Primer matrimonio igualitario en Atacames

Tras varios meses de lucha dos mujeres contrajeron nupcias este último viernes en el cantón Atacames
El último 6 de mayo en el Registro Civil del cantón Atacames se dio a conocer que dos ciudadanas mujeres se casaron, dando paso al matrimonio igualitario en la provincia y marcando antecedente.

Situación

Es el caso de Hellen y Cecilia, mujeres esmeraldeñas que tras un año de haber seguido de cerca el proceso para obtener paso al matrimonio igualitario, hoy en día legalizaron su relación ante la ley ecuatoriana. Las féminas se mostraron contentas minutos antes de contraer matrimonio por el civil e indican que con la acción efectuada rompen todo tipo de mitos en la sociedad y el “no se puede” desaparece.

Las mujeres se casaron en el cantón Atacames

Hellen vestida de blanco y Cecilia con un traje formal caminaron hasta las oficinas del registro civil de su cantón, en horas de la tarde, acompañadas de sus amigos, familiares y testigos que estuvieron presentes en la ceremonia oficial, quienes no desaprovecharon para indicar sentirse orgullosos porque en la provincia de Esmeraldas no era permitido estos actos, sin embargo es un precedente que marcará  nuevas acciones.
Hellen por su parte resalta que fue complicado el proceso, porque no les querían permitir casarse, sin embargo hoy en día se siente feliz por lograrlo mientras que Aura Ortiz, madre de una de las mujeres, explica que durante esta etapa les desea lo mejor y que el respeto y valor ayudarán para una vida tranquila.

Proceso

Hace más de una año las féminas estuvieron en busca del proceso, incluso les tocó viajar a otras zonas como Quito y desde allá les dieron el pase para casarse en Atacames como parte de las nuevas disposiciones que permite los matrimonios igualitarios. “Ahora somos libres de casarnos, cuando queramos y donde queramos”

EL DATO
El matrimonio igualitario se desarrolló en Atacames

Chile aprueba matrimonio entre personas del mismo sexo

La norma permite la adopción y el reconocimiento de los hijos por ambos padres.

Chile se convierte en el octavo país de América Latina en legalizar el matrimonio igualitario. Hasta ahora, solo se reconocía la unión civil.

SANTIAGO. El Congreso de Chile aprobó este martes (7 de diciembre de 2021) de manera histórica un proyecto de ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, uno de los grandes anhelos del colectivo LGTBI del país y una iniciativa que se comenzó a revisar hace más de cuatro años.

La propuesta fue revisada en la Cámara Baja durante la tarde, donde se aprobó por 82 votos a favor, 20 en contra y 2 abstenciones en una memorable sesión que acabó con aplausos.

Horas antes, había obtenido el visto bueno de la Cámara Alta, donde logró el respaldo de 21 senadores, 8 votaron en contra y 3 se abstuvieron.

Chile se convierte así en el octavo país de América Latina en legalizar el matrimonio igualitario después de Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay, Ecuador, Costa Rica y varios estados de México.

La norma permite llamar matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo y además habilita la adopción y la filiación de hijos a ambos padres o madres, uno de los puntos clave de la discusión.

La decisión fue celebrada por las organizaciones LGTBI del país, que llevan semanas urgiendo la tramitación parlamentaria y que esta tarde convocaron una celebración en la céntrica Plaza Italia de Santiago.

«Este es un paso histórico. Por fin terminamos con desigualdades estructurales y dignificamos a las personas de la diversidad sexual y de género», manifestó a Efe Ramón Gómez, encargado de Derechos Humanos del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

El proyecto de matrimonio igualitario se presentó en 2017 gracias al impulso de la expresidenta socialista Michelle Bachelet (2014-2018) y estuvo estancado durante casi cuatro años.

El pasado julio, en un giro sorpresivo, el actual presidente, el derechista Sebastián Piñera, dijo que había «llegado el tiempo» de aprobar la iniciativa e instruyó al Parlamento que lo debatiera con urgencia.

El anuncio cayó como un jarro de agua fría entre los sectores más conservadores de la derecha, que la semana pasada votaron en contra y alargaron durante otros siete días la discusión.

Hasta ahora y desde 2015, las personas homosexuales solo contaban con la figura legal del Acuerdo de Unión Civil (AUC), que no reconoce derechos filiativos. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

El viraje de Guillermo Lasso en el tema impositivo

Emisión de alertas rojas dependen de factores políticos

Perros rescatados ayudan a mujeres sobrevivientes de la violencia