Medicina escasea para los enfermos mentales

GESTIÓN. Una delegación de familiares de pacientes con trastornos mentales visitarán a la Gobernadora, Tania Obando, para demandar realice gestiones ante el Gobierno.

Desde el Consejo de Protección de Derechos se realizó un exhorto al Ministerio de Salud Pública para que garantice la salud de los pacientes con problemas mentales.

El Consejo de Protección de Derechos de Esmeraldas (Ccpde)  liderado por Nelson Valencia, exhortó al Ministerio de Salud Pública (MSP) para que brinde atención en salud de manera oportuna, suficiente, gratuita, especializada y preferente a las personas con trastornos mentales.

El documento suscrito por Nelson Valencia, secretario ejecutivo del Ccpde fue enviado el 17 de febrero de 2022, a la ministra de Salud,  Ximena Garzón. En el exhorto se señala la preocupación que embarga a muchos familiares de personas con afecciones sicosociales, como la esquizofrenia y bipolaridad.

Carencia de medicina

Los pacientes sufren la carencia de medicina, déficit de personal especializado y la ausencia de una adecuada infraestructura, necesarios para el internamiento, tratamiento, recuperación y reinserción de los pacientes.

Muchos enfermos mentales hoy  están descompensándose y callejizándose porque no reciben los fármacos del M.S.P, dijo al respecto Rocío Laso, presidenta de un grupo de familiares  cuyos enfermos son asistidos en el ambulatorio del Centro de Salud número 1, comentó además, que ahí los médicos especialistas son muy escasos.

María Quimbiulco, madre de un paciente con esquizofrenia, reclamó al Gobierno atención prioritaria, al tiempo de señalar que las personas con discapacidad tienen derecho a la asistencia gratuita y sin dilaciones.

En Esmeraldas la Mesa Técnica de Salud Mental que  trabaja al respecto se ha encontrado con muchas limitaciones para recuperar y reinsertar a los pacientes.

Esas debilidades tienen que ver especialmente con la ausencia de medicina y personal médico.

Margarita estará en una casa especializada

Una vez que se logró estabilizar a Johana Margarita Chila, paciente con trastornos mentales, será trasladada a un centro de rehabilitación para mujeres con adicciones del cantón Chone, Provincia de Manabí. La mujer recibirá atención calificada  hasta lograr su recuperación en ese centro especializado. La Alcaldía de Esmeraldas a través del Ccpde, cubrirá los valores que demanda el tratamiento, informó Nelson Valencia, secretario Ejecutivo.

Campaña para apadrinar a los enfermos mentales

REINSERCIÓN. Personas con trastornos mentales necesitan ser apadrinados para poder seguir con tratamiento médico, así como con donaciones de medicina y enseres.

Cinco personas con trastornos mentales reciben atención médica en el hospital del sur Delfina Torres, pero no hay medicinas para el tratamiento.

La mesa técnica de prevención de la salud mental, dirigida por el Consejo Cantonal de Protección de Derechos de Esmeraldas (Ccpde) ha realizado la contención mecánica de cinco personas con problemas de esquizofrenia en el hospital Delfina Torres de Concha, dos de ellos, con adicción a las drogas y alcohol.

Pero en la casa de salud no hay especialistas, ni medicinas, por lo que los enfermos son tratados por médicos generales, luego de 15 o 20 días se los ubica en territorio, para que sigan los controles en los Centro de Salud más cercano a su residencia.

Sin embargo, este sería uno de los nudos críticos que tiene la campaña para reinsertar a la sociedad a las personas esquizofrénicas que deambulaban por las calles, y puedan estar bajo el cuidado de familiares; unos porque no tienen familia y otros se niegan asumir la responsabilidad.

Volvió a la calle

Nelson Valencia, sociólogo y secretario del Ccpde, puso el ejemplo de Ríder Angulo, la primera persona con esquizofrenia que fue tratada durante 18 días y que nuevamente se encuentra en las calles, ya que no tiene acompañamiento de un familiar.

“El paciente está solo, no tiene una familia que cuide de él, la única hermana que tiene no tiempo para vigilarlo, además que son de escasos recursos, por lo que no cuentan con medios económicos para proveerle de los medicamentos que son de por vida y que son costosos. En el Hospital ni en los centros de salud los otorgan”, dijo Valencia.

Por ello, se busca que personas de buen corazón apadrinen a los pacientes que necesitan de apoyo y ayuda de quienes lo pueden hacer. Se requiere comprar medicinas para el tratamiento dentro y fuera de la casa de salud, alimentos, enseres, entre otras cosas de necesidad para ellos.

El sociólogo, además dijo que también se está trabajando en otro plan para perfeccionar el sistema de ayuda a las personas con esquizofrenia. El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) está buscando la forma para que estas personas sean ceduladas, obtengan un carné de discapacidad y bonos del Gobierno, para que con ello también se puedan ayudar en su tratamiento.

En los próximos días saldrán dos pacientes del Hospital del Sur tras ser tratados psicoterapéutico y farmacológicamente por sus problemas mentales. Se trata de Chillao y otro joven que es agresivo, ambos a más de tener esquizofrenia, tienen problemas con las drogas, por lo que las instituciones inmersas en la campaña han desarrollado un plan para que no regresen a las calles. (MFC)

Chillao y otro joven, una vez que salgan del hospital serán llevados al Centro Católico ‘Santa Cruz’ para personas con drogadicción para recibir el tratamiento necesario.
Ayer 28 de septiembre, se realizó el quinto abordaje. Jefferson Pazmiño Quintero de 24 años, con problemas mentales y adicción a las drogas recibirá tratamiento.

Intento fallido para salvar a los enfermos mentales

REALIDAD. Ríder Angulo, después de estar 18 días en tratamiento psiquiátrico regresó a deambular por las calles de la ciudad

Ríder Angulo, regresó a deambular por las calles de Esmeraldas después de recibir tratamiento psiquiátrico.

Hace casi un mes, en la ciudad de Esmeraldas la Mesa Técnica de Prevención de la Salud Mental, dirigida por el Consejo Cantonal de Protección de Derechos de Esmeraldas (Ccpde) en conjunto con el Ministerio de Salud Pública (MSP), iniciaron un proyecto para tratar y sacar a las personas con problemas mentales que deambulan por las calles, veredas y parques.

La primera contención mecánica se inició con Ríder Angulo, un ciudadano de 48 años de edad, con alteraciones mentales graves que ha deambulado por las calles de la ciudad durante 20 años.

El proceso del tratamiento psiquiátrico para él duró 18 días en el hospital Delfina Torres de Concha y una vez que se le dio el alta, el paciente fue trasladado hacia su domicilio, mismo que fue acondicionado para que pudiera recibir tratamiento ambulatorio.

Intento fallido

Nelson Valencia, sociólogo y secretario del Ccpde, indicó que una de las falencias es al parecer el no tener claro cómo tratar con personas esquizofrénicas, debido a que algunos tienen como origen de su enfermedad lo genético-ambiental. Pese a ello, se lo ha tratado y se lo devolvió a su familia, pero allí uno de los problemas del intento fallido de recuperación.

Ya que, el mismo día en el que llegó a su casa, ubicada en el centro de Esmeraldas, Ríder se quedó sólo, porque la madre quien vive en la ciudad de Guayaquil se regresó y la hermana no vive con él. Por lo que, horas después Ríder regresó a deambular por las calles y el tratamiento quedó en la nada.

A los familiares del paciente se le dijo que el método de tratamiento farmacéutico es de por vida, por cuanto la esquizofrenia es irreversible y debe ser 50% médica, pero que el otro 50% lo debe poner la familia y el entorno social.

Pero en los hogares de los enfermos mentales algunas de las limitaciones es la pobreza extrema, porque el paciente no solo demanda de un supervisor para tomar las medicinas diarias, sino alguien que le provea frecuente y abundante alimentación, sin embargo, Ríder tiene una familia desintegrada que no quiere saber nada del paciente, agregó Valencia.

Casa asistencial

Otro de los problemas que no ayudarían a que se realice un buen tratamiento a las personas con esta enfermedad, es el no contar con una casa de reposo mental en Esmeraldas, lo que limitaría a garantizar la recuperación de los pacientes, indicó la psicóloga Violeta Bermúdez.

La experta, argumentó que es importante tener una casa de internamiento temporal con la asistencia del equipo multidisciplinario: psiquiatra, psicólogo, trabajadora social, enfermeros, cocineros, ya que un buen tratamiento sostenible demanda de al menos seis meses y no solo de 18 días.

Por ello, Valencia junto a los demás autores del proyecto están buscando la posibilidad de encontrar una casa de acogida donde sea trasladado y asimismo desarrollar un modelo de plan de intervención que les permita dar respuesta.

Ya que, otra de las preocupaciones para ellos también es “Chillao”, quien también fue internado para ser tratado, pero él no tiene familia que lo asista y faltan días para que salga del tratamiento, por lo que podría regresar también a las calles.

Tercer abordaje

El martes 21 de septiembre se cumplió con el tercer abordaje para hospitalización a personas con trastornos mentales, esta vez fue Isaac C., de 22 años de edad, quien padece de esquizofrenia desde hace tres años y también deambulada por las calles de Esmeraldas.

Una mirada de atención para enfermos mentales

INTERVENCIÓN. Ríder Angulo, de 48 años, fue llevado en ambulancia y luego internado en el hospital del sur en Esmeraldas.

Por las calles de la ciudad deambulan entre 40 a 60 personas con problemas mentales.

Ante la sociedad son desapercibidos, caminan lento, algunos son agresivos y otros pacíficos, pero tienen algo en común, su salud mental ha ido deteriorándose, obligándolos a deambular por las calles en busca de comida, abrigo o sustancias ilícitas.

El último lunes, la Mesa Técnica de Prevención de la Salud Mental, dirigida por el Consejo Cantonal de Protección de Derechos de Esmeraldas (Ccpde) realizó la contención mecánica de Ríder Angulo, un ciudadano de 48 años, con alteraciones mentales graves que recorría descalzo y tan solo con una pantaloneta las calles de la ciudad.

Nelson Valencia, sociólogo y secretario del Ccpde, explicó que este primer abordaje se lo realizó en contubernio con familiares y representantes de las diferentes carteras de Estado.

Angulo, tiene más de 15 años deambulando en la ciudad, su acercamiento se llevó con normalidad, una vez que fue persuadido lo trasladaron hasta el Hospital del sur ‘Delfina Torres de Concha’, lugar en el que recibirá la atención adecuada por parte de especialistas.

Aumento

El primer abordaje, afirma el secretario del Ccpde, no se trataría de una improvisación, sino que obedecería a una planificación coordinada desde la Mesa Técnica de Prevención de la Salud Mental, la cual conformó a la vez una Red de Promotores, 126 personas capacitadas que visitan los barrios y refieren los casos con esas patologías neurológicas.

Son cuatro etapas en la que las entidades intervendrán: la primera de ellas, los tratamientos ambulatorios, es decir, jóvenes con problemas de consumo de droga que deseen rehabilitarse. En un segundo cuadro, ingresan aquellos que requieran de internamiento para completar su desintoxicación.

Tercero, la hospitalización, en este punto se adhieren los ciudadanos con trastornos graves que deambulan en las calles, a quienes se les aplicará la contención mecánica. Por último, el acogimiento, hombres y mujeres que padezcan doble patología, como el caso de ‘Margarita’, quien además de haber sido diagnosticada con esquizofrenia también se debe lidiar su problema de uso de sustancias.

Aumento

Según Valencia, la ciudad de Esmeraldas se enfrenta a un desborde de individuos con afecciones o alteraciones mentales, con cuadros neurológicos graves y leves. Agregó que existirían entre 40 a 60 de ellos.

Por el momento cinco ciudadanos con trastornos de la mente serán intervenidos, entre ellos, Margarita, Chillado, Viga Viga, un joven esquizofrénico y Ríder Angulo, quien ya fue hospitalizado.

El secretario del Ccpde busca que este trabajo se institucionalice o se rija bajo una ordenanza, que sea de obligatorio cumplimiento para prevenir y garantizar los derechos de las personas con problemas mentales.

Así pueden ayudar a otros

Quienes tengan familiares con cuadros mentales graves pueden acudir y direccionar su caso al Consejo Cantonal de Protección de Derechos de Esmeraldas (Ccpde), ubicado en las calles Rocafuerte entre Bolívar y Sucre, o llamar al 097 989 4156.

En este proceso, los profesionales advierten a los allegados de los pacientes con alteraciones que deben estar comprometidos en la recuperación o tratamiento de los suyos.

Entre otros ciudadanos con trastornos mentales está Carlos ‘La Bumba’ Valencia, ‘la quiebra botella’, ‘Barcelona’, ‘Yanbal’, y muchos otros, a los que su nombre se es imposible acceder y apodos que los marcan por el resto de su vida.

Líderes comunitarios de capacitan para ayudar a las personas con problemas mentales

CAPACITACIÓN. Líderes comunitarios se forman para poder ser parte de promotores para la recuperación de la salud mental en personas que deambulan por las calles de Esmeraldas.

Cien líderes comunitarios se forman para ser promotores en la recuperación mental de quienes deambulan por las calles.

El Ministerio de Salud Pública, Distrito Esmeraldas, en alianza con el Consejo de Protección de Derechos y la Federación de Barrios de Esmeraldas, realizan capacitaciones a 100 líderes comunitarios para ser promotores sociales, en la recuperación mental de las personas que sufren de esta enfermedad con un enfoque más inclusivo, equitativo, eficaz y efectivo para mejorar la salud física y mental de las personas, así como su bienestar social.

Este proyecto que inició desde el pasado 8 de junio, busca crear una red comunitaria en la que el MSP pueda trabajar con el apoyo de la comunidad, para poder diagnosticar, tratar y reintegrar a los pacientes con problemas mentales a sus familias, señaló Tatiana Naveda, doctora de esta entidad de salud.

Coordinación

Por su parte, Nelson Valencia, secretario del Consejo de Protección de Derechos en Esmeraldas, indicó que ante un clamor ciudadano por esta problemática coordinaron con las otras instituciones y los líderes barriales para dar respuesta a problema silencioso en el cantón.

Además, indicó que los lugares en donde se realizan las capacitaciones son: iglesia Santa Marianita, Cuerpo de Bomberos del centro, Distrito de Salud # 1, en la Unidad Educativa María Auxiliadora y en el Centro de Salud tipo C, ubicado en la parada 12.

El Ministerio de Salud busca también que los familiares de las personas con problemas mentales, se involucren para que las puedan controlar con medicina diaria otorgada por la entidad, asimismo realizará terapias y tratamientos ambulatorios.  (MFC)

En Esmeraldas no hay una casa de reposo para las personas que requieran de tratamientos o terapias con enfermedades mentales.