Ecuador retrocedió un año en el manejo de la pandemia

Situación. En el hospital IESS Sur la cafetería se convirtió en espacio para pacientes con Covid-19.

Además de hacer 16.000 pruebas PCR menos de las que se debería, los hospitales, que deberían contar con 5.250 camas, apenas cuentan con 1.553.

Los hospitales en Ecuador están al 99% de su ocupación; la mortalidad aumenta -14% muertes en exceso se han registrado en 2021- hay escasez de oxígeno, medicamentos y las pruebas para diagnosticar casos de Covid-19 no se hacen al nivel recomendado por la OMS: 10 por cada paciente positivo.

El manejo de la pandemia ha retrocedido un año, según Víctor Álvarez, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, quien señaló que “lastimosamente tuvimos un año en el que la gestión del Ministro Juan Carlos Zevallos no fue la adecuada”.

Álvarez aseguró que nunca fue cierto que “Ecuador estaba entre uno de los mejores sistemas sanitarios de la región, y que la pandemia estaba controlada”.

Y la pregunta que surge es: ¿Qué tanto se ha reforzado el sistema antes y durante la pandemia?

Déficit en camas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un país necesita entre un 0,25% a 0,3% de camas en Unidades de Cuidados Intensivos en (UCI), por cada 1.000 habitantes.

En Ecuador hay 633 hospitales:

  • 183 son públicos
  • 409 privados con fines de lucro
  • 41 privados sin fines de lucro que cuentan con 24.054 camas en todas las áreas (cirugía, pediatría, obstetricia, etc).

De este número, 1.050 son de cuidados intensivos y 503 para cuidados intermedios. Es decir, Ecuador cuenta con 1.553 camas para atender a pacientes críticos, cuando necesita, al menos, 5.250.

Sin embargo, Álvarez indica que, si bien hay un déficit, los hospitales centinela -que son 26 a nivel nacional- han logrado adecuar áreas para recibir pacientes. En el Hospital IESS Quito Sur, hasta la cafetería se transformó en espacio para casos ambulatorios o en recuperación.

El Hospital de Especialidades Teodoro Maldonado Carbo (HTMC), a partir del 6 de abril de 2021, instaló una unidad médica móvil, con capacidad de 40 camas, operativa las 24 horas, de lunes a domingo, a un costado del área de Emergencia.

Pero el éxito de un sistema sanitario, destacó Álvarez, no es adecuar más espacios sino evitar los contagios.

Sin inversión en diagnóstico

Tras un año de pandemia, Ecuador ha tomado menos de 2 millones de pruebas diagnósticas. Esto, porque no ha establecido un ritmo de testeo: el promedio de pruebas que toma a diario es de 4.000 cuando como mínimo deberían ser 20.000.

Para Álvarez el no haber promovido una política de acción y adquisición de pruebas diagnósticas es uno de los factores que  evita que la ocupación hospitalaria disminuya. “Todas las estadísticas tienen un subregistro porque no tenemos pruebas diagnósticas, pues la población tampoco tenía los recursos para hacerlas en laboratorios privados. Muchos pacientes que fallecieron no pudieron ser diagnosticados a tiempo”.

Realidad. El 6 de abril de 2021, en el Hospital Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil se instaló un hospital de campaña con 40 camas para pacientes covid-19.
Realidad. El 6 de abril de 2021, en el Hospital Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil se instaló un hospital de campaña con 40 camas para pacientes covid-19.

Sin medicamentos

El presidente de la Sociedad de Cuidados Intensivos en Pichincha, Cristian Cevallos, dijo que, al elevado número de pacientes, se suma la escasez de medicamentos e insumos específicos para el manejo de pacientes críticos que es cada vez más escasa y destacó que esta es una realidad que se vive en Latinoamérica.

Entre los medicamentos que escasean están sedoanalgésicos como el midazolan, propofol y fentanyl, que sirven para que los pacientes con ventilación mecánica permanezcan dormidos. “Atravesamos una situación crítica y extremadamente preocupante”, agregó el médico intensivista, quien espera se generen nuevas y urgentes políticas para abastecer a las UCI del país.

“Nosotros no producimos sedoanalgésicos, los importamos desde Chile y Brasil, donde la situación también es muy compleja. Ellos reservan sus medicamentos para su población y para nosotros es mucho más difícil acceder”, dijo.

La Sociedad Ecuatoriana de Cuidados Intensivos considera que esta crisis podría desembocar en una situación “totalmente fuera de control y si no se toman las medidas urgentes y drásticas por parte de las autoridades pertinentes podríamos entrar en un caos”. (AVV)

Crecimiento de camas en hospitales de Ecuador en las últimas dos décadas

2000: 19.564
2009: 22.364
2019: 24.054

Fuente: Registro estadístico de Egresos y camas Hospitalarias 2019 (INEC).

Hay un déficit del 34,8% de ambulancias

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una ciudad necesita tener una ambulancia por cada 25.000 habitantes.

Bajo esta norma, Quito debería contar con 103 ambulancias; sin embargo, tiene 20.

A nivel nacional pasa lo mismo: hay 443 ambulancias, cuando lo óptimo serían 680. Esto quiere decir que en el país hay un déficit del 34,8% y en la capital del 80,58%.

La HORA sacó una nota sobre el tema en julio de 2020, desde entonces el índice se mantiene.

La estancia de un paciente en cuidados intensivos es de entre 15 y 70 días.
300 personas, en promedio, esperan una cama en UCI, a nivel nacional.

Se duplican los casos de niños con Covid-19, en Quito

Se debe evitar las fiestas infantiles pues los niños se relacionan de manera diferente, sin mantener la distancia social. (Cortesía IESS SUR)

Antes de abril, el promedio de atenciones a niños con sospecha de Covid-19 era de 32 diarias. Ahora son 63.

El Coordinado Institucional de Emergencias Periátricas del Hospital IESS Quito Sur, Daniel Espinel, dijo que hay un fenómeno de incremento de casos de niños con Covid-19, con enfermedad moderada y otros gravemente enfermos.

Espinel explicó que, en los menores la Covid-19 se presenta con:

  • Problemas respiratorios
  • Intestinales
  • Erupciones en la piel

El aumento es notable, pues antes de abril de 2021 atendían a 32 pacientes pediátricos, ahora atienden a 62. Los cuadros que más se complican son los de niños con enfermedades preexistentes.

Incremento de menores contagiados

Actualmente, en el IESS Quito Sur hay 12 pacientes pediátricos hospitalizados y durante la pandemia han fallecido 12 menores.

“Ayer tuvimos el ingreso de una paciente con una complicación grave que está en terapia intensiva. Es una niña de 6 años que presenta una neumonía grave por Covid”, dijo Espinel.

Las causas serían las nuevas variantes del virus que, según Espinel, pueden ingresar de forma más fácil al organismo de los niños. También los cuadros críticos responderían a la automedicación en casa.

Espinel dijo que hay relajamiento y desinformación sobre los cuidados de los niños, pues si los pequeños van a un parque y juegan con gente que no es de su entorno familiar deben usar mascarilla. “No cumplen las medidas de bioseguridad, no se les limpia las manos y no usan las mascarillas de manera adecuada”, agregó el galeno.

Ir a lugares abiertos

Espinel recomienda que no se debe llevar a los niños a lugares cerrados como fiestas infantiles o centros comerciales.

La recomendación es llevarlos a lugares abiertos como parques y evitar que jueguen con personas que no son de su núcleo familiar. (AVV)