Padrastro sentenciado a 22 años de cárcel por violar a su hijastra

CONDENA. El padrastro fue sentenciado a 22 años de cárcel por violar a su hijastra.

Óscar Alveiro N. R., fue condenado a 22 años de prisión por el delito de violación en contra de su hijastra de 12 años, en Ambato.

Este caso lo dio a conocer, este martes 17 de agosto de 2021, la Fiscalía General del Estado.

La sentencia fue dictada por el Tribunal de Garantías Penales de Tungurahua, luego de que se demostrara su autoría directa en el hecho.

Además, se dispuso el pago de una reparación integral. El monto será notificado en la sentencia escrita.

Antecedentes

El agresor fue detenido el martes 3 de diciembre de 2019, después de que la víctima le contara a su abuela lo que estaba viviendo en su casa.

La menor, que en ese tiempo tenía 12 años, le escribió a su abuela por chat, diciéndole que su padrastro la violó y que desde el inicio de la relación con su madre la agredía sexualmente.

EL DATO: El delito de violación está sancionado
en el Ecuador con pena privativa de libertad 
de 19 a 22 años.

 

La abuela no esperó. En ese instante fue hasta la casa del agresor, ubicada en el barrio La Universal Alto. Llamó al ECU 911.

Mientras esperaba que llegue la Policía Nacional, detuvo al hombre con un palo, para evitar que se fugue.

Óscar Alveiro N. R. fue detenido luego de que la valoración ginecológica, practicada a la menor, confirmara las violaciones reiteradas de las que fue víctima.

Audiencia

En la audiencia de juicio, la fiscal de Violencia de Género, Lorena Cárdenas, demostró la materialidad del delito y la responsabilidad del agresor con la valoración psicológica, el informe médico-ginecológico y el testimonio anticipado de la menor, en cámara de Gesell.

A esto, se sumaron los testimonios de los profesionales que practicaron las pericias.

Dato jurídico

El delito de violación está tipificado en el artículo 171 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). Quien cometa agresión sexual será sancionado con pena privativa de libertad de 19 a 22 años, cuando la víctima sea menor de edad. (APQ)

Sentenciado a 20 años por violar a su hijastra

DICTAMEN. El victimario debe cumplir una sentencia de 20 años por violar a su hijastra.

Luis Aníbal Q., fue condenado a 20 años de prisión por violar a su hijastra, cuando ella tenía 12 años.

Esta decisión fue tomada por el Tribunal de Garantías Penales de Tungurahua. El dictamen se dio a conocer la mañana de este  jueves 15 de julio de 2021.

Durante  la lectura del veredicto, el juez ponente anunció que en la sentencia emitida por escrito, se informará la reparación integral que el violador deberá  pagar a favor de la víctima.

Hecho

Este caso sucedió hace nueve años en Patate. En 2012, cuando la víctima cumplió 12 años, su padrastro la violó.

Sin embargo, el hombre abusaba de la menor desde que tenía seis años.

Después de la violación, la víctima quedó embarazada. La niña no soportó más, entonces se fugó de la casa y se fue a vivir a Quito.

Años más tarde, volvió a Ambato para entregarle el bebé al padrastro.

Este hombre, sin sentir culpa por el delito que cometió, puso una demanda de alimentos en contra de la víctima. La niña, ya convertida en mujer, fue a parar en la cárcel.

Sin embargo, un juez de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia dispuso la libertad de la joven.

Además  se inició una investigación penal contra el victimario, quien fue detenido para cumplir con su responsabilidad penal.

Audiencia

En la audiencia de juicio, la Fiscalía presentó ante el Tribunal pruebas documentales, testimoniales y periciales con la que se determinó la responsabilidad del violador.

Entre estas estaban el testimonio de la víctima, el informe de trabajo social y el informe psicológico.

Dato jurídico

Luis Aníbal Q., fue juzgado con el antiguo Código Penal, vigente en la fecha de los hechos.

Según el artículo 513 el delito de violación “será reprimido con reclusión mayor especial de 16 a 25 años”,  cuando la víctima es menor de 14 años y el agresor la conoce con anterioridad  y comparten el ámbito familiar. (APQ)

29 años de prisión por violar a su hijastra

CONDENA. Fiscalía obtuvo sentencia condenatoria de veintinueve años y cuatro meses de pena privativa de libertad contra Luis Carlos R. M., por las constantes violaciones perpetradas contra su hijastra de 15 años con discapacidad física e intelectual

La niña con discapacidad física e intelectual, fue agredida sexualmente, desde los 10 años por su padrastro.

El Tribunal de la Corte Provincial de Esmeraldas, en apelación, sentenció a 29 años y 4 meses de prisión a Luis Carlos R. M., luego de confirmar su responsabilidad en el delito de violación perpetrado en contra de su hijastra, quien tenía 15 años al momento de la denuncia.

Los hechos se registraron en septiembre de 2014, en el barrio 9 de Octubre, del cantón San Lorenzo. El fiscal del caso informó a los integrantes del Tribunal que la adolescente, con discapacidad física e intelectual, fue agredida sexualmente, desde los 10 años. El procesado, padrino de la víctima y conviviente de su madre, vivía en el mismo domicilio y fue la tía de la menor quien denunció los hechos, luego de una valoración médica a la víctima, debido a constantes quebrantos en su salud.

Supuesta inocencia

En diciembre de 2017, un Tribunal de Garantías Penales, emitió sentencia absolutoria, ratificando el estado de inocencia de Luis Carlos R.M., pero tras la apelación al fallo de primera instancia, por parte de Fiscalía, la Sala Penal de la Corte de Esmeraldas, revocó dicha resolución.

José María Mosquera, fiscal del cantón San Lorenzo, presentó ante el Tribunal, la valoración realizada por el médico de primera acogida, el informe de valoración psicológica, informe de entorno social, versiones de policías aprehensores, entre otros.

Los jueces Fernando Otaya, Juan Jaramillo y Juan Francisco Morales, dispusieron, también, el pago de una multa de 1.333 salarios y una reparación integral de 20.000 dólares a favor de la víctima.

Luis Carlos R. M., fue procesado por el delito de violación, tipificado en el artículo 171, numerales 2 y 4, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), con las agravantes dispuestas en el artículo 48, numeral 9, del mismo cuerpo legal.