Estudiantes de la Zona 7 rindieron homenaje a la Bandera

JURAMENTO. En la Zona 7, más de 22 mil jóvenes participaron de los eventos en cada una de sus instituciones.

22 mil estudiantes de 3° de Bachillerato de la Zona 7 juran y conmemoran el Día de la Bandera Nacional.       

La mañana del lunes 26 de septiembre de 2022, en las instalaciones del Colegio de Bachillerato Beatriz Cueva de Ayora, se llevó a efecto el evento de proclamación de abanderados, escoltas y Juramento a la Bandera.

Como primera parte del programa se dio la presentación de los abanderados y escoltas, quienes han obtenido las más altas calificaciones hasta el 2° de Bachillerato.

Luego de entonar las notas del Himno Nacional del Ecuador, se dio paso a la intervención de Luz Dolores Salazar, quien ofreció una pequeña semblanza alusiva a la fecha.

Con la lectura de la secretaria de la institución, Mónica Duque, y la intervención de Leonor Franco, rectora del plantel educativo, se procedió a la proclamación de abanderados, portaestandartes y escoltas correspondientes año lectivo 2022-2023.

Estudiantes de la Zona 7 rindieron homenaje a la Bandera
RESPETO. Estudiantes rindieron homenaje a la Bandera en su día.

Acto seguido, las principales autoridades de la institución educativa y del Ministerio de Educación, encabezados por el coordinador Camilo Espinosa Pereira, se dio paso a la entrega de los pabellones a los abanderados.

La estudiante Hainoa Mayin Robles Girón, en su intervención como abanderada del Emblema Nacional, destacó el apoyo tanto de sus padres y docentes durante sus años de estudio: “Primero que nada quiero agradecer a mis padres que han sido el pilar más importante en mi vida. Gracias por no dejarme vencer por las adversidades. A mi colegio por haberme dado la oportunidad de superarme cada día, me da un gusto enorme pertenecer a esta institución”.

Finalmente, se dio paso a la toma del Juramento Colectivo por parte del coordinador, Camilo Espinosa Pereira, quien aprovechó la oportunidad para felicitar a los abanderados y escoltas por haber alcanzado las más altas calificaciones.  “Hoy la Patria se siente honrada con 9 estudiantes brillantes, destacados que han demostrado dedicación en su vida estudiantil, llevando delante los principios de honestidad en sus tareas estudiantiles”, enfatizó.

 

TOME NOTA

En la provincia de Loja hay 8.259 estudiantes del sistema fiscal en 3° de Bachillerato; en la provincia de El Oro son 11.876 y en la provincia de Zamora Chinchipe son 1.973.

116 alumnos proclamados abanderados del pabellón nacional

SATISFACCIÓN. Camila Baque de la unidad educativa Santo Domingo portó la Bandera Nacional.

Desde el Ministerio de Educación se dispuso que los alumnos se abstengan de besar la bandera durante el acto, pero muchos hicieron caso omiso.

En la provincia Santo Domingo de los Tsáchilas 9.487 estudiantes juraron la bandera hoy, lunes 26 de septiembre, de los cuales 116 fueron proclamados Abanderados del Pabellón Nacional.

A Camila Baque Rosado, de la unidad educativa Santo Domingo se le entregó la Bandera Nacional. Para la estudiante ser parte del cuadro de honor es muy satisfactorio, porque así demuestra el empeño, perseverancia y responsabilidad que ha tenido durante su vida estudiantil. Mencionó que el logro no solo es de ella, sino de su familia quienes siempre le han apoyado.

Aseguró que todo esfuerzo tiene su recompensa y ese es el reconocimiento que ha conseguido en la secundaria.

 

 LOGRO. Los estudiantes del cuadro de honor de la unidad educativa Ciudad de Caracas.

LOGRO. Los estudiantes del cuadro de honor de la unidad educativa Ciudad de Caracas.

Acto cívico

En la provincia se realizó el acto cívico de juramento a la bandera en las diferentes unidades educativas, una de ellas es la Ciudad de Caracas, aquí, Patricio López portó la Bandera de Santo Domingo. Dijo estar emocionado, es un logró que ha buscado tener durante su vida estudiantil.

Invitó a sus compañeros de cursos inferiores a que se motiven estudiando y esforzándose. “Ser parte del cuadro de honor es muy bonito y gratificante”.

 

ESTUDIANTES. Le rindieron homenaje a la Bandera en su día.
ESTUDIANTES. Le rindieron homenaje a la Bandera en su día.

Medida no se cumplió

Desde el Ministerio de Educación se dispuso la medida de no besar la bandera para precautelar la seguridad sanitaria de niños, niñas y adolescentes de las instituciones educativas, por prevención y control de enfermedades como el COVID-19 y viruela del mono, pero en la provincia muchos estudiantes hicieron caso omiso. (CT)

El dato 
En la unidad educativa Santo Domingo se realizó el evento principal de proclamación de Abanderados.

 

El dato
Cada 26 de septiembre se recuerda el Día la Bandera Nacional.

Estudiantes no deben besar la Bandera al jurarla

Cada 26 de septiembre se celebra en el Ecuador el Día de la Bandera Nacional
Este 2022 es el primer año, desde la pandemia (2020), que los estudiantes están de manera presencial en sus instituciones, el 26 de septiembre, día en el que se jura la Bandera nacional.
Pese al retorno a las clases presenciales, hay cambios que se han implementado debido a la pandemia. Por ejemplo, los alumnos no deberán besar la bandera al jurarla. Antes, el estudiante se arrodillaba, gritaba «Sí juro» y besaba el símbolo patrio.

Sin embargo, el Ministerio, ha implementado la medida de no besar la bandera para precautelar la seguridad sanitaria de niños, niñas y adolescentes de las instituciones educativas. Por esto es que se adoptan «medidas de bioseguridad, prevención y control de enfermedades como el covid-19 y viruela del mono”, detalló el ente encargado de la educación en niños y adolescentes.

Desde la mañana, las instituciones educativas han cumplido con este acto cívico.

 

8.259 estudiantes de Loja realizarán el juramento a la bandera el lunes

JURAMENTO. Colegios celebrarán el Día de la Bandera con múltiples actividades, entre ellas el juramento individual.

Centros educativos tienen listos sus programas de homenaje a la bandera. Los terceros de bachillerato jurarán la bandera.

Desde el año 1955, una vez que el Congreso Nacional estableciera al 26 de septiembre como el Día de la Bandera Ecuatoriana, las instituciones gubernamentales y principalmente educativas le rinden homenaje con una serie de actividades, como: la proclamación y exaltación de abanderados, portaestandartes y escoltas, al igual que con el juramento individual a este símbolo patrio.

Terceros

Según cifras del Ministerio de Educación en la Zona 7, alrededor de 22.208 estudiantes de los terceros años de Bachillerato participarán del acto de juramento de la bandera nacional en sus respectivas instituciones educativas. Solo de la provincia de Loja son 8.259 alumnos; Zamora Chinchipe cerca de 1.973 alumnos; y, en El Oro, un total de 11.976 estudiantes.

Tania Valdivieso Guerrero, rectora de la Unidad Educativa Particular Cordillera, manifestó que la institución lo celebrará este día lunes con el acto de la proclamación de abanderados, portaestandartes, escoltas y su marco de honor, a partir de las 10:00, en las instalaciones del plantel. “Nosotros celebraremos este 26 con un justo homenaje a la Bandera Nacional, con la proclamación y juramento por parte de los alumnos del tercer año de Bachillerato”, reveló.

Abanderados

Los abanderados de este centro educativo son: María Rosa Samaniego, abanderada nacional, con sus escoltas Mariagracia Tello y Ana Lucía Eguiguren; portaestandarte de la ciudad, Isabella Eguiguren, junto a Pablo Andrés Vallejo y Ariana Micaela Jiménez; y, finalmente, el portaestandarte del plantel, Tais Guadalupe Carreño, y sus escoltas José Ignacio Ruiz y Nayely Saray Quinteros.

Por su parte, María Augusta Reyes, rectora del colegio de Bachillerato Particular Antonio Peña Celi, manifestó que el acto de proclamación y exaltación de los abanderados, portaestandartes y escoltas se cumplirá este lunes 26, a partir de las 11:00, en los patios de la institución. Al evento están invitados los padres de familia, docentes, autoridades del Ministerio de Educación y civiles.

La abanderada del APC del pabellón nacional es Manuela Paladines Aguirre y los escoltas son Esteban Julián Chamba y Luisa Nahomy Montesinos; el portaestandarte de la ciudad es Domenica Karina Escudero y los escoltas Romina Anahí Villavicencio y Jeimy Alexandra Torres; y, el portaestandarte institucional Angie Samanta Torres y sus escoltas Camila Soledad Córdova y Juan Pablo Ojeda.

Asimismo, María Augusta Reyes señaló a los estudiantes del cuadro de honor: Rafaela Carolina Alvarado, José Francisco Benavides, María Judith Torres, Ayleen Ariana Burneo y Ángeles Domenique Bravo.

En Ambato los padres de familia se organizan por la seguridad de sus hijos

INICIATIVA. Los padres de familia vigilan a los estudiantes a la salida de clases para evitar riesgos por la inseguridad.

Con el regreso a clases y frente a la inseguridad que se vive en la provincia y el país, en las unidades educativas se conformaron comisiones de seguridad de padres de familia.

Este programa está dentro de la estrategia de gestión de riesgos y sirve para dar vigilancia en las afueras de las instituciones educativas para así evitar robos, asaltos y venta de droga.

Aunque esta iniciativa comenzó hace cuatro años, no todas las instituciones la replican, directivos de las escuelas y colegios esperan que los padres se involucren más en esta actividad.

 

 

 

Modalidad

Paulina Olivo es docente y presidente de la comisión de riesgos de la Unidad Educativa Las Américas, ubicada en la avenida 12 de Noviembre, cerca de la plaza Urbina, dijo que las brigadas de seguridad se conforman con padres de familia de todos los cursos a través de un calendario que cubre cuatro turnos al día (a la entrada y salida de los estudiantes).

Con chalecos distintivos, los padres se ubican en las esquinas del plantel, así como al ingreso a la institución para recibir a los niños y adolescentes.

Aquí, no solo vigilan que crucen las calles sin peligro, sino que observan si no hay maleantes que los sigan o extraños que los acosen.

Olivo aseguró que ya hay alertas de que los estudiantes han sido víctimas de asalto, “con el regreso a clases presenciales, los riesgos aumentan”, dijo.

 

EL DATO
En Tungurahua se registraron 131.000 estudiantes 
en este nuevo ciclo escolar 2022-2023.

 

 

Iniciativa policial

Fernando Gavilánez, gobernador de Tungurahua comentó que, a través de la Policía Nacional, se capacitó a la población de nueve parroquias de Ambato con el fin de que la ciudadanía se vincule al tema de prevención del delito.

En ese mismo sistema se trabaja con los padres de familia para que se apoyen en la seguridad de los estudiantes.

Esto como parte del proyecto ‘Escuela Segura’ de la Policía Comunitaria, que elige las instituciones de mayor afluencia y capacita a los padres de familia y docentes en temas de autoprotección y seguridad con estrategias de prevención de delitos y violencia, acciones que luego se evaluarán mediante resultados.

 

 

 

Los protagonistas

En cuanto a la funcionalidad de estas brigadas, los padres de familia tienen criterios divididos, debido al tiempo, la intervención y el trabajo que se pueda realizar.

Mercedes Lara tiene dos hijas en Las Américas y aunque todos los días las deja y retira de la institución, sabe que en algún momento ellas deberán hacerlo solas.

Por eso aseguró que estas brigadas son un apoyo para que los estudiantes puedan, al menos, estar protegidos afuera del plantel, por lo que apoya que se mantengan las comisiones durante todo el año.

Pero no todos piensan igual, pues Carmen Vaca, madre de familia de una estudiante de la Unidad Educativa Bolívar, manifestó que no solo es una pérdida de tiempo, pues muchos padres de familia no pueden cumplir con estos turnos y deben mandar a su tíos o abuelos en muchos casos.

Además, “hablar de protección ante la delincuencia, con cuatro padres de familia frente a un alto número de estudiantes, es antitécnico e imposible de evitar delitos”, dijo.

 

 

Análisis

Para Lautaro Ojeda, analista de seguridad, toda iniciativa que instruya a la ciudadanía sobre protección es positiva, sin embargo, esto debe ser articulado entre los entes sociales (padres de familia, estudiantes, Policía, autoridades y todos quienes conforman el entorno del individuo) para que tenga resultados positivos.

“Si bien es cierto, esto puede generar una educación en seguridad no es suficiente para evitar los actos que pongan en peligro a las personas y es ahí cuando los refuerzos de vigilancia de las autoridades debe darse, pues la seguridad es una cadena que empieza en casa y termina en el lugar donde se desarrolla la persona y si en un espacio de estos se quebranta, poco o nada se puede hacer para garantizar”, manifestó, Ojeda. (CNS)

Pandillas colegiales se reproducen en Tungurahua

Situación. Los estudiantes se reúnen en distintos lugares fuera de las instituciones educativas para beber y pelear con sus rivales.

Joel, tiene 16 años, estudia en el primer año de bachillerato. Era tranquilo, amable, buen estudiante, respetuoso, así lo recuerda su madre.

Sin embargo, de repente, su carácter cambió, se volvió frío y agresivo desde hace un año, la mujer asegura que está consciente de los cambios que tiene un adolescente, pero menciona que no es normal que su hijo sea tan agresivo.

La madre relató que por varias ocasiones el adolescente llegaba muy tarde del colegio, por lo que decidió esperarlo a la salida de la institución.

Observó que su hijo se reunía con otros jóvenes, en una especie de minipandilla, para luego de clases trasladarse a un parque cercano donde empezaron a beber alcohol y luego iniciaron una pelea con otro grupo de adolescentes, supuestamente el grupo rival.

Eso la aterró y buscó ayuda para evitar que su hijo tenga más problemas por estas compañías.

 

EL DATO
Según el Informe Estado Mundial de la Infancia de 2021 
de la Unicef, uno de cada siete adolescentes en el mundo 
entre los 10 y los 19 años (el 13%) tiene un trastorno 
mental diagnosticado.

 

 

Un secreto a voces

Mario, nombre protegido, es estudiante de bachillerato y cuenta que en su colegio se conocen cuáles son los dos grupos dominantes.

“Hay como cuatro o cinco grupos, pero dos son los más fuertes, ellos incluso se pelean por tener más integrantes, se retan y definen con quién se queda el chico que quiere entrar”, dijo.

El estudiante aseguró que tienen temor de denunciar lo que ocurre, pues no saben qué pueden hacer sus compañeros si los delatan, o qué dirán los padres de familia.

Para Carlos L., padre de familia, la situación se sale de las manos, pues más adolescentes se ven inmersos en estas situaciones de violencia y alcohol, pero reconoce que mucha de la responsabilidad es de los padres que deben tomarles más atención a sus hijos.

“No se cuenta con las herramientas suficientes para afrontar una educación en una sociedad bombardeada por información sesgada, de las redes sociales y el internet, que hacen de la violencia, el sexo y el alcohol una normalidad”, comentó.

 

 

 

Autoridad

Paulina Salazar, coordinadora zona 3 de Educación, señaló que se trabaja permanentemente para minimizar estos riesgos en los estudiantes, por ello aseguró que dentro de las instituciones educativas no se han detectado estos casos, pero sí existen reportes de que sucede fuera de la escuelas y colegios.

A decir de la funcionaria, se han planificado rutas y protocolos de detección de violencia o situaciones de riesgo de los estudiantes, así como también un trabajo preventivo.

Por ello, instó a los padres de familia a acercarse más a sus hijos y, sobre todo, a coordinar con la comunidad educativa, docentes y personal del DECE para que estas situaciones se controlen de manera efectiva. (FCT)

 

 

 

Análisis

Gisela Rodríguez, psicóloga, aseguró que desde el retorno a la presencialidad luego de la pandemia, los impulsos agresivos de los estudiantes se incrementaron, más aún en aquellos que vienen de entornos complejos o familias ausentes o disfuncionales.

Según la experta, los adolescentes y niños presentan cuadros de irritabilidad, estrés y conflicto, que vienen acompañados por la desatención en diferentes aspectos.

Rodríguez añade además, que es el mismo contexto social al que está expuesto el adolescente el que reproduce con sus pares.

“La violencia generalizada e idealizada como método de supervivencia, que se emite en internet, es lo que está cultivando este tipo de conductas”, comentó.

Cerca de 5 mil estudiantes no regresaron a las aulas en Tungurahua

Situación. Varios adolescentes cambiaron su formación académica por quehaceres domésticos, trabajos o migración.

Johana tiene 16 años, terminó el primer año de bachillerato con varias dificultades.

A pesar del esfuerzo de sus padres por darle todo lo necesario para que siga estudiando, a ella no le atrae continuar con sus estudios.

Asegura que en la pandemia se puso a trabajar y consiguió algo de dinero con lo que pudo comprarse ropa, la ropa que sus padres no podían darle.

Por ello ahora prefiere salir a trabajar y aunque está consciente de que no es la mejor opción, dejó el colegio.

Situación similar es la que vivió Maritza. Ella tiene 17 años y dejó el colegio, también en primero de bachillerato, debido a la brecha que provocó la pandemia, pues no se sentía a gusto con las clases virtuales.

La adolescente en la actualidad salió del país en busca de mejores oportunidades.

 

CIFRA

  • 131.666 ESTUDIANTES Se matricularon para el periodo 2022 – 2023.
  • 4.934 ESTUDIANTES Menos que el periodo lectivo pasado se matricularon este año.

 

 

Pero no todos dejan de estudiar por ese motivo, pues Daniel de 17 años, no cuenta con los recursos para hacerlo, pues vive solo con su madre y debe ayudarle a mantener a sus otros cuatro hermanos.

“Desde que el papá de mis hermanitos se fue, hace cuatro años, me tocó asumir una responsabilidad muy grande, por eso solo acabé hasta décimo año y espero poder retomar mis estudios cuando mis pequeños ya sean por lo menos bachilleres”, dijo el adolescente que trabaja en una fábrica de zapatos.

Estos adolescentes forman parte de los cerca de 5 mil estudiantes que no regresaron a las aulas en Tungurahua. Según el Ministerio de Educación, no se puede hablar de deserción escolar, la realidad es preocupante.

 

EL DATO
Según la Unicef en 2021 en Ecuador, alrededor de 90.000 
estudiantes ya estaban fuera del sistema educativo.

 

Datos oficiales

Según estos datos del Ministerio de Educación en el periodo lectivo 2021 – 2922 se matricularon 136.600, pero para el año 2022 – 2023 únicamente 131.666, es decir 4.934 estudiantes menos.

Además, se indicó que las provincias con menos jóvenes matriculados son Pichincha, Cotopaxi, Azuay, Cañar, Bolívar, Chimborazo, Tungurahua y Napo.

Para la Dirección Técnica Zonal de Apoyo Seguimiento y Regulación de la Educación del Ministerio de Educación, la diferencia de estudiantes no son casos de deserción, porque algunos estudiantes se fueron a otros planteles en otras provincias, migraron con sus padres y no quiere decir que hayan dejado de estudiar, pero no se cuenta con una cifra real de quiénes sí siguen estudiando y quiénes ya no.

 


TOME NOTA 
El Banco Mundial estima una pérdida de USD 10 billones 
en ingresos a nivel global debido al decrecimiento del 
nivel educativo y al riesgo de que los niños queden 
fuera del sistema.

 

 

Desde la Coordinación Zonal 3 de Educación se indicó que cuando un estudiante deja de asistir a las clases, el docente tiene la obligación de contactarse con los padres para conocer el motivo de las inasistencias y realizar el seguimiento para cumplimiento y apoyo pedagógico si lo requiere.

“Si  corresponde a un caso de abandono escolar se refiere al Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) para realizar la motivación al representante legal”, se indicó al tiempo de asegurar que de ser necesario se realizan visitas domiciliarias.

Mientras que, si el abandono escolar de un estudiante es decisión del padre o representante legal, este debe firmar una carta de desistimiento que, en casos de sospecha de vulneración de derechos de los menores, se pasa un informe de reporte de vulneración de derechos a la Junta Cantonal de Derechos de Protección para seguimiento del caso. (FCT)

 

EL DATO
Cuando un estudiante deja de asistir a las clases, 
el docente está en la obligación de contactarse con 
los padres para conocer el motivo de las inasistencias 
y realizar el seguimiento a cada caso.

 

 

Qué pasa

Para el sociólogo Jorge Vásquez, el tema es muy complejo y pasa por las condiciones económicas de cada hogar en el país.

Comenta que ante la necesidad de generar recursos para sostener sus familias, durante la pandemia, muchos niños y jóvenes tuvieron que trabajar y el tener recursos propios genera una sensación de seguridad que hace que, sobre todo, a los adolescentes el estudiar ya no se les haga atractivo.
“Tener autonomía, libertad y sensación de poder es lo que genera en las personas el contar con recursos propios, mucho más en los jovencitos, por eso una vez que sintieron que el estar ‘produciendo’ es más efectivo que estar en las aulas es difícil que se los convenza de regresar a clases”, sostuvo Vásquez.

Añadió que el acceso a la educación no solo se trata de que no se pague nada en las escuelas, se les entregue uniformes y libros a los estudiantes, sino de crear las condiciones necesarias para que los niños y jóvenes puedan dedicarse a estudiar sin la preocupación de tener que aportar algo en sus casas para que la situación sea menos precaria.

“Si los niños y jóvenes ven que sus padres cuentan con los recursos necesarios para sostenerlos, van a sentirse en la libertad de estudiar y querer mejorar sus condiciones para no repetir patrones de pobreza con los que crecieron sus abuelos, sus padres ahora ellos”, puntualizó Vásquez.

Quimestre de clases cerrará con problemas en infraestructuras

PROBLEMAS. Las mejoras de infraestructuras educativas no se cumplen al 100%.

Todavía existen instituciones con infraestructuras y accesorios en mal estado.

El retorno a clases presenciales no ha sido totalmente satisfactorio para un porcentaje de alumnos y docentes que integran diferentes instituciones educativas en Santo Domingo de los Tsáchilas.

Alrededor de una semana falta para que finalice el primer quimestre del periodo lectivo 2022 – 2023, pero aún hay planteles con problemas de infraestructuras y sin el equipamiento adecuado.

Baterías sanitarias y techados en mal estado son los dos problemas más reiterativos. Los estudiantes también se quejan por la falta de equipamientos, accesorios y docentes especializados.

“Nosotros merecemos una educación de calidad, no es posible que falten bancas en el aula y que algunos estudiantes reciban clases parados. No hay docentes en ciertas asignaturas, y ponen a un profesor de educación física para que dé matemáticas”, expresó Cristopher Sancán, presidente de la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador  (FESE).

Los docentes también critican la falta de una intervención total en las unidades educativas, sin embargo, prefieren no salir a la luz pública para evitarse problemas laborales.

“Es verdad, hay daños evidentes en algunos planteles porque el desuso durante la pandemia provocó el deterioro de las instalaciones y también se reportaron robos. Falta apoyo del Gobierno Nacional, pero en algunas instituciones hacemos autogestión con los padres de familia para tratar de acondicionar las instalaciones a nuestro alcance”, expresó Andrés T., docente.

Respuesta

Desde la zona 4 de Educación se informó que hasta la presente fecha se han reportado 18 unidades educativas con problemas, en la provincia Tsáchila.

Puntualizan que ya existe la asignación presupuestaria para intervenir a ocho de las instituciones, labores que empezarían durante los próximos días. Las 10 restantes todavía no tienen presupuesto, pero trabajan en el procedimiento correspondiente para obtenerlo en el menor tiempo posible.

Existen 404 planteles educativos en la localidad. De acuerdo a los datos oficiales solo el 4.5% presentarían daños, aunque las quejas masivas y reiterativas por parte de la comunidad estudiantil hace presumir que las cifras están alejadas de la realidad. (JD)

En La Concordia
El problema se replica en este cantón, donde varios centros educativos presentan infraestructuras en mal estado y los padres de familia hacen mantenimientos improvisados. “Hace un mes los guardias de seguridad que laboraban en las unidades educativas de La Concordia fueron retirados, porque no hay renovación de contratos a la compañía de seguridad que brindaba este servicio”, expresó un docente.
El dato
Hasta el momento se ha invertido $1.787.000 para mejoramiento de infraestructuras en la provincia.

 

 

Centros educativos participaron del concurso Arrullos-Fusiòn

ESTUDIANTES. Los jóvenes recibieron incentivos por su participación

Las Unidades Educativas ganadoras del evento sobre riesgos climáticos recibieron sus incentivos y premios

En el marco de la alegría de padres de familia, docentes y comunidad educativa, los estudiantes ganadores del concurso de arrullos-fusión sobre riesgos climáticos, que se realizó el 26 de agostos, recibieron los premios de parte del proyecto AdaptaClima, quien viene trabajando en las instituciones educativas.

Entre las unidades educativas ganadoras se encuentran obteniendo el primer lugar EGB. Cesar Nevil Estupiñán quienes recibieron una computadora portátil cada integrante del grupo. Segundo lugar: U.E. Margarita Cortés, recibiendo una Tablet con acceso a internet y finalmente el tercer lugar lo obtuvo la Unidad Educativa Luis Vargas Torres, que adquirió como reconocimiento una mochila con útiles escolares.

Evento

El objetivo del concurso fue sensibilizar a la comunidad sobre la importancia de tomar medidas frente a eventos de inundaciones y deslizamientos de tierra, cada vez más frecuentes debido a los efectos del cambio climático y que pueden ser evitados construyendo en sitios seguros. Esta sensibilización se realizó empleando tradiciones culturales y expresiones artísticas propias del pueblo afro esmeraldeño, como es la composición de arrullos, un género de la música afro que se caracteriza por ser interpretado con voz, instrumentos de percusión (marimba, guasa, bombo, cununo y maracas) y danzantes con atuendos típicos.

El rector de la unidad educativa Margarita Cortes, Yuri Andrade, manifestó sentirse contento al ver la alegría de los estudiantes que participaron, al recibir este premio que se convierte en una herramienta pedagógica para ellos, felicitando a demás al proyecto AdaptaClima por ayudar a cumplir los sueños y sensibilizar a la juventud en el tema calentamiento global. Por su parte Rebeca Abigail, una de los participantes del grupo ganador, manifestó sentirse feliz con el premio que hoy recibe a través del proyecto Adaptaclima, al ver uno de sus sueños cristalizados como es tener un equipo tecnológico en su casa que le servirá de mucho apoyo en sus tareas escolares.