Inseguridad y descuido preocupa a los visitantes del parque La Merced

SITUACIÓN. Ciudadanos requieren que se de seguridad y mantenimiento en el lugar.

Las pocas personas que circulan en el interior del parque La Merced, a pocas cuadras del centro de Ambato, piden a las autoridades que se de atención urgente para este espacio público.

Entre los inconvenientes que se encuentran están los libadores que se concentran en el lugar, sobre todo en los fines de semana.

Además, las gradas del parque dan mal aspecto pues están llenas de desperdicios, por lo que a decir de las personas que circulan por el sitio es necesario que las autoridades tomen en cuenta este espacio para su mantenimiento.

 

Opiniones

Carlos López utiliza este espacio para acortar camino, sin embargo, dice que el descuido tanto en las áreas verdes como en las instalaciones son evidentes.

Además, habla del peligro que representa pasar por el sitio. “Antes en las noches este espacio era peligroso, pero ahora lo es a cualquier hora pese a la existencia de una UPC”, dijo López.

El mismo criterio es el de Julia Constantes, quien fue víctima de la delincuencia luego de ir a la iglesia de La Merced.

“Recién eran las cuatro de la tarde cuando dos sujetos con cuchillos en mano se me acercaron y me quitaron la cartera y con ella todos mis documentos personales, celular y el poco dinero que tenía”, sostuvo la mujer.

Mientras que María, que es una vendedora del lugar desde hace 30 años, reconoce que, aunque el sitio siempre presentó varios problemas, en la actualidad está más descuidado y con poco aseo, la delincuencia se ha incrementado por lo que pide que el mantenimiento se haga con más frecuencia en el sitio.

 

TOME NOTA
Los ciudadanos afirman que la falta de iluminación, 
dentro o alrededor de estos espacios.

 

Más problemas

Otro de los aspectos que se han notado en el parque, es la presencia de indigentes que se quedan a dormir en los alrededores del lugar dando no solo mal aspecto, sino que causa preocupación a quienes habitan por el sector.

Quienes frecuentan el sitio también esperan que se reactive la funcionalidad de la piscina que daba vida al parque con el fin de activar la economía de quienes trabajan por el sector. (CNS)

 

Otros sectores complicados

EL parque de La Merced no es el único que tiene este inconveniente, pues según percepción de los ciudadanos, que coincide con los datos de la Policía y el Consejo Municipal de Seguridad Ciudadana de Ambato (Comseca), el mayor número de alertas por actos delictivos se dan en los parques Cevallos, 12 de Noviembre, Montalvo, El Sueño, La Laguna, sobre todo a partir de las 18:00.

Según el ECU 911, del 100% de llamadas de alerta, el 70% es por ingesta de alcohol en estas zonas.

Quevedo no cuenta con centros para atención de indigentes

SUCESO. Indigente han de las calles su caso

En las calles del cantón deambulan varias de estas personas. Algunas portan objetos con lo que pueden agredir a los transeúntes.

QUEVEDO • Tras lo ocurrido con el Policía que fue agredido por una persona que supuestamente tendría problemas mentales, aumentó la preocupación entre la población quevedeña.

Esto debido a que constantemente se observa que deambulan personas con esta condición. Incluso se ha podido observar como ellos portan objetos con los que perfectamente pueden lastimar a otras personas.

Reacciones

En el cantón no existe algún lugar dónde puedan ser atendidos los indigentes que mantienen afectaciones mentales, y que pueden convertirlos en un peligro para la comunidad.

Sobre el tema, el director distrital del Ministerio de Inclusión Económica y Social, Víctor Nasimba, aseguró que el trabajo de la institución empieza cuando el Ministerio de Salud Pública (MSP), hace una valoración médica a los indigentes. Ya que posterior ellos pueden hacer la derivación a sitios adecuados existentes en otras provincias.

El funcionario explicó que están trabajando en un proyecto para la construcción de un centro de acogida. Pero solo cuentan con el terreno que lo habría donado el Municipio e incluso indicó que se van a reunir con el Alcalde para tratar el tema.

Por su parte, el médico y director del hospital Sagrado Corazón de Jesús, Boris Daza, recomendó a las personas que tenga familiares con problemas mentales que no abandonen el tratamiento. Porque puede existir un efecto rebote que duplica más su problema psiquiátrico y psicológico que puede agravar ante la situación de la pandemia. (DLH)

EL DATO
Luis G., de 57 años, alias el ‘mesías’ luego de la audiencia de flagrancia, se le dictó prisión preventiva como sospechoso de la agresión con un machete, al Policía Josué Daniel Mero Guarnizo. Aparentemente el individuo tendría problemas mentales.

Policía entre la vida y la muerte por un machetazo

AGRESIÓN. El uniformado recibió un machetazo en la nuca, el corte fue profundo.

QUEVEDO. Josué Daniel Mero Guarnizo, de 33 años, fue víctima de un ataque con arma blanca, mientras patrullaba en la ciudad de Quevedo. Localidad a la que llegó con el pase hace aproximadamente nueve días.

El hecho ocurrió en horas de la mañana del lunes 26 de julio. La víctima es cabo segundo de la Policía Nacional, quien fue agredido mortalmente cuando esperaba el cambio de luz en el semáforo ubicado en la intersección de las calles 7 de Octubre y Séptima.

Un machete usó el agresor para herirlo a la altura de la nuca y provocar que se caiga de la motocicleta. Inmediatamente fue trasladado al hospital de Quevedo, pero su estado era crítico y fue derivado en helicóptero hasta el hospital policial en la ciudad de Guayaquil.

Especulaciones

En horas de la tarde circularon audios en los que aseguran la muerte de Mero. Sin embargo, al poco tiempo estos rumores fueron descartados y se confirmó que se requerían pintas de sangre, ya que el gendarme se debate entre la vida y la muerte.

Era parte del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) y según la documentación policial. se presentó en Quevedo el pasado 17 de julio del presente año.

El victimario sería un indigente que aparentemente sufre trastornos mentales. Este sujeto también habría intentado agredir a otro uniformado, pero este activó su arma de dotación para salvaguardar su integridad, y le disparó en el estómago (no se confirmaba su estado de salud hasta el cierre de esta nota).

Vivía en Santo Domingo

Josué Mero radicaba en la calle Río Tiputini y Río Pastaza, sector colindante entre las cooperativas 30 de Julio y Padres de Familia. Es padre de tres hijos menores de edad (dos varones y una mujer).

En la institución policial tenía cinco años y ocho meses. Alcanzando el rango de cabo segundo. En las redes sociales sus compañeros replicaron mensajes de oración para pedir por su recuperación, aunque su pronóstico aún es reservado. (JD)

Asaltantes se disfrazan de indigentes para robar

PELIGRO. Los indigentes pululan los locales de Babahoyo y se llevan lo que puedan.

BABAHOYO • Existe un malestar entre varios comerciantes de la localidad. Quienes venden ropa a lo largo de la García Moreno, sufren el robo de sus prendas. Y en las noches, los comerciantes que venden comida, asados y licores se quejan por la presencia de indigentes que les van robando lo que encuentran.

Gonzalo Pazmiño es un empresario de Babahoyo. Él tiene un malestar recurrente todas las noches. A su local se acercan hombres a pedir dinero, agua o comida.

Ciertos clientes ‘vestidos de generosidad’ otorgan unas monedas a los pordioseros. Los clientes se van pero el problema sigue para don Gonzalo, los sujetos siguen rondando.

Al cerrar la noche, los avivatos aprovechan cualquier descuido para arrebatarle prendas. Anoche, Pazmiño llegó de viaje y dejó su carro encendido, y sin seguridad en las puertas. En un descuido se introdujeron y le dañaron parte del tablero.

carro dañado
MOLESTIA. Así quedó el carro en su interior. No se llevaron nada, solo causaron destrozos.

El propietario de una pizzería, quien pidió mantener su nombre en reserva, comenta que hace unos días tuvo un inconveniente con un desconocido. Le pidió que se retirara, pero este le arrojó con fuerza las puertas y le quebró una de ellas. “Los cuidadores de carros en el Malecón es otro problema. Mi vehículo lo tengo todo rayado, porque no les doy dinero. No les doy porque se la consumen (MAR)