Juez de Portoviejo pone en libertad a Jorge Glas y a Daniel Salcedo

El 20 de mayo de 2022,   Glas había regresado a prisión para seguir cumpliendo dos condenas, una de seis años por asociación ilícita y otra de ocho años por cohecho.

Rubén Molina Barrezueta,  juez de la Unidad  Judicial Especializada de Garantías Penitenciarias con sede en el cantón Portoviejo (Manabí),  accedió a un recurso de hábeas corpus  presentada por la defensa de  Jorge Glas Espinel,  exvicepresidente de la República, quien volvió  prisión el 20 de mayo después de que la justicia revocó un recuso constitucional que le permitió recuperar su libertad el 10 de abril de este año.

En su fallo, el magistrado también ordenó la excarcelación de Daniel Salcedo, sentenciado en el caso de presunta corrupción en la compra de insumos médicos durante la pandemia.

El jurista Jorge Luis Ortega, explicó  que el abogado de Glas, Jhonatan  Aguinda, planteó “argumentos contundentes” que dan cuenta de “graves violaciones a los derechos humanos” del exvicepresidente de la República.

En las próximas horas, el Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI),  deberá acatar el fallo del juez,  y «ponerlo inmediatamente  en libertad», señaló Ortega.

El regreso a Latacunga

El 20 de mayo,  Glas volvió a la cárcel de Latacunga para seguir cumpliendo dos condenas, una de seis años de prisión por asociación ilícita y otra más reciente de ocho años por cohecho.

El exvicepresidente reingresó en la prisión de Latacunga luego de ser trasladado en avión por la Policía desde la ciudad de Guayaquil, a la que había regresado en una gira emprendida por distintas ciudades del país ni bien salió en libertad.

En total fueron 40 días de libertad los que pudo gozar Glas, quien llevaba recluido en prisión desde finales de 2017.

“Regreso a la cárcel y volveré a salir”, afirmó Glas en un video difundido en redes sociales donde reiteró su opinión de que las acusaciones y las condenas en su contra son parte de una persecución política que calificó como “una verdadera infamia que no tiene antecedentes en la historia”. (SC)

Previo a la instalación de las mesas de diálogo, sector indígena rechaza detención de Jorge Guamán

Control de precios, precios justos y comercialización, son los subtemas que dominan el debate  en la Mesa 8

Previo a la instalación de la Mesa 8  donde el gobierno y los movimientos indígenas debaten el control a la especulación de precios, Zenaida Yasacama, vicepresidenta de la CONAIE,  rechazó a la detención (con fines investigativos),  de Jorge Guamán,  prefecto  de Cotopaxi ocurrido la mañana de este 28 de julio de 2022.

“El gobierno debe deponer las actitudes mientras estamos en los diálogos, eso no puede pasar; igual con algunos otros dirigentes que también son investigados”, señaló.   Sin embargo, afirmó que (Guamán) tendría que responder de lo que se le acusa.

Jorge Guamán fue detenido junto a otras ocho personas, entre funcionarios públicos y contratistas, dentro de una investigación por el presunto delito de delincuencia organizada.

En el operativo denominado “Depuración 1” agentes de la Fiscalía y de la Policía efectuaron la mañana de este 28 de julio de 2022, 32 allanamientos, entre ellos a las oficinas de la Prefectura.

Control de precios 

Control de precios, precios justos y comercialización para más de 40 productos de primera necesidad, son los ejes que plantea la Conaie, Feine y Fenocín al gobierno a través del ministerio de Agricultura,  en la Mesa 8 que se instaló hoy donde se debate el control a la especulación.

Magarita Arotingo, representante  de la Conaie, dijo que los compromisos deben quedar plasmados en decretos ejecutivos.

Recordó que la base  de las movilizaciones de junio fue en rechazo al alto costo de la vida traducido en la elevación de los precios de los productos de primera necesidad; los productos que se trasladan del campo a la ciudad no son comercializados con precios reales, lamentó . “En estas mesas técnicas queremos diálogo con resultados, sino tenemos resultados nosotros  tomaremos otras acciones”, dijo. (SC)

El posible retorno de Jorge Glas a prisión está en manos del Tribunal de Santa Elena

Desde el 10 de abril, Jorge Glas, salió de prisión a pesar de tener sentencias ejecutoriadas en las tramas de corrupción ‘Sobornos’ y Odebrecht.

Con la apelación y el pedido de nulidad del habeas corpus,  el SNAI,  la Procuraduría, y  la Fiscalía  buscan el inmediato regreso del exvicepresidente a la cárcel de Latacunga.

La revisión del recurso de apelación al habeas corpus que favoreció al exvicepresidente de la República, Jorge Glas, está a punto de resolverse. Según lo previsto, en ocho días se sabrá si el sentenciado por casos de asociación ilícita y soborno vuelve a la cárcel.

A las 11:51 de este 10 de mayo de 2022, el Tribunal Provincial de la Corte de Justicia de Santa Elena integrado por los magistrados Silvana Caicedo, Klever Franco y Juan Camacho, fijó para el 18 de mayo a las 09:00 la instalación de la audiencia para resolver las apelaciones presentadas por el Servicio de Atención a Privados de Libertad (SNAI) y la Procuraduría General del Estado (PGE).

En su escrito, el tribunal provincial, convocó a las partes procesales: Raquel Malavé Illescas, representante de Jorge Glas, y a Marco Proaño Durán, director nacional de Patrocinio de la Procuraduría, para que acudan a la sala 7 del Complejo Judicial de Santa Elena.  A la diligencia también asistirá un delegado del SNAI. La Fiscalía participará como tercero interesado y planteará un amicus curiae.

Uno de los argumentos que presentará la PGE es la ilegalidad del fallo en el que se sustentó el juez de la Unidad Multicompetente de Manglaralto, Diego Moscoso al otorgarle el habeas corpus a Glas.

A criterio de Íñigo Salvador, titular de la Procuraduría, una causal de nulidad de todo el proceso es que esta entidad debió haber sido citada a la audiencia de habeas corpus, pero no fue convocada.

En su defensa, Lorena Merizalde, directora de asesoría jurídica del SNAI replicará que el habeas corpus es improcedente,. Esto, porque sobre Glas pesan dos sentencias condenatorias ejecutoriadas por el cometimiento de los delitos de asociación ilícita y soborno.

Para el Servicio de Atención a Privados de la Libertad, el habeas corpus es procedente para corregir situaciones lesivas al derecho a la salud de la persona privada de libertad.  “El  efecto que persigue el habeas corpus en estos casos no es la libertad de la persona, sino corregir actos lesivos en contra del derecho a la integridad de las personas privadas de libertad, por falta de acceso efectivo a servicios de salud”, puntualizó.

 Singue, otra sentencia pendiente

En la audiencia de juzgamiento del 25 de enero de 2021, los jueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), José Layedra y Javier de la Cadena, declararon culpable por el presunto delito de peculado a siete procesados en el caso Singue, entre ellos Jorge Glas, Wilson Pástor, exministro de Hidrocarburos,  Carlos Pareja Yannuzzelli, exgerente de Petroecuador, y César Guerra, gerente del consorcio DIGOIL al que se le adjudicó la concesión del campo petrolero.

Estos magistrados les impusieron una pena de ocho años de prisión que fue apelada, y hoy, a partir de las 08:30, los jueces Daniella Camacho, Felipe Córdova y Luis Rivera, prevén resolver ese recurso.

Según la  Fiscalía, el delito de peculado fue cometido al haber adjudicado un contrato de exploración y explotación del campo petrolero Singue al consorcio DIGOIL.

La presunta infracción se configura por el cálculo establecido en 33.50 la tarifa por barril, sin que se haya tomado en cuenta el 100% de las reservas probadas en el pozo petrolero. Este caso reviste especial atención pues se trata de la sentencia pendiente en ejecución para Glas, quien pese a tener dos condenas en firme por los casos Odebrecht, y Sobornos está fuera de la cárcel desde el 10 de abril último.

La audiencia de apelación es la penúltima instancia antes de que la tercera sentencia en contra de Glas quede en firme. Édison Loayza, su abogado, dijo que, aunque la sentencia de Singue se ejecutorie, su defendido no debería volver a prisión. En ese caso, según Loayza, operaría la aplicación de la pena única con las tres sentencias y se concretaría con la rebaja de penas por méritos.  (SC)

Pidió diferimiento

Paul Ocaña, defensa de David Burgos, Ramiro Cazar y César Guerra, otros procesados en el caso Singue, ofició este 9 de mayo, a la CNJ un escrito donde solicita el diferimiento de la audiencia por motivos de salud. “Tuve una afección en mi columna, mi médico que prescribió 72 horas de reposo, presenté el escrito adjuntando el certificado médico”, dice en el documento.

A la defensa de los imputados le preocupan las presiones por el otorgamiento del habeas corpus a Glas, lo que podría ser nefasto -dijo- para sus clientes.  Ocaña opinó que esto podría afectar el proceso de apelación porque en este caso no solo está Jorge Glas, sino seis personas más.  “Esto nos pone en un escenario incómodo, mediático y político adverso a lo que pueda ocurrir en la audiencia”, señaló.

 “Tema de habeas corpus es motivo de preocupación”

Juan Pablo Albán, abogado penalista, y parte del equipo de defensa de Wilson Pástor, espera un tratamiento técnico e imparcial por parte del tribunal. No obstante, reconoció que la situación de Glas y las irregularidades en el habeas corpus con el que salió de la cárcel son motivo de preocupación.

Albán explicó que la apelación de su defendido se fundamenta en el carácter “por decir lo menos, extraño de la sentencia”.  Agregó que el delito de peculado requiere necesariamente del perjuicio al Estado, y en la sentencia se reconoce que esto no ha ocurrido, “¿Cómo se puede entonces condenar si no se cumple con el requisito fundamental de este tipo penal y más aún si el propio Estado reconoce la inexistencia del supuesto perjuicio?, cuestionó.

$600 millones es el monto, que según las defensas de los procesados, ha significado para el país el contrato de explotación de Singue.

Jorge Glas se presenta en la Corte y dice que es una ‘victoria’

“Los últimos tres años y medio me llevaron al infierno, las cosas que viví, las cosas que sufrí, los parientes que no pude enterrar por estar injustamente preso; me causa profunda tristeza”: Jorge Glas.

Jorge Glas, exvicepresidente de la República, se presentó, hoy martes 3 de mayo de 2022, en la Corte Provincial de Justicia del Guayas, para dar cumplimento a la medida alternativa de presentación ante un juez que se dispuso en la sentencia de habeas corpus que le permitió salir en libertad el 10  de abril del Centro de Privación de Cotopaxi.

“La victoria moral es mía”, afirmó el exsegundo mandatario a periodistas, minutos después de presentarse ante el titular de la Corte del Guayas, y describió como algo “muy duro” regresar a la libertad después de cuatro año y medio (de estar en prisión).

En un video de 1 minuto y 30 segundos publicado en la cuenta de Twitter de Sofía Espín, asambleísta de la Revolución Ciudadana (RC),  Jorge Glas,  sostuvo que le causa “profunda tristeza” ver cómo se oculta,  y que en los medios de comunicación no se destaque  con “mucha fuerza”  -lo que calificó-  como un “hecho innegable” y un “hecho horroroso porque me tuvieron casi 16 meses preso en exceso”.

Su relató continuó indicando: “Primero, yo les regalé cuatro años y medio de mi vida a todos los que me acusaron, estando preso, habiéndome entregado para que muestren y demuestren sus acusaciones y no pudieron hacerlo. La victoria moral es mía, he sufrido mucho, me ha afectado mucho la salud y habrá que recuperarla poco a poco, pero doy gracias a Dios, a mi familia, compañeros, a estas personas que siempre creyeron en mi y que siempre lucharon por mi libertad”, expresó. (SC)

Glas busca unificación de penas

JUSTICIA. La audiencia del caso Singue, en el que es procesado Jorge Glas, fue suspendida en la Corte Nacional

El ex vicepresidente tiene dos condenas previas de seis y ocho años por los casos Sobornos y Odebrecht.

El ex vicepresidente de la República, Jorge Glas, busca que se unifiquen sus penas y así aplicar al beneficio penitenciario de la prelibertad. Actualmente ya cumple con dos sentencias en la cárcel de Cotopaxi. Una de seis y otra de ocho años por asociación ilícita en el caso Odebrecht y por cohecho en el caso Sobornos, respectivamente. Ambas están en firme.

La defensa de Glas presentó un recurso para que solo se tome en cuenta la infracción más grave (la de ocho años) y así aplicar al beneficio que le permite cumplir el resto de su condena fuera de la cárcel.

Sin embargo, un juez de garantías penales de Cotopaxi negó esa solicitud. En su escrito de respuesta al abogado de Glas indicó, esta semana, que el exsegundo mandatario tiene todavía una tercera sentencia, que no está ejecutoriada. Por esta razón no podía dar trámite a su petición.

El proceso al que hace referencia el juzgador es el caso Singue, que está en etapa de apelación. De hecho, la audiencia solicitada por cuatro de los condenados debía realizarse la tarde de ayer, jueves 2 de diciembre de 2021. Sin embargo, se difirió por la ausencia de los abogados de Glas, quien fue sentenciado en primera instancia a ocho años por peculado. Todavía no hay fecha para una nueva convocatoria.

En este proceso también están juzgados los exministros de Energía, Carlos Pareja Yannuzzelli y Wilson Pástor. Otros tres procesados, en cambio, recibieron condenas de cuatro años de prisión como cómplices. A otros ocho procesados se les ratificó su inocencia.

Lo que dice la ley

En caso de que la justicia acepte la apelación de Glas y elimine su condena o lo sentencie en última instancia, su defensa podrá insistir en la acumulación de penas de acuerdo al Art. 81 del Código Penal, vigente hasta el 2014 y con el cual se sentenció a Glas. Este cuerpo normativo se utilizó en sus juicios porque, según los expedientes, los delitos se perpetraron antes de ese año.

La norma de entonces indica que en caso de que “concurran varios delitos reprimidos con reclusión, se impondrá la pena mayor”. El Código de Ejecución de Penas de la época respalda esa decisión. En el Código Orgánico Integral Penal (Coip), vigente actualmente, no se contempla esta figura y más bien impone la acumulación de penas.

El exmandatario también puede acogerse al beneficio de la prelibertad que constaba en las normativas hoy derogadas. En el Art. 8 del Instructivo Interno para la aplicación de los beneficios penitenciarios emitido por el Servicio de Rehabilitación Social (Snai) se observan tres requisitos para acceder al beneficio.

1 Certificado de encontrarse en mínima seguridad emitido por el director de la cárcel;

2 haber cumplido las dos quintas partes de la pena impuesta, que en el caso de Glas sería de tres años y ocho meses de reclusión,

3 tener un informe emitido por el equipo de técnico de información y diagnóstico.

Quito ,02 de diciembre de 2021. Audiencia por el Caso Singe en la Corte Nacional de Justicia. APIFOTO/Juan Ruiz Condor

 La rebaja de penas ya se ha aplicado

En febrero de 2020, el exgerente de la estatal Petroecuador, Marco Calvopiña, sentenciado por corrupción, ya hizo uso de este recurso. Ese mismo año, el exministro del correísmo, Alecksey Mosquera, sentenciado por participar de la trama de Odebrecht, también se acogió a esa figura.

El abogado penalista y catedrático Nicolás Salas sostiene que si Glas cumple todos los requisitos podría recuperar su libertad. “En el caso concreto, si él tiene la posibilidad y la norma lo ampara puede recuperar su libertad. Estamos acostumbrados a politizar algunos casos y vulnerar gravemente el principio de seguridad jurídica”.

Glas está en prisión desde octubre de 2017 cuando iniciaron las investigaciones en su contra por el caso Odebrecht. Ayer, miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que llegaron para hacer recomendaciones por la crisis carcelaria se reunieron con el ex vicepresidente de “manera reservada”, indicó el director de la cárcel de Cotopaxi, Víctor Andrade.

Sentencias de Jorge Glas

1.- Sentencia ejecutoriada de seis años por asociación ilícita en el caso Odebrecht.

2.- Sentencia ejecutoriada de ocho años por cohecho en el caso Sobornos 2012-2016

3.- Sentencia apelada de ocho años por peculado en el caso Singue.

Yunda cree que salir de la Alcaldía le subió el ‘rating’

Captura del video publicado por el exalcalde de Quito

El removido alcalde de Quito aparece en redes sociales. En un video sonríe acompañado de una frase sobre su salida del cargo.

Jorge Yunda no tardó mucho en aparecer en redes sociales luego de que su salida de la Alcaldía se hiciera definitiva.

El 29 de septiembre de 2021 escribió un ‘tuit’ en el que deseo suerte a los que se quedan y dijo que luchará, por sus votantes, en instancias internacionales.

En tanto que este 1 de octubre de 2021, el exalcalde de la capital subió un video a su cuenta de Instagram en el que se deja ver con un rostro triste que, poco a poco, se transforma en una sonrisa; es en ese momento donde aparece la frase: «cómo cuando te botan y no saben que te subieron el riating (rating)».

El video, cuya descripción es «ya mismo», cuenta con más de 2.000 likes en Instagram, aunque tiene desactivada la opción para comentar. Mientras que en Twitter, donde la descripción es «pronto al aire», tiene cerca de 300 retuits y también está desactivada la opción de comentar.

TE PUEDE INTERESAR:

Gobierno anuncia indulto a 2.000 presos como parte de plan carcelario

Tormenta causó inundaciones y colapso de techos en Quito

El 8 de octubres será feriado por la Independencia de Guayaquil

 

Yunda pidió ampliación y aclaración de resolución al TCE

Los concejales opositores al Alcalde aseguran que solo intenta dar un show y prolongar su agonía.

El trámite toma dos días más aunque no afecta el fondo de la resolución sobre la remoción de Yunda de la Alcaldía de Quito.

Como ya lo había advertido, Jorge Yunda ha hecho uso de un nuevo recurso legal sobre el proceso de su remoción de la Alcaldía de Quito que el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) ratificó el 1 de julio de 2021.

La mañana de este 6 de julio, los abogados de Yunda presentaron la solicitud de aclaración y ampliación ante el TCE.

Los ediles Fernando Morales y Bernardo Abad detallaron que esta solicitud no afecta el fondo de la resolución del TCE. Por lo tanto, en dos días se ratificaría la remoción de Jorge Yunda y él deberá abandonar el cargo.

“No va a cambiar la sentencia, no va a cambiar lo actuado. Únicamente le da otros días adicionales para emitir esa respuesta. En esos días usted ve a un doctor Yunda bailando, ‘cuentiando’ a los quiteños, diciendo que va a seguir en el cargo”, dijo Morales.

Abad destacó que dos de los jueces del TCE fueron claros al destacar que el pedido de aclaración no cambia el fondo de la sentencia. «Lo único que ocurre es que Jorge Yunda quiere alargar la agonía».

Mesa de trabajo

Mientras se oficializa la salida de Yunda, los ediles decidieron no asistir a la sesión de Concejo que él convocó para este 6 de julio de 2021.

A la misma hora realizaron una mesa de trabajo en la que participaron 12 concejales, incluido el vicealcalde Santiago Guarderas, quien hasta la siguiente semana ya asumiría la Alcaldía.

Guarderas detalló que se definirá quién será la Vicealcaldesa del Cabildo. Esto se definirá con 12 votos. (AVV)

Yunda se aferra a la Alcaldía con cuatro argumentos

Jorge Yunda es alcalde de Quito desde marzo de 2019.

Mientras el Tribunal Contencioso Electoral se pronuncia, Yunda tiene la libertad de firmar contratos y sigue al frente del Municipio. 

Que no eran 14 sino 15 los votos que se requerían para que Jorge Yunda deje la alcaldía de Quito dijo su abogado defensor, Jorge Acosta, al elevar a consulta («apelar») la decisión del Concejo Metropolitano ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

A la cantidad de votos se suman otros tres argumentos con los que Yunda aspira que el TCE falle a su favor y le permita conservar su puesto.

Criterios de la defensa de Jorge Yunda

  • El Concejo Metropolitano está integrado por 21 concejales más el alcalde por lo que se requerían 15 y no 14 votos.
  • Paulina Izurieta, alterna de Mario Granda, se principalizó de manera irregular, pues el oficio no llevaba la firma del edil, argumenta la defensa de Yunda. Así, el voto de Izurieta no sería válido.
  • El secretario del Concejo Metropolitano, no es titular, lo que provocaría la nulidad de la sesión de remoción.
  • Finalmente, el Alcalde sí cumplió con su deber de convocar a la Asamblea de Quito de forma telemática.

El panorama de Yunda

Acosta dice que confían en que el TCE tomará en cuenta sus argumentos y encuentre las irregularidades que ellos señalan, dentro del proceso.

De ser así, la votación en la sesión de remoción quedaría anulada y Yunda volvería a su cargo, sin que se deba sesionar nuevamente porque “nadie puede ser juzgado dos veces por lo mismo”.

Pero los ediles que votaron a favor de la remoción desmienten que no se haya cumplido el debido proceso. Entre ellos, Fernando Morales, quien detalló que se apegaron a la Ley y que estima que el TCE ratifique lo hecho por el Concejo Metropolitano.

¿Qué pasa en el Municipio?

Mientras transcurren los 10 días que tiene el TCE para pronunciarse, Yunda sigue al frente del Municipio sin ningún impedimento de firmar contratos o hacer pagos pendientes.

Sin embargo, el vicealcalde Santiago Guarderas pidió a los funcionarios municipales que se abstengan de firmar contratos durante la transición.

“Lo pido como vicealcalde y fiscalizador. Yo cumpliré mi tarea de control y fiscalización, presentando ante las entidades de control cualquier irregularidad detectada en este período”, señaló Guarderas.

Sin embargo, lo hecho por Guarderas no pasa de un exhorto que no impide el actuar del aún burgomaestre.

Jessica Jaramillo, demandante del proceso de remoción contra Yunda, dice que por ética el Alcalde debería abstenerse de generar contratos o transferir fondos, pese a no tener impedimento legal.

Para ella, aun sin el proceso de remoción sigue en marcha, el Alcalde debe dar un paso al costado para enfocarse en su defensa dentro de los procesos judiciales que lleva por el presunto delito de peculado en la compra de pruebas PCR.  (AVV)