Justicia

La semana inició terriblemente mal para Santo Domingo, pues logramos ser noticia nacional por aquel infortunado hecho que enlutó a las familias de una menor y el conductor de una unidad de transporte escolar. Me atrevo a decir que la noticia alcanzó una esfera nacional pues incluso tuvo la opinión del Presidente de la República Guillermo Lasso quien motivó a las autoridades competentes a cumplir lo que la norma dispone en pos de administrar justicia de manera coherente, oportuna y transparente.

Llama mucho mi atención la capacidad de movilización y protesta que tuvo este lamentable incidente, como las fuerzas sociales se unieron en pos de reclamar justicia. ¿Acaso el sistema de justicia no logra convencer al ciudadano? ¿Se requiere movilizar a miles de personas para que la justicia sea correctamente aplicada? ¿Los entes administradores de justicia han logrado replicar en la ciudadanía sus acciones a tal punto de gozar de su confianza absoluta? Al parecer no.

Estamos en un momento en que figuras de carácter legal como el Arresto Domiciliario, el Habeas Corpusestán a pedir de boca dentro del sistema de justicia, en donde las decisiones que son de altísima relevancia para la nación son sorteadas hacia jueces que mantienen demandas en firme por sus actos y muchas veces tienen lugar en los territorios más remotos del país. No se puede seguir operando a una justicia desde la esquina de la conveniencia personal y mucho menos del compromiso político.

Buscamos confiar en la independencia que tiene el Poder Judicial con respecto al resto de poderes y lograr de una vez que quienes cometan ilícitos cumplan una pena por ello. La protesta es una manifestación valedera por completo, pero manifestar para que la justicia haga su trabajo, creo no nos corresponde como ciudadanos. ¿Qué duda cabe?

 

javicorelli@hotmail.com

Los nombres

Han transcurrido los días y llegó el tiempo establecido por la normativa electoral para conocer los nombres de quienes participarán dentro de la gesta política en las próximas elecciones seccionales. No son los nombres definitivos más se acerca mucho a lo que serán los postulantes a cada una de las dignidades que entran en contienda, me refiero a los eventos de democracia interna o llamadas también elecciones primarias en lo que cada movimiento o partido político escoge a sus mejores perfiles por medio de la votación interna.

Mejores perfiles desde varias aristas como lo son el reconocimiento ciudadano por haber sido parte de procesos de índole social y de involucramiento con la comunidad, de igual manera perfiles que tengan la capacidad de sobrellevar la carga administrativa que la gestión pública manifiesta y saberla llevar con altura. Por último, pero no menos importante la capacidad económica de poder soportar una campaña política en base a los parámetros legales que el órgano electoral impone.

Suena bien pues es el ideal, más cabe indicar que dentro de los movimientos políticos no se vio igual perspectiva pues en algunas tiendas política las bases se sintieron afectadas al colocar dentro de sus filas a personajes políticos representativos pero invitados. Está claro que la consigna de los movimientos es permanecer en el tiempo y prepararse para las elecciones nacionales que vienen y si las bases no lograron establecer perfiles que cumplan con condiciones básicas no les queda más que recibir de la mejor manera a sus invitados.

En todo caso, los nombres ya están en palestra, el calendario electoral daba hasta hoy para reconocerlos. Solo queda hoy por hoy escuchar las propuestas que cada uno tiene y analizar de manera adecuada en quien confiamos nuestro futuro por medio del voto popular.

javicorelli@hotmail.com

Sismo-resistentes

Últimamente nos encontramos con un considerable número de eventos desafortunados que se relacionan con los movimientos telúricos que azotan la zona en la que nos ubicamos como país. Está claro que entre mitos y verdades estos fenómenos nos preocupan pues el terremoto del 2016 nos dejó secuelas tanto políticas y económicas, pero sobre todo emocionales.

Los protocolos están definidos, ya la ciudadanía al parecer tiene claro qué hacer en cualquier caso, más no está por demás conocer ¿cuáles son las posturas de los gobiernos tanto locales como nacional desde los puntos de vista logísticos, comunicacionales, presupuestarios entre otros que permitan hacer frente a cualquier evento adverso impredecible?

Ecuador como todos los países del mundo a lo largo de los años han sufrido efectos de la naturaleza y con sus esfuerzos más las ayudas comunitarias han podido sobrellevarlos. Para focalizarnos en Ecuador hemos pasado por varios estragos naturales como epidemias, inundaciones y movimientos sísmicos; estragos sociales como manifestaciones, paralizaciones, huelgas, entre otros; estragos políticos como destituciones, juicios y demás conceptos que empañan la evolución política de la nación.

Entonces podríamos concluir que ¿Ecuador es un país de estragos? Que en medio de los estragos ¿somos los ecuatorianos y demás habitantes del Ecuador quienes sufrimos las consecuencias y hemos podido resistir a ellas? Indudablemente lo somos, hemos resistido a un sinnúmero de eventos adversos que acompañan nuestro día a día y que curiosamente no son sencillos de prever.

La resistencia a la adversidad es algo que nos define, pero a la vez nos coloca en un punto de quiebre en el cual no queremos más de lo mismo y buscamos situaciones diferentes. Resistir no es malo, acostumbrarse a ello indudablemente lo es.

javicorelli@hotmail.com

El anatema

En la historia hebrea se habla sobre un individuo llamado Acán, quien luego de una conquista tomó un objeto de la ciudad conquistada y lo guardó para sí al considerarlo invaluable. Esto provocó la ira de Dios y tuvo un desenlace fatal, pues como la historia lo cuenta a causa de esto el pueblo de Acán sufrió importantes bajas, este objeto fue considerado anatema.

Un anatema no es más que un objeto equivalente a una maldición, algo condenado a ser separado o cortado de entre los demás por ser insano. Quiero aterrizar este concepto a nuestra realidad vigente, muchos de los estallidos que provocan las masacres carcelarias se deben al traslado de un reo de determinado centro de privación de libertad hacia otro, dicho traslado representa una conmoción interna dentro de las cárceles a tal punto que inician las masacres que desatan un infierno literalmente dentro de ellas.

Entonces, ¿podríamos concluir que el futuro de las cárceles depende de los traslados de los reos de alta peligrosidad? ¿Los familiares de los reos deberán vivir en incertidumbre acerca de la seguridad de sus privados de libertad si existen nuevos traslados? ¿Los gobernantes y autoridades carcelarias deben prohibir el acceso por traslado de nuevos reos a sus centros privativos? El tema es álgido, nos enrumbamos en un escenario en el que las autoridades manifestarán su oposición a nuevos traslados a sus territorios en defensa de la seguridad de sus ciudadanos coartando la maniobra de los entes de seguridad.

No es justo que los entes de control de seguridad de nuestro país se encuentren en el dilema si trasladan o no a un privado de libertad de una cárcel a otra, nuestra seguridad no debe depender de la “aceptación” que una persona tenga dentro de las cárceles, es necesario investigar, controlar y actuar, no se soporta más.

javicorelli@hotmail.com

 

Crecimiento y desarrollo

¿Qué hace que una nación o cualquier territorio en sí pueda considerarse en parámetros de bienestar? Lo harán sus reservas, los pagos puntuales de la deuda a sus acreedores, la acumulación de riquezas y su redistribución adecuada, la estabilidad legal o será acaso los niveles de satisfacción de sus habitantes, en fin, puede haber muchos parámetros. Ecuador hoy goza de niveles macroeconómicos significativos, nuestro producto estrella como lo es el petróleo WTI en lo que va del año se ha mantenido en un promedio de cien dólares por barril, dato conveniente pues nos ha permitido cumplir con nuestras deudas a tiempo.

Entonces si hay dinero para reservas ¿por qué sentimos que las cosas no van bien? Quizá en términos macro estemos bien pues hay recursos para pagar deuda, pero cuánto de esos recursos llegan a los niveles micro, es decir a la mesa de nuestras casas, reflexionemos. Pero más allá de los niveles macro que se consideran crecimiento está otro gran concepto denominado desarrollo el cual se presta a confusión con el primero, pero no lo es.

La diferencia entre los dos es el enfoque, el crecimiento de un país en un tema cuantitativo, de valores, cifras y números. Más considero que hay mayor virtud en inyectar desarrollo a la nación lo cual es cualitativo, en el dotar de bienestar, servicios básicos de calidad, dignidad, seguridad y demás parámetros que harían que los ecuatorianos se sientan bien.

Hoy más que siempre impera el desarrollo, es momento de sentirnos a placer de poder caminar por las calles con la total garantía de que nuestra vida y la de los nuestros no corra peligro. Ecuador vive momentos alarmantes en los que sentimos que día a día la delincuencia toma partida sobre los buenos. Crecer es bueno, pero desarrollar es mejor aún.

javicorelli@hotmail.com

¿Normalidad?

Salimos de la paralización, los integrantes de pueblos y nacionalidades indígenas regresaron a sus tierras con la algarabía del deber cumplido o con el sinsabor de lo que pudo ser tras 18 días de protesta y no fue, políticamente quedó claro que una Asamblea Nacional polarizada no hará nada fácil el trabajo del Ejecutivo. El Gobierno desde la esquina de la reflexión ha tomado posturas correctivas como el cambio de una parte del gabinete ministerial orientado al cumplimiento de las metas propuestas en el Plan Nacional, es así que de a poco se evidenciará si los cambios fueron efectivos o consecuencia de la urgencia “post-caos”.

Algo que a más de un ecuatoriano ha llamado la atención es el hecho de que las fuerzas delincuenciales tras una “pausa” decidieron retomar funciones, pues los índices de muertes violentas, los asaltos a mano armada, las extorsiones y demás hechos violentos volvieron a hacer parte del día. Me lleva a pensar en que si la agenda programática mediática estuvo enfocada meramente en la protesta y sus efectos en la economía y balance social o realmente los delincuentes se dieron “vacaciones” durante el paro; concluyamos.

Creo fervientemente en los cambios y sus efectos, pero de igual manera creo en la priorización de dichos cambios. Si bien es cierto tenemos nuevos ministros y eso es bueno pues las ramas de Finanzas, Salud, Obras Públicas y Educación Superior necesitaban mejoras, pero asimismo los mecanismos de defensa contra el crimen necesitan un actuar urgente por parte de los tomadores de decisiones, es elemental operar sobre las fuerza pública y brindar el contingente económico para que cada territorio pueda salvaguardarse del crimen, salimos del paro pero seguir con los índices de delincuencia no es nada “normal”, exijamos seguridad, la merecemos, nos urge.

javicorelli@hotmail.com

Cambiar o transformar

Son 55 años que nuestro cantón celebra de existencia formal dentro del territorio ecuatoriano, lo hace en medio de la conmoción social de todo un país y de la necesidad del dinamismo económico propio de nuestro Santo Domingo. Parte de la celebración radica en replicar el interés en conocer los orígenes de nuestra tierra, saber cada uno de los procesos que contribuyeron a su desarrollo y que personajes construyeron el andarivel para llegar hasta aquí.

Nuestro cantón ha presentado cambios en aspectos sociales, económicos, culturales y políticos. Socialmente Santo Domingo ha cobijado a ciudadanos del país y del mundo que han buscado oportunidades de mejora y dicha mejora ha otorgado el dinamismo económico al territorio. En aspectos culturales aún mantenemos nuestra etnia representativa como lo son los hermanos Tsáchilas quienes requieren atención emergente por medio de la decisión público política eso sí sin irrespetar la autonomía y soberanía que nuestra constitución pluricultural manifiesta.

Mi enfoque hoy es en el aspecto político, es inevitable hacerlo pues de ello radican los demás aspectos, hoy más que nunca comprendemos que las decisiones políticas alteran el rumbo de los territorios. Cada administrador del territorio llega desde el nivel propagandístico y de campaña con una propuesta matriz, CAMBIO, pero ¿cambio con respecto a qué? ¿Al gobierno anterior?

Debemos entender que la situación de nuestra ciudad es un cúmulo de situaciones y decisiones, no merecemos cambio en la manera de administrar de un gobernante a otro, necesitamos transformación, hay más virtud en ello. Cambiar es solo darle el tinte personal al rumbo, transformar es dar rumbo a cada uno de los tintes y anhelos del santodomingueño en pos de la mejora. Estoy seguro que estamos a pocos años de la transformación ¿Qué duda cabe?

javicorelli@hotmail.com

Ubi concordia, ibi victoria

Ecuador vive momentos obscuros, las cosas no van bien, no es un tema de ahora sino algo que se venía fraguando desde hace meses con la ruptura de relaciones diplomáticas entre Legislativo y Ejecutivo. Ese tema nos llamaba la atención y lo veíamos algo distante a nuestra realidad puesto que no interfería de manera directa en nuestras actividades diarias, pero ahora la situación cambió.

De a poco la problemática se acerca a nuestras casas, vemos cómo se siente la situación en nuestras mesas, nuestros bolsillos, en nuestros negocios y como siempre comprendemos (tardíamente) la importancia de conocer a quienes elegimos, no solo como presidente sino como asambleístas y demás. De a poco comprendemos que el consenso es la base fundamental para el desarrollo de los territorios y nace la sentida necesidad de que esto termine.

Donde hay unidad, hay victoria nos dice el vocablo latín que titula este artículo y muchos lo entenderán como apoyo a la protesta y manifestación que desde este martes empezó a teñir de sangre las calles del Ecuador. No me refiero exclusivamente a ello (aunque el derecho a la protesta es universal), me refiero a la unidad que debemos mantener los ecuatorianos para enfrentar lo que se viene con valentía y dignidad.

La mezcla de malestares sociales, económicos, culturales y políticos pueden componer una fórmula letal para una nación que busca salir de una crisis sanitaria y económica. Vemos al presidente cada vez más acorralado, ahora ya no solo tiene presión por parte del cuerpo legislativo que compone la Asamblea Nacional, ahora las fuerzas sociales se unen a la presión y sobre todo las fuerzas políticas de oposición que claramente buscan su fin. Es momento de decidir, es momento de resistir dignamente los cambios que se nos vienen estimado lector.

 

javicorelli@hotmail.com

El elegido

Ecuador se mantiene expectante acerca de lo que ocurre con respecto a las movilizaciones del pueblo indígena, tenemos claro los alcances que ello trae desde el esquema social, económico y sobretodo político, aún no superamos el agridulce de las protestas de octubre del 2019. El gobierno ha respondido, siempre responde cuando de manifestaciones se trata, las fuerzas represivas estarán a la orden dispuestas a defender el orden.

Al parecer la seguridad pasó a segundo plano en la agenda gubernamental, las fuerzas policiales se concentran en frenar la protesta, solo queda preguntarme ¿nos faltan policías o nos sobran problemas? De igual manera existe un silencio en la Asamblea Nacional ante la situación, ¿será que esperan algo? ¿Acaso prefieren no entrometerse? Lo cual me parece raro pues esta asamblea se ha caracterizado por ser cuestionadora ante el aparataje estatal y este es el momento perfecto para cuestionar.

Más allá de todo esto, éste lunes fuimos testigos del arresto de Leonidas Iza quien figura como representante del pueblo indígena, claro está que ni a las 24 horas fue absuelto de cargos y puesto en libertad. La detención de Iza causó furor en el pueblo indígena pero su liberación no aplacó dicho furor, es decir puso en evidencia más aún la debilidad de este gobierno, lo que me lleva a concluir dos cosas:

Arrestar a Iza fue echar gasolina al fuego, decisión desacertada y la segunda es que se nota la “cooperación” de la Policía Nacional con el Gobierno al arrestar a un alfil como Leonidas Iza, es notable que no fue un arresto cualquiera. Se arrestó al elegido, a la persona que puede alterar el orden del país, no por su protesta en sí, sino por lo que representa para su pueblo, proceso de 30 minutos que puede tener consecuencia de meses enteros. Solo queda esperar.

javicorelli@hotmail.com