Recaudación tributaria creció 29% el primer trimestre de 2022

El SRI anunció que recaudó $4.463 millones entre enero y marzo de 2022.

El Servicio de Rentas Internas atribuyó la mejora respecto al periodo enero-marzo de 2021 a procesos de control y acciones de cobranza ejecutados.

La recaudación tributaria en Ecuador creció el 29% en el primer trimestre de 2022, respecto a igual periodo del año pasado, según informó este 6 de abril de 2022 el Servicio de Rentas Internas (SRI).

El SRI atribuyó dicho repunte al resultado de procesos de control y acciones de cobranza ejecutadas, lo que ha permitido recaudar 4.463 millones de dólares entre enero y marzo pasados, 1.015 millones más de los 3.448 millones recogidos en igual periodo de 2021.

Solo en marzo de 2022, el SRI recaudó 1.479 millones de dólares, sin considerar unas contribuciones temporales establecidas en la llamada Ley de Desarrollo Económico, aplicada para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus.

Ese rubro de recaudación supone un crecimiento del 23% (278 millones de dólares) frente a unos 1.200 millones recogidos en el mismo mes de 2021.

La agencia precisó que si se incluye la recolección tributaria incluida como contribuciones temporales, el total asciende a 1.871 millones de dólares.

El SRI precisó que la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en el primer trimestre de 2022 fue de 1.961 millones de dólares, un 25% más respecto a igual periodo del año pasado; y explicó que solo en marzo se registro una cifra de 589 millones, un 28% más que en el mismo mes de 2021.

En cuanto al Impuesto a la Renta (IR), el SRI detalló que en el primer trimestre de este año recaudó 1.184 millones de dólares, un 12% de aumento, y que solo en marzo fue de 443 millones.

«El incremento de la recaudación tributaria en marzo de 2022 es el resultado de los controles ejecutados por el SRI a escala nacional, para verificar el correcto y oportuno cumplimiento de las obligaciones y combatir la evasión de impuestos, en estricto apego a la normativa tributaria vigente», dijo Marisol Andrade, directora general del SRI.

Informó de que su administración ha identificado a contribuyentes que no han declarado correctamente sus impuestos, por lo que ha ejecutado «acciones persuasivas» que buscan el cumplimiento de las obligaciones vencidas.

«En caso de no tener respuesta positiva a estas acciones, el SRI de manera inmediata procede a ejecutar los procesos sancionatorios correspondientes», agregó Andrade. EFE

Ecuatorianos pagan hasta dos veces menos impuesto a la renta que colombianos y peruanos

Un pequeño porcentaje de trabajadores formales contribuyen al fisco.

Antes de la reforma tributaria, un ciudadano con altos ingresos en Ecuador pagaba hasta siete veces menos al fisco con relación a los vecinos. Desde 2022, esa diferencia se acortó.

Antes de la reforma tributaria de Guillermo Lasso, aprobada en noviembre de 2021 y en vigor desde enero 2022, un ecuatoriano con sueldo de $3.000 pagaba un impuesto a la renta equivalente al 2% del total de sus ingresos anuales. Es decir, un pago máximo de $654,96 sobre $32.598 recibidos durante 12 meses.

En comparación, un colombiano, que gana el equivalente a $3.000, pagaba 9% de sus ingresos como impuesto a la renta desde hace varios años. Un peruano, con idéntica remuneración, entrega al fisco el 11% de lo que llega a su bolsillo en un año.

Así, el escenario antes de la llamada “ley impuestera” de Lasso era que un ecuatoriano de altos ingresos entregaba entre cuatro y siete veces menos impuesto a la renta que sus pares en Colombia y Perú.

Comparativo

Desde este 2022, el que gana $3.000 mensuales en el país, y está en relación de dependencia, pagará $2.142,28 anuales, lo que representa el 7% de sus ingresos. En contraposición, sus vecinos colombianos y peruanos seguirán pagando más, es decir, alrededor de $2.847,69 y $4.748,26 anuales, respectivamente.

Napoleón Santamaría, abogado tributario, explicó que, luego de un estudio hecho en conjunto con expertos de los dos países vecinos, se determinó que la reforma tributaria del actual Gobierno solo cierra la brecha de contribución al fisco.

“El incremento del impuesto a la renta golpea al 5% de los sueldos más altos del Ecuador. La clase media promedia desde $1.100 a $2.000 de ingresos al mes. Esos pagan cero de impuesto a la renta, incluso con la reforma de Lasso”, puntualizó.

Lorena Orellana, abogada tributaria, recordó que, desde hace 27 años, todos los profesionales en libre ejercicio en Ecuador deben pagar entre 16% y 17% de sus ingresos en impuesto a la renta y otros recargos.

“Los ecuatorianos en relación de dependencia, y altos ingresos, han venido pagando un porcentaje bajísimo de impuesto a la renta no con respecto a Noruega o Dinamarca, sino con respecto a vecinos de Colombia y Perú donde la distribución del ingreso es muy parecida a la de Ecuador”, acotó.

El impacto de la reforma

El aumento en el pago del impuesto a la renta sobre las personas naturales rige desde enero de 2022. Su impacto se puede medir con la recaudación del mes siguiente, es decir, de febrero de 2022.

Según información del Servicio de Rentas Internas (SRI), en ese mes se recaudó $13 millones más por concepto de las retenciones en la fuente. Hay que recordar que, a los ecuatorianos con un empleo adecuado y bajo relación de dependencia, se les retiene mensualmente un porcentaje de sus ingresos, siempre y cuando estos sumen más de $2.300.

En total, esos $13 millones adicionales representan menos del 6% de aumento con respecto a los $237 millones que se recaudan en promedio por retenciones a la fuente.

En este contexto, se podría esperar que los mayores pagos de impuesto a la renta aumenten la recaudación entre $150 millones y $160 millones hasta diciembre de este año.

Esos montos equivalen a menos del 4% del promedio de recaudación de ese impuesto durante los últimos cuatros años ($4.706 millones).

Orellana puntualizó que la recaudación adicional se incrementará a alrededor de $400 millones desde 2023, debido al pago, bajo las nuevas reglas, de los ecuatorianos en libre ejercicio profesional.

“Los ciudadanos que ahora pagan más impuestos deben ser mucho más exigentes con la calidad del gasto público; y además pedir que se impulse la formalización de más personas y negocios, los cuales no pagan ningún impuesto al fisco”, aseveró. (JS)

Diferencias de pago

  • Este 2022, un ecuatoriano con ingresos mensuales de $3.000 pagará $2.142 al año de impuesto a la renta.
  • Un colombiano y un peruano desembolsarán $2.847 y $4.748 respectivamente.
$14.700 millones recaudó Ecuador de todos los impuestos en los últimos cuatro años.
$31.000 millones se fueron al gasto público.

Derogar la reforma tributaria ahuyentará inversiones

Mientas se mantiene el suspenso sobre el futuro de la Ley de Inversiones, en la Asamblea se apunta a derogar la reforma tributaria.

Napoleón Santamaría, abogado tributario, recalcó que la sola intención ya le hace un gran daño al país.

“Como van a venir a invertir en Ecuador si hace tres meses se aprobó una reforma tributaria y ahora ya se la quiere derogar. Cómo incentivamos al inversionista nacional para que reinvierta sus utilidades, para que saque una parte de sus ahorros en el banco, si no hay certezas”, dijo.

Esa incertidumbre se visibiliza, por ejemplo, en el hecho de que, a pesar de tener altos precios del petróleo, el riesgo país no baja de los 750 puntos. Eso hace que obtener financiamiento externo para empresas nacionales y extranjeras, con operaciones en Ecuador, sea hasta tres veces más caro que en Colombia o Perú.

Plazos para la declaración del impuesto a la renta

Pago. El plazo para pagar el impuesto a la renta en personas naturales vencerá el 28 de marzo.

El plazo para pagar el impuesto a la renta en personas naturales vencerá el 28 de marzo del 2022, para ello se maneja un calendario conforme al último dígito de la cédula de ciudadanía.

El Impuesto a la Renta se aplica sobre aquellas rentas que obtengan las personas naturales, las sucesiones indivisas y las sociedades sean nacionales o extranjeras. El ejercicio impositivo comprende del 1 de enero al 31 de diciembre.

Para mayor información sobre el trámite y cómo se debe pagar, la ciudadanía puede ingresar a la página web https://www.sri.gob.ec/impuesto-renta.  (RMC)

Plazos para la declaración de impuesto a la renta.

Dígito cédula   Plazo personas naturales Plazo sociedades

1                                    10 de marzo                        10 de abril

2                                    12 de marzo                        12 de abril

3                                    14 de marzo                        14 de abril

4                                    16 de marzo                        16 de abril

5                                    18 de marzo                        18 de abril

6                                    20 de marzo                        20 de abril

7                                    22 de marzo                        22 de abril

8                                    24 de marzo                        24 de abril

9                                    26 de marzo                        26 de abril

0                                    28 de marzo                        28 de abril

¿Cómo afectará a los hogares subida del impuesto a la renta?

Solo un pequeño porcentaje de la población gana $2.000 o más al mes.

Menos salidas a comer, menos consumo de telefonía y televisión pagada son parte de los ajustes. También se piensa mensualizar décimos y fondos de reserva.

Uno de los temas que más rechazo ha provocado de la reforma tributaria de Guillermo Lasso es la reducción de los gastos deducibles y el aumento promedio del 255% en el pago del impuesto a la renta.

El principal argumento en contra es que se está afectando a la clase media, que es el motor del consumo en el país. Sin embargo, el Gobierno ha dicho que los que pagan más desde este 2022 son el 3,4% de la población con ingresos mensuales iguales o superiores a $2.000; mientras la mayoría de ecuatorianos no sufren ningún incremento.

Sin embargo, ese pequeño porcentaje de la población es el de mayor poder adquisitivo, y su gasto mensual influye en la demanda de mercado interno.

Por eso, la Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil (UTEG) realizó una encuesta para entender cuáles es el impacto real en las familias de mayores ingresos, y si las mayores cargas en el impuesto a la renta les obligarán a deja o reducir sustancialmente el consumo de ciertos bienes o servicios.

Más de la mitad de las familias reducirán su gasto

El 54,8% de las 273 familias encuestadas respondió que la mayor carga tributaria provocará inevitablemente un ajuste en el nivel de gasto. En términos generales, se aseguró que se tendrán que reducir las salidas a restaurantes, la compra de ropa, los paseos y viajes; además de postergar planes para iniciar programas de educación de cuarto nivel.

Sin embargo, en términos específicos, los mayores ahorros vendrían por el lado de disminuir el consumo y los planes en telefonía móvil; y las suscripciones a televisión de paga.

Solo 1% de los encuestados respondieron que está pensando seriamente en  cambiar a sus hijos de colegio o dejar de contratar servicio doméstico.

El peligro de mensualizar décimos y fondos de reversa

Por el lado del ingreso, alrededor del 20% de los encuestados puntualizó que buscará equilibrar el presupuesto mediante medidas como la mensualización de los décimos y los fondos de reserva.

Andrea Valladares, asesora en finanzas personales, explicó que esa mensualización es completamente contraproducente porque, sobre todo en el caso de los fondo de reserva, el objetivo es que esos recursos se acumulen a lo largo del tiempo y sirvan como una ayuda al momento de quedarse sin trabajo o tener algún imprevisto importante.

De acuerdo con Valladares, se deben buscar formas de generar ingresos extra, no solo en el contexto actual de mayor pago de impuestos, sino siempre. Eso es de gran ayuda para asegurar el presupuesto personal y familiar, e incluso reducir el impacto de fenómenos como el estrés financiero.

La encuesta de la UTEG estableció que el 46% de los encuestados tendrá que destinar entre $1 y $199,99 de sus ingresos mensuales al pago del impuesto a la renta; otro 24% tendrá una afectación de hasta $399,99; mientras el 30% restante tendrá que desembolsar $400 o más de su salario del mes.

¿Se facturará menos?

Otra de las críticas a la reforma tributaria de Lasso es que, a través de la reducción a $5.000 anuales en el límite de los gastos deducibles, se está desincentivando que las personas pidan factura porque ahora la rebaja en el pago de impuesto es mucho menor en comparación a lo que pasaba antes.

De acuerdo con la encuesta de la UTEG, el 69,2% de las personas que ganan $2.000 o más seguirán pidiendo facturas de manera normal, sin ningún tipo de cambio o discusión. Sin embrago, un 24,9% respondió que ya no pediría ningún tipo de comprobante de venta porque no le sirve para nada.

Javier Bustos, abogado tributario, consideró que esta última posición es absurda, y se puede convertir en un boomerang para los mismos contribuyentes.

“Si se siente afectado por la reforma, debido a que el pago aumentó de manera considerable, con más razón debe pedir factura en todo lado para no fomentar la informalidad. Si no lo hace, se seguirá reproduciendo una realidad en donde se pone más peso en los pocos formales para compensar a una mayoría que está fuera del sistema. Es decir, estaría jugando en contra de usted mismo”, concluyó. (JS)

TE PUEDE INTERESAR:

Dos cuerpos fueron hallados colgados en un puente peatonal en Durán

Diez claves para entender el desastre del IESS

Ni siquiera las carretera se salvaron de problemas en el correísmo

Claves del pago del impuesto a la renta desde 2022

Ecuador tiene pocos contribuyentes para financiar el gasto público

A partir de este año, se aplican los cambios incluidos en la reforma tributaria de Lasso. Las personas que ganan $2.000 o más pagan más impuesto a la renta.

Uno de los principales componentes de la llamada Ley de Desarrollo Económico, aprobada en noviembre 2021, son los cambios para incrementar la recaudación del impuesto a la renta sobre las personas naturales.

Esos cambios han provocado críticas de sectores políticos y sociales por lo que se asegura es un «golpe a la clase media». Los ecuatorianos que deben aportar más, desde este 2022,  son los que ganan $2.000 o más cada mes.

Los puntos claves de los nuevos pagos del impuesto a la renta se detallan a continuación:

1.- Antes de la reforma tributaria de Guillermo Lasso, el impuesto a la renta lo pagaban, de manera efectiva, las personas con ingresos mensuales mayores de $2.304.

2.- Desde 2022, el impuesto a la renta lo pagan los ecuatorianos con ingresos de $2.000 o más. Eso representa el 1% de la población en edad de trabajar.

3.- En promedio, el aumento en los montos que se desembolsan al fisco es del 255%.

4.- Los que siente de manera inmediata los cambios aprobados son las personas que trabajan en relación de dependencia. A ellos, los empleadores les retienen cada mes el proporcional del pago total que les corresponde al año.

5.- Antes de la reforma de Lasso, se podían presentar gastos personales por más del $14.000, o el equivalente al 200% del PIB per cápita. Ahora, el límite máximo son $ 5.000,7 en vivienda, salud, alimentación, vestimenta, turismo y educación, incluyendo en este último rubro los conceptos de arte y cultura.

6.- Se eliminó el concepto de deducción de gastos personales y se lo cambió por el de crédito tributario.

7.- Antes, a los ingresos brutos anuales (todas las remuneraciones, incluidos décimos y fondos de reserva) se le restaba el aporte personal al IESS. Al monto resultante se le restaba a su vez el total de los gastos personales presentados, lo que daba como resultado la base imponible sobre la que se calculaba el impuesto a la renta.

8.- Ahora, el monto resultante de los ingresos brutos menos el aporte personal al IESS es directamente la base imponible sobre la que se aplica el porcentaje de acuerdo a la tabla del SRI El resultado es el impuesto a pagar, que podrá reducirse con los gastos personales.

9.- Si gana menos de $2.007, se podrá descontar hasta 20% del límite máximo de los gatos personales, es decir, al impuesto a pagar le podrá restar hasta $1.000. Por el otro lado, si gana más de $2.007, ese descuento o crédito tributario solo podrá ser de hasta $500.

10.- Hasta el 31 de enero de cada año se puede presentar la proyección de los gastos personales.

11.- En marzo de 2023, el peso del pago del impuesto a la renta lo sentirán los profesionales en libre ejercicio y que laboran bajo facturación.

12.- Las personas incluidas en Régimen Simplificado para Emprendedores y Negocios Populares (Rimpe) tienen una tabla diferente para el pago del impuesto a la renta. En general, los pago se reducen hasta un 85% con respecto al sistema anterior.

13.-  Según el ministerio de Economía, los cambios en el impuesto a la renta producirán $72 millones de ingresos adicionales en 2022. A partir de 2023, esos ingresos aumentarán a $662 millones. (JS)

Incremento en el pago de impuesto a la renta personal promedia más de 255% desde 2022

IMPUESTO. En 2022, se recaudarán $100 millones más de los ciudadanos

Antes se podía evitar el pago incluso con ingresos de $2.305 al mes, pero la base bajó a $2.000. El mayor impacto este año es para quienes están en relación de dependencia

En el anterior sistema tributario, que permitía la deducción de gastos personales por alrededor del 200% del Producto Interno Bruto (PIB) per cápita, solo quienes ganaban más de $2.305 al mes pagaban efectivamente impuesto a la renta.

Con la reforma tributaria del Gobierno de Guillermo Lasso, que está vigente desde el 1 de enero de 2022, el pago ahora es obligatorio para los que ganan desde $2.000 o más. En los hechos, se amplía la base de contribuyentes, es decir, más ecuatorianos deben aportar al fisco.

En promedio, el incremento en el aporte al fisco es de 255%. Esto ha generado indignación en ciudadanos que pagaban un monto muy reducido con las reglas del juego aprobadas por Rafael Correa desde 2008.

Así, por ejemplo, Carla Cevallos, médica cirujana, comentó que luego de reunirse con una experta pudo entender la dimensión de la reforma.

“Me reuní con una experta en impuestos y entendí que esto no es impuesto a la renta, es impuesto al ingreso. Debería aplicar para los que ganan más de $3.000. Estoy indignada. Guillermo Laso nos mintió y tengo un incremento de 120%”, puntualizó.

Javier Busto, experto tributario, explicó que el proyecto de ley nunca fue suficientemente debatido ni comprendido por la ciudadanía. Por esto, en un escenario de desinformación, la sorpresa por los cambios es más grande.

“No solo se amplía la base de contribuyentes, sino que se modifican las tasas que se cobran de acuerdo con el nivel de ingreso. Incluso en el tope de la tabla, los que ganan más de $100.000 pasan de una tasa del 35% al 37%”, acotó.

Trabajadores en dependencia, afectados

Este año, el efecto inmediato de la reforma tributaria lo sentirán los empleados en relación de dependencia. Cada mes, se verán obligados a retener un monto más alto de los sueldos, como parte del ajuste en el pago del impuesto a la renta anual.

Por otro lado, los profesionales que prestan servicios profesionales, y no están incluidos en el nuevo sistema de microempresas, comenzarán a sentir el peso en marzo 2023. En esa fecha, les tocará declarar y pagar sobre sus ingresos durante 2022.

En el otro extremo, los contribuyentes que estarán en mejor posición son los que forman parte del Régimen Simplificado para Emprendedores y Negocios Populares (Rimpe). En ese sistema, la reducción del impuesto a la renta, en los niveles de ingresos de hasta $60.000 al año, pueden llegar hasta el 85%

Made with Flourish

¿Se está golpeando a la clase media?

Entre los que critican duramente la reforma tributaria de Lasso, ciudadanos, políticos y hasta empresarios repiten constantemente un aspecto: se está golpeando, se está castigando a la clase media.

Manuel González, economista, comentó que Ecuador es una economía de bajos ingresos, donde la clase media tiene un presupuesto de $820 mensuales. En este escenario, los que ganan más de $2.000 no pueden ser considerados en este segmento, debido a que son parte del 20% con más ingresos.

En esa misma línea, José Gabriel Castillo, viceministro de Economía, recordó que la reforma aplica literalmente al 3,4% de la población.

“El problema, que no queremos reconocer muchas veces, es la profunda inequidad que tiene nuestro país en términos de ingresos. Y esa profunda inequidad no se corrige si no atacamos las distorsiones vigentes. Pensar que ese 3,4% es la clase media es una desproporción brutal”, aseveró.

Por su parte, Bustos puntualizó que cualquier sistema tributario debe construirse sobre la base de la capacidad económica que tiene cada contribuyente para pagar. Por eso, las mejores prácticas establecen que no se puede cargar con más impuestos a los que ni siquiera cubren la canasta básica; pero entre más tiene si debe haber mayor contribución.

La informalidad de gastos puede crecer

Desde 2022, si gana menos de $2.000 se podrá descontar hasta $1.000 en el pago del impuesto a la renta anual; siempre y cuando presente gastos personales por alrededor de $5.000. Si gana más de $2.000, el descuento en el pago es de máximo $500.

Con el anterior sistema, los gastos personales no se descontaban del impuesto a pagar, sino de los ingresos totales. Además, el límite era de más de $14.000 al año.

González aseguró que eso si era injusto y poco equitativo. “Lo que era brutal es que en Ecuador te hubieras podido deducir más del 200% del PIB per cápita de tu ingreso para fines de impuesto a la renta, cuando lo normal es que estas deducciones no alcanzan ni 20% en otros países”, dijo.

Asimismo, Busto aclaró que esa reducción en las deducciones de gastos personales no puede ser pretexto para ya no pedir facturas, o mucho peor, ir a un proceso de creciente informalidad.

“Si se siente afectado por la reforma, debido a que el pago aumentó de manera considerable, con más razón debe pedir factura en todo lado para no fomentar la informalidad. Si no lo hace, se seguirá reproduciendo una realidad en donde se pone más peso en los pocos formales para compensar a una mayoría que está fuera del sistema. Es decir, estaría jugando en contra de usted mismo”, concluyó. (JS)

Durante el primer año de vigencia de la reforma tributaria se recaudarán $100 millones por impuesto a la renta. A partir de 2023, los ingresos adicionales serán de $460 millones.

Microempresarios, sin trámites a nuevo régimen tributario

Las microempresas son las principales generadoras de empleo en el país.

El catastro será elaborado por el SRI. Todas las personas y empresas que están en el RISE o el actual régimen pasarán al nuevo de manera directa.

A partir del 1 de enero de 2021, el llamado Régimen Simplificado para Emprendedores y Negocios Populares (Rimpe) comenzará a operar en el país. En general, los microempresarios pagarán hasta 85% menos de impuesto a la renta con respecto al régimen actual.

Una de las mayores dudas es quiénes serán incluidos y si se debe hacer algún tipo de trámite para ser considerado como negocio popular (hasta $20.000 de ingresos al año) u otro tipo de microempresario con ventas de hasta $300.000 anuales.

En primer lugar, el Rimpe será obligatorio y el catastro de los contribuyentes será elaborado por el Servicio de Rentas Internas (SRI).

Así, de oficio y de manera directa, el nuevo régimen incluirá a las 465.488 personas y emprendimientos que están actualmente dentro del llamado Sistema Impositivo Simplificado (RISE).

El actual régimen llegó, en su momento, a tener más de 1 millón de contribuyentes registrados; pero en octubre de 2020 se depuró la base y se mantuvo a 780.716 personas y empresas.

Esas 780.716 personas y empresas pasarán también de manera automática a ser parte del Rimpe.

Para salir de este esquema, antes de los tres años establecidos en la Ley de Desarrollo económico, se debe presentar una solicitud formal ante el SRI. Para evitar pérdidas de tiempo y recursos, esa solicitud solo tendrá viabilidad si se cumple con alguno de los casos de exclusión establecidos para el Rimpe:

En primer lugar, se quedan fuera las personas naturales y negocios que tengan ingresos o ventas superiores a $300.000 anuales.

En segundo lugar, también se excluye a los que trabajen en relación de dependencia o presten servicios profesionales.

En tercer lugar, no se incluye a los que tengan actividades económicas en el sector de hidrocarburos, minería, petroquímica, laboratorios médicos y farmacéuticos, industrias básicas, finanzas y seguros, economía popular y solidaria.

Menos ingresos para el Estado

El Rimpe, según las autoridades, busca incentivar la formalización y dar un alivio tributario a las microempresas.

En este sentido, el enfoque del nuevo régimen no es recaudatorio. Según estimaciones del Ministerio de Economía, debido a los menores pagos de impuesto a la renta, se dejarán de recaudar alrededor de $14 millones en 2022, $54 millones en 2023, y $72 millones desde 2024 en adelante.

Esa menor recaudación se verá en parte compensada con las modificaciones y aumentos del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) en bebidas alcohólicas y no alcohólicas.

Sin embargo, la fuente principal de más ingresos para el Estado está relacionada a los cambios en el pago de impuesto a la renta para personas que ganan más de $2.000 mensuales y las contribuciones temporales sobre el patrimonio. (JS)

DATO.- La declaración del impuesto a la renta se hará una vez al año; mientras que la declaración del IVA e ICE será semestral.

TE PUEDE INTERESAR:

Bienes de involucrados en el caso ‘Reyes magos’ deben ser devueltos

Venta del Banco del Pacífico abrirá la puerta a la competencia

Las promesas presidenciales a Quito se han cumplido poco

Reforma tributaria de Lasso llega al Registro Oficial

El Primer Mandatario concreta una de las tres reformas dentro del acuerdo con el FMI.

Así, proyecto se convierte en ley. Las contribuciones sobre el patrimonio y la nueva tabla para el pago del impuesto a la renta estarán vigentes desde 2022.

Este 29 de noviembre 2021, el presidente de la República, Guillermo Lasso, envió la reforma tributaria, o Ley para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal, para su publicación en el Registro Oficial.

Según un comunicado oficial, la decisión procede bajo el sistema democrático del país, pues al ser un proyecto de ley enviado con carácter económico urgente han transcurrido los 30 días que establece la Constitución para su tratamiento.

El pasado viernes 26 de noviembre 2021, la Asamblea no pudo reunir los votos suficientes para negar ni archivar la iniciativa. A última hora, el bloque de Unión por la Esperanza (UNES) se abstuvo y allanó el camino para que ahora, a través de un decreto ley, el Primer Mandatario convierta a la reforma tributaria en una realidad.

Los nuevos tributos, como las contribuciones temporales sobre el patrimonio y los cambios en la tabla para el pago del impuesto a la renta, comenzarán a regir desde el 1 de enero 2022.

Antes de que se hubiera ordenado su publicación en el Registro Oficial, la Asamblea certificó que ninguna de las mociones consideradas para tratar el documento tuvo los votos necesarios para su aprobación; por tanto, el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo entra en vigencia por mandato de la Constitución.

«Con esta normativa, que cuenta con principios de progresividad, justicia y protección a los más vulnerables, el Ecuador puede mirar al futuro con optimismo; significa la construcción de un nuevo camino hacia la reactivación del país y la generación de empleo para los ecuatorianos que más lo necesitan», aseguró el comunicado del Ejecutivo. (JS)

DATO.- El Gobierno espera recaudar $1.900 millones adicionales entre 2022 y 2023. A partir de 2024, un poco más de $700 millones quedarán como ingresos permanentes adicionales.

TE PUEDE INTERESAR:

Gobierno amplía 30 días el estado de excepción carcelario

¿Es recuperable el feriado del 6 de diciembre?

¿Cuándo es más conveniente para el bolsillo comprar pasajes aéreos?

8 de cada 100 empresas pagan impuesto a la renta

PROBLEMAS. El sistema tributario se sostiene en pocos contribuyentes empresariales.

Ecuador tiene una estructura empresarial mayoritariamente informal y poco productiva. El peso de la contribución al fisco está en las espaldas de muy pocos negocios.

Cada año, el Servicio de Rentas Internas (SRI) recauda alrededor de $4.500 millones por el impuesto a la renta. De ese total, el 80% ($3.600 millones) se debe a las retenciones, las declaraciones y los anticipos que pagan las empresas en el país.

Sin embargo, solo ocho de cada cien negocios registrados cumplen con esa obligación. En otras palabras, de un universo de más de 880.000 compañías, solo alrededor de 74.000 aportan al fisco.

Esta realidad es consecuencia de que hay un alto nivel de subregistro de ventas, pocas tienen sistemas de contabilidad, pero sobre todo hay una mayoría de negocios de subsistencia (sobre todo en pequeñas y microempresas) que simplemente generan ingresos para cubrir gastos, sin ninguna posibilidad de crecimiento.

Así, el país tiene un tejido productivo con muchas zonas oscuras y bajo nivel productivo y de desarrollo.

Carga financiera a las grandes empresas

Alberto Verdesoto, economista e investigador en temas de desarrollo empresarial, dice que el tejido productivo ecuatoriano es mayoritariamente informal y poco productivo.

“En el segmento de las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), por ejemplo, menos del 40% está completamente formalizada y cumple con los requisitos de ley, no solo en temas de impuestos sino también en contratos de trabajo y prestaciones sociales”, dijo Verdesoto.

El nivel de informalidad y no tributación en las microempresas llega a más del 80%. En este sentido, la carga del financiamiento al Estado está sobre todo en las grandes empresas.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), en Ecuador hay un bajo porcentaje de contribuyentes de impuesto a la renta: menos del 4% de las personas la Población Económicamente Activa) y menos del 10% de las empresas.

Los estándares internacionales establecen que en un país de nivel similar de tejido productivo debería llegar a niveles de al menos el 40% de pago efectivo de ese impuesto.

Cultura del no pago

Beatriz Veloz, consultora tributaria, explicó que existen trabas tanto para la formalización como para la contratación dentro del país; pero también hay una fuerte cultura de no pago de impuestos y de eludir todas las responsabilidades posibles.

“Hay empresas que no se legalizan porque los costos son muy altos (más del 70% de sus ingresos); pero también hay otras que no lo hacen porque pueden tener más ingresos y más ganancias sin rendir cuentas a nadie”, acotó.

Ampliar la base de contribuyentes es una meta a largo plazo

Dentro de la carta de intención, firmada por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI), se establece una meta de aumentar en $300 millones la recaudación de impuestos por la vía de acciones de lucha contra la evasión.

Ese monto, que representa menos del 3% de los ingresos tributarios anuales, se enfoca en cobrar mejor a los grandes contribuyentes y tratar de que por lo menos una parte de los activos en el exterior se regularicen y tributen en el país.

¿Cómo ampliar la base?

Para ampliar la base de contribuyentes es necesario medidas de simplificación y eliminación de trámites, reforma laboral, inversión extranjera, entre otras.

Todo eso puede tomar entre dos y tres años en comenzar a traducirse en empresas y personas con más ingresos y capacidad de aportar al fisco.

Por eso, el Gobierno apostó, dentro de la Ley de Oportunidades, a buscar una contribución especial por los próximos dos años sobre los negocios que ya sostienen la tributación en el país y han obtenido buenos resultados durante la pandemia.

En total, 1.403 empresas tendrían que aportar con $210 millones entre 2022 y 2023. Más del 50% de los aportantes están en los sectores del comercio y las actividades financieras y de seguros. Menos del 2%, por otro lado, están en construcción, servicios de alimentación y turismo; artes y entretenimiento.

La suerte del proyecto de Ley todavía es incierta luego del rechazo de la Asamblea, pero el presidente Guillermo Lasso ha asegurado que se persistirá en el objetivo por todos los medios que se tengan a mano. (JS)