Comida con difuntos y jugar con trompos, tradiciones de Cotacachi

Tradición. En el cementerio de Cotacachi, cada familia se sienta en el suelo, alrededor de la tumba de su pariente, donde tienden un mantel y ponen la comida para compartir.

En noviembre se conjugan costumbres ancestrales con las contemporáneas.

Redacción IMBABURA

El Día de Difuntos es una fecha que se vive de forma especial en el cantón Cotacachi, al norte del país, en la provincia de Imbabura.

Este lugar, declarado Pueblo Mágico del Ecuador, vive estas jornadas entre un sincretismo religioso, gastronomía tradicional y hasta juego de trompos, en las calles de los barrios.

Durante el 2020, estas tradiciones prácticamente se suspendieron, por la pandemia de Covid-19; pero antes de esto, el turismo también se ponía de manifiesto en estas fechas, con gran afluencia de visitantes nacionales y extranjeros.

Entre mestizos e indígenas

En el cementerio de Cotacachi se vive una mezcla de culturas y tradiciones. Por un lado, están los indígenas, quienes acostumbran a vivir de una manera ancestral el recuerdo de sus difuntos; y, por el otro, los mestizos, quienes entre sus costumbres tienen el arreglar y rezar en las tumbas, principalmente.

Según el historiador Ramiro Ruiz, el 2 de noviembre las familias indígenas, con sus ropas tradicionales, así como las mestizas vestidas de trajes oscuros, visitan las tumbas de parientes y amigos, para poner de manifiesto toda una gama de costumbres milenarias.

“Los curas rezan responsos en las tumbas de los indios y reciben frutas, pan de trigo, huevos, dinero. Mientras en las tumbas de los blancos, depositan las ofrendas y tarjetas de filo negro. La visita se alarga hasta la tarde. Después del almuerzo la gente sale a las calles a mirar el juego del trompo”, explica.

Dentro de la tradición indígena, las familias cocinan los productos que la tierra les ofrece y se reúnen en el cementerio, donde yacen los restos de sus seres queridos, para compartir sus alimentos y bebidas, donde conversan, rezan e incluso cantan.

A esta actividad se la denomina el Wakcha karay, donde se alista papas, mote, fréjol, tostado, nabo, carne de cuy y de gallina, champús, colada morada, guaguas de pan u otro alimento preferido por el difunto, a quien acompañan en su tumba durante todo el día.

Trompos. Este juego es tradicional durante todo el año, pero en las fechas de finados son los enfrentamientos más reconocidos.
Trompos. Este juego es tradicional durante todo el año, pero en las fechas de finados son los enfrentamientos más reconocidos.

Juego de trompos

Ruiz expone que una de las tradiciones más atractivas que caracterizan al cantón Cotacachi es el juego del trompo, actividad recreativa que inició de forma organizada desde 1996.

“Cuatro años más tarde se empezó a sembrar en los niños la tradición del juego, que es aplicado en los desafíos barriales. Es desarrollada en la época de finados, que consiste en que cada equipo tiene un representante que se encarga de promover los desafíos”, detalla.

Además, explica que generalmente se agrupan los barrios, donde cada uno forma un equipo de jugadores, seleccionados por su habilidad.

Esta modalidad de desafío, según Ruiz, sólo se juega en Cotacachi y Tabacundo. “Cada equipo nombra los respectivos jueces. El Juez de Palo, señala con una raya el lugar hasta donde avanza la bola de cabe; el Juez de Copa, durante el recorrido se encarga de servir la copa de aguardiente al jugador que va a dar el cabe y a todos los jugadores; el Juez de Lista, elabora las listas de los jugadores, estableciendo un orden para que alternen los jugadores en ambos equipos”.

“El cabe es el golpe que dan a la bola con el trompo. Cuando el trompo comienza a bailar en el suelo, el jugador se agacha, tiende la mano en el suelo y abre el índice y el pulgar y entra a la mitad de la mano. Entonces se acerca a la cuyumba, extiende el brazo y con toda la fuerza pega a la bola que sale disparada. En ese momento el Juez de Palo corre y señala el punto donde ha llegado”, menciona.

A pesar de que en la actualidad esto se juega todos los fines de semana, durante todo el año, el campeonato oficial comienza en el mes de octubre, dejando para el 2 de noviembre prácticamente el enfrentamiento entre los mejores.

Dentro de la gastronomía tradicional de estas fechas, se prepara colada de haba con churos, colada morada, guaguas de pan y champús.

Vuelta tras la pandemia

Para recibir a los visitantes durante el 2021, luego de tener máximas restricciones durante el 2020, por la pandemia de Covid-19, el cementerio municipal de Cotacachi preparó sus instalaciones con antelación, así como una programación especial.

Primero se organizó una gran minga de limpieza, tres días antes de comenzar el feriado, para dejar adecuado el espacio, que se convierte en lugar de convivencia y tradición.

Por su parte, el Municipio de Cotacachi organizó un tributo a los difuntos, el 1 de noviembre, desde las 19:00, con la participación de los ensambles de la unidad educativa y del instituto Luis Ulpiano de la Torre, junto a varios artistas invitados.

Mientras que el 2 de noviembre se realizaron dos misas campales y la retreta con la Banda Municipal.