la candidata fujimorista alcanza un 29,2%.

En el sur, el líder sindicalista se impone con un 62,5% de los votos, triplicando el 20,3% de apoyo que recibe la postulante derechista.

La distancia entre ambos candidatos es menor en el centro y el oriente del país, donde Castillo gana con un 48,6% y un 39,5% de los votos son de Fujimori, quien alcanza un 33,7% y un 35,5% de apoyo, respectivamente.

Los más vulnerables están con Castillo

Asimismo, la encuesta ratifica que la lideresa de Fuerza Popular sigue como favorita en los niveles socioeconómicos A y B, los más acomodados del país, donde recibe un contundente 52,1% y Castillo llega a un 32,7%.

En cambio, en los sectores C y D/E, la población con menores recursos económicos, el candidato de Perú Libre se impone con un 43,9% y un 50,8%, respectivamente.

Según el sondeo, un 47% de los votantes de Castillo lo apoya porque «ofrece un cambio», un 29% porque «no quiere que el fujimorismo vuelva al poder» y un 14% porque considera que «se preocupará por los que menos tienen».

Sobre Fujimori, un 55% de quienes piensan votar por ella responde que lo hará porque «no quiere que la izquierda/comunismo llegue al poder», un 18% porque considera que la candidata derechista brinda «estabilidad y orden», un 13% porque «confía en ella» y un 11% porque piensa que «ofrece un cambio».

AME9817. LIMA (PERÚ), 22/05/2021.- Familiares de víctimas de la masacre de La Cantuta, perpetrada durante el Gobierno de Alberto Fujimori, participan hoy en una marcha contra la candidata presidencial derechista Keiko Fujimori, en las inmediaciones de la Plaza San Martín de Lima (Perú). Organizaciones sociales y civiles peruanas han convocado a una gran marcha en rechazo a la candidatura presidencial de la derechista Keiko Fujimori, como parte de una campaña nacional e internacional que considera que la posibilidad de un nuevo régimen fujimorista es «una amenaza» para Perú. EFE/ Paolo Aguilar

El voto antifujimori

El estudio del IEP revela que el antivoto a la hija y heredera política del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) aumentó hasta situarse a la mitad de la población apta para sufragar.

El mayor rechazo a la candidata fujimorista se concentra en el ámbito rural, donde el 65% de la población definitivamente no votaría por ella.

En el caso de Castillo, el nivel de antivoto alcanza a más de un tercio del electorado (37%), mientras que un 7% indica que no elegiría a ninguno de los dos candidatos.

El 22 de mayo de 2021 el antifujimorismo salió a las calles en más de una veintena de ciudades, en una campaña electoral en «defensa de la democracia» y contra la candidatura presidencial de la derechista Keiko Fujimori, a quien considera «una amenaza» para el país.

La campaña antifujimorista fue lanzada por una coalición de activistas, líderes sindicales, familiares de víctimas, representantes de organizaciones culturales y estudiantes universitarios que se definen comprometidos con «defender al Perú de un nuevo fujimorismo».

Keiko Fujimori pide permiso judicial para viajar a Ecuador

Keiko Fujimori, asistirá a un foro de la Fundación Internacional para la Libertad

La candidata a la Presidencia de Perú, Keiko Fujimori, fue invitada por el escritor Mario Vargas Llosa para asistir a un foro de la Fundación Internacional para la Libertad (FIL).

La hija y heredera política del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) necesita la autorización del juez que tutela la investigación en su contra por presunto lavado de dinero en la financiación de sus anteriores campañas electorales de 2011 y 2016, para salir fuera de Lima.

Gracias a la investigación, Fujimori afronta una acusación de 30 años de prisión por presuntamente haber ocultado en una contabilidad ficticia millonarias donaciones de grandes empresas, como 3,6 millones de dólares de Credicorp y un millón de la constructora brasileña Odebrecht.

Para poder realizar las actividades de la actual campaña electoral, la candidata del partido de derecha Fuerza Popular obtuvo del magistrado Víctor Zúñiga un permiso extraordinario que le otorga vía libre para recorrer el país, más no para salir al extranjero.

Fujimori solicitó que el permiso se extienda a poder viajar durante tres días a Ecuador para asistir al foro «Desafíos de la Libertad», organizado el 23 de mayo en un hotel de Quito por la Fundación Internacional para la Libertad que preside Vargas Llosa.

Vargas Llosa a través de una carta que el hijo del premio Nobel, Álvaro Vargas Llosa, le hizo llegar a la candidata.

Justificación para la asistencia de Fujimori

En la Carta, el escritor anticipa que el foro «contará con la presencia de líderes políticos, intelectuales y empresarios de diversos países»

Considera que la presencia de Fujimori en este foro «sería de mucha utilidad dado el interés y también la incertidumbre que concita el proceso electoral peruano».

El propósito de todo esto afirmar, «en estos momentos difíciles por los que atraviesa la región, la necesidad de consolidar nuestras democracias mediante la libertad, el Estado de Derecho, el respeto a la propiedad privada y la convivencia pacífica».

«Participaré en el evento para reafirmar, frente a la comunidad internacional, mi firme compromiso con los valores y las instituciones democráticas. Nos vemos en Quito», escribió Keiko Fujimori en redes sociales.

Esta invitación se produce pocas semanas después de que Vargas Llosa, acérrimo enemigo del fujimorismo desde que en 1990 perdió la Presidencia frente a Alberto Fujimori.

Solicitó por primera vez votar por Keiko, que por tercera vez consecutiva llega a la segunda vuelta de unos comicios presidenciales.

Antes de esta elección, Vargas Llosa siempre había llamado a votar contra Keiko Fujimori por considerar que representaba el legado de su padre, quien cumple una condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad y corrupción, y al que ella ya ha anticipado que indultará de llegar la Presidencia.

De igual manera, el premio Nobel dio ahora su respaldo a Fujimori frente a su rival Pedro Castillo, candidato de izquierda que propone un cambio radical del modelo económico neoliberal que ha regido la economía peruana durante los últimos 30 años, al considerar que el crecimiento no ha beneficiado a todos los peruanos.

La votación está convocada para el domingo 6 de junio y el ganador gobernará Perú durante los próximos cinco años, mandato que comenzará el 28 de julio, día en el que se conmemorarán los 200 años de la independencia de Perú.

Te puede interesar :

Fiscalía acusa a Fujimori de forzar esterilizaciones ilegales para ‘reducir la pobreza’ en Perú

¿Ecuador provocará un Efecto Dominó en la Región?

Empate técnico entre cuatro candidatos en Perú

Castillo tomaría la delantera a Fujimori en la segunda vuelta

En la imagen, el candidato ultraizquierdista Pedro Castillo. EFE/Aldair Mejía/Archivo

El candidato ultraizquierdista Pedro Castillo gana por casi el doble de votos a la derechista autoritaria Keiko Fujimori, su rival en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Perú del próximo 6 de junio, según el Instituto de Estudios Peruanos. El 41,5 de los encuestados se inclina por Castillo y el 21,5% por Fujimori. Así, a ambos candidatos los separan 20 puntos porcentuales, una distancia mayor a los 11 y 15 puntos de diferencia que reportaron las encuestas previas. EFE