Artista opositora a Putin protagoniza ‘huida de película’ de Rusia

Maria Aliójina contó con ayuda externa y de amigos en Rusia para su escape.

Maria Aliójina contó al diario estadounidense The New York Times que escapó disfrazada de repartidora de comida a domicilio y dejó su celular para no ser localizada.

WASHINGTON.  La líder del colectivo ruso feminista Pussy Riot, Maria Aliójina, escapó de Rusia con ayuda exterior y de sus amigos para evitar ser víctima de la creciente represión que ha impuesto en el país el presidente, Vladímir Putin, informó el diario estadounidense The New York Times.

Aliójina comenzó su activismo cuando su banda de música punk y el grupo de artes escénicas Pussy Riot organizaron su primera protesta contra Putin en 2012, en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú, por la que fue condenada a dos años de prisión.

Tras haber sido encarcelada en multitud de ocasiones por protestas similares, en abril pasado, mientras Putin reprimía con más dureza cualquier crítica a su guerra en Ucrania, las autoridades anunciaron que Aliójina, entonces en arresto domiciliario, pasaría a cumplir 21 días de condena en una colonia penal.

La activista decidió entonces que se iría de Rusia, al menos temporalmente, y se disfrazó de repartidora de comida a domicilio para evadir a la policía de Moscú que había estado vigilando el apartamento de una amiga en el que se alojaba.

Dejó allí su teléfono móvil como señuelo para evitar ser rastreada, añadió el diario neoyorquino, al que la propia Aliójina contó su peripecia.

Un amigo la llevó a la frontera con Bielorrusia y tardó una semana en cruzar a Lituania. En un estudio en Vilnius, la capital lituana, accedió a ser entrevistada por The New York Times para describir lo que éste calificó como la angustiosa huida de una disidente de la Rusia de Putin.

“Me alegré de haberlo logrado, porque fue un beso de despedida impredecible y grande” para las autoridades rusas, dijo Aliójina en tono irónico al rotativo. “Todavía no entiendo completamente lo que he hecho”, admitió.

Mientras, el Ministerio del Interior de Rusia la incluyó en su lista de personas en busca y captura tras haberle impuesto la última de las condenas y no comparecer para ingresar en prisión.

La artista, de 33 años, ha pasado toda su vida adulta luchando para que su país respete su propia Constitución y los derechos humanos más básicos, como la libertad de expresión.

Después de ser excarcelada antes de cumplir su condena, en diciembre de 2013, ella y otro miembro de las Pussy Riot fundaron Mediazona, un medio de comunicación independiente centrado en el crimen y el castigo en Rusia.

También escribió un libro de memorias, ‘Riot Days’, y viajó internacionalmente realizando un espectáculo basado en ese escrito.

Aliójina participó también en las manifestaciones en apoyo al líder opositor ruso Alexéi Navalni, que tuvieron lugar a principios de 2021 y fueron violentamente reprimidas por la policía rusa.

La activista se había comprometió a permanecer en Rusia a pesar de la vigilancia y la presión de las autoridades, pero ahora, señaló el rotativo, se ha sumado a las decenas de miles de rusos que han huido desde la invasión de Ucrania, que se inició el pasado 24 de febrero. EFE

Dos mujeres golpeadas tras accidente en la Rumiñahui

SINIESTRO. El carro se impactó contra un poste de alumbrado público.

Un accidente de tránsito se registró en el cruce de la avenida Rumiñahui y Los Shyris, la tarde de hoy, lunes 18 de abril de 2022. El percance fue determinado como un choque lateral perpendicular y estrellamiento.

Agentes Civiles de Tránsito fueron convocados a través del ECU 911. En el lugar había un carro plomo, que estaba estrellado contra un poste de alumbrado público.

Según se desprende de la información sobre el caso, una camioneta de color rojo, con placas de Chimborazo estuvo involucrada en el siniestro.

Preliminarmente se conoció que se cruzó el semáforo en rojo y tras ocasionar el siniestro se fue, pero una de las placas se le desprendió en la huida.

Producto del percance, Dayana S. y Nayeli M. resultaron golpeadas. Una ambulancia del Cuerpo de Bomberos de Ambato acudió y los paramédicos les brindaron atención inmediata.

Afortunadamente las víctimas no presentaron lesiones de gravedad, por lo que fueron dadas de alta de forma inmediata. (MAG)

El éxodo de cubanos se intensifica

Cambios. El régimen de la isla ha dado algunos pasos para liberalizar la economía, como permitir los emprendimientos.

Entre noviembre de 2021 y febrero de 2022, 40 mil cubanos llegaron a las fronteras de EE.UU. Más que de octubre de 2020 a octubre pasado.

Redacción MIAMI

Las manifestaciones protagonizadas en La Habana y otras ciudades por miles de cubanos el 11 de julio de 2021, dieron muestra del nivel de desesperación al que han llevado a la población las políticas del régimen de Cuba y que derivan en problemas de abastecimiento de bienes y servicios de toda índole. Esto potenciado por los problemas derivados de la pandemia del COVID-19.

A partir de entonces, además de encarcelar y sentenciar a 127 personas por las protestas, el Gobierno cubano tomó medidas como permitir el envío desde el exterior de alimentos y medicinas, destinadas a aliviar la situación de permanente escasez que se vive en la isla.

Así mismo, el 17 de marzo pasado, las autoridades cubanas autorizaron la operación de 118 nuevas pequeñas y medianas empresas (pymes), lo que eleva a 2.500 las que cuentan con autorización.

Sin embargo, esas decisiones no han solucionado las cosas en el país que, en estos días, por ejemplo, vive problemas de abastecimiento de combustible. Tampoco han evitado el éxodo de personas que no ven otra solución a sus problemas que arriesgarse y buscarse la vida fuera de Cuba.

Según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), casi 40.000 cubanos llegaron a la frontera sur entre noviembre de 2021 y febrero de 2022. Esto representa un gran incremento frente a los 38 mil registrados entre octubre de 2020 y el mismo mes de 2021. (DLH)

El talento humano ruso huye de la guerra

Muchos exiliados rusos participan en protestas contra la guerra de Putin en las ciudades georgianas.

Opuestos al conflicto y temerosos de sus efectos, miles de rusos escapan a diario de su país, dejándolo sin valioso material humano.

Redacción TIFLIS

Aparte de los bombardeos, destrucción de infraestructura, muerte de personas y huida de más de 3 millones de ucranianos, la guerra desatada por Vladímir Putin contra su vecino deja secuelas que, a la larga, terminarán afectando a la propia Rusia.

La principal es, quizás, la silenciosa pero constante huida de gran cantidad de rusos que escapan por distintas razones. Según estimaciones de un economista ruso, recogidas por la cadena BBC, más de 200.000 personas han abandonado Rusia desde el comienzo de la guerra.

Ese éxodo, en caso de que continúe y se vuelva irreversible, significará, en opinión de expertos, una pérdida incuantificable de talento humano del que a Rusia le costará mucho recuperarse. Algo que también le estaría ocurriendo al hasta ahora aliado más fiel de Putin, Bielorrusia.

Muchos de los nuevos emigrados son profesionales del sector tecnológico que pueden trabajar de forma remota. Y ante el cierre de vuelos desde Rusia a causa de las sanciones occidentales, muchos de ellos salen vía Georgia, otro vecino exsoviético ruso.

En la sala de servicio público de Tiflis, la capital georgiana, los recién llegados están registrando empresas o solicitando la residencia.

Kristina y Nikita, especialistas en Tecnologías de la Información procedentes de Minsk, la capital de Bielorrusia, se han registrado como emprendedoras. Eso les permitirá abrir cuentas bancarias georgianas. (DLH)

Portal de oportunidades

El empresario tecnológico Lev Kalashnikov cree que Georgia se beneficiará de lo que afirma es la mayor fuga de cerebros en la historia moderna de Rusia. Kalashnikov abrió un grupo para expatriados en la aplicación de mensajería Telegram mientras hacía cola.

«Había 50 personas delante de mí y 50 detrás de mí. Se convirtieron en mis primeros suscriptores y ahora tenemos casi 4.000 miembros», aseguró.

Los miembros del grupo comparten consejos sobre dónde encontrar alojamiento, cómo abrir cuentas bancarias y si es seguro o no hablar ruso en público.

Yevgeny Lyamin ya está aprendiendo georgiano, practicando el singular alfabeto de Georgia con un libro de ejercicios. (DLH)