300 mil ancianos griegos no vacunados pagarán multa de $57

La multa en febrero si el anciano insiste en no vacunarse será de $114.

Este lunes venció el plazo dado por el gobierno griego para que los mayores de 60 años se inmunicen contra el coronavirus que causa el COVID-19.

ATENAS. Alrededor de 300.000 griegos mayores de 60 años se verán obligados a pagar una multa de 57 dólares por no aplicarse la vacuna contra el COVID-19, ya que este lunes (17 de enero de 2022) venció el plazo que el Gobierno del conservador Kyriakos Mitsotakis había dado en noviembre a este grupo de edad para que se inocule contra el coronavirus.

La multa será solo de 57 dólares para enero, ya que la medida entró en vigor a mediados del mes, pero a partir de febrero, los mayores de 60 años que sigan sin ponerse la inyección pagarán una multa de 114 dólares por cada mes pase sin que lo hagan.

Mitsotakis había anunciado ésta medida el 30 de noviembre, en medio de una escalada de contagios y un aumento en la presión hospitalaria.

El primer ministro heleno justificó entonces la imposición de la obligatoriedad de vacunación a los mayores de 60 años por el hecho de que la mayor parte que necesita tratamiento hospitalario son personas no vacunadas de esta franja de edad. Según los expertos, la vacunación de una persona de 70 años equivale a 34 vacunaciones de gente más joven en lo que afecta a la sanidad pública.

El 30 de noviembre, cuando la medida fue anunciada, un 17% de los griegos mayores de 60 años permanecía sin recibir la vacuna; esto es alrededor de 520.000 personas.

Actualmente, el 10%, unos 300.000, griegos de esta franja de edad siguen inoculados, lo que significa que desde que el Gobierno anunció la obligatoriedad alrededor de 220.000 mayores de 60 años fueron a vacunarse algo menos de la mitad de los requeridos.

Las multas serán impuestas por la autoridad independiente encargada de los ingresos públicos (AADE según sus siglas griegas) y el dinero recogido se destinará a una cuenta especial para apoyar la sanidad pública.

El próximo 1 de febrero entra en vigor otra medida según la cual el pasaporte covid griego caducará a los siete meses –y no a los nueve como sucede con el pasaporte covid europeo– si no se ha puesto una vacuna de refuerzo.

Esta norma, que hasta ahora tan solo se aplicaba a los mayores de 60 años, pretende reforzar la inmunidad de toda la población, ya que se aplicará a todos los mayores de 18 años.

Actualmente, alrededor del 95% de los casos de COVID-19 en Grecia son de la variante ómicron y los expertos esperan que para finales de mes la situación de contagios mejorará sensiblemente.

La tasa de vacunación entre los griegos permanece bajo el promedio europeo, con el 67% de la población con la pauta completa y el 40% la inyección de refuerzo. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Quito y su eterno problema de movilidad sin resolver

Del caso Odebrecht, solo Jorge Glas continúa en la cárcel

La desorientación vocacional perjudica al estudiante y al país

Los cubanos ahora huyen de la isla vía los Balcanes

Los isleños usan cualquier vía para salir del país. En la foto, un grupo de balseros en tránsito hacia Florida es detenido por guardacostas de EE.UU.

Muchos esperan en Grecia que ese país les entregue papeles para seguir su camino a otros países. No ven otra opción que salir de su nación.

Redacción ATENAS

«Antes, para el cubano el peor castigo era emigrar. Ahora es una bendición, aunque no una suerte, porque salimos a sufrir». Nancy llegó a Atenas hace unas semanas desde Cuba a través de Rusia, por la ruta de los Balcanes que tantos refugiados atraviesan para llegar a Europa, aunque los cubanos la realizan a la inversa.

Como ella, una veintena de cubanos con historias similares se reúnen para hablar con Efe en un semisótano, situado en el barrio ateniense de Ambelókipi, en el que vive de alquiler una pareja de médicos cubanos, Danay y Eduardo, junto con su hija y con otra pareja.

Como ellos, muchos -en torno a un millar, según sus propias estimaciones- malviven en Grecia a la espera de que las autoridades griegas les den -o no- el visado para continuar hacia otros países.

«Tenemos familiares en España, Italia o Alemania que quieren hacerse cargo de nosotros, no queremos ser un estorbo para la Unión Europea. Queremos trabajar, la mayoría somos profesionales, tenemos muchos niños, pero pronto nos quedaremos en la calle porque se están agotando nuestras reservas económicas», sostiene Danay.

Para la gran mayoría de ellos, la gota que colmó el vaso y les empujó a salir del país fue la represión policial ante las protestas antigubernamentales que arrancaron el pasado 11 de julio contra la gestión de la pandemia y la falta de libertades.

Para Nancy, que perdió su plaza de profesora pública al regresar de un viaje a Alemania en 1996 (por haber salido del país), y que desde entonces se dedica a enseñar inglés por su cuenta, «Cuba nunca salió de ningún periodo especial». (EFE)

Austria multará hasta con $8.100 a los no vacunados

La aparición de la variante Ómicron del coronavirus intensifica las medidas de control en el mundo.

Las sanciones económicas entrarán en vigencia en febrero próximo. Entre tanto, Grecia prevé multar con $113 mensuales a los adultos mayores que no se vacunen.

VIENA, ATENAS. Las autoridades de Austria podrán imponer multas de hasta $8.143 (al cambio actual entre euros y dólares) a cualquier persona que se niegue reiteradamente a aplicarse la vacuna contra la Covid-19 una vez entre en vigor la ‘Ley de Protección frente al Coronavirus’, en febrero de 2022.

Tras una citación de las autoridades de distrito y no acudir, la persona recibirá una nueva citación cuatro semanas después. Si la ignora también, será multada con $4.091 o pena de prisión suspendida de cuatro semanas.

La multa alcanzará hasta los $8.143 tras una tercera infracción o si “la infracción administrativa ha generado un riesgo grave para la vida o la salud de una persona”, según un proyecto de ley que prepara el Gobierno y filtrado este lunes por el diario Die Presse. La norma será de aplicación para cualquier persona residente en Austria.

Austria se dispone a imponer una vacunación obligatoria general a partir del 22 de febrero para todas las personas que residen o viven de forma habitual en el país, aunque habrá excepciones para quienes no pueden vacunarse por motivos de salud o edad.

El 22 de noviembre, Austria volvió al confinamiento total por el aumento exponencial de los contagios con el coronavirus, la medida debe terminar el 13 de diciembre.

Grecia se suma a las multas

Entre tanto, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, anunció que a partir de enero, todas las personas mayores de 60 años deberán aplicarse obligatoriamente la vacuna contra la covid y, de no hacerlo, se les aplicará una multa de $113 al mes hasta que se vacunen.

«A partir del 16 de enero todos los mayores de 60 años deberán haber al menos concertado una cita para obtener la primera dosis de la vacuna. Tendrán la máxima prioridad en el sistema para ser vacunados. En caso contrario, todos los meses se impondrá una multa administrativa de $113″, señaló Mitsotakis durante el Consejo de Ministros.

El dinero que se recaude de estas multas se destinará a un fondo especial para financiar los hospitales públicos, añadió.

El líder conservador justificó la medida con el hecho de las dificultades que enfrenta la sanidad pública ante el creciente número de hospitalizaciones, en su mayoría de personas mayores y sin vacunar.

La medida puede ser dolorosa para muchos jubilados en un país en el que la pensión media ronda los $795 brutos al mes. (LAG-EFE)

TE PUEDE INTERESAR:

El narcotráfico equivale al tercer sector económico ecuatoriano

El Gobierno solo ha cubierto el 48% de medicinas esenciales en hospitales

Obras inconclusas, monumento a la corrupción

Grecia suaviza la exigencia de certificado sanitario

Miles de trabajadores sanitarios griegos se manifestaron contra las suspensiones aplicadas a los no vacunados.

El cambio en la normativa permite que los trabajadores de la salud suspendidos vuelvan a sus cargos con una dosis anticovid.

Redacción ATENAS

El nuevo ministro de Sanidad griego, Thanos Plevris, suavizó este jueves la ley que deja sin empleo y sueldo a los profesionales de la salud que no se vacunan. Esto con la esperanza de evitar prescindir de 10.000 trabajadores en un momento en que el avance de la pandemia vuelve a poner contra las cuerdas el sistema sanitario.

Plevris, quien asumió el cargo el miércoles, anunció que la ley no tiene un carácter «punitivo» y que por ello todo el personal que se ponga la primera dosis podrá volver inmediatamente a trabajar, siempre y cuando se comprometa a que también se podrá el segundo pinchazo.

La ley que entró en vigor anteayer preveía inicialmente que todo el personal de hospitales y centros de salud debía estar vacunado el 1 de septiembre con la pauta completa.

El miércoles mismo fueron entregadas casi 6.000 cartas de suspensión laboral de un total de 10.000 personas que hasta ayer seguían sin vacunar, lo que representa el 10% del personal sanitario.

Por ello, el sindicato del personal sanitario de hospitales públicos (POEDIN) realizó ayer una huelga de cinco horas y manifestaciones en varias ciudades del país, que fue secundada por miles de trabajadores. EFE

Las suspensiones de empleo y sueldo se producen en un momento de agotamiento del personal sanitario que lleva casi 20 meses dando la batalla contra la covid y se añaden a las enormes deficiencias de la salud pública -de los 125.000 puestos hospitalarios necesarios, solo están ocupados 92.000, según recordó hoy la Federación de Asociaciones de Médicos Hospitalarios de Grecia (OENGE)-.

El Ministerio de Sanidad anunció hace algunos días que mientras se contrata a personal de sustitución, se cubrirían las vacantes con la redistribución de personal de los hospitales; la fusión de clínicas y departamentos; la sustitución de los suspendidos por personal auxiliar, así como alianzas con el sector privado para los servicios de apoyo, como catering, almacenamiento, etc.

Grecia es uno de los pocos países que ha recurrido a este drástico método para dar un impulso a la campaña de vacunación, que lleva semanas avanzando poco.

Hasta el momento, el porcentaje de vacunados con la primera dosis alcanza alrededor del 57%, mientras que en torno al 54% tiene ya la pauta completa.

En las últimas semanas, la cifra de contagios ha aumentado drásticamente, con una media de 3.000 casos diarios -en una población de algo menos de 11 millones- pero también la cifra de intubados y fallecidos se ha incrementado. EFE

Personal de salud griego reclama por suspensión de 6.000 colegas

Hasta hoy se entregaron 6.000 notificaciones de suspensión, de las 10 mil previstas.

Manifestaciones se realizan este 2 de septiembre en el país. Sanitarios piden más plazo para cumplir con la vacunación obligatoria dispuesta por el gobierno.

ATENAS. Trabajadores de la salud de toda Grecia protestaron este 2 de septiembre de 2021 con marchas y paros contra la ley que les obliga a vacunarse y puede dejar hasta a 10.000 personas sin empleo y sueldo.

Ateniendo la llamada del sindicato del personal sanitario de hospitales públicos (POEDIN), que convocó una huelga de cinco horas, en Atenas varios centenares de trabajadores sanitarios marcharon desde el Ministerio de Sanidad hasta el Parlamento para protestar contra esta ley. Concentraciones similares se celebraron también en Salónica y en otras ciudades.

Hasta el momento se han entregado ya 6.000 cartas de suspensión de un total de 10.000 personas que hasta ayer seguían sin vacunar, lo que representa el 10 % del personal sanitario.

En declaraciones en la emisora de radio Skai, el presidente de POEDIN, Mijalis Yannakos, pidió una prórroga de algunos días para que se pueda inmunizarse a más personal.

«Incluso si estos días se vacunan 3.000 o 4.000 personas será un beneficio enorme para la salud pública», destacó.

El problema es que incluso en el caso de que el personal suspendido se ponga ahora el primer pinchazo, debe esperar hasta pasados 14 días de la segunda dosis para volver al trabajo y, además pierde el derecho a ocupar el mismo puesto, según la ley.

Las suspensiones de empleo y sueldo se producen en un momento de agotamiento del personal sanitario que lleva casi 20 meses dando la batalla contra la Covid y se añaden a las enormes deficiencias de la salud pública -de los 125.000 puestos hospitalarios necesarios, solo están ocupados 92.000, según recordó la Federación de Asociaciones de Médicos Hospitalarios de Grecia (OENGE)-.

El pasado martes dimitieron de sus cargos los cinco médicos que componían la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Rétino en la isla de Creta, donde la ocupación de camas Covid está llegando a su límite, en protesta contra una situación que, como decían ha llegado a «un punto de no retorno».

En declaraciones radiofónicas, el secretario general de OENGE, Panos Papanikolau, enfatizó que todas las personas que trabajan en el sistema de salud deben vacunarse, no porque el Gobierno lo diga, sino porque es una deuda y un deber.

Al mismo tiempo, Papanikolau destacó que la gente de los hospitales públicos ha soportado una enorme carga en el último año y medio debido a la pandemia de la Covid-19.

«La combinación de suspensión de trabajo y congelación de licencias es un «cóctel» muy peligroso, la copa se desbordó», subrayó mientras llamó a la ciudadanía a ponerse del lado del personal de la salud.

El Ministerio de Sanidad ha anunciado que mientras se contrata a personal de sustitución, se afrontarán las vacantes con la redistribución de personal de los hospitales; la fusión de clínicas y departamentos; la sustitución de los suspendidos por personal auxiliar, así como alianzas con el sector privado para los servicios de apoyo, como catering, almacenamiento, etc. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Fiscalía allana casa y empresa de amigo de Jorge Yunda

Retraso en abastecimiento de medicinas por falta de ofertas

Sin consenso, Lasso gobierna por decretos

Miles de empleos en riesgo por certificado sanitario en Europa

Grecia prevé suplir al personal sanitario suspendido con apoyo del sector privado y personal auxiliar.

La vigencia de las normas, que obligan a contar con el documento desde esta semana, plantea la posibilidad de sanciones, como la pérdida del trabajo.

REDACCIÓN GLOBAL

La vacuna obligatoria dejará a Grecia, a partir de hoy jueves 2 de septiembre de 2021, sin unos 10.000 empleados del sector sanitario público, cifra de personas que hasta ahora se ha negado a inocularse contra la Covid-19 y que quedarán suspendidos de empleo y sueldo hasta que se inmunicen, en virtud de la ley que les obliga a estar vacunados.
Aunque la ley entró en vigor ayer, el Ministerio de Sanidad dio plazo hasta hoy a los renuentes para ponerse la primera dosis de la vacuna.

La presidenta de los hospitales públicos de Atenas, Matina Pagoni, informó que en los últimos días la vacunación del personal sanitario aumentó considerablemente y hasta ayer el 95% de los médicos, el 90% de los sanitarios y el 91% de los administrativos está inmunizado, bien por inoculación o por haber pasado la enfermedad.

Según señaló el presidente del sindicato del personal sanitario de los hospitales públicos (Poedin), Mijalis Yiannakos, de estos 10.000 que todavía quedan por vacunar, 2.000 habían concertado cita para ayer.

El Ministerio de Sanidad anunció que mientras se contrata a personal de sustitución, se afrontarán las vacantes con la redistribución de personal de los hospitales; la fusión de clínicas y departamentos; la sustitución de los suspendidos por personal auxiliar, así como alianzas con el sector privado para los servicios de apoyo, como catering, almacenamiento, etc.

Oposición en Italia

Una situación similar, o incluso peor, ocurre en Italia, donde la obligatoriedad del pase también arrancó ayer. Uno de los mayores escollos en ese país es el gremio de maestros, opuesto totalmente a la medida.

El martes, el sindicato de profesores de Italia realizó una protesta contra la obligación de tener el documento para trabajar. “El pase sanitario es un instrumento ilegal e ilegítimo de chantaje, control y exclusión social. Es discriminatorio e inadmisible”, aseguró el gremio en la convocatoria.

Según datos del gobierno italiano, alrededor del 90% del personal se ha inoculado. Un dato optimista frente a los más de 200.000 maestros y personal que no se habían vacunado hasta el 7 de agosto pasado. EFE

El calor aviva los incendios en el este del Mediterráneo

Las llamas continúan amenazando este martes poblados en la isla griega de Eubea.

Con temperaturas que, en algunos casos, superan los 45 grados, zonas de Grecia, Italia, Turquía y los Balcanes luchan contra los incendios forestales.

VARIAS CAPITALES. Los países del Mediterráneo oriental siguen siendo pasto de las llamas de numerosos incendios; los más graves en la isla griega de Eubea, aunque también son preocupantes los de la región italiana de Calabria, mientras Turquía se acerca a controlar la situación en vísperas de la primera ola de calor del año.

Con temperaturas que, según las previsiones, pueden llegar a los 45 grados en alguna zona de la región, los bomberos, voluntarios y residentes luchan con todos los medios disponibles para frenar unos incendios que ya han arrasado miles de hectáreas, han obligado a evacuaciones y han provocado cuantiosos daños materiales, a falta todavía de un balance definitivo.

En Grecia, crece la indignación de los ciudadanos que piden responsabilidades al Gobierno por falta de medios, sobre todo aéreos, para hacer frente a la que ya es la mayor catástrofe ecológica del país.

Medios aéreos, la gran carencia de Grecia

Las llamas continúan arrasando este martes 10 de agosto pinares y cultivos en la isla de Eubea, la segunda mayor de Grecia, aunque el número de frentes se ha reducido en las últimas horas.

Durante la noche han formado cadenas humanas en distintos puntos del norte de la isla, cuyos habitantes han recurrido a mangueras caseras, mantas o rastrojos para frenar el avance del fuego.

Los incendios siguen amenazando tres aldeas, mientras los residentes de la isla intensifican sus críticas al Gobierno por la gestión de la catástrofe.

Lo hacen un día después de que el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, pidiera disculpas por cualquier «debilidad» que hubiera podido haber y asegurara que, una vez se haya extinguido el fuego, se depurarán responsabilidades.

El más de medio millar de incendios que en una semana arrasaron unas 90.000 hectáreas en todo el país, ha sacado a la luz una serie de deficiencias en la lucha contra incendios, entre las que destaca, en el caso de Eubea, la falta de aviones y helicópteros.

Italia centra sus esfuerzos en tres zonas

Varias decenas de incendios siguen activos en el sur de Italia, los más preocupantes en la zona del Aspromonte, en la región de Calabria.

«El fenómeno de los incendios forestales se siente especialmente en las regiones del sur y, en concreto, en Apulia, Calabria y Sicilia, afectadas por fuertes olas de calor como está sucediendo en la vecina Grecia. Hay alrededor de 70 incendios en curso”, explicó Marco Di Fonzo, comandante de la Unidad de Información de Protección contra Incendios de los Carabineros.

Preocupa sobre todo la zona del Aspromonte, donde los incendios amenazan los ‘Bosques Antiguos’, incluidos en julio en la lista de sitios de la UNESCO reconocidos como Patrimonio de la Humanidad.

En lo que va de año, según datos del Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (Effis) de la Comisión Europea, en Italia se han quemado 102.933 hectáreas de terreno, una superficie del tamaño de 140.000 campos de fútbol.

Turquía más cerca de controlar la situación

Tras días consecutivos luchando contra el fuego en más de 50 provincias de Turquía, los equipos de emergencia turcos continuaban este 10 de agosto intentando controlar dos incendios en la costa del mar Egeo.

Los esfuerzos se concentran en las zonas en torno a Milas y Köycegiz, donde los focos arden desde hace diez días.

En los últimos trece días se han conseguido controlar 268 de 270 incendios declarados en 53 provincias del país.

Los Balcanes tampoco se libran

La región de los Balcanes también combate los incendios, que en los últimos días afectaron la zona meridional bosnia de Tomislavgrad, así como la croata de Trnovice, donde las llamas calcinaron 1.700 hectáreas de hierba y vegetación baja

Este martes 10 de agosto, Bosnia-Herzegovina lucha contra un fuego fuera de control en Stolac, en el sureste del país balcánico. Los bomberos lo habían controlado, pero en la tarde de ayer (9 de agosto), las altas temperaturas y el viento lo reactivaron.

También en los alrededores de Capljina (sur) hay un incendio cercano a viviendas que los equipos de bomberos intentan controlar desde hace horas. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

El Gobierno debe abrir el diálogo más allá de los gremios

Quito tiene 150.000 metros cúbicos de lixiviados acumulados

El transporte público resulta más caro para las mujeres que los hombres en Ecuador