Cultura Chimbo

La mayoría desconocemos la historia precolombina, hay poca investigación y documentación siendo este conocimiento cultural un  recurso integrador y motivador. Patrimonio que, desarrollado y divulgado con inversiones adecuadas, sería atractivo turístico, como en Perú.

Gracias al interés y trabajos del conocido profesional, doctor Saúl Mayorga Puma,  conocí  esta importante cultura, ubicada en parte del territorio de la actual provincia de Bolívar, de la que existen numerosos vestigios y narraciones de su existencia.

Señala el investigador que hay elementos físicos que muestran el avance que tenían estos pueblos que comerciaban con asentamientos a la orilla del Guayas y más lejos. Permanente lucha ha mantenido buscando alcanzar la atención de las autoridades provinciales, como del Instituto de Patrimonio a fin de salvar y preservar estos vestigios culturales, donde existen grandes monolitos con grabaciones místicas aun no interpretadas ni visitadas por quienes desde los gobiernos locales y central deben hacerlo.

Mayorga señala que antes de los incas el “estado independiente Chimbo,…integrado por los Asancotos, Chapacotos, Chimas, Guanujos y Guarandas dependían de la nación Quitu”, afirma también que esta gente alta y laboriosa ubicada en el paso estratégico hacia el Litoral hizo que Benalcázar fundara Chimbo, 5 días antes que Tiobamba ,117 días antes que Quito y un año antes que Guayaquil.

Cuenta que un romance fue motivo para el cambio del corregimiento de Chimbo a Guaranda en 1789, ya que el Corregidor español se enamoró de la hija del cacique guarandeño Guamán, quien previo a la unión exigió el cambio del corregimiento a Guaranda, quedando este centro de la cultura ancestral en el olvido.

En sus investigaciones el autor dice que la cultura Chapacotense es “ancestral y milenaria, un grupo homogéneo…destacado por su valor y protección de la tierra y cumplidores de las normas del Cacique, gente con promedio de estatura de 1,80 m. Inteligentes y hábiles artesanos”.  Realidades y hechos desconocidos.

Política y ciencia

En la desesperación de no poder controlar la percepción popular sobre sus gobernantes, los “políticos”  utilizan la artillería del engaño, incluida en la definición como el “arte de gobernar”,  crean antilógicas y descabelladas falsedades. Un vendaval de este tipo y muy repetido fue desentrañado por un técnico quien con números y costos y documentación trituró falacias lanzadas con buena o mala intención.

Miguel Calahorrano, exministro de Electricidad, demostró durante una entrevista que afirmaciones de un conocido político y un legislador en funciones son falsas, respecto a costos de generación del kilovatio hora de energía eléctrica. Aclaró que el proyecto Coca Codo, como los demás hidroeléctricos son resultado de estudios de más de 30 años, documentos que reposan en la Politécnica Nacional a disposición pública, solventando así lo dicho por los actores políticos.

Informó que los costos por kilovatio-hora en Coca Codo, como en el resto de proyectos hidroeléctricos son sumamente bajos y además han permitido desde 2006 la autonomía y eficiencia energética del país, liberándola de apagones que significaban pérdidas para la industria y el comercio, así ahora disponemos de un modelo coherente con las exigencias ambientales al haber reducido a un 5% la generación termoeléctrica con diésel. Acotó que privatizar o concesionar no tiene sentido, menos aun si estos planes vienen diseñados desde el exterior, cuando aquí tenemos personal capaz para todas las áreas, no hay duda de la capacidad de nuestros técnicos.

Recordemos que los proyectos hidroeléctricos no progresaban por el millonario negocio de barcazas a diésel, propiedad de unos cuantos políticos socialcristianos que no querían perder sus ingresos. Hoy el precio de generación es superior en 2 centavos el kilovatio hora al de la empresa estatal, además es altamente contaminante. Estas afirmaciones científico-técnicas confirman oscuros propósitos político-económicos.

Líderes reales

Buscamos explicación a lo que no entendemos. Inusuales hechos sugieren que el recurso humano capaz y honesto puede llevarnos en la dirección correcta. En los sectores de menores recursos hay gente valiosa que lucha sin tregua por sus objetivos y alcanzan reconocimiento mundial; tenemos futbolistas, atletas — Richard Carapaz en bicicleta, Chito Vera, etc.—, gente de convicción que logra altura. En el área cultural, numerosos profesionales que lograron prominencia en el exterior pertenecen a estratos medios y populares. Hoy es noticia la ecuatoriana seleccionada por una organización internacional, que la ubica dentro de las mejores estudiantes del mundo.

En entrevista con Jacinto Collahuaso conocimos y captamos la visión de esta luchadora sin tregua por el conocimiento, como herramienta para ayudar al resto; Shirley Tatiana Maisincho Haro,  de la carrera de Ciencias Pedagógicas de la Universidad Central. Ella sostiene que “todos tenemos el potencial de llegar lejos” y está llena de esperanza de que alcanzaremos un mejor futuro para nuestro país.

Shirley se muestra desenvuelta y empoderada. Pronto terminará su carrera de Pedagogía Científica y su propósito es trascender especializándose en ciencias, para luego compartir métodos y conocimientos a los jóvenes que vengan atrás. Su actitud proactiva la hace vencedora y trabaja con niños induciendo interés y conocimiento científico. Será productivo que empresas ecuatorianas apoyen  los sueños de esta futura maestra científica, cuyo aporte al multiplicar conocimiento generará cambio en nuestra juventud. Ella enfatiza el sacrificio constante de su madre que con enorme esfuerzo la apoyó. Viven en el extremo sur de Quito; un ejemplo que debe ser replicado por los medios a fin de motivar positivamente a tantos jóvenes, que buscan luz en su futuro porque ahí están los verdaderos lideres.

Revolución cultural

Las creencias son parte de la percepción y funcionan como afirmación homeostática; sin embargo, la correlación de estas con una realidad concreta las hace sustentables y revisables, en contrario caemos en el dogma, que no permite ver y entender lo que de verdad ocurre en un contexto determinado.

En la China de Mao revisaron los enunciados marxistas e hicieron una revolución cultural que llevó esa sociedad a una situación extrema y angustiosa que al final no dio beneficio alguno, hecho que se replicó en nuestras universidades dividendo a los creyentes políticos en “chinos y cabezones”, que hoy consideramos creencias superadas.

Sin embargo, estas creencias han vuelto a la vida y los pensamientos radicales están ahora en la Casa de la Cultura, gran contradicción, acusados de “mariateguistas”, seguidores del pensamiento de Mariátegui, que en realidad no fue marxista sino de visión indigenista, en todo caso, creencias extremas siempre parciales.

En la Casa de la Cultura el nuevo grupo que llegó realizó una “limpieza cultural” que empezó por echar a todos los trabajadores para ingresar a sus seguidores y luego suprimieron publicaciones que se producían con excelente calidad. Han desmantelado los museos de arte moderno y contemporáneo, cerraron el etnográfico y también los teatros y salas de exposiciones, suprimieron el Conjunto de Cámara, la Camerata, el Coro, terminaron el ballet y tal vez el Teatro de Ensayo, según informes recientes.

 Una impresionante “depuración”, como en China, donde miles de personas fueron víctimas de una estúpida visión que solo dejó mal recuerdo, sin embargo los nuevos dirigentes enrumbaron el mensaje y la acción creando y actuando como “una China dos sistemas”, visión que les ha permitido alcanzar casi el primer lugar como potencia económica mundial demostrándose así que el pensamiento dogmático no lleva nunca a final feliz.

¿Somos nación?

El diccionario de la Real Academia Española define como nación a un “conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común”. No somos eso; constituimos un país que aglutina diferentes comunidades y culturas nativas y variadas corrientes migratorias.

Lanzó Nebot en un mitin de inicio de campaña, la “novedosa idea” de país federal, sin asumir que somos un conjunto creado por circunstancias históricas controversiales e integrando forzosamente y mal a quienes estaban siglos antes. El exalcalde al parecer repudia a los indígenas “bajados del páramo”, sabe bien que Guayas tiene al menos un 80 por ciento de población de origen huancavilca, mezclada con continuas migraciones de puruhaes, cañaris, saraguros, chantacos, taquiles, etc., que desde siglos atrás bajaron de la serranía buscando  mejores días.

La población de origen no nativo del puerto desciende de migrantes aventureros, que llegaron de Europa, Medio Oriente y Asia en busca del fortuna y en muchos casos lo lograron. Ahí están sus descendientes dirigiendo la batuta de los acontecimientos, unos convertidos en sectas, otros con nombres de social cristianos, otros populistas descendientes de comerciantes y estafadores.

La política en este feudo, en general, no fue para servir sino para otras aventuras. Recordemos el reparto de tierras antes de construirse la famosa “Perimetral” y quienes poseen un puerto en el Golfo, creado en condiciones forzadas, vetando el desarrollo de otros puertos de mejor calidad.

La idea de federalizar a lo mejor favorece al resto del país, ya que la información tributaria indica que el 65 por ciento de tributos aporta Pichincha y Guayas, siendo la “capital económica” , apenas tributa un 8 por ciento. Su habilidad de comerciantes les ha permitido manejar todo, hasta al lejano petróleo de detrás de las montañas, al que le han sacado el jugo y se han hecho ricos.

Criterios

El planeta, gracias a las nuevas tecnologías, vive la “explosión de la información”, avance logrado por curiosidad y buena intención del conocimiento humano, mencionado hace 40 años por conferencistas en Ciespal y técnicas hoy utilizadas de diferente forma, que nos empujan a un futuro impredecible.

La información puede considerarse como la alta probabilidad de que un mensaje coincida con un hecho o acontecimiento; sin embargo, hay diferencia en la comunicación entre máquinas y la comunicación entre seres humanos, en este caso se introducen percepciones contaminadas por desconocimiento y emoción del  emisor y receptor, de allí que, en los últimos acontecimientos político-populares, las redes se hayan inundado con mensajes de todo color y calor.

Esta introducción nos lleva a pensar que el nivel educativo no fortalece mucho la formación con criterio, que es el “signo o la norma para discernir la verdad”. Es así como el escenario se llenó con mensajes de toda calaña, plenos de emociones negativas, pocas positivas, mostrando una sociedad nada madura.

Indudablemente la violencia de cualquier tipo es inaceptable, pero se debe entender los porqués, las raíces de los males y pensar para emitir mensajes constructivos, cosa que no se ve en quienes detentan el poder político o los que lo desean.

En los medios tradicionales no cambió nada, siguieron los mismos patrones de “información y opinión” de toda la vida, sugerencias de lo que está bien o mal según su punto de vista, no necesariamente lo que requiere la sociedad para corregir errores y cambiar rumbos de verdad, dentro del ámbito de verdadera democracia y libertad.

Personajes van y vienen en los medios masivos dando puntos de vista muy personales, pero poquísimos que valgan la pena tomar en cuenta. Así sigue nuestra sociedad con voceros que claramente representan intereses particulares y no los de la colectividad amplia, dispersa y amorfa.

Paz y justicia

La Historia está llena de fracasos y pocos éxitos. No somos la excepción, los últimos movimientos de masas lo demuestran, en esto hay numerosas variables físicas y sociológicas que afectan el avance y estabilidad social.

En las rebeliones de las poblaciones nativas americanas subyace un proyecto continental, al que se adhieren intereses políticos que buscan implantar un modelo justo, según ellos. Sin embargo, esa visión favorece a un sector de la población y no a toda; es donde nace el conflicto y la violencia.

El bloqueo de las ciudades por masas de campesinos tiene su origen y razón, pero se adhieren otros, algunos extremos y dogmáticos que generan estrategias y acciones de la vieja escuela para derrocar al poder constituido.

Las clases medias y altas se quejan y generan odio y racismo, sin embargo, salen con carteles pidiendo ‘paz’, que es correcto para un país desorientado, pero nunca se vio uno que diga ‘paz y justicia’, única forma de alcanzar el bienestar social.

Seguramente ninguno de los manifestantes en contra del reclamo nativo conocerá cómo viven los pequeños campesinos, cuál es su realidad, qué significa vivir bajo leyes de comuna y más detalles de su subsistencia. Por ello, pedir algo para ellos es de justicia ineludible, recordándonos que cuando las situaciones se deterioran al extremo, son proclives a la explosión social.

Una serie televisiva que describe la corte del Rey Sol, evidencia claramente cuándo comenzó a nacer la Revolución Francesa, misma que estalló con su sucesor Luis XV, que gobernó sin modificación alguna a las condiciones de opresión social. Similares han sido todos los cambios violentos en el mundo por no dar justicia a los más débiles. Es necesario entender que los mestizos somos migrantes a este continente en el que florecieron culturas nativas que construyeron civilizaciones, lamentablemente destruidas por una conquista con creencias y sistemas absurdos.

Lenguaje

El éxito del lenguaje humano es su gran cantidad de palabras para designar cosas o expresar ideas. Nos comunicamos, crecemos y vivimos dentro de un sistema de signos  inmersos en un contexto cultural, desarrollado precisamente por esta interacción conceptual.

La vida de los pueblos se rige en gran medida por su lengua, de allí las diferencias entre  hablantes cercanos pero con distintos modos lingüísticos; situaciones que a veces pueden complicarse hasta altos grados de conflicto, como en la guerra rusa-ucraniana.

Aquí el reclamo insistente de presupuestos para la educación intercultural bilingüe tiene esta razón fundamental para los pueblos originarios de estos territorios; del otro lado no se entiende el alcance de esto o quizá sí, pues esto encara la salvación y reconstrucción de esas culturas originarias, que buscan recuperar el patrón estructural que regía antes de la Conquista. Ese es su objetivo, que subyace en muchos de los acontecimientos, como la actual movilización que, al parecer, más busca mostrar músculo para fines posteriores; para eso se utilizan situaciones de malestar social como motivación.

Esto evidencia nuestras debilidades como país no integrado, donde enunciados racistas y clasistas incendian las redes estos días. La formación educativa en los años de república no fue capaz de entender el escenario físico-social en el que coexistimos. No se comprenden y admiten aquellas cosmovisiones y  tampoco hay actitudes integradoras. El líder indio es sacudido y vituperado incentivando el odio. El problema nacional no es la situación actual de una protesta que se desborda; lo urgente es entender la toma de conciencia de las poblaciones nativas del continente, ahora educadas después de 500 años y que desde hace más de 60 años germinan con un objetivo que, de no ser abordado sabiamente, conflagrará nuestras naciones.

Oscuro negocio

El negocio petrolero es uno de los más poderosos. Al proveer energía al planeta, el volumen de recursos económicos que mueve es enorme y  por ello atrae a una serie de aventureros de todo calibre, que presentan “etiquetas de grandes empresas” pero realmente son solo fachada. Muchos han pasado por aquí, cometiendo acciones fraudulentas gracias al  apoyo de lobistas.

El grupo de técnicos petroleros TSEE, denuncia que New Stratus Energy, firmó con Petroecuador un Memorando de Entendimiento para desarrollar un megabloque en la Amazonía. Señalan que Petrolia, filial de NSE, reemplazó a Repsol en los bloques 16 y 67, dejando así como operador a Petrolia con una producción de 15.500 barriles por día. Las inversiones ofrecidas para mejorar la producción superarían los 1.200 millones de dólares.

Sin embargo, los especialistas dicen que “NSE es una empresa que no reporta un solo barril de producción de petróleo o gas, en ninguna parte del mundo, tiene operaciones en Colombia pero no ha perforado el primer pozo exploratorio y de acuerdo al reporte fiscal publicado por la misma empresa tiene un déficit financiero de $521 millones en este año y balances con déficit en los años 2020 y 2021, que indican que no es una empresa solvente”.

“La posibilidad de ampliar el contrato de los bloques 16 y 67, sería contraria a los intereses del país, puesto que estos activos todavía tienen reservas remanentes”. Dicen además que, “lo conveniente sería que el contrato concluya en el plazo establecido y los bloques 16 y 67 se reviertan al Estado y se llame a una licitación internacional para escoger las mejores empresas postulantes con probada capacidad técnica y económica, como manda la Constitución y la Ley”.

Esta denuncia reitera que siempre hay buitres al acecho de las riquezas de este país desamparado, gracias a hipócritas listos a enchufarse con las oscuras formas de enriquecimiento.