Joven desaparecida ya está con su familia

Una menor de 17 años que desapareció el sábado 19 de marzo en el sector de la Isla Piedad ya se encuentra con su familia, luego de reportarla como desparecida ante las autoridades que emprendieron una campaña a través de redes sociales con el objetivo de dar con el paradero de la joven que salió de su vivienda en horas de la maña.
Una de la tía de la adolescente dijo que el domingo en horas de la noche su sobrina ya apareció y se encuentra en buen estado de salud, sin embargo, hace un llamado a todos los padres de familia a tener cuidado, estar pendientes a sus hijos porque actualmente se viven momentos difíciles que son muy preocupantes.

Final dramática coronó campeón a Unión Manabita

PARTIDO. Unión Manabita quedó campeón del torneo Sub-40 de la Isla Piedad. La tanda de penales decidió el liderato.

La fiesta del final del fútbol avivó el último fin de semana a todo un barrio, familias enteras se agolparon en los límites de la cancha de la Isla Piedad, zona baja de las riberas del Esmeraldas, para observar la final del Campeonato Sub-40.

El juego enfrentó a Unión Manabita y Rocafuerte, dos equipos con exestrellas del balompié esmeraldeño, los cuales predispusieron una tarde dramática para coronar al campeón.

Durante los 90 minutos ambas escuadras no encontraron el gol, el árbitro dio fin al partido e inmediatamente abrió la tanda de penales.

Joffre Piza, con el número 10, marcó el primer tanto desde los 12 pasos para Unión Manabita, a él le siguió ‘Gavica’, por Rocafuerte, fallando y dejando el marcador 1 por 0.

José Cortez, ‘La Baraja’, anotó el segundo gol para Unión Manabita, pero su adversario se encontró con las manos de Guido Burbano, arquero de Unión Manabita, dejando el 2 por 0.

 Campeón

Genaro Quiñónez, de Unión Manabita, erró el tercer penal, y una vez más, Guido Burbano, encontró el balón de Rocafuerte, el marcador no sumó. En el cuarto tiro penal, el jugador con el número 8, de Unión Manabita, registró la tercera unidad, lo que sentenció la tarde en un 3 por 0.

“Gracias a Dios se consiguió la victoria en los penales, estuvo muy reñido el partido, no hubo diferencias. Este fue mi primer año que participo con ellos, de manera juvenil”, reconoció Henry Bedoya, jugador de Unión Manabita.

A pesar de la edad, así lo refirió Luis Tenorio, exjugador profesional y hoy técnico de Vargas Torres, agradeció por la oportunidad que junto a sus amigos de barrio le brindaron y pudieron sacar el mejor de los resultados.

“Las autoridades deben hacer algo por esta cancha, las personas han hecho lo que han podido, pero hay muchos niños que desean jugar fútbol y salir adelante”, opinó Tenorio, frente a la no acción de las autoridades por la cancha de la Isla Piedad.

Al final de la tarde, se entregaron medallas y la copa de campeón a los jugadores de Unión Manabita, mientras que a Rocafuerte se le adjudicó el vicecampeonato.
Luego de un empate a cero goles, la tanda de penales definió el encuentro entre ambos equipos. 3 a 0 terminó el juego.

Incautan granada y arma de fuego en la Isla Piedad

Acciones policiales permitieron la incautación de un arma de fuego y un objeto explosivo en las inmediaciones del barrio Isla Piedad, zona de las riberas del río Esmeraldas.

Ocurrió el martes 7 de septiembre en horas de la noche, cuando agentes de la Dirección General de Inteligencia (DGI), alertó a varias unidades policiales de que en el sector se encontraba un grupo de personas presuntamente armadas, por lo que se coordinó un operativo impacto conjunto.

Durante el arribo, uno de los integrantes del grupo huyó del sitio de la reunión despojándose de su cintura de dos objetos, uno color plomo y otro negro, lanzándolos hacia un patio y logrando darse a la fuga por los matorrales.

En una inspección del lugar se encontró un arma de fuego tipo revólver, color plomo de fabricación artesanal, con cinco cartuchos sin percutir, al igual que una granada de fragmentación color negro con su respectivo seguro.

Ante el objeto explosivo de gran capacidad se aisló el sitio y se adoptó protocolos de seguridad para su levantamiento.

Ayer, en el interior del Comando de Policía Esmeraldas, sector estadio, se preparó un sitio para realizar la detonación controlada del explosivo previo conocimiento de la autoridad.

La fuerza de la granada elevó los neumáticos varios metros al aire y la onda expansiva alcanzó a las alarmas de los vehículos. (JSG)

 

 

Delincuentes de barrio Chone fueron capturados

CAPTURA. Delincuentes que robaron a mano armada en barrio Chone fueron capturados por la Policía.

Tras el video de seguridad que evidenció el robo de un teléfono celular en los exteriores de una vivienda en el barrio Chone, de la ciudad de Esmeraldas, agentes de la Sidprobac capturaron a los dos delincuentes que actuaron bajo el delito de asalto y robo a mano armada.

El hecho aconteció el miércoles 25 de agosto a las 21:00. La cinta de video muestra primero en escena a niños jugando en la calle, cuando un motorizado pasa por la zona, minutos después su compinche con un arma de fuego corre donde un ciudadano y le quita su celular, para luego huir de la escena a bordo del vehículo liviano.

Una vez realizada la investigación, uno de los antisociales fue hallado en el barrio Isla Piedad y el otro en el barrio 50 Casas. También, las evidencias como un teléfono celular y una motocicleta robada.

Los apresados responden a los nombres de Piter Alexander V., de 34 años, quien registra un antecedente por robo y otro por daños materiales; mientras que su compinche, Carlos Javier C., de 28 años, mantiene un antecedente por robo, otro por extorsión y uno más por asociación ilícita. Ambos son de nacionalidad ecuatoriana.

Los detenidos fueron reconocidos por las victimas quienes presentaron la denuncia respectiva.

Asaltante fue baleado por una de sus víctimas

Cuatro sujetos armados llegaron en motocicletas hasta las calles Sucre y Pichincha, donde se encontraba un grupo de personas en los exteriores de una vivienda para robarle todas sus pertenencias.

En un descuido una de las víctimas del asalto sacó un arma y descargó 15 tiros contra los ladrones, resultando uno de ellos herido de gravedad.

Los asaltantes trataron de darse a la fuga pero por las heridas no pudieron avanzar manejando y los agentes policiales lograron aprehenderlos en la isla Piedad con las pertenencias robadas.

La historia recordada de la isla ‘Miraculo’

TRANSCENDENCIA. La isla Miraculo es recordada por su peculiar historia que marcó a la ciudad de Esmeraldas en sus inicios.

La Isla ‘Miraculo’ era lo que ahora se conoce como la isla Piedad, en aquel lugar los lugareños utilizaban al sitio para realizar sus necesidades fisiológicas.  

En la década de los años 70 existía la isla ‘Miraculo’ frente a la ciudad, pero en la actualidad se asientan cientos de casas y 22 barrios en la ribera del Esmeraldas. En ese lugar no había servicios higiénicos y muchos lugareños ocupaban a la isla para hacer sus necesidades fisiológicas en la orilla del río.

En aquella isla habitaban muchas personas  abandonadas a su suerte, junto con el arrastre de la crecientes, la basura, la delincuencia y la falta de servicios básicos, era un apéndice de la ciudad.

Como en ese lugar se situaban las canoas a motor que iban hasta la parroquia Tachina y al aeropuerto, mucha era la gente que se apostaba a hacer sus necesidades, “sin moral, ni vergüenza en ese tempo”, relata el esmeraldeño de 82 años Oswaldo López, quien también fue vicealcalde en el 96.

El escritor Agapito Ortiz, comenta que en aquel tiempo, la isla se encontraba separada de Esmeraldas, por lo que aquel brazo de río y mar, permitía que los barcos arribaran y crearan un puerto comercial en lo que hoy es la calle Malecón, y que incluso los comerciantes y marineros que llegaban hasta ahí para cargar banano, también eran partícipes de descargar su estómago en la isla.

Él, dice que en el lugar también existía un puente de madera y un barranco, pero como no había letrinas ni servicio higiénicos públicos, muchas personas  sin recato y sin respeto a los isleños, hacían sus necesidades biológicas con las posaderas hacia allá, mirando rodar los excrementos por el barranco al agua del río.

La historia de la isla

Oswaldo López, que en aquel tiempo tenía 17 años de edad, recuerda que en el sitio acoderaban los barcos y que a lo largo de la orilla había negocios, en donde cada uno de ellos tenía su bodega,  uno de aquellos negocios fue la famosa (Casa Tagua)  la más grande casa comercial de esa época.

Pero hubo un día, que frente a la orilla encalló un barco llamado: «El Alfa”, el mismo que con el tiempo, la tierra, las palizadas y desechos de las crecientes se acumularon en dicha nave, formando una inmensa isla, cuyos pobladores bautizaron con el muy castizo nombre de: La isla Miraculo, la razón de ese término peyorativo es porque frente a aquella  isla de pescadores estaba la ciudad de Esmeraldas.

Como la vieja ciudad no tenía servicios higiénicos públicos, la gente iba al filo del barranco de las calles José Mejía y Juan Salinas a realizar sus necesidades fisiológicas a cualquier hora del día. Esto ocurría en las demás calles de la Malecón.  (MFC)

Cambio de nombre a Isla Piedad

El nombre Miraculo les restó méritos a los isleños, disgustando a ciertas autoridades y distinguidas damas de alta alcurnia que se reunieron en el Cabildo abierto y la bautizaron como Isla Piedad.

En La Barraca, en las extensiones de Esmeraldas y la Isla Piedad donde quedó la isla Miraculo, hubo la expansión territorial de esta ciudad, dando un inicio a lo que se conocería ahora como las riberas del río.

Balacera en la Isla Piedad dejó a cuatro detenidos

Un cruce de balas dejó a cuatro personas detenidas en el barrio Isla Piedad.

Un cruce de bala entre cinco delincuentes y agentes de la Policía Nacional incurrió la noche de ayer jueves, en la Isla Piedad, zona baja de la ribera del río Esmeraldas.
Las detonaciones se produjeron a las 21:30, minutos antes los moradores alertaron a la policía sobre la presencia de un vehículo color plomo que circulaba con cinco ocupantes ajenos al sector. Ante esa irregularidad, se desplegó un operativo móvil antidelincuencial con las unidades del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM).

Sorprendido a balazos

SUCESO. ‘Chanchito’ fue asesinado con 12 impactos de bala en los exteriores de un domicilio en el barrio Isla Piedad.

Jhon Jairo Valencia Bagüí fue asesinado la madrugada de este domingo 11 de julio, en el barrio Isla Piedad, ribera del río Esmeraldas.

Las razones que motivaron el crimen de Jhon Jairo o Federico Valencia, aún se desconocen. Lo cierto es que la madrugada de ayer, domingo, unos tipos que se desplazaban en una motocicleta, al parecer le seguían los pasos y al hallarlo en los exteriores de una vivienda abrieron fuego contra su humanidad.

La víctima era conocida entre los amigos del barrio y sus familiares como ‘Chanchito’. El joven la madrugada de ayer, se encontraba junto a otras personas sentada en el portal de una vivienda, de pronto llegaron sus verdugos, sacaron a relucir sus armas de fuego y dispararon. Ante el atemorizante ruido de los disparos, sus acompañantes salieron corriendo para ponerse a buen recaudo, menos ‘Chanchito’, quien se quedó en el lugar recibiendo los dos primeros impactos de bala.

Al verse herido intentó ingresar a la casa y cerrar la puerta, pero ya sin fuerzas, los criminales lograron vencerlo y lo remataron al interior del inmueble. Sangrante y malherido fue trasladado a una casa de salud, mientras los asesinos siguieron su rumbo.

12 tiros

La ráfaga de tiros irrumpió el sueño de los habitantes del sector, quienes al salir de sus viviendas observaron la desgracia. A la escena del crimen llegó  personal de la Policía Nacional para realizar las pericias correspondientes del nuevo hecho violento en Esmeraldas. Los agentes policiales visualizaron al menos 12 indicios balísticos.

Erick Rivadeneira, jefe de Operaciones del Distrito Esmeraldas, señaló que al menos 12 disparos se habrían cometido en la escena del crimen, y que tras el asesinato, los autores huyeron en una motocicleta dándose a la fuga, pero se están realizando todas las investigaciones e inspección mediante las cámaras de vigilancia para dar con los culpables.

Los moradores del sector, indicaron que Jhon Jairo Valencia era muy querido por su generosidad, sonrisa y sencillez, logrando una amistad con sus vecinos del barrio. Por ello, no se explican el por qué lo asesinaron y, que al igual que sus familiares esperan que sean las investigaciones policiales las que logren despejar esta incógnita para dar con los culpables del asesinato.

En lo que va del año van 60 muertes violentas en la provincia de Esmeraldas y cada fin de semana se vienen registrando uno o dos asesinatos, causando inseguridad y zozobra en los habitantes del cantón.