Más del 80% de zamoranos tienen la primera dosis

VACUNACIÓN. La provincia está próxima a conseguir la inmunidad total.

Los contagios y decesos han decrecido significativamente durante los últimos meses.

El proceso de inmunización contra la Covid-19 en Zamora Chinchipe avanza con normalidad y a paso acelerado. Víctor Manuel González, alcalde del cantón, expresó que cuando inició la vacunación muchos ciudadanos sentían temor por falta de conocimiento sobre el fármaco, sin embargo, a través de algunas estrategias impulsadas desde la institución, solventaron dudas y crearon mayor confianza.

Afirmó que por cuidar la salud de los habitantes está llamado a juicio, ya que en su momento presentó una queja con el fin de evitar el ingreso de tráileres que llegaban desde Guayaquil, lo que suponía un foco para la propagación del coronavirus y sus variantes: “si nos han llamado a juicio por velar la salud de los habitantes, no es algo de preocuparse”, aseveró.

A decir del burgomaestre, durante los duros meses de la pandemia compraron 11.500 kits que fueron donados a personas de escasos recursos económicos y en situación de vulnerabilidad. Dotaron con algunos implementos al Hospital de Zamora Chinchipe, además, entregaron seis concentradores para que los médicos atiendan a pacientes que requerían de oxígeno.

Dijo que un aproximado de 70% de zamoranos contrajo el virus. Del total de contagiados, muchos mantuvieron aislamiento en sus domicilios y se cuidaron con remedios caseros y medicamento, mientras que quienes presentaron mayores complicaciones acudieron a centros de salud locales y de otros puntos del país.

Por su parte, Absalón Campoverde, gobernador de la provincia, manifestó que han visitado los cantones para identificar posibles inconvenientes en el proceso. Aseguró que hasta la fecha más del 80% de los residentes tiene la primera dosis, mientras que al menos el 60% ha recibido las dos dosis: “esto nos deja satisfechos porque estamos cerca de lograr el 100% que es el objetivo”.

Según datos presentados por el Vacunómetro Ecuador, con corte al 24 de agosto de 2021, en Zamora Chinchipe se manejan los siguientes porcentajes por rangos de edad: primera dosis de 16 a 49 años (79,02% de la población), de 50 a 64 (86,54%) y de 65 en adelante (95,83%). Con respecto a la segunda dosis, de 16 a 49 (44,43%), de 50 a 64 (66,02%) y de 65 en adelante (87,48%).

Gracias a la inoculación, el número de personas diagnosticadas con la Covid-19 ha decrecido considerablemente, lo que les genera múltiples beneficios, entre ellos, la reactivación turística y económica.

EL DATO

Zamora Chinchipe fue una de las provincias con alta tasa de mortalidad Covid-19.

TOME NOTA

Un promedio del 70% de la población contrajo el virus.

Consumo de alcohol y vacuna: ¿Qué hacer antes y después?

CUIDADO. Se deben considerar algunas recomendaciones para generar una buena respuesta inmunológica.

La vacunación contra el coronavirus es un proceso necesario para frenar la propagación de la enfermedad que causa: la Covid-19. Desde que que inició la inmunización a escala global han surgido varias interrogantes en la población, y una de las más frecuentes es ¿puedo beber alcohol antes y después de recibir la vacuna?

Carmen Álvarez Domínguez, investigadora y profesora de Inmunología e Inmunoterapia en la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), manifiesta que no es aconsejable su ingesta por varias razones. La principal es que el alcohol es un inmunosupresor que disminuye la capacidad de nuestro sistema inmunológico; por lo que no es aconsejable beber pues lo ideal es que nuestro sistema inmune esté en óptimas condiciones y pueda generar anticuerpos como respuesta a la vacunación.

En el caso de la cerveza o vino, Álvarez recomienda ingerirlos máximo un día antes y sin exceso. Mientras que los licores con mayor grado de alcohol como el whisky, ron, vodka, entre otros, deben ser consumidos con 48 horas previo a la inmunización y suprimirlos por hasta cinco días después de la aplicación de la dosis: “Si queremos que la fórmula sea eficaz y que tenga una buena respuesta inmunológica, preferentemente debemos eliminar el licor”, indica la especialista española.

Esta sugerencia aplica para todas las vacunas, independientemente de la firma a la cual pertenezcan, ya que el sistema inmune responde de igual manera ante cualquier proceso de inoculación.

Álvarez Domínguez explicó que después de 14 días de la primera dosis, las personas empiezan a producir anticuerpos que pueden ser detectados con test serológico a los 21 días, por lo que al beber alcohol se obtendría un resultado negativo.

Aclaró que la nicotina y la cafeína no significan un riesgo, ya que son drogas de consumo equilibrado: “el ser un bebedor habitual de café no va a afectar”.

Finalmente, ofreció otras recomendaciones que se pueden tomar en cuenta. Aconsejó no ingerir medicamentos que originen contraindicación con la vacuna, como es el caso de los ansiolíticos que se toman para aliviar la ansiedad y/o ayudar a conciliar el sueño. Se debe hacer ejercicio moderado y suprimir hasta el día siguiente aquellas actividades que requieran gran esfuerzo físico.

TOME NOTA
El alcohol disminuye la capacidad del organismo para desarrollar anticuerpos.

EL DATO
Las personas que por falta de conocimiento hayan bebido licor previo a la vacunación, deben evitarlo por hasta cinco días posteriores.

TE PUEDE INTERESAR:

Estado de excepción no aplica para vacunados

Tres vías para reducir el hacinamiento carcelario

Ecuador es un país poco amigable para teletrabajar