Duque defiende al Ejército

El Presidente de Colombia calificó de oportunistas las críticas a la operación militar.

El Presidente colombiano habló ante el Consejo de Seguridad de la ONU del operativo militar en el Putumayo en que se acusa a los militares de excesos.

Redacción NUEVA YORK

El presidente de Colombia, Iván Duque, justificó el operativo militar en la región de Putumayo del pasado 28 de marzo, en el que murieron 11 personas, entre ellas civiles, y alertó contra las críticas que pueden evidenciar un «oportunismo político que trata de incidir en el debate electoral» de cara a las elecciones presidenciales.

Desde la sede de la ONU, donde intervino para defender ante el Consejo de Seguridad el proceso de paz colombiano, Duque dijo que esa operación se llevó a cabo después de un trabajo de identificación que probó que «muchas personas que se encontraban allí estaban vinculadas a grupos armados ilegales», quienes además protagonizaron «un ataque a la fuerza pública», causando heridos.

El mandatario no hizo mención a los civiles caídos durante el operativo, entre los que se cuentan una mujer embarazada y un menor de 16 años.

Señaló también que la Fiscalía, «como ente autónomo investigador» realiza una investigación sobre las circunstancias de lo que algunos medios colombianos han llamado «matanza de Putumayo«. (EFE)

Pedido internacional de cese al fuego en Colombia

Fotografía del 6 de febrero de los restos de un carro bomba que explotó en Padilla y que dejó al menos tres personas heridas.

Representantes de 23 países y organismos internacionales pidieron a los grupos en conflicto respetar los DD.HH. y permitir unas elecciones pacíficas.

Redacción BOGOTÁ

La comunidad internacional hizo este 17 de febrero de 2022 un llamado a los grupos armados de Colombia para que declaren un alto el fuego que evite sufrimientos a la población civil y permita que las elecciones de este año se celebren sin violencia.

«Los representantes de la comunidad internacional abajo firmantes hacemos un llamado a todos los grupos armados en Colombia a declarar un cese al fuego y de hostilidades y a respetar las disposiciones del Derecho Internacional Humanitario para la protección de la población civil», señala el comunicado divulgado ayer.

El mensaje fue suscrito por un total de 23 embajadas y por la Delegación de la Unión Europea, la Misión de Verificación de la ONU y el Equipo País de Naciones Unidas en Colombia ante el aumento de la violencia en el país que en este primer semestre celebrará elecciones legislativas y presidenciales.

Los colombianos irán a las urnas el próximo 13 de marzo para elegir a los nuevos miembros del Senado y de la Cámara de Representantes, así como a los candidatos presidenciales de tres coaliciones de centro, izquierda y derecha. (EFE)

Grupos armados de autodefensa se organizan en Cali

Manifestaciones. Manifestantes bloquean una vía y se enfrentan a la Policía colombiana, durante una protesta realizada en Cali (Colombia). EFE

Redacción CALI

«No vamos a permitir que los vándalos sigan destruyendo la ciudad», se escucha a algunos vecinos de barrios acomodados de Cali, el epicentro de las protestas en Colombia, donde las escenas de civiles armados en las calles por donde pasan manifestantes han hecho saltar todas las alarmas los últimos días.

Efectivamente, en algunas de las zonas donde viven las familias más privilegiadas de la tercera ciudad más importante de Colombia, los vecinos cuentan que hay asambleas para organizar «redes de seguridad civil».

«No vamos a permitir que los vándalos sigan destruyendo nuestro patrimonio», dijo a la agencia de noticias EFE un hombre que prefiere mantener el anonimato y que reveló que entre sus dotaciones hay una subametralladora.

En las unidades residenciales ahora se convoca para la organización de lo que algunos consideran grupos paramilitares, como si se tratara de una reunión para una fiesta infantil. Los aportes son pistolas, revólveres y fusiles. El servicio incluye patrullaje a las calles de las barriadas.

También se conoce de un grupo de WhatsApp llamado «Cali Fuerte», con 150 integrantes que planean «estrategias» para remover los bloqueos en la ciudad.

Colombia vive una de las mayores crisis políticas, después de 14 días de protestas y movilizaciones contra las políticas del Gobierno.