Presidente del Perú asegura que luchará contra «fuerzas golpistas»

El primer mandatario está acosado por varias acusaciones de corrupción y acaba de cambiar a seis de sus ministros de Estado. No viajará a la toma de posesión de Petro en Colombia.

Lima, 6 ago (EFE).- El presidente de Perú, Pedro Castillo, aseguró este sábado en el 198 aniversario de la Batalla de Junín, que existen en el país «fuerzas golpistas» contra las que sigue batallando, y que no se va a doblegar frente a ellas.

«Seguimos batallando contra esas fuerzas realistas que en el día de hoy se han convertido en golpistas de la verdadera democracia del país», por la cual «vamos a seguir luchando», dijo Castillo en la ceremonia de homenaje de la gesta de 1824 por la Independencia de Perú.

El mandatario añadió que «esas fuerzas golpistas no tienen el valor y coraje de pedir la vacancia (destitución) en la plaza de un pueblo, sino que lo hacen desde su curul (asiento de los parlamentarios)».

Declaró que en el marco de respeto a la democracia se va a sentir obligado a llevar a cabo «una cruzada nacional por la democracia junto al pueblo peruano para defender la democracia y al pueblo», y recalcó que él viene desde las urnas democráticas.

«No me pueden doblegar, no pueden crear fantasmas de corrupción debilitando y gestando con pasquines, y creando titulares en pantallas para alejarme de mi pueblo, no lo harán y no lo voy a permitir», aseguró.

REFORMA MINISTERIAL

El presidente se refirió también al cambio de seis ministros a quienes tomó juramento la noche del viernes y que, según dijo, son «profesionales comprometidos con el país»

Una reforma del gabinete con la que, añadió, también se renovó la confianza del primer ministro, Aníbal Torres.

El primer minisitro comunicó este miércoles su renuncia aludiendo «razones personales», pero esta no fue aceptada el viernes por Castillo, por lo que Torres seguirá como primer ministro de Perú.

Tras cumplir un año en el cargo el pasado 28 de julio, Castillo quiso dar «un mensaje de optimismo y esperanza», y se mostró dispuesto para seguir trabajando para mejorar y dar mejores oportunidades a los peruanos.

En este sentido, aseguró que seguirán luchando «contra las amenazas que buscan impedir el anhelo del cambio», y afirmó que renovar la educación, el sistema de salud, la reactivación económica y la puesta en marcha de la Segunda Reforma Agraria son «las tareas inmediatas» que van a asumir.

También saludó a «la hermana República de Colombia», ya que este domingo Gustavo Petro asumirá el cargo de nuevo presidente, ceremonia a la cual Castillo fue invitado, pero a la que no acudirá, puesto que el Congreso de Perú no le autorizó dicho viaje por las investigaciones que el mandatario tiene abiertas por la Fiscalía.

«Desde acá saludo al presidente saliente, Iván Duque, en nombre del país, y al hermano Gustavo Petro, decirle es el momento de la unidad, no solo de los pueblos, sino de América Latina», dijo Castillo. EFE

La cúpula del Legislativo tambalea

Las principales autoridades de la Asamblea podrían ser destituidas.

La comisión evaluadora recomienda la destitución de la presidenta Guadalupe Llori. Las dos autoridades que eventualmente deben reemplazarla también están en la mira de la nueva mayoría.

“Asambleísta (Guadalupe) Llori: vuelva a sus orígenes. La naturaleza es sabía. Vuelva a la Amazonía”, dijo en tono de despedida el asambleísta independiente Jhon Vinueza antes de votar a favor del informe presentado por el presidente de la comisión evaluadora, Pedro Zapata. El texto recomienda la destitución de la Presidenta de la Asamblea por incumplimiento de funciones.

La Presidenta de la Asamblea tendrá cinco días para convocar al Pleno y poner en el orden del día el debate de su propia destitución.

Fueron casi dos horas en las que la comisión revisó el borrador del documento. Pudo durar menos porque el texto ya lo tenían todos en sus computadoras y la resolución fue unánime. Los cinco miembros votaron, como era previsible, por el sí a la destitución de Llori.

Durante los 27 días que trabajó la comisión como reloj suizo, sin que amenazas de bomba, anuncios de fumigaciones y dos feriados interfirieran. Todas las votaciones fueron unánimes.

La última no fue la excepción. La sesión solo tardó un poco porque el abogado de +Llori se presentó, sin previo aviso, a reiterar lo que ha dicho durante los 27 días que ha durado la evaluación: que el proceso es nulo. Luego se retiró.

Los abogados y los asesores legales de los cinco asambleístas se hablaron al oído más que en todas las otras sesiones y mucho más mientras se acercaba el momento de la votación final, que duró 10 minutos.

Con esto, la suerte de la Presidenta de la Asamblea parecería definida. En cinco días, el Pleno, con 70 votos, puede enviar a la “mujer valiente y amazónica” ―como la llamó el Presidente Guillermo Lasso en su informe a la Nación― de regreso a su curul y ser una legisladora más de Pachakutik.

Pero la pugna por el poder Legislativo no acabaría ahí. Quienes deben sucederle también pueden quedar fuera y la nueva mayoría nombrar a nuevas autoridades, de su confianza.

Incertidumbre

En ausencia temporal o definitiva o de renuncia del cargo de la Presidenta o el Presidente, lo reemplazarán, en su orden, la primera y la segunda Vicepresidenta o Vicepresidente. Eso dice el artículo 16 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa.

El 15 de mayo de 2021, Virgilio Saquicela fue designado como el primer Vicepresidente de la Asamblea Nacional.

Obtuvo una curul en este periodo con los votos de su provincia, Cañar. Era parte de la bancada oficialista, pero fue separado luego de que formó parte de la oposición que promovió la formación de la comisión evaluadora.

Por Ley, Saquicela debe ocupar el cargo que dejaría Llori. “Pero habrá que ver qué pasa con el resto de denuncias que están por procesar”, dijo el asambleísta del ala rebelde de Pachakutik, Darwin Pereira a LA HORA.

De ello dependerá si Saquicela se queda por unos días o por el resto del periodo de la Presidencia, que es un año más.

La denuncia a la que se refiere Pereira fue ingresada el 18 de mayo por la misma bancada que lo cobijó al inicio. El asambleísta Eitel Zambrano de BAN lo acusó de incumplimiento de funciones al faltar a sesiones del CAL, sin justificación, impidiendo el normal desarrollo del Consejo.

El proceso debe ser calificado por el CAL y luego entrar al Pleno que puede decidir la formación de una comisión multipartidista que evalué su función. Es decir, se repetiría el proceso que se está siguiendo a Llori. También existe la opción de que sea destituido.

Habrá que esperar qué bancadas apoyan a Saquicela, ya que es un asambleísta independiente, que fue cercano al Gobierno.

Los independientes se han convertido en una fuerza política silenciosa que toma fuerza. Actualmente, son 20 legisladores que no tienen compromiso con algún partido político.

Altas fuentes legislativas han señalado que Saquicela no tendría la confianza del correísmo para ocupar la Presidencia. Esto dificultará la llegada de Saquicela al máximo cargo de la Asamblea Nacional.

Otra en la mira

Si el segundo al mando de la Asamblea Nacional también fuese destituido, la ley prevé que será la segunda vicepresidenta quien lidere el Legislativo. Este sería el caso de Yesenia Guamaní de la ID. El problema es que ella también tiene una denuncia en su contra que espera ser calificada, o no, por el CAL.

El 18 de mayo de 2022, el mismo día que el oficialismo ingresó la denuncia contra Saquicela, el correísmo hizo lo suyo contra Guamaní.

La asambleísta Jhajaira Urresta, de UNES, denunció a Guamaní por incumplimiento de funciones. De acuerdo al documento, al que tuvo acceso LA HORA, el correísmo la acusa de haber calificado, a través del CAL, un proyecto de derogatoria de ley a los 87 días, cuando la Ley Orgánica de la Función Legislativa les da hasta 60 días.

“Si bien el CAL es un órgano colegiado integrado por siete miembros, la responsabilidad de sus miembros se puede establecer de manera individual”, insiste Urresta en el documento con trámite 420071. También se acusa a Guamaní de haber presentado una moción para consultar un tema técnico a la Corte Constitucional sobre el mismo proyecto de derogatoria que ya había sido calificado tarde.

A las 16:00 de este  25 de mayo, el CAL iba a sesionar para tratar como primer punto la calificación de la denuncia contra Guamaní. Sin embargo, minutos antes Llori canceló la sesión.

 Los asambleístas Ronny Aleaga (UNES), Virgilio Saquicela (independiente), Johanna Moreira (ex ID) y Darwin Pereira (rebelde de PK) ya estaban sentados en la sala de sesiones, listos para procesar la denuncia de Guamaní cuando el Secretario de la Asamblea les informó la cancelación. Los cuatro miembros del CAL protestaron.

Por su parte, Guamaní denunció minutos después al correísmo. “Quiero denunciar públicamente al país una persecución política en mi contra e incluso en contra de mi familia, por no haberme adherido a una nueva mayoría que busca apoderarse de los espacios de la Asamblea”, advirtió. (GVL)

Próximo Gobierno deberá aplicarse en cinco temas para atraer Inversión Extranjera Directa

REALIDAD. Más del 40% de las inversiones provienen de la minería.

En los últimos 10 años, Ecuador ha recibido 12 veces menos inversión que Colombia y Perú. No hay seguridad jurídica y sacar un RUC puede tomar más de un mes

Si queremos una economía que crezca a tasas que permitan reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida (4% – 5% anual), Ecuador necesita atraer la inversión de más empresas serias, generadoras de empleo, innovadoras y con tecnología.

Sin embargo, hemos reprobado, consistentemente, en los principales temas que hacen a un país atractivo para la llegada de capitales privados.

Agustín Acosta Cárdenas, socio de Paz Horowitz Abogados y experto en asesoramiento para inversiones, dice que nos ahogamos en inestabilidad normativa. “Desde (Rafael) Correa ha habido decenas de cambios en leyes tributarias, reglamentos, entre otros. Esa inestabilidad crea incertidumbre sobre si se van a respetar los acuerdos y contratos firmados”, acotó.

En promedio, hemos tenido dos reformas anuales en los impuestos; y constantes actualizaciones de requisitos para importar, crear empresas y hacer negocios de cualquier tipo.

Los incentivos, impulsados por el actual Gobierno, se diluyen en la inestabilidad política, la cual se traduce en que cada nuevo ministro, en áreas tan importantes como Energía, Producción, Trabajo, establece objetivos y  enfoques diferentes.

Diego Olmedo, economista y empresario, explicó que los horizontes de acciones se atan a la duración del periodo de cada funcionario y no se logra establecer planes de Estado a mediano y largo plazo.

 La eterna promesa de reducir la tramitología

Todos los Gobiernos aseguran que quieren reducir la tramitología, pero en los hechos persiste la ineficiencia y las demoras. Por ejemplo, Acosta Cárdenas comentó que la aprobación del proceso de importación de materias primas para una cadena de hoteles, que se está construyendo actualmente en el país, demoró más de cuatro meses en el Comité de Comercio Exterior (Comex). Ese mismo proceso toma, en países vecinos, un par de semanas o máximo un mes.

 Asimismo, requisitos básicos como la obtención del Registro Único de Contribuyentes (RUC) tarda más de un mes, cuando debería ser automático en máximo en un par de horas.

En los últimos 10 años, Ecuador atrajo, en promedio, 12 veces menos inversiones que los vecinos de Colombia y Perú. Además, aunque se ha avanzado en la digitalización de un catastro de casi 5.000 trámites en el Gobierno Central, la mayoría siguen burocratizados y no optimizados.

Rigidez laboral y sin protección al inversionista

Acosta Cárdenas recalcó que el próximo Gobierno debe concretar una reforma integral del Código de Trabajo. Esa normativa, que data de 1930, ya está obsoleta y no permite ajustarse a la nueva realidad. “Se pueden establecer mecanismos de contratación por proyecto y por horas que, sin vulnerar derechos, permitan generar más oportunidades, sobre todo para los jóvenes”, aseveró.

Por otra parte, el actual Gobierno no hizo nada para restituir los convenios bilaterales de inversiones, los cuales fueron derogados por Rafael Correa durante los últimos días de su década en el poder.

Sin esos convenios, los potenciales inversionistas no ven mecanismos claros de solución de conflictos, y, en caso de algún reclamo, no saben si pueden acudir a los Centros de arbitraje más prestigiosos a nivel mundial como los chilenos, franceses o los de Naciones Unidas.(JS)

Seis sectores con potencial para las inversiones

El próximo presidente, desde el 24 de mayo de 2021, deberá tener bien claro que hay seis sectores con un potencial inmediato. En primer lugar, la minería y el petróleo, con base en buenas prácticas ambientales y sociales, podría duplicar o triplicar los $400 millones que representa anualmente. En segundo lugar, el turismo, a pesar de su estrepitosa caída durante la pandemia, también puede apalancarse en nuestra ubicación geográfica y las islas Galápagos.

Asimismo, la agricultura y la pesca, que atrae apenas $68 millones al año, podría producir cinco veces más porque tenemos terrenos cultivables en cualquier época y condiciones climáticas especiales. Por otra parte, el potencial es grande en temas de logística e infraestructura, a través de Alianzas Público- Privadas (APP), pero se necesitan cambios legales.

Finalmente, un sector de gran crecimiento es el desarrollo de Software. En el último año y medio, al menos dos grandes empresas internacionales han mostrado interés en operar desde Ecuador, debido a que hay profesionales de calidad y el uso horario se ajusta a las necesidades de países como Estados Unidos.

 

 Resumen de las cinco trabas a la inversión

  • Inestabilidad normativa: Desde 2007, en promedio, se ha reformado dos veces al año el régimen tributario
  • Inestabilidad política: Cada ministro establece nuevas prioridades y políticas en carteras claves como Energía, Producción y trabajo
  • Tramitología: Procesos esenciales demoran demasiado como apertura de RUC (más de 1 mes); aprobación de importación de materias primas (más de 4 meses)
  • Normas laborales desfasadas: El Código del Trabajo data de 1930 y no hay flexibilidad para la contratación
  • Falta de mecanismos de solución de conflictos: Desde 2017 se eliminaron los convenios bilaterales de arbitraje