Muertes violentas no paran en Quevedo

Un fuerte contingente de uniformados custodiaban el recorrido de quienes acompañaban el ataúd de una de las víctimas de la balacera.

Durante un velorio cuatro personas fueron asesinadas. Sus sepelios fueron custodiados por policías y militares.

QUEVEDO • “¡Hasta donde hemos llegado! la Policía ahora tiene que hacer de guardia en velorios y sepelios. Mientras los delincuentes hacen de las suyas en las calles”, criticó Carlos Pérez, al observar el contingente policial y militar que se desplegó ayer, mientras se daba el sepelio de una de las víctimas de la balacera que se produjo en la parroquia Nicolás
Infante Díaz.

A muchos curiosos les sorprendió que hasta el aero policial haya sobrevolado la ciudad.

Sin embargo, todas estas medidas de seguridad se dieron para evitar que se produjera el asesinado de otras personas. Tomando en cuenta  que hasta el velorio de Jefferson Goya, conocido como ‘El Enano’ quién fue asesinado el pasado jueves, sujetos llegaron fuertemente armados, matando a cuatro personas. Además, lanzaron hasta granadas que afectaron a varias viviendas.

Momentos

El comandante de la zona 5 especial de la Policía, Renato Cevallos, detalló que posterior al evento violento, que ahora se encuentra en un proceso de investigación, coordinaron la presencia de unidades tácticas especiales, en los sitios donde se iba a dar el sepelio de las víctimas de la balacera, para evitar que hayan inconvenientes.

En menos de un mes es el segundo ataque que se registra en el cantón Quevedo, donde grupos delictivos hacen uso de armamento de grueso calibre, y explosivos que son de uso exclusivo militar.

Pese a que en el incidente de la ‘Venus’ no se registraron víctimas que lamentar, las casas de los alrededores quedaron con un sinnúmero de orificios causados por los disparos, al igual que en este último suceso, donde varias viviendas también fueron afectadas.

Los constantes asesinatos responderían a una disputa de territorio entre las agrupaciones delictivas ‘Los Lobos y Choneros’. (DLH)

Seis bandas se disputan el control de las cárceles

61 MUERTES violentas se han registrado en el distrito de Policía Quevedo-Mocache.
Las 4 víctimas que fueron asesinadas en el velorio de Jefferson Goya (+), ya fueron sepultadas ayer.

¿Mejor armados?

°   El Comandante de la zona 5 especial de la Policía, Renato Cevallos, en rueda de prensa afirmó que, por tener acceso a comercio ilegal, las organizaciones criminales están mejor equipados que ellos, lo cual les causa mucha preocupación.

Grupos delictivos siembran terror en el cantón Quevedo

Grupos delictivos se enfrentan hasta con granadas.

Ataques con armas de uso militar, sicariatos y robos, siguen registrándose pese al estado de excepción.

QUEVEDO • Decir que son afortunados de estar con vida no es una exageración. Así se sienten al menos 12 moradores del sector El Grito de la Libertad, en la parroquia Venus del Río Quevedo.

A ese lugar, durante la madrugada del martes 26 de octubre de 2021, un grupo de sujetos fuertemente armados llegaron hasta el sector y dispararon contra una vivienda.

En dicho inmueble también se encontraban personas armadas, al parecer de la seguridad de una mujer, que sería el ‘blanco’ de los pistoleros. Se produjo un cruce de balas.

Por otro lado, lanzaron tres granadas hacia el interior de dos de las cuatro viviendas situadas en la misma cuadra. Dichos explosivos, son considerados exclusivamente de uso militar.

El jefe del distrito de Policía Quevedo-Mocache, Holguer Cortez,  manifestó que al parecer una banda delictiva intentaba matar a una persona, por lo que desde el interior reaccionaron con armas de fuego. Informó que no podría asegurar a qué grupo delictivo pertenecen los sujetos.

Huyó para morir

Walter Salazar Coello, quién pertenecía a las filas militares, falleció después de haber sufrido un accidente de tránsito. El hecho se registró la madrugada del miércoles.

El sargento primero se movilizaba en una motocicleta, junto a su esposa. Retornaban desde el cantón Buena Fe cuando se habrían impactado contra un muro aparentemente, quedando gravemente heridos, por lo que fueron traslados hasta una casa de salud.

Uno de los amigos de la familia, Silvio Menéndez, manifestó que  al parecer la víctima habría tratado de evitar que lo asalten, cuando se accidentó

Sin embargo, hora más tarde Salazar falleció, mientras que su conviviente tuvo que ser llevada hasta el hospital militar, en Quito.

El uniformado deja tres hijos en la orfandad. Además estaba por ascender al grado de
suboficial. (DLH)

Militar se accidenta luego de evitar que lo asalten

Extorsiones no paran

°   En Babahoyo, la situación para los comerciantes sigue siendo preocupante. En la última semana, específicamente el martes, se registró un nuevo ataque en Mata de Cacao, cabecera parroquial rural de Febres Cordero.

En esta ocasión, los pillos balearon un local ubicado en la parte baja de un inmueble, donde un hombre resultó herido. Esto es parte de la modalidad delictiva de extorsión, pues en días anteriores, varios sujetos habían exigido a los comerciantes una fuerte suma de dinero, a cambio de no hacerles daño.

Con este caso de extorsión ya suman seis las denuncias en una situación similar. Las tres primeras fueron en agosto de este año, un restaurante, un comercial de víveres y licor y una vivienda fueron baleados por sujetos que se movilizaban en motocicletas y carros. El jefe de la Subzona de Policía nº 12, William Martínez, mencionó que las extorsiones provienen desde las cárceles del país.

Sicarios fueron a buscar a su víctima hasta su casa

° La tranquilidad de la noche del viernes 22 de octubre, fue interrumpida en la ciudadela Muñoz Rubio (Babahoyo), a pocos metros del polideportivo. Las detonaciones de bala, alertaron a sus vecinos, quienes encontraron malherido a Ramiro García.

Se conoció que los pistoleros habían llegado a la vivienda y llamaron a su víctima, quien una vez que se asomó a la ventana, recibió los tiros. Los sicarios huyeron en una motocicleta.

Gravemente herido, pero aún con signos vitales, García fue trasladado al hospital del IESS de Babahoyo, donde falleció después de pocos minutos.

Asesinan a colaborador del Alcalde de Vinces

°   Manos asesinas, al puro estilo sicariato, acabaron con la vida de Pedro Pablo Montiel Zambrano, de 44 años, en plena noche del sábado 23 de octubre, en Vinces.

Según las primeras indagaciones, Montiel compartía la noche en una licorería ubicada en las calles Córdova y Vicente Gallardo, cuando de repente aparecieron dos individuos en motocicleta y le dispararon a quemarropa, logrando impactarlo en el cráneo con dos disparos.

Producto de aquello se produjo la muerte instantánea, lo que desencadenó la tristeza de personas cercanas, mientras que los curiosos murmuraban y los elementos policiales y militares realizaban el respectivo procedimiento del levantamiento del cadáver.

La delincuencia aún sigue sin dar tregua