Por ir a bañar a su perro, dos ‘angelitos’ se ahogan

Los hermanos Sebastián y Alejandro de siete y nueve años respectivamente.

Eran hermanos. En la parroquia urbana Viva Alfaro existe consternación.

QUEVEDO • Los hermanos Sebastián y Alejandro de siete y nueve años de edad, fallecieron la tarde de ayer.

Al parecer, los menores habrían ido a bañar a una mascota, junto a su madrasta a orillas del río Quevedo, cuando desaparecieron entre las aguas.

Los cuerpos fueron recuperados por moradores del sector La Puntilla, en la parroquia Viva Alfaro, donde se dio dicha tragedia, la cual enluta a una familia quevedeña, en vísperas de celebrarse la Navidad y Fin de Año.

Detalles

Al sitio arribó personal del Cuerpo de Bomberos, pero nada pudieron hacer por los menores, ya que el camino para llegar hasta el lugar donde se encontraban, era de difícil acceso.

Por su parte, el principal de la Unidad Nacional de Investigación y Protección de Niños, Niñas y adolescentes (Unipen), Los Ríos, Christian Ruiz, manifestó que una vez que fueron alertados por el ECU-911, llegaron al lugar, pero los cadáveres estaban fuera del río.

El oficial agregó además que, según versiones de la persona que estaba al cuidado de los niños, ellos a las 14:40 habían llegado al río, a pesar de que habrían sido instruidos sobre que no vayan al lugar, pero no habían hecho caso. “Pueden observar que donde fueron encontrados existe un dragado, por eso no pudieron salir y se ahogaron”, agregó el uniformado.

Tras el retiro de los cuerpos, por parte del personal de los bomberos, los habitantes se mostraron indignados por el hecho, más cuando aseguraban que la mujer identificada como madrastra de los infantes, no habría tenido precauciones, por eso el populacho hablaba de agredirla.(DLH)

Incertidumbre y dolor por la muerte de Liseth Suárez

Más detalles en el siguiente video https://fb.watch/9CKqZpWRYt/

2 NIÑOS de siete y nueve años de edad murieron ahogados.

Dragado para evitar desabastecimiento de agua en estiaje

TRABAJOS. Se realiza dragado en la planta de captación en San Mateo por posible desabastecimiento de agua en la época de estiaje.

Al daño de las bombas en emergencia, se suma la llegada de la época de sequía en el río, lo que también podría ser un problema para la captación de agua y el abastecimiento a los hogares.

Debido a la emergencia declarada hace una semana por un nuevo daño en el sistema de bombeo regional de agua potable de Esmeraldas, muchos sectores se han visto afectados por el desabastecimiento del líquido.

Otro problema que presenta ahora la Empresa Mancomunada de Agua Potable y Saneamiento Esmeraldas (Emapse) es la llegada de la época de estiaje (nivel más bajo del río), la misma que podría agravar la falta de agua potable en los hogares, sino se realizan los dragados correspondientes con anticipación, esto debido a que las aguas del afluente bajan considerablemente afectando a la captación de agua para los pozos.

El gerente de la Empresa de Agua, Daniel Figueroa, aseguró que con la intervención se busca evitar racionamientos de agua en época de estiaje como una medida preventiva para que no se queden sin captar agua.

Dragado

“En esta ocasión nos estamos preparando con tiempo para esta etapa de estiaje que se da cada año. Aspiramos a no tener inconvenientes en los meses de agosto y septiembre que son los más difíciles, debido a los bajos niveles de agua en el río”, dijo.

Desde el pasado martes 27 de julio, entre 200 y 300 metros cúbicos de sedimentos (arena, piedra y lodo), empezaron a extraer técnicos de la Emapse San Mateo desde el río Esmeraldas, en el lugar donde está ubicada la captación.

Los trabajos se los realiza de manera manual y mecánica para dejar libre de sedimentos la captación, lo que permitirá mantener un flujo constante de agua cruda hacia los pozos que alimentan a las lagunas donde se almacena el agua, antes de ser procesada y distribuida por la red.

Abastecimiento

Además, Figueroa mencionó que por ahora el 60% de los sectores de los cantones Esmeraldas, Rioverde y Atacames que habían sido afectados por el daño en las bombas, ya cuentan con el abastecimiento de agua. Por ello, se están realizando los trabajos también de dragado para que la distribución no sea afectada con la sequía del río.

Los barrios altos de Esmeraldas, como el Regocijo, San Martín de Porres, Panecillo, Guacharaca y algunos sectores de los barrios del sur, son los que aún no cuentan con el líquido vital, por lo que hasta los lugares están llegando con tanqueros de agua potable para que la comunidad sea abastecida.

Por ahora se esperan obtener recursos para restablecer el servicio a los cerca de 500 mil habitantes que se benefician del suministro en los tres cantones. Previo a este reciente daño, la empresa de agua aclaró que no existe una merma total, sino una falta de presión suficiente para llegar a más sectores. (MFC)

Las cinco bombas dañadas en el sistema regional de agua potable estarán en mantenimiento por dos meses según la emergencia declarada.