Francia tensa relación con EE.UU. por contrato de submarinos

El presidente francés ha elevado la tensión con Washington de una manera nunca vista.

París llamó a consulta a sus embajadores en EE.UU. y Australia, luego de que el segundo país rescindiera un acuerdo de compra de submarinos franceses.

La ruptura del contrato de venta de submarinos franceses a Australia, sustituido por Estados Unidos, ha generado profundas heridas en Francia, donde se habla de «traición» y se apela a revisar las alianzas. Un malestar expresado con el llamamiento a consultas de sus embajadores en Washington y Camberra.

El presidente galo, Emmanuel Macron, ha tomado una medida inédita, ya que París nunca había llevado tan alta la tensión diplomática con Estados Unidos, ni durante la guerra del Golfo de 2003, cuando Jacques Chirac se vistió el traje de pacifista, ni durante los duros años de la administración de Donald Trump.

El golpe a los intereses galos, «una puñalada por la espalda», en palabras del jefe de la diplomacia francesa, Jean-Yves Le Drian, marca también el final de la luna de miel que las autoridades francesas mantenían con el actual inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden.

Francia, entusiasmada con su elección, que se traducía en un retorno de Estados Unidos al multilateralismo, descubre que en los hechos su actuación no deja de primar los intereses propios.

La ya conocida en París como «traición de los submarinos» se produce pocas semanas después de que Estados Unidos orquestara sin concertación su retirada de Afganistán o que prolongara de forma que Francia consideró arbitraria la prohibición de entrada en su territorio de ciudadanos europeos, incluso vacunados.

Poco a poco, Francia ha ido descubriendo que el encanto inicial se ha ido convirtiendo en un realismo que llevó a Le Drian a considerar que Biden se comporta como Trump.

Más allá del daño económico, el Elíseo considera que hay una pérdida de confianza con dos países amigos que puede conducir a reevaluar su concepción de alianzas.

«Comportamiento inaceptable»

«Un comportamiento así es inaceptable entre aliados», indica una fuente presidencial al diario «Le Monde».

El escozor es patente en París por la pérdida de un contrato valorado en 65.665 millones de dólares para entregar a Australia 12 submarinos de propulsión convencional.

A cambio, Camberra se dotará de submarinos nucleares estadounidenses en un acuerdo trilateral en el que también participa en el Reino Unido.

Pese a ello, París no ha llamado a consultas a su embajadora en Londres, ni ese país es citado en las declaraciones de protesta de los responsables franceses, un gesto que se interpreta como un intento de ningunear a los británicos.

Ese acuerdo, bautizado como Aukus, genera un evidente daño económico a Francia, pero también en el plano geostratégico, ya que minimiza la influencia de París en el escenario indopacífico, donde cuenta con intereses directos por sus territorios ultramarinos.

Washington, Londres y Camberra consideran el acuerdo un frente de defensa frente al expansionismo chino, mientras que París pretende desde hace años jugar una carta más tibia con Pekín, una estrategia que ahora queda desautorizada.

Pese a los intentos de que el conflicto sea elevado a nivel europeo, por ahora ningún miembro de la UE ha reaccionado en favor de París, lo que genera en el interior del país una sensación de aislamiento.

Decisión inédita

Con su decisión inédita de llamar a consultas a los embajadores en Australia y Estados Unidos, Macron lleva la tensión a su máxima expresión, al tiempo que abre una vía cuyo resultado parece incierto.

Mientras en París nadie se atreve a aventurar cuáles serán los próximos pasos de Macron, Washington y Camberra se apresuran a bajar el tono y tratar de pasar página y a considerar la reacción francesa como una pataleta.

El caso de los submarinos tiene también una lectura interna, puesto que se produce a menos de ocho meses de las presidenciales. Macron debía mostrarse firme, aunque el Elíseo sostiene que la decisión no tiene una lectura electoral y recuerda que en el pasado ya la tomó con Italia y Turquía en momentos de tensión diplomática.

La política internacional puede así entrar en el debate de campaña dominado hasta ahora por cuestiones internas. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Conozca qué hacer en Quito durante este fin de semana

Diana Salazar será investigada por presunto fraude procesal

Jueza inmoviliza $600 millones de implicados en caso Isspol

¿Cuáles son los requisitos para ser embajador?

POLÍTICA. El presidente Guillermo Lasso realiza sus primeras designaciones de embajadores.

Los criterios no siempre se toman en cuenta, explica una experta. Dice que los nombramientos, a veces, se dan como favores de amistades.

El presidente, Guillermo Lasso, ha nombrado cuatro embajadores y un representante ante organismos internacionales, hasta el 26 de julio de 2021. Además se prevé que en estos días legalice el nombramiento del exdirigente socialcristiano, Pascual del Cioppo Aragundi, como embajador de Ecuador en España, tras obtener el beneplácito del Gobierno del Reino de España.

Guillermo Lasso tiene la facultad de definir la política exterior, así como nombrar y remover a embajadores y jefes de misión. Así lo señala el artículo 147 de la Constitución.

La primera designación del presidente Lasso se firmó el mismo día en que asumió su cargo. Ivonne Abuchacra de Baki fue ratificada como embajadora ante el gobierno de Estados Unidos.

Cincuenta días después se designó a los nuevos embajadores ecuatorianos: Sebastián Corral Bustamante, destinado a Reino Unido e Indonesia; Roberto Illingworth Cabanilla, para Uruguay; y Óscar Orrantia Vernaza, para Francia.

Las tres designaciones responden al sector empresarial y al comercio. Solo el nombramiento de Mauricio Baus Palacios como representante permanente de Ecuador ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), con sede en París (Francia), corresponde a un funcionario de carrera.

La ley lo permite

La Ley Orgánica de Servicio Exterior en su artículo 82 permite que el presidente de la República realice este tipo de designaciones de funcionarios por fuera de la carrera, siempre y cuando no exceda el 20% del total de funcionarios de primera y segunda categoría. Este nombramiento es  exclusivamente en cargos de Jefes de Misiones Diplomáticas y de Consulados Generales.

A estas designaciones se las conoce como cuotas políticas. Al término del gobierno del expresidente Lenín Moreno, 18 de 44 embajadores eran cuota política, es decir, que no eran diplomáticos de carrera.

Jacques Ramírez, analista en relaciones internacionales, dice que es una práctica común, no solo regional sino a nivel global, la primera autoridad tiene la potestad de nombrar a los embajadores que son los representantes del país en el Estado nación donde ha sido designado.

Pero explica que estos nombramientos igual deben cumplir ciertos requisitos, como el manejo del idioma extranjero, conocimiento en política exterior, migración o comercio porque los embajadores serán los responsables de mantener los lazos políticos y abrir nuevas puertas en el ámbito económico, comercial, cultural y otros.

Crítica que a veces estos criterios tampoco se toman en cuenta y los nombramientos se dan como favores de amistades, alianzas electorales y lazos familiares.

“Lo que hemos visto en la historia de nuestro país es que muchas de estas personas llamadas por  cuotas políticas, efectivamente no cumplen con estos perfiles adecuados para representar al país, más bien responden a favores de campaña”.  En ese marco, el analista considera que el gobierno de Lasso hizo alianzas con el sector empresarial y mediático.

Por otra parte, la Cancillería informó que se espera el beneplácito de al menos seis países en los próximos días. (MC)

Academia diplomática

Con el propósito de formar a los diplomáticos ecuatorianos se creó la Academia Diplomática en 1986. Sin embargo, su trabajo no ha sido constante. En 2006 se inició un proceso de reestructuración  para mejorar la oportunidad de formación y preparación a los funcionarios del servicio exterior, pero este proceso tampoco duró mucho. Bajo el gobierno del expresidente Rafael Correa se  cerró la Academia y fue reabierta en noviembre de 2019 con el excanciller José Valencia.

Jacques Ramírez dice que es necesario que las personas que desean ser embajadoras cumplan con los estudios necesarios como lo hace un militar raso para llegar a ser General. Esta carrera diplomática va desde el tercer secretario de Gobierno hasta llegar a ser Embajador. De lo contrario, el riesgo que se corre es que se pierda una oportunidad de fortalecer vínculos con el país que ha sido designado en materia de política exterior. Aunque señala que se podría mitigar la situación, si desde el Estado se garantiza un proceso de inducción para las nuevas autoridades designadas.

Lasso designa a Sebastián Corral embajador en Reino Unido

El presidente Guillermo Lasso oficializó las designaciones el 20 de julio.

El presidente Guillermo Lasso designó a los embajadores de Francia, Reino Unido y Uruguay. Además, al delegado ante el organismo de la ONU.

Los nuevos embajadores ecuatorianos nombrados por el presidente Guillermo Lasso son: Sebastián Corral Bustamante, destinado a Reino Unido e Indonesia; Roberto Illingworth Cabanilla, para Uruguay; y Óscar Orrantia Vernaza, para Francia. Así lo dispuso el Primer Mandatario la tarde del 20 de julio de 2021.

Lasso también nombró a Mauricio Baus Palacios como representante permanente de Ecuador ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), con sede en París (Francia).

La ejecución de estos decretos estará a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana.

Hasta el momento, Ecuador cuenta con 52 embajadores y ministros a nivel mundial. De ellos, 10 son representantes permanentes ante la Unión Europea (UE), Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y la Organización Mundial de Comercio (OMC). (MC)

Perfiles:

Sebastián Corral Bustamante fue gerente general de Teleamazonas.

Roberto Illingworth Cabanilla es abogado y doctor en Jurisprudencia. Fue viceministro de Industrias y Comercio Exterior durante el gobierno de León Febres Cordero. También fue vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil.

Óscar Orrantia Vernaza fue presidente de la Cámara de Industrias del Puerto Principal. Lideró las posiciones del sector empresarial guayaquileño frente al gobierno de Abdala Bucaram y Fabián Alarcón.

Mauricio Baus Palacios ha sido funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores desde 1986. En el gobierno de Lenín Moreno fue embajador de Ecuador en Francia.

TE PUEDE INTERESAR:

Arrancó vacunación de niños de 12 años o más con enfermedades agravantes

Un Quito lleno de retos para la nueva administración

El Gobierno intervendrá 15 hospitales públicos

Biden y Putin acuerdan regreso de embajadores a Washington y Moscú

La reunión entre los presidentes Biden y Putin en Ginebra tomó unas cuatro horas.

El «deshielo» diplomático fue uno de los efectos de la cumbre EE.UU.-Rusia. La relación se enfrió en marzo cuando Biden llamó «asesino» a su colega.

GINEBRA. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció este 16 de junio de 2021 que los embajadores de EE.UU. en Moscú y de Rusia en Washington, John Sullivan y Anatoli Antónov, respectivamente, regresarán a sus lugares de trabajo próximamente.

«Con respecto al regreso de nuestros embajadores a su lugar de trabajo, el de EE.UU. a Moscú y el nuestro a Washington, hemos acordado que vuelvan a sus labores», señaló en una rueda de prensa tras la cumbre que mantuvo durante unas cuatro horas con su homólogo estadounidense, Joe Biden, en la Villa La Grange.

«En cuanto al calendario, mañana o el día después es un puro tecnicismo», recalcó Putin, quien añadió que el Departamento de Estado y el Ministerio de Exteriores de Rusia abordarán «todo el conjunto de la cooperación diplomática», porque se han acumulado muchas cuestiones.

Las tensiones entre el Kremlin y la Casa Blanca se dispararon en marzo después de que el presidente de EE.UU. llamara «asesino» a Putin, tras lo cual Moscú llamó a consultas a Antónov, y recomendó al responsable de la legación estadounidense que abandone el país.

En abril, Estados Unidos impuso sanciones a Rusia y expulsó a 10 diplomáticos por su presunta interferencia en las elecciones presidenciales de 2020, su supuesto papel en el ciberataque masivo de SolarWinds y sus acciones en Ucrania y Afganistán.

El Kremlin respondió con medidas similares: incluyó a EE.UU. en una lista de «países inamistosos», que implica que Washington no podrá contratar a personal local para sus representaciones diplomáticas en territorio ruso, y recientemente limitó el movimiento de diplomáticos estadounidenses en territorio ruso. EFE