El estrés puede hacer que te salgan canas

Enfermedad. El estrés también puede causar otros problemas de salud.

El color del cabello está determinado por células productoras de pigmentos llamados melanocitos, los mismos que están presentes en el folículo piloso en la base de las hebras del cabello.

A medida que envejecemos, estas células madre desaparecen de forma gradual. Los investigadores mostraron que el estrés también provoca la pérdida de estas células madre productoras de pigmentos.

Los nervios de su sistema nervioso simpático, el cual es responsable de la respuesta de lucha o huida del cuerpo, se extienden por los folículos pilosos.

El estudio mostró que el estrés provoca la liberación de la norepinefrina química en el folículo, sin células madre para crear células de pigmento nuevas, el cabello nuevo se vuelve gris o blanco.

“Cuando comenzamos a estudiar esto, esperaba que el estrés fuera malo para el cuerpo; sin embargo, los efectos perjudiciales del estrés que descubrimos fueron más allá de los que imaginé”, dijo Ya-Chieh Hsu de la Universidad de Harvard, quien dirigió el estudio.

“Después de unos pocos días, se perdieron todas las células madre de melanocitos. Una vez que desaparecen, ya no se pueden regenerar los pigmentos. El daño es permanente”, declaró. (RMC)

 

‘Baños de bosque’ para reducir el estrés

BENEFICIO. Al caminar, el estado de ánimo tiende a elevarse.

La exposición al bosque garantiza efectos fisiológicos y psicológicos alentadores, ya que fortalece la salud mental.

El ‘baño de bosque’ es en una práctica que consiste en pasar tiempo en la naturaleza, con el objetivo de mejorar la salud, el bienestar y la felicidad. El término viene de su principio más importante: es beneficioso bañarse y sumergirse en la atmósfera del bosque.

Caminar al aire libre surge como un acto liberador. Las personas se sienten más relajadas, entusiastas y confiados, por consiguiente, su rendimiento mental mejora y son capaces de concentrarse más. Las investigaciones del psicólogo cognitivo David Strayer, de la Universidad de Utah, muestran que el cerebro se recupera mucho antes del cansancio al contemplar un hermoso entorno natural. Asimismo, sus estudios demuestran que después de 3 días de senderismo, empiezan a aparecer problemas creativos.

‘Baños de bosque’ para reducir el estrés
AFECCIÓN. Se estima que 8 de cada 10 personas en el mundo tienen estrés.

Práctica natural contra el estrés

Adentrarse en un bosque y pasear por él, además de ser agradable, reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, según ha demostrado un nuevo estudio que ha analizado la evolución de este y otros biomarcadores en un grupo de voluntarios que anduvieron durante ocho horas en medio de un bosque de encinas mediterráneas.

La investigación, cuyos resultados publica la revista ‘Forests’, ha sido liderada por el Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña (CTFC) y desarrollada juntamente con investigadores del CREAF, la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad de Murcia.

Los resultados de la investigación muestran el efecto fisiológico y psicológico de la exposición al bosque en distintos biomarcadores y proporcionan datos relevantes en este campo de investigación tanto para la comunidad científica como médica.

«Hemos dado un paso más para considerar los bosques como una herramienta válida de medicina preventiva que puede ser considerada por la sanidad pública y la sociedad en general; los bosques pueden ser espacios en los que mitigar nuestros niveles de estrés», resume el investigador del CTFC Albert Bach.

Este investigador trabaja en el Environment and Human Health Lab del CTFC, liderado por Roser Maneja, donde estudian los complejos vínculos entre el medio ambiente natural y la salud humana, con el objetivo de informar y facilitar la toma de decisiones en base a datos científicos. El estudio se ha llevado a cabo con la participación de 31 personas voluntarias a las que se recogieron muestras de saliva en diferentes momentos durante 8 horas, antes y después de adentrarse en un encinar del Parque Natural del Montseny.

La saliva explica muchas cosas

Bach explica que las muestras de saliva se utilizan ampliamente como método no invasivo en estudios de estrés, dado que permite un muestreo repetido en cortos intervalos de tiempo, facilitando un seguimiento continuo.

Los investigadores analizaron tres biomarcadores: una hormona (el cortisol), una enzima (la alfa-amilasa) y un anticuerpo (la inmunoglobulina). Los resultados mostraron «una significativa disminución de las concentraciones de cortisol a partir de la segunda hora de exposición en el bosque, que se mantiene hasta el final de la exposición», según el científico.

El cortisol salival es el marcador más utilizado en los estudios que analizan los efectos del bosque sobre la regulación del estrés y es útil para estudiar sus beneficios psicofísicos. También vieron un aumento significativo de la actividad de la alfaamilasa a partir de la primera hora de estar en el encinar, aunque después se mantuvo estable. Esta enzima se presenta como un marcador del sistema nervioso autónomo y se utiliza para evaluar el efecto positivo del medio natural en humanos.

Por último, vieron evidencias de una disminución significativa de inmunoglobulina a partir de la cuarta hora de paseo por el bosque, cuya expresión se ha relacionado con el estrés mental.

‘Baños de bosque’ para reducir el estrés
ACTIVIDAD. Caminar por la naturaleza también mejora la relación de los humanos con otros seres vivos.

El tiempo importa

El potencial de los bosques como fuente de salud ha conducido a numerosos estudios que aportan pruebas de sus beneficios y correlacionan la exposición a estos ecosistemas con la regulación del estrés.

Sin embargo, la mayoría de los estudios hechos hasta ahora habían analizado exposiciones a corto plazo, mientras que en este estudio por primera vez se presenta una evaluación que llega hasta las 8 horas de estancia en el bosque.

Además, según destacan los investigadores, también es la primera vez que hacen un estudio de estas características en bosques del ámbito mediterráneo con resultados satisfactorios, lo que «significa un paso adelante y abre la puerta a nuevas investigaciones en este tipo de bosque», concluye Bach. (EFE)

 

TOME NOTA

La saliva dice mucho de la salud de las personas, tanto a nivel físico como psicológico.

EL DATO

En el estudio participaron 31 personas voluntarias.

Adolescentes pierden sus dientes por la ansiedad

PROBLEMA. La conexión bucal y la salud mental pueden verse alteradas si una de estas es disfuncional.

La depresión en adolescentes no solo afecta su salud mental, sino su estado físico. Esta provoca daños en sus órganos y hasta en sus piezas dentales.

Así lo refleja la historia de Lili, quien con 10 años fue diagnosticada con depresión y ansiedad, actualmente cinco años después ya ha perdido dos piezas dentales porque sufre de bruxismo.

Sus padres dicen que la pandemia fue el detonante para que su situación se agrava, pues los episodios depresivos eran tan frecuentes que además de su encierro, y tristeza su mandíbula empezaba a tener mal funcionamiento.

Fue su padre quien detectó caries y roturas de los filos de los dientes de su hija, por eso la llevó al dentista quien le dijo que tenía una enfermedad periodontal agravada.

Su historia se parece a la de Jimena, una adolescente diagnosticada con depresión desde que tenía 9 años, su madre dice que esto ya le hizo perder cinco piezas dentales.

“Llevo en una lucha de muchos años y aun cuando procuro cuidar de mi hija en su aseo oral perdió sus dientes. El problema inició por tanta medicación para combatir la depresión”, señaló la mujer.

 

Daños dentales a causa del estrés

  • Caries y sensibilidad dental: El estrés afecta a la producción de la saliva, se ve disminuida y junto con una mala alimentación causada por el estrés favorece la aparición de caries dental.
  • Halitosis o mal aliento: La presencia de mal aliento está asociada al estrés y puede estar causada por varios motivos.

 

La madre de Jimena dice que el dinero es un recurso clave para cuidar de los hijos que tienen depresión y ansiedad, porque no solo es un problema psicológico, sino que conlleva daños colaterales como la gastritis o la salud oral.

En la actualidad la mujer lidera una campaña de concientización sobre la depresión, pues asegura que alrededor de 100 familias de Ambato sufren junto a sus hijos a causa de la ansiedad y depresión.

A ellos se suman decenas y decenas de adolescentes en Quito y Guayaquil, cuyas familias tienen el mismo padecer y hacen su mayor esfuerzo porque la salud mental y física de sus hijos se restablezca de a poco.

Añade que ellos esperan que las autoridades gubernamentales mejoren los servicios de atención a este grupo prioritario, pues los gastos trimestrales sobrepasan los 400 dólares para cubrir los varios tratamientos que requieren sus hijos.

Cómo quitar el dolor de mandíbula por estrés

  • Aplicar hielo o gel frío en las zonas donde hay dolor.
  • Realizar masajes suaves en la unión de la mandíbula en forma circular.
  • Hacer respiraciones y estirar los músculos de la mandíbula.
  • Evitar masticar alimentos duros como semillas o nueces, así como goma de mascar.

 

 

Ayuda limitada

Ante estos problemas, el Ministerio de Salud, fomenta campañas de ayuda psicológica y psiquiátrica donde se promueve la constancia en el tratamiento de los pacientes hasta que los culminen, así lo afirmó Gabriela Naranjo, responsable distrital de Salud Mental en Tungurahua.

En cuanto a la salud oral, la atención es para calzas, profilaxis y otros tratamientos básicos, pero cuando ya se trata de endodoncias, ortodoncias o cualquier otro, de mayor elaboración, deben hacerlo en servicio privado.

 

Lo que dicen los especialistas

La odontóloga Carla Rodríguez, manifestó que la pérdida de las piezas dentales, en efecto, se puede deber a factores como el estrés y la depresión por causas como el bruxismo, consumo de pastillas y daños intestinales.

Rodríguez asegura que es importante que los padres detecten a tiempo la aparición de daños como la gingivitis, caries o el desgaste de las piezas dentales para evitar que se pierdan.

Los costos también influyen en el tratamiento, pues a mayor daño mayor es el gasto, dijo la especialista.

Entre los tratamientos más óptimos está la utilización de protectores dentales llamados miorrelajantes. Accesorios que ayudan a que la mordida se corrija, pues debido al estrés o la ansiedad el paciente puede morderse las paredes bucales o rechinar sus dientes al punto de romperlos.

“Normalmente, una placa puede durar hasta dos años, pero cuando el paciente sufre de mucha ansiedad puede llegar a utilizar hasta tres en un año, y solo este artículo cuesta 150 dólares, sin contar con el tratamiento”, aclaró Rodríguez.

 

EL DATO
Una persona que sufre de ansiedad puede llegar a gastar 
hasta 1000 dólares trimestrales si hay daños dentales.

 

Para el psicólogo, Alex Guerra, estos problemas psicológicos en los adolescentes antes eran desapercibidos, pues los adultos creen que por su edad no tienen problemas sino solo las responsabilidades y deberes de un chico de su edad.

Sin embargo, el cuerpo anuncia lo que la mente oculta, cuando aparecen los daños colaterales como el de la salud bucal que no está desconectado de la afección mental.

“Hay que entender que la depresión no es un estado de ánimo que hoy puede cambiar y mañana volver a estar bien, esas solo son ‘pantallas’ para ocultar el verdadero problema que hay en la salud mental del paciente”, dijo Guerra.

A decir del especialista, las políticas públicas deben dar cobertura a estos casos, donde quien no tenga recursos pueda ser tratado con los mismos procedimientos de rehabilitación y recuperación de quienes acceden a los servicios particulares. (CNS)

 

El bruxismo

Este consiste en apretar o rechinar los dientes excesivamente.

Este trastorno puede afectar a adultos y a niños, y puede ocurrir de día o de noche.

Algunas personas no tienen síntomas, pero otras pueden experimentar dolores de cabeza, de mandíbula y dentales, o problemas dentales.

Los niños que tengan este trastorno mejorarán por sí solos. En el caso de los adultos, las placas de descanso pueden proteger los dientes para que no se dañen.

Crean dispositivo para combatir el estrés

PROBLEMA. El estrés afecta a las relaciones familiares y sociales.

El estrés es un tema que requiere de importancia. Prevenirlo o tratarlo a tiempo ayudará a mantener un adecuado estado de salud, tanto mental como físico. Puede incrementar el riesgo de presentar problemas como: padecimientos cardíacos, dolor de espalda, depresión y agotamiento, lesiones, problemas en el sistema inmunitario, entre otros; además, acentúa los conflictos en casa y en otras áreas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estrés crónico, relacionado con el lugar de trabajo, es un problema que escala en tres estados: sentimientos de agotamiento; distanciamiento mental del trabajo, sentimientos negativos o de cinismo relacionados con las funciones que le toca hacer, y una sensación de ineficacia y falta de realización.

Ante este contexto, se han levantado investigaciones que buscan reducir los índices de estrés, especialmente, en aquellas profesiones que lo experimentan a niveles elevados.

Dispositivo para aliviarlo

Un estudio internacional, en el que participan investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), han desarrollado una aplicación que utiliza la inteligencia artificial para detectar la carga cognitiva de los trabajadores en cada momento de su jornada laboral para, con esos datos, prevenir y evitar que ‘se quemen en el trabajo’.

El estudio se ha puesto en marcha tras detectar que en la actualidad se registra una mezcla de ‘estrés y frenesí’ en el trabajo, lo que ‘suele provocar que las personas tengan una sensación de bruma mental’, según indica la universidad en una nota.

El trabajo ha sido desarrollado por un equipo internacional de científicos de la École Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL, en Suiza) y de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), que ha concluido con el desarrollo de la plataforma MBioTracker. A través de ese sistema de adquisición y procesamiento de señales fisiológicas, se incorporan nuevos algoritmos y métodos de procesamiento para monitorizar la carga cognitiva en la tarea, lo que puede proporcionar ‘información valiosa’ para la toma de decisiones, al tiempo que puede permitir un apoyo adaptativo para el trabajador.

PROFESIÓN. Los bomberos están expuestos a altos niveles de estrés.

¿Cómo funciona?

Los investigadores han decidido utilizar la tecnología para ‘detectar y cambiar’ ese estado mental que a menudo surge en los trabajos que requieren de una concentración y un estrés por encima de la media, por ejemplo, en situaciones de alto riesgo, que exigen mucho tiempo o que requieren realizar múltiples tareas. Para ello, han creado un dispositivo que el profesional lleva encima y que recoge datos -por ejemplo, la sudoración, frecuencia cardíaca, incluso la respiración− sin interferir en su tarea y de forma autónoma.

Ponen como ejemplo el caso del bombero, que a menudo se enfrenta a situaciones de agotamiento, esfuerzo mental y estrés continuado, de manera que en ocasiones podría no hacer un buen uso de las herramientas y técnicas, «por lo que podría comprometer su propia vida y la de otras personas».

Para estudiar el nivel de agotamiento derivado del esfuerzo mental ‘al estar expuesto a una tarea estresante de manera continuada’, se ha monitorizado a un piloto de dron, «tarea que deben realizar los bomberos durante horas en busca de personas que necesitan ayuda en un incendio forestal», explica Rodrigo Mariño, de la UPM. «Desarrollamos múltiples experimentos, dando como resultado un sistema final muy satisfactorio, capaz de reconocer correctamente los episodios en un 76 % de los casos y que puede ser autónomo durante catorce horas aproximadamente”, indican los autores del estudio.

Esto permite a profesionales como los pilotos de avión tener «un indicador de cómo se encuentran durante su misión». Pero también pueden ser «monitorizados por una estación base y, de esta forma, les permite mandar refuerzos si lo necesitan”, explica el investigador del Centro de Electrónica Industrial CEI-UPM.

Su uso en otras áreas

Este dispositivo se puede utilizar para otras tareas menos demandantes, como el trabajo en la industria pesada, donde el agotamiento durante la jornada laboral puede comprometer la seguridad de la persona.

El resultado es un dispositivo que recoge datos sin interferir en las tareas que realiza la persona, pudiendo monitorizarla durante catorce horas para conocer cómo se encuentra durante su jornada y evitando así que llegue a ‘estar quemada’ (EFE).

 

TOME NOTA

Algunas de las personas con las profesiones más estresantes son los militares, bomberos, pilotos de avión y policías.

EL DATO

El aparato hace uso de la plataforma MBioTracker.

Carga mental femenina: el estrés tiene género

ESTRÉS. La carga mental tiene género, las mujeres son las que más la padecen.

Está normalizado que las mujeres se hagan cargo de todas las labores domésticas, a pesar de su jornada de trabajo, se ven forzadas a hacerlo o se sienten socialmente obligadas. Tener una doble jornada puede llevarlas a la sobrecarga.

Según un estudio de ‘Próxima a ti’ de P&G, el 71% de las mujeres sufre carga mental, y solo el 12% de los hombres lo experimenta.

La carga mental femenina se produce por la excesiva gestión de tareas domésticas que deben cumplir las mujeres, se da con más frecuencia en las relaciones.

Aunque se está produciendo un cambio notable en la sociedad, aún hoy: la logística, planificación, coordinación y toma de decisiones en el hogar, incide más en las mujeres que en los hombres, y esta situación se intensifica con la maternidad.

 

No es un trabajo reconocido

Como es un trabajo mental y cognitivo en el ámbito privado, no está cuantificado, es en gran medida invisible, por lo tanto, no suele ser valorado por parte de los miembros de la familia, y en ocasiones ni por la propia mujer, hasta que el grado de malestar sobrepasa un límite que es difícil de ignorar.

 

TOME NOTA
Es recomendable comenzar a relajarse una o dos horas antes de acostarse 
a dormir para tener un sueño más productivo.

 

Genera un sentimiento de sobrecarga

De no poder llegar a todo lo que se tiene que atender. Este es un factor crucial, junto con la percepción de falta de control e impredictibilidad, y contribuye a un incremento de percepción subjetiva de estrés.

El resultado es que disminuye el grado de percepción de autoeficacia y afecta de un modo notable a la autoestima.

Las mujeres en el contexto del hogar, condicionadas por las normas de género femeninas, vivirán con elevado estrés por no cumplir las expectativas y no llegar a realizar las tareas autoimpuestas.

 

Es un trabajo poco gratificante

El tipo de tareas y demandas en el ámbito familiar y doméstico, conlleva a afrontar contratiempos, esfuerzos emocionales, solución de problemas, conflictos y dificultades que, si bien constituyen sucesos menores, de moderada o baja intensidad, al ser frecuentes y cercanas, tienen una gran significación para la salud de las personas.

Por otro lado, son actividades que no suelen generar la percepción de logro, de avance personal o de recompensa.

Y al ser experiencias repetitivas e incontrolables, afectarán al bienestar, propiciando determinadas enfermedades físicas, psicofísicas o trastornos psicológicos como la ansiedad o la depresión.

 

Siete maneras para ayudarte a lidiar con el estrés:

1.- Identifica los factores que te provocan estrés. Utiliza un diario para identificar qué situaciones te generan mayor estrés y cómo respondes a ellas. Registra tus pensamientos, sentimientos e información sobre tu entorno, inclusive las personas y circunstancias involucradas, el espacio físico y tu reacción.

2.- Establece límites. Realiza una lista con los proyectos y compromisos que te están haciendo sentir abrumada. Evita aceptar más compromisos hasta que sientas que tu estrés está bajo control.

3.- Acude a tu sistema de apoyo. Acércate a tu familia o amigos. No necesitas enfrentar sola las circunstancias desafiantes de la vida.

4.- Comprométete con tu salud. Haz lo que puedas para mejorar tu salud y tener la energía y fuerza suficientes para enfrentar tus desafíos. Un pequeño paso, cómo reducir los refrigerios excesivos, puede tener un efecto positivo. De manera similar, una caminata rápida u otra actividad aeróbica puede aumentar tus niveles de energía y de concentración y disminuir los sentimientos de ansiedad.

5.- Controla tus dispositivos. Las personas que consultan constantemente su email o redes sociales suelen manifestar más estrés. Date un recreo los fines de semana o en las tardes. Apaga tu teléfono antes de acostarte a dormir.

6.- Mejora tu calidad de sueño. Las mujeres que tienen estrés crónico suelen sufrir por la falta de sueño adecuado y, en algunos casos, el insomnio inducido por el estrés.

7.- Busca ayuda adicional. Si sigues sintiéndote abrumada o tienes problemas para lidiar con tu rutina diaria, busca ayuda de un profesional de salud mental con licencia, como un psicólogo.

Aprenda a relajarse en el trabajo en tan solo un minuto

ACTIVIDAD. Las pausas activas hacen más productivas a las personas que trabajan en horarios extendidos.

Si tiene jornadas estresantes, pesadas y de mucha presión en el trabajo, una excelente estrategia consiste en recurrir a las técnicas de relajación rápidas.

La práctica de estas técnicas ayuda a reencontrar el equilibrio y la concentración, liberan la mente de las preocupaciones y permiten seguir trabajando.

¿Es realmente posible relajarse en un minuto?

La tensión, el estrés y la ansiedad provocan una serie de reacciones a nivel mental y fisiológico que generan un estado de activación.

La frecuencia cardíaca aumenta, la respiración se vuelve entrecortada y la presión arterial sube.

Por eso, es importante conseguir la relajación rápida para aliviar las presiones y volver al trabajo, sobre todo cuando no hay mucho tiempo en la oficina o espacio cerrado donde labora.

A continuación te dejamos técnicas de relajación rápidas que ayudan a liberar la tensión muscular en un minuto.

Cuando están muy estresados, normalmente contraen  los músculos de cara y extremidades superiores.

Relajar esos músculos le enviará una señal clara a tu cerebro.

Contraiga los músculos que sienta más tensos, generalmente el área de los hombros, los brazos y la cara.

Lo importante es tensar los grupos musculares en orden, no todos a la vez.

Empiece primero por las manos, suba hasta los hombros, luego el área del cuello y finalmente los músculos del rostro.

Otra opción es que mientras contrae cada grupo muscular, respire profundamente, luego sienta la tensión, cuente unos cinco segundos reteniendo el aliento y mientras libere los músculos, suelte la respiración.

La clave está en sincronizar los movimientos musculares con la respiración.

También se puede hacer respiración profunda.

Cuando se está tenso se suele respirar solo con la parte superior del pecho. Sin embargo, una respiración profunda aliviará la tensión y permitirá centrar la mente.

Respire hondo y deje que el aire entre por completo a sus pulmones, hasta que tu abdomen se expanda. Retenga el aire durante 3 o 5 segundos, según su capacidad pulmonar.

Cierra los ojos y centra tu atención en la punta de tu nariz. Mientras respiras, concientiza el aire que entra por tus fosas nasales, todas las sensaciones que rodean ese acto tan cotidiano.

Mientras exhalas, sé consciente de las sensaciones que estás experimentando. Hazlo varias veces a lo largo de un minuto. Respire cuatro veces. (CNS)

Obsesión por aprovechar el tiempo, puede ser cronopatía

Cuidado. Las rutinas frenéticas de trabajo pueden llevar a un agotamiento físico, emocional y mental.

Karla Montero tiene 43 años, desde pequeña le inculcaron que una persona debe aprovechar el tiempo al máximo, eso la ha orillado a hacer diversas cosas al día.

Con el tiempo eso se le fue convirtiendo en un problema, pues ahora se le hace difícil conciliar el sueño y en los últimos dos años ha sufrido tres ataques de ansiedad a causa del estrés que le generaba el no saber cómo conseguir ingresos para su familia.

“Antes de la pandemia estaba acostumbrada a que, a parte de mi trabajo como contadora, también hacía bocaditos para poder mejorar mis ingresos y pagarles a mis hijos sus clases extracurriculares, pero, como a todos, las cosas se complicaron y mi cerebro todo el día busca la forma de mejorar las cosas, no solo económicamente, en mi familia”, puntualiza la mujer.

Ante los episodios de ansiedad decidió, por sugerencia de su esposo y su hijo mayor, acudir al psicólogo para entender qué era lo que le pasaba y así mejorar pues siente que su salud física, mental y emocional se iba deteriorando con los días.

El experto le comentó que se trataba de una cronopatía lo que la estaba aquejando, por lo que inició un tratamiento que todavía sigue en marcha.

 

Técnicas que ayudarán a detenerte

  • Escuchar tu voz interior. Esa voz que dice que necesita un descanso, un alto para poder tomar fuerza y continuar.
  • Buscar la paz y el sosiego, mediante la meditación y ejercicios de relajación.
  • Desconéctate del reloj y de tu teléfono celular de vez en cuando.
  • Deja el miedo atrás de desatender una llamada, un correo electrónico, un tuit. No necesitas estar en línea las 24 horas del día.
  • Aprende a perder un poco de tiempo.
  • Ubica tu mente en el presente.
  • Sal a caminar sin pensar en las tareas que tienes pendientes.
  • Reúnete con amigos y familiares de forma relajada.
  • No abarques demasiado.
  • Aprende a renunciar.
  • Intenta saborear la playa, la montaña, de vez en cuando.

 

Cronopatía, ¿qué es?

La psicoterapeuta Samanta Zambrano explica que la cronopatía es la obsesión por aprovechar cada minuto del día.

Esta bloquea la capacidad de detenerse, incluso cuando muestra señales evidentes de agotamiento.

“El ritmo frenético de trabajo es en el que las personas se sienten más cómodas a pesar de lo que eso representa para el deterioro de su vida”, sostuvo.

Zambrano comenta que esta condición nace ante la necesidad existente en la actualidad de ser lo más productivos posibles, pues se ha impuesto que eso es sinónimo de éxito y excelente desempeño.

 

TOME NOTA
La cronopatía (Cronos, “dios del tiempo; tiempo” y pathos “sufrimiento”)
 es el nombre que se le da a la obsesión de ciertas personas por aprovechar el tiempo al máximo.

 

“En nuestro imaginario se ha remarcado la idea de conservar el récord personal de los días productivos. Eso inclusive se posiciona más cuando en los trabajos se piden personas dispuestas a trabajar bajo presión, sin tomar en cuenta que eso no va a llevar a las empresas e instituciones a crecer realmente”, puntualizó la psicoterapeuta.

Actualmente se tiene la impresión de que la prisa y la aceleración producen más y mejores resultados, y en caso de no hacerlo así las personas serían juzgadas negativamente.

 

Consecuencias

Si bien es normal querer aprovechar un poco más el tiempo, cuando esto se convierte en una obsesión por rendir al máximo, puede tener graves consecuencias para el bienestar y salud mental de las personas.

Por ello Zambrano recuerda que es indispensable hacer un alto, pues para pensar con claridad es necesario tomarse un tiempo, lo que no se logra con la obsesión de aprovechar el tiempo.

Y recalca que “mientras más nos obsesionamos por aprovechar el tiempo, la sensación de que lo estamos desaprovechando es mayor, pues sentimos que el tiempo pasa más rápido y se nos va volando y no logramos hacer lo que esperábamos y con ello vienen los sentimientos de frustración”.

 

EL DATO
La cronopatía no es un trastorno mental, pero su afectación es psicológica 
y debe ser superada para el bienestar emocional.

 

Para finalizar Zambrano comentó que las personas con cronopatía que no buscan ayuda, no lograrán entender el trasfondo de la vida por estar inmersos en una vida agitada y llena de prisa.

“Es importante hacer un alto, tomarse el tiempo de ‘no hacer nada’, lo que no implica dejar de lado los proyectos y responsabilidades diarias, sino de crear momentos en los que puedas desconectarte”, concluyó la experta.

 

Cómo liberarse de la cronopatía

En caso de sufrir una gran obsesión por aprovechar el tiempo y sufrir por ello, es necesario acudir a un psicólogo para que lo ayude.

Sin embargo, también se pueden seguir estos consejos:

  1. No saturar la agenda.- En la medida de lo posible se deben quitar tareas que se puedan completar con calma.
  2. Buscar obligaciones disfrutables.- Es fundamental buscar alguna obligación que nos guste, como si fuera una afición.
  3. Dejar espacios sin planificar.- Dejar huecos sin planificar ayudará a combatir esa sensación de estar perdiendo el tiempo.
  4. Disfrutar del proceso.- Intentar disfrutar del proceso más que del resultado es una buena medida para convertir ese ansia por aprovechar el tiempo en la sensación subjetiva de que ya se ha alcanzado ese deseo.

Salud mental en sanitarios

LUIS COELLO KUON YENG

¿Nos hemos puesto a pensar en la salud y equilibrio mental de los profesionales sanitarios durante la pandemia de covid-19, sobre todo en aquellos que están, y seguirán, al frente del cuidado directo de pacientes con esta enfermedad?

Los profesionales sanitarios se enfrentaron al coronavirus en los momentos más duros, cuando el virus aún era un auténtico desconocido e ignoto. Lo hicieron desprotegidos, con el miedo a cuestas de no saber si se contagiarían a ellos mismos o a sus familiares más cercanos. Durante unos meses, recibieron los aplausos desde ventanas y balcones, estos les ayudaban a soportar la angustiante sobrecarga laboral con la que lidiaban día a día. Ahora, dos años después, siguen acusando el estrés y la ansiedad, y los problemas mentales han aflorado en los sanitarios más que en ningún otro grupo de la población, cuando sus condiciones laborales siguen siendo tan limitantes como a principios de 2020.

En España, el diario El País acaba de publicar una nota periodística, en la cual acusa que tras la primera oleada del coronavirus, casi el 46% de los profesionales sanitarios sufrían algún trastorno relacionado con la ansiedad (22,5%), ataques de pánico (24%), síndrome de estrés postraumático (22,2%), depresión (28,1%) o un abuso de sustancias (6,2%), frente al 23,6% de la población general. Son los datos que se desprenden del estudio Mindcovid, financiado por el Instituto de Salud Carlos III y coordinado desde el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Biomédicas (IMIM) y que analiza la influencia que ha tenido la pandemia estos dos últimos años, además de entre la población, en 10.000 profesionales sanitarios.

Los números son inquietantes. Sé de muchos profesionales sanitarios, del hartazgo de aún tener que soportar la carga de enfrentarse ante pacientes gravemente enfermos que siguen llegando a los hospitales.

De entre los principales grupos que se ven más afectados están las mujeres. Carol A. Berstein, médico psiquiatra del Montefiore Health System, sostiene que la carga fue mayor en este género ya que no solo se trata de ser profesional en Medicina, también se es madre, esposa.

El estrés generado ha repercutido negativamente en sus relaciones familiares, de amistades y sentimentales. Urge la necesidad de que los hospitales elaboren planes para mejorar la salud mental, emocional de quienes padecen estos trastornos. La Medicina Ocupacional juega un papel importante en éstas circunstancias.

Así se manifiesta el estrés en la piel

Problemas. Para tratar todas estas enfermedades es necesario acudir al médico.

La piel es el órgano más extenso del organismo y nos muestra sus anomalías a simple vista. Por ello, los problemas de piel por estrés suelen ser algo bastante común.

Existe una conexión entre la piel y el sistema nervioso que sigue presente en la vida adulta. La elevación de las llamadas hormonas del estrés provocan una serie de cambios de orden fisiológico, fruto de los cuales la piel no sale bien parada, según expone la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Enfermedades dermatológicas que se han relacionado directamente con el estrés.

Acné

Aunque los factores hormonales son decisivos para la aparición del acné, cada vez se da más importancia a los factores emocionales.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos menciona que las espinillas pueden aparecer luego de atravesar cargas emocionales, para tratarlas se recomienda acudir al dermatólogo.

Dermatitis atópica

Aunque puede ser ocasionada por factores ambientales, deshidratación, irritantes, infecciones e incluso por el sudor, una parte de los casos guarda una estrecha relación con el estrés, según expone este estudio llevado a cabo por un equipo de la Universidad de Ciencias médicas de Matanzas.

Se produce un círculo vicioso entre el picor y el rascado, que se puede tornar en obsesivo y provocar el empeoramiento de la dermatitis por sobreinfección y aparición de otras complicaciones más graves.

Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica es una enfermedad que se ha relacionado directamente con episodios de estrés. Aparece en momentos de gran ansiedad de los pacientes por un cambio de trabajo o domicilio, boda o divorcio, enfermedad o muerte de algún familiar, exámenes, etc.

Excoriaciones

En este caso, el paciente rasca su piel de manera compulsiva generando ciclos de prurito y rascado que pueden durar años.

Suele aparecer en pacientes jóvenes que, sometidos a los cambios por estrés hormonal, pueden llegar a producirse lesiones graves por la repetición del rascado.

Este problema suele mejorar cuando se trata la labilidad psicológica, aunque puede durar muchos años por el retraso del diagnóstico y los tratamientos ineficaces.

Alopecia areata

Es la pérdida de pelo en zonas muy concretas del cuero cabelludo, en forma de pequeños círculos como monedas. Tiene una predisposición genética por aparición de factores autoinmunes, pero se ha demostrado una alta influencia de factores emocionales, según afirma la Clínica Mayo.

Psoriasis

La psoriasis se caracteriza por la aceleración del ciclo vital de las células, que mueren antes de tiempo.

Se acumulan en la superficie de la piel formando escamas y manchas rojas, produciendo picor intenso e incluso dolor. Es una enfermedad crónica episódica. Puede desaparecer durante un tiempo para reaparecer en circunstancias más estresantes de lo normal. (RMC)