Gastronomía ‘atrapada’ por un Pulpo

EMPRENDIMIENTO. El Pulpo Romántico se trasladó de Las Palmas a la vía El Tigre, en Tachina, al norte de la provincia de Esmeraldas.

El restaurante ofrece comida a base de mariscos, fritada y el tradicional caldo y seco de gallina, cocinado en olla de barro y en leña.

Por más de 30 años el restaurante ‘Pulpo Romántico’ estuvo ubicado en el balneario Las  Palmas, ofreciendo una variedad gastronómica predominando los platos a base de mariscos, pero también incluía fritada, siendo el único lugar en la playa que ofrecía este plato tradicional de la Sierra ecuatoriana.

Este lugar que experimentó varios cambios con la construcción del nuevo malecón que ocasionó su reubicación, y la llegada de la pandemia por el COVID-19, que obligó a cerrar, es parte de la vida de Édison Albán, quien decidió darle ‘vida’ al Pulpo pero en otro lugar. Ahora está ubicado en la parroquia Tachina, vía principal al recinto  El Tigre, rodeado por la naturaleza.

Emprendimiento

 Édison Albán es un  joven emprendedor que busca seguir el legado que iniciaron sus padres en el restaurante, donde acudían los comensales locales y de otras ciudades del país y de Colombia, sobre todo, los feriados y fines de semana.

El haber pasado su niñez junto a sus hermanos trabajando en el restaurante le da la experiencia para volver a levantar al Pulpo, que se caracterizó por ser atendido solo por los miembros de la familia, donde cada uno tenía una función que cumplir.

El nombre del pulpo se origina por los muchos ingresos que tenía el restaurante, y lo de romántico, es porque la gente escuchaba música romántica colocando monedas en la rockola, un aparato que lo recordarán las personas que superan los 40 años de edad.

El Pulpo Romántico abrió sus puertas en la vía El Tigre, parroquia Tachina, atiende desde las 08:00 hasta las 18:00. Los pedidos se receptan al número 09 60 73 98 70.

‘El Tigre’ es la ruta dulce de la panela

PRODUCCIÓN. La elaboración de la panela es parte de las costumbres y tradiciones de los comuneros del recinto El Tigre, parroquia Tachina, al norte de la provincia de Esmeraldas.

‘La ruta de la panela’, es un proyecto impulsado por la Prefectura de Esmeraldas y la fundación Codespa; busca rescatar y revalorizar costumbres ancestrales.

El cultivo de caña de azúcar y la elaboración de la panela, son parte de los trabajos que realizan los habitantes de las comunidades El Tigre y Ballesteros, de la parroquia Tachina, cantón Esmeraldas. A ellos se suman los de Nueva Esperanza de Alto Tambo, cantón San Lorenzo, situado al norte de la provincia Verde.

Los comuneros han hecho de sus sectores una ruta dulce con la elaboración y comercialización de la panela, quienes han recibido capacitaciones para entregar un producto de calidad. Esto lo confirma, Danilo Caicedo, panelero de profesión, quien sigue la tradición del oficio, pero ahora implementando nuevas herramientas e insumos.

En la comunidad El Tigre, este proyecto involucra a 23 productores, de ellos, 15 usan trapiches artesanales para elaborar panela, mientras que 20 productores del recinto Nueva Esperanza tienen una planta de producción de panela.

Los panaleros han recibido equipos para producción de panela granulada como bandejas evaporadoras, batidoras de panela granulada, descachazadores, cernidores de jugo de caña, palas paneleras, prelimpiadores de jugo de caña. (MBC)

La panela es un endulzante de origen natural que se obtiene mediante un proceso artesanal. El jugo de la caña de azúcar se cuece a altas temperaturas para más tarde dejarlo secar y cuajar.

Beneficios nutricionales

Fortalece el sistema inmunológico. Se recomienda en las enfermedades del sistema respiratorio y urinario.

Regula el ritmo cardíacofortalece huesos y previene las caries–aunque sea azúcar, porque contiene fósforo y calcio que forman parte de la estructura dental.

La panelaes un alimento energético, muy recomendado para deportistas no solo para mejorar su rendimiento y evitar la fatiga, sino para prevenir lesiones.

Combate la anemia el raquitismo y la osteomalacia.

Contiene vitaminas B, A, C, D y Eminerales, hidratos de carbono 

Nueve escuelas rurales retornaron a clases presenciales en Esmeraldas

REAPERTURA. Nueve instituciones educativas de las zonas rurales del cantón Esmeraldas retornaron a clases presenciales luego de aprobarse el PICE.

Las instituciones lidian con un máximo de 10 alumnos por aula, en periodos de dos horas y asistencia de dos días por semana.

Luisa tiene 10 años, es la más elocuente en el salón de clases, su sonrisa tan solo cubierta por la mascarilla da cuenta de lo mucho que anhelaba volver a ver a sus compañeros, pero más aprender de su profesora físicamente.

Como ella, otros 14 niños regresaron a las aulas en la Escuela General Básica “José Joaquín Montúfar”, ubicada en el recinto El Tigre, de la parroquia Tachina. Con esta, son nueve las escuelas rurales del cantón Esmeraldas que cumplieron con el Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE) y lograron volver desde esta semana a clases presenciales.

Jahayra Sánchez Miranda, unidocente de la institución, explica que las clases están divididas en dos grupos, a las 07:30 ingresan 10 alumnos y a las 09:30 los restantes, quienes primero deben lavarse las manos, desinfectar su calzado, usar la mascarilla y ubicarse en los pupitres a más de un metro y medio cada uno.

Las clases se extienden por dos horas, dos días a la semana y un tercero, que prácticamente serán todos los viernes, se cumple con la desinfección del aula, apoyados principalmente por los padres de familia.

Compromiso

En otro punto rural, en la parroquia Camarones, la Escuela General Básica “Elías Clavijo” inauguró su año escolar con 17 estudiantes. Ezequiel, Dana, Junior, Angie y Matías, forman parte de esta lista quienes añoraron reencontrarse con su docente, luego de meses de tan solo verse por videollamada.

La profesora Diana Mina Rodríguez, líder de este centro de estudios rural, indica que por el grupo de estudiante se han dividido la asistencia en dos días, nueve reciben clases los martes y ocho los miércoles, ambos por un lapso de dos horas.

Máximo Méndez Mosquera, vocal del GAD Parroquial de Camarones, muestra la limpieza de toda el área circundante a la institución, libre de maleza y la readecuación de los lavaderos. “Los padres de familia pedían volver a las aulas, muchos no tenían para poner internet o celulares para recibir las clases”, contó aliviado.

Asignación

Las nueve escuelas rurales, afirmó Gregorio Gómez, director distrital de Educación, están aprobadas por la Coordinación Zonal, pero para su retorno a clases, debieron entregar el PICE y obtener el compromiso de los padres.

Para este regreso no existió asignación económica, más bien la autogestión de padres y docentes fue clave para acondicionar las aulas. A ello se le suma la colaboración de fundaciones como la Unicef y la Unión Europea Protección Civil y Ayuda Humanitaria, quienes donaron los kits lavamanos a los nueve establecimientos educativos. (JSG)

“La profesora tiene todo el apoyo de los padres de familia y ya queríamos que regresen las clases, cuando eran virtuales todo era difícil.”

Lidia Caicedo

Líder de los padres de familia de la EGB José Joaquín Montúfar

“Esto ha sido una lucha de todos los padres de familia, todos los fines de semana serán ellos quienes realicen la limpieza y desinfección de las aulas”.

Diana Mina Rodríguez

Docente de la EGB Elías Clavijo

“El PICE, es un conversatorio que se realiza con la comunidad para que ellos de manera voluntaria puedan acceder al retorno a clases.”

Gregorio Gómez

Director Distrital de Educación

Escuelas que vuelven a clases

2 de Agosto, Japón, Guayas, República de Panamá, María Magdalena Mejía Pinargote, Luz de América, Ruperto Falconí Alarcón, Elías Clavijo y José Joaquín Montúfar