Carchi está entre las provincias con más presos indultados

Hacinamiento. En Tulcán hay alrededor de 900 privados de libertad, pero la cárcel solo es para 350.

Todos han sido beneficiados con el Decreto Ejecutivo 355, expedido hace un mes por el presidente Guillermo Lasso.

Redacción TULCÁN

La aplicación del indulto o perdón presidencial para reducir el hacinamiento en un sistema penitenciario nacional que tiene alrededor de 35.000 presos, pero con una infraestructura máxima para 30.500, ha beneficiado a más privados de libertad en provincias como Manabí y Carchi.

Este beneficio, según el Decreto Ejecutivo 355, firmado por el presidente Guillermo Lasso el 21 de febrero de 2022, puede ser considerado por las personas privadas de libertad (PPL) que no están sentenciadas por delitos considerados graves, sino de otro tipo como robo, hurto, estafa o abuso de confianza.

A escala nacional, con corte al 18 de marzo de 2022, la Defensoría Pública informó que se atendieron 508 casos en todo el país, de los cuales, tras los respectivos análisis de los requisitos (ver recuadro), un total de 86 fueron favorables para obtener la libertad inmediata y dejar las cárceles.

Las cifras

Los casos presentados se localizaron en 15 provincias. Manabí lideró el número de indultos otorgados, con 24, seguido de Carchi, con 16. En tercer lugar, Azuay y Guayas con nueve casos cada una, seguido de Cañar e Imbabura, con cinco cada una. El resto de provincias tiene menos de tres casos.

Más solicitudes

Desde la Defensoría Pública se informó que actualmente están en trámite al menos 2.000 solicitudes nacionales, entre las cuales hay más de 100 que están próximas a ser aprobadas, con lo que Carchi sumaría alrededor de 30 personas con el indulto presidencial por el decreto 355.

Entre los delitos por los que fueron sentenciadas las personas recientemente indultadas, el SNAI (Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores) señala que 61 tenían cargos por robo, cinco por estafa, uno por abuso de confianza y 19 por otros de la misma clase.

La mayoría son extranjeros

En la cárcel de Tulcán, según datos del SNAI, hay 900 presos, pero las instalaciones están diseñadas para albergar a 350, entre espacios para hombres y mujeres. Más del 80% de los detenidos tiene penas relacionadas a casos de narcotráfico y alrededor del 60% corresponde a extranjeros.

Precisamente, de los 16 indultos entregados localmente hasta el 18 de marzo, 75% pertenece a otras nacionalidades, mientras 25% se otorgó a ecuatorianos.

Esta situación, según la Defensoría Pública, también acarrea un problema para cumplir con los indultos y liberar en cierta parte los espacios de las prisiones, pues los ciudadanos extranjeros capturados en Ecuador deben someterse también a un proceso de repatriación.

“En la gestión de estos procesos, los defensores públicos identificaron algunos inconvenientes, como el acceso a la información y documentación legal, así como dificultades para presentar los indultos. En cuanto a repatriaciones, SNAI y Cancillería identificaron problemas económicos para la obtención de las copias certificadas y el pago de multas de las personas privadas de libertad”, expusieron.

“Nuestros defensores públicos, desde la emisión del Decreto 355, visitaron los centros de privación de libertad, con el fin de brindar asesoría legal a la población carcelaria, que podrían beneficiarse de esta medida presidencial”, finalizaron.

En Carchi e Imbabura la sobrepoblación carcelaria obliga a que 30 personas duerman en celdas que son para 10 personas.

Requisitos básicos para acceder al indulto

  • Haber cumplido el 40% de la pena, para los sentenciados con del Código Penal anterior.
  • Haber cumplido el 60% de la pena, para los condenados con el Código Orgánico Integral Penal (COIP) actual.
  • No tener varias sentencias.
  • No tener otras investigaciones o juicios en curso.
  • No tener sanciones por malos comportamientos dentro de la cárcel.

Presidente Lasso intenta acelerar indultos carcelarios

Guillermo Lasso firma decreto 355 con el que intenta dar un giro al manejo carcelario.

El Gobierno también anunció medidas en temas como educación, asistencia social y derechos humanos para mejorar la situación en las cárceles.

Con el Decreto Ejecutivo N°355, firmado el lunes 21 de febrero de 2022, el presidente Guillermo Lasso pretende acelerar el proceso de indultos a personas privadas de la libertad (PPL). El objetivo es reducir el hacinamiento en las cárceles. Actualmente, el sistema carcelario tiene 34.821 PPL y la capacidad máxima es para 30.169. Hay un déficit de 4.652 plazas.

Adicionalmente, se anunció el nuevo plan para el sistema de rehabilitación social, el que cuenta con un presupuesto de 27 millones de dólares, en una primera fase.

Puesto que el 45% de las personas privadas de libertad son menores de 30 años y muchos no tienen sentencia, entre los beneficios del plan está la creación de carreras técnicas para los presos, convenios con empresas para dar trabajo a la población carcelaria, así como programas de desintoxicación.

En la presentación oficial, Bernarda Ordóñez, secretaria de Derechos Humanos, explicó que existen 12 ejes y más de 300 acciones para mejorar la condición de las cárceles, que han sido, en los últimos meses, escenarios de cruentas matanzas.

Entre los lineamientos a trabajar están educación, justicia, deporte, asistencia social, derechos humanos. También existe el compromiso de capacitar a los guías penitenciarios y crear infraestructura con mejoras en tecnología.

Se podrán beneficiar del indulto, los PPL que no estén sentenciados de delitos considerados graves, sino de otro tipo como robo, hurto, estafa o abuso de confianza.

Requisitos para ser indultado

  • Haber cumplido el 40% de la pena para los sentenciados con del Código Penal anterior; y el 60% para los condenados con el Código Orgánico Integral Penal actual.
  • No tener varias sentencias.
  • Tampoco deben tener otras investigaciones o juicios en curso.
  • No tener sanciones por malos comportamientos dentro de la cárcel.

TE PUEDE INTERESAR:

La Presidencia de la Asamblea resquebraja a Pachakutik

Alza del precio del crudo alienta al sector inmobiliario

Descuido de quebradas pone en riesgo constante a Quito

SNAI, sin fecha para traslado de cabecillas de las cárceles

Pablo Ramírez y Claudia Garzón, durante el conversatorio con medios este 14 de febrero de 2022.

La institución esperará a tener datos de un censo de la población penitenciaria, el cual no tiene fecha de arranque.

Que se debe dejar de ver a las cárceles como “bodegas de carne humana”, fueron las palabras que en reiteradas ocasiones repitió Claudia Garzón, criminóloga y miembro de la Comisión de Diálogos Penitenciarios del País, antes de que el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) presente su plan de acción.

Un censo sin fecha

Pablo Ramírez, director de la SNAI, señaló que para este 2022 se realizará un censo de la población penitenciaria en la que participarán instituciones como la Policía Nacional, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y el Registro Civil.

Solo cuando esa información sea levantada se podrán iniciar acciones como el traslado de cabecillas de bandas criminales de las cárceles. Sin embargo, Ramírez no logró responder cuándo iniciará el censo y, por lo tanto, no hay una fecha de cuándo se reestructurarán las cárceles.

La información se dio en el marco del 14 de febrero, día en el que SNAI cumple tres años en funciones.

“No es coincidencia que el día del amor y la amistad sea el aniversario del SNAI”, dijo Ramírez, al resaltar que se debe humanizar las cárceles.

Plan Renacer

En este 2022 se pondrá en marcha el Plan Renacer, con el que esperan que 5.000 privados de la libertad accedan a beneficios penitenciarios, como régimen semiabierto.

Para esto habrá 25 equipos de trabajo con abogados, psicólogos y trabajadores sociales que agilicen los trámites.

Esto permitiría — según Ramírez — disminuir el hacinamiento que al momento está en un 15,07%. Es decir que hay 35.117 presos, de la cuales, 403 son jóvenes infractores.

Indultos y repatriación

Otra de las estrategias (aunque también sin fecha) son los indultos por decreto ejecutivo en el que se beneficiarán personas que hayan cumplido entre el 40% y 60% de sus penas y cuyos delitos sean hurto, estafa, abuso de confianza y lesiones por accidentes de tránsito.

También se estima la repatriación de 1.200 ciudadanos colombianos, aunque Ramírez destacó que ese proceso es voluntario; es decir, que la persona debe querer ser repatriada; de otra manera seguirá en el sistema penitenciario del Ecuador.

Conversatorio con medios

En el marco del tercer aniversario del SNAI se realizó un conversatorio con medios pues las autoridades señalaron que es un primer paso hacia la transparencia de la información.

En la sala de crisis del ECU911, en Quito, con la prohibición del ingreso de cámaras, Garzón pidió a los medios de comunicación un balance sobre su trabajo acerca de cárceles.

Ramírez agregó que es necesario también publicar las “buenas acciones” aunque recalcó que entendía que “la violencia es lo que vende”. (AVV)

Dato:
SNAI proyecta que 5000 presos salgan en libertad este 2022

Dato:
Actualmente el hacinamiento en cárceles es del 15,07%. Hasta 2020 fue superior al 30%.

“No es coincidencia que el día del amor y la amistad (14 de febrero) sea el aniversario del SNAI”, Gral. Pablo Ramírez, director del sistema penitenciario del Ecuador.

TE PUEDE INTERESAR:

Dos cuerpos fueron hallados colgados en un puente peatonal en Durán

Diez claves para entender el desastre del IESS

Ni siquiera las carretera se salvaron de problemas en el correísmo

Indultos no reduce el hacinamiento en cárcel de Ambato

Situación. Militares y policías resguardan el centro penitenciario.

A nivel nacional existe más del 30% de hacinamiento en las diferentes cárceles, con un total de 37.201 privados de libertad.

En Tungurahua la realidad no es diferente, el hacinamiento hasta diciembre de 2021 era de más del 100%, puesto que en la cárcel de Ambato conviven alrededor de 900 presos cuando su infraestructura fue pensada para 400 reos.

Ante esta situación, el Gobierno emitió los decretos 264 y 265, mediante el segundo se puede conceder indultos a quienes padecen enfermedades catastróficas, terminales, tuberculosis multidrogorresistentes y coinfección TB-VIH.

Sin embargo, la medida aporta poco o casi nada al hacinamiento, así lo refleja la estadística, ya que en la cárcel de Ambato apenas ocho personas pueden acogerse a esta medida y solo seis ya fueron liberadas.

 

CIFRA: 17 indultos se han dado a nivel nacional desde que se emitió el decreto en 2021.

 

Dennis Andrade Arrieta, director Provincial de la Defensoría Pública, manifestó que a pesar de que en Tungurahua se han dado la mayor cantidad de indultos ya que en todo el país se han tramitado 17.

“Han sido personas que han reunido las características y requisitos del Decreto 265”, dijo.

Según el funcionario, quienes se hicieron acreedores a este beneficio fueron personas con delitos menores, teniendo en cuenta que se excluye de este beneficio a privados de la libertad por violación, asesinato, peculado, concusión, enriquecimiento ilícito, entre otros.

 

Preocupación

Para el funcionario, realmente el número de personas que califican para este beneficio no ayuda mucho a resolver el hacinamiento de los centros de rehabilitación, que es lo que reclama el sistema carcelario.

Andrade también explicó que la Defensoría Pública ha identificado varios nudos críticos que demoran los procesos, uno de ellos está en la conformación de la carpeta del expediente.

 

Otras razones para el indulto

  • Adultos mayores
  • Mujeres que padezcan alguna enfermedad o embarazadas
  • Personas con discapacidad y con enfermedades terminales

 

Por ello aseguró que se está desarrollando un trabajo conjunto con el Servicio de Atención Integral a Personas Privadas de la Libertad (SNAI).

Situación

Con la esperanza de lograr ingresar al centro penitenciario de Ambato varias personas se colocan en una fila solo con la esperanza de tener noticias de sus familiares, puesto que la preocupación persiste por los altercados y muertos que se han dado en las cárceles del país.

El ambiente se vuelve tenso cuando los uniformados despliegan un trabajo operativo para reforzar la seguridad externa en la cárcel.

 

Se excluye de este beneficio a privados de la libertad por

  • Violación
  • Asesinato
  • Peculado
  • Concusión
  • Enriquecimiento ilícito

 

Mayra, nombre protegido, manifestó que tiene a su padre en la cárcel desde hace seis años, pero lo que le preocupa es que a pesar de se habla de medidas para solucionar el hacinamiento esto no se da.

“Duermen en un cuarto pequeño al menos seis personas y luego con toda esa gente cómo no van a tener inconvenientes”, dijo.

 

Autoridad

Fidel Viteri, director de la Cárcel de Ambato, explicó que si bien el número de indultos parece bajo con relación al número de internos, se debe tener en cuenta que el porcentaje de personas que pueden acogerse a este beneficio será reducido debido a que está destinado para una población específica.

Aseguró, además, que la política de las autoridades justamente es la de trabajar para reducir el hacinamiento y para ello se están buscando otras alternativas. (FCT)