Recicladores esperan ayuda, para no quedarse sin su lugar de trabajo

Incumplimiento. La preocupación se siente entre quienes se dedican a esta actividad para llevar el pan diario a sus hogares.

Quevedo. Con pancartas en mano y levantando sus voces de protesta, la asociación de recicladores ‘Viviendo con Dignidad’ de la parroquia San Cristóbal, piden al presidente de la Mancomunidad Mundo Verde, Celso Fuertes, cumpla su promesa hecha el viernes 16 de septiembre de 2022, en la inauguración del nuevo relleno sanitario, de tenderles la mano.

Este martes 20 de septiembre de 2022, los integrantes de las 80 familias que habitan en el antiguo botadero de basura, se pronunciaron ante los diferentes medios de comunicación, para implorar que se los reubique en otro tipo de actividad, puesto que permanecen sin laborar desde el jueves 15 de septiembre de 2022.

Iván Uca, presidente de la Asociación, manifestó que hasta la fecha no existe un pronunciamiento ni llamadas telefónicas de parte del alcalde (Celso Fuertes), quien también es presidente de la Mancomunidad.

El dirigente, afirmó que Fuertes personalmente se reunió con él, para darle a conocer que los seis municipios involucrados en la construcción del nuevo relleno sanitario les darían ofertas laborales a sus compañeros.

Pronunciamiento

“No queremos que esto quede en palabras, eso no le quita el hambre a nuestros hijos. Por más de 20 años nos hemos mantenido con esta actividad, es decir, les hemos llevado el pan a la mesa. Exigimos resultados inmediatos, hace dos días tuvimos la visita de Irene Massuh, coordinadora del proyecto, quien nos mencionó que tengamos paciencia, que está resolviendo nuestro caso en Quito, pero llevamos seis días sin hacer nada. Nuestros niños han faltado a clases. La comida se nos está terminando, nos sentimos acorralados y sin saber nada”, expresó Uca.

Asimismo, Consista Alzate, madre de familia, quien también se dedica a esta actividad, señaló que, porque no los incluyeron como recicladores en el nuevo relleno sanitario, así como han hecho con otro personal.

“Los responsables de la obra saben de nuestra existencia. Yo tengo más de 15 años trabajando como recicladora, soy padre y madre para mis hijos, vivo del día a día. Ahora no sé cómo hacer para conseguir el dinero que necesito para mandar a mis niños a la escuela, no podemos quedarnos con los brazos cruzados, exigimos seriedad y compromiso de parte de quienes conforman la Mancomunidad Mundo Verde”, recalcó Alzate. (SCC)

Preocupación Compromiso:

° Mayra Plúas, administradora de asociación Asoplanel, la cual se dedica a reducir, reutilizar y reciclar, recalcó que su preocupación es que solamente se les ofreció 15 puestos de trabajo, para los 80 recicladores que son. Los mismos serán reubicados entre los seis municipios que conforman la Mancomunidad.. “la pregunta que nos hacemos es… ¿por cuánto tiempo seremos reubicados? no queremos trabajos temporales, por nuestros hijos”, dijo Plúas.

Trabajo para los jóvenes

La cantidad de jóvenes que ni trabajan ni estudian —los ‘ninis’— en el país alcanza ya cuotas preocupantes. Se trata de una verdadera bomba de tiempo sobre la que la sociedad ecuatoriana, por el egoísmo de algunos gremios y la tibieza de la política, está sentada.

No se puede solucionar un problema tan extendido únicamente ampliando la oferta universitaria. En una economía sin suficientes puestos de trabajo para atender a tantos profesionales, eso solo servirá para devaluar títulos, empeorar la calidad de la enseñanza y postergar, con gasto ineficiente, unos años el ingreso de los jóvenes al mismo desempleo. En el nuevo mundo más nacionalista y de hipervigilancia, tampoco se le puede apostar a la migración masiva como solución. En algo ayudaría, para hacer más llevadera la espera, volver a fomentar el deporte, las artes y la educación continua con financiamiento público, pero la única verdadera solución es la reforma laboral a la que el país aún se resiste.

Con el marco legal actual, el empleo no puede crecer a la velocidad que la estructura demográfica exige. En nombre de “impedir la precarización” o de la “no regresión de derechos” se está defendiendo a la minoría urbana, privilegiada y de edad madura que tiene trabajo apropiado, a costa de excluir especialmente a los jóvenes; a todos los conflictos que ya tiene el país, se suma el resentimiento intergeneracional.

En pocos años, nuestra sociedad tendrá que lidiar con una inmensa cantidad de jubilados —algunos enfermos—, que el IESS y el Estado no podrán atender si no se logra incluir a la gran masa de jóvenes en el empleo formal y en el consumo. Igualmente, los ‘Ninis’ son pasto para las llamas del crimen organizado y de los movimientos políticos radicales. ¿Por qué no dejar a los jóvenes trabajar?

EE.UU. rompe su racha de caída del desempleo aunque continúa con datos sólidos

Jóvenes al revisar ofertas laborales en una agencia de empleos, en Brooklyn (NY, EE.UU.). EFE

El número total de desempleados alcanzó los seis millones en el país norteamericano, donde se registra un ‘enfriamiento laboral’.

WASHINGTON. La tasa de desempleo en Estados Unidos rompió su racha de bajada y subió dos décimas en agosto, situándose en 3,7%, aunque el mercado laboral de la primera potencia mundial continúa sólido, con cifras cercanas a la época prepandémica.

El número de desempleados aumentó en agosto en 344.000 personas y alcanzó los 6 millones, según datos publicados este viernes por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, en inglés).

La creación de empleo se ralentizó en agosto, con 315.000 nuevos puestos de trabajo, frente al más de medio millón registrado en julio, una cifra que supuso el regreso a los niveles de febrero de 2020, previos a la pandemia, cuando la tasa de desempleo era del 3,5%.

Los datos de agosto suponen, por tanto, un enfriamiento relativo del mercado laboral, tras los buenos datos de julio.

De hecho, el desempleo había caído constantemente desde que en abril de 2020 marcó su máximo del 14,7% y solo había subido en dos ocasiones durante este periodo, no más de una décima.

La creación de 315.000 puestos de trabajo en agosto es también menor al promedio de los empleos surgidos entre marzo y junio, cuando se crearon de media 388.000 puestos de trabajo.

La excelente fuerza del mercado laboral estadounidense es uno de los motivos principales de orgullo del presidente estadounidense, Joe Biden, y uno de los puntos fuertes que destaca para alejarse de la temida recesión económica.

De hecho, tras conocerse los datos, el mandatario los calificó a través de redes sociales como «noticias geniales».

«Nuestro mercado laboral permanece fuerte. Cada vez más estadounidenses están volviendo a trabajar. Estamos en medio de un auge histórico de la manufactura y la próxima semana se harán nuevos anuncios históricos sobre fábricas«, apuntó Biden.

Estados Unidos entró en recesión técnica en el segundo trimestre de este año, al registrar dos seguidos de caída del PIB, aunque desde el Gobierno se insiste en que no puede considerarse que el país esté en recesión a la vista de indicadores económicos como el del empleo.

Este enfriamiento se conoce unos días después de que el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, reconociera en un discurso en el foro de Jackson Hole que restaurar la estabilidad de precios «probablemente requerirá» mantener una postura monetaria «restrictiva durante algún tiempo», una situación que tendrá consecuencias en el mercado laboral.

Los datos de la BLS muestran que, por sectores, se produjeron aumentos notables de puestos de trabajo en los servicios profesionales y comerciales, en la atención médica y en el comercio minorista.

Por grupos de población, las tasas de desempleo de hombres adultos (3,5 %) e hispanos (4,5 %) aumentaron en agosto, mientras que las tasa de desempleo para mujeres adultas (3,3 %), adolescentes (10,4 %), blancos (3,2 %), negros (6,4 %) y asiáticos (2,8 %) mostraron pocos cambios durante el mes.

Entre los desempleados, el número de personas que perdieron el empleo permanente aumentó en 188.000 y llegó a los 1,4 millones en agosto. El número de personas en paro temporal se mantuvo prácticamente sin cambios en 782.000.

La cantidad de desempleados a largo plazo (aquellos sin trabajo durante 27 semanas o más) cambió poco y se mantuvo en los 1,1 millones en agosto. Los parados de larga duración representan el 18,8% de todos los desempleados.

Desde mayo de 2020 la BLS realiza además preguntas complementarias para ayudar a medir los efectos de la pandemia de coronavirus en el mercado laboral sobre temas como el teletrabajo.

Así, el 6,5% de las personas empleadas teletrabajaron en agosto debido a la pandemia, frente al 7,1% del mes anterior.

Además, 1,9 millones de personas informaron de que no habían podido trabajar porque su empleador cerró o perdió el negocio debido a la pandemia, una cifra inferior a los 2,2 millones de julio.

Entre quienes no formaban parte de la fuerza laboral en agosto, 523.000 personas no pudieron buscar trabajo debido a la crisis sanitaria, con pocos cambios con respecto al mes anterior. EFE

El número de jóvenes que ni estudian ni trabajan es del doble en Guayaquil con respecto a Quito

REALIDAD. El sistema productivo y gubernamental le ha dado la espalda a los jóvenes.

El precario mercado laboral va de la mano con las pocas oportunidades de formación en Ecuador.

En Guayaquil, uno de cada cuatro jóvenes (más del 23%), entre 15 y 24 años, está catalogado como Nini. Es decir, que ni estudian ni trabajan. En Quito, uno de cada siete jóvenes están en la misma clasificación.

En otras palabras, el puerto principal tiene casi el doble de menores de 24 años sin ningún tipo de acceso a formación ni ha desarrollarse en el mercado laboral.

Santiago García, presidente del Colegio de Economistas de Pichincha y docente universitario, explicó que esto evidencia que si a escala nacional hay serios problemas de ingreso al sistema universitario, en Guayaquil esto se profundiza.

Además, en el puerto principal existe menos oferta de institutos técnicos, con carreras más cortas y baratas, en comparación con Quito. A este escenario, se suma una mayor incidencia de la pobreza y una inequidad más marcada.

Guayaquil es una ciudad que avanza, pero con una gran masa de gente que no se beneficia de ese avance económico y social. Además, por ser una ciudad grande se vuelve un polo de atracción de la criminalidad y el narcotráfico. Las actividades ilícitas necesitan mercado, que circulen los productos ilegales”, puntualizó García.

Falta más inversión

Las universidades no pueden ofertar y abrir sus puertas al infinito. Tienen límites dados por los presupuestos, sus capacidades y el número de profesores.

Según Andrea López, economista y emprendedora guayaquileña, si bien se necesitan más recursos para la educación superior, también se debe comprometer a las universidades para que gasten mejor y con más eficiencia.

“Más dinero, sin una mayor calidad de gasto, no garantiza mejor acceso. Además, queda pendiente solucionar las deficiencias en la educación media. Esas deficiencias constituyen una de las principales barreras para que un buen porcentaje de jóvenes no pasen los exámenes de admisión”, aseveró.

García, por su parte, dijo que el país no ha avanzado en el tema de los colegios técnicos. Salvo Cuenca, que ha logrado implementar con éxito un sistema de educación dual, en el resto queda en deuda. La capital azuaya tiene un porcentaje de Ninis del 12%

A través de la educación dual, en la que se estudia en el colegio y al mismo tiempo se vincula a una empresa, los jóvenes podrían tener mayores oportunidades de desarrollo laboral.

Sistema de emprendimiento

Aunque el país ha tenido avances en la bancarización, todavía un 40% de la población no tiene ni siquiera una cuenta bancaria. Dentro de ese porcentaje están incluidos jóvenes de hasta 24 años sin trabajo ni educación

Para ese segmento de la población, el emprendimiento podría ser una vía para romper su mala situación económica y social. Sin embargo, se necesita un fondo de garantía crediticia para los emprendedores y más inclusión financiera.

Actualmente, menos del 20% de la población tiene acceso a una tarjeta de crédito, cuando esto podría convertirse en un instrumento de financiamiento directo para operar un pequeño negocio.

Andrés Zurita, director ejecutivo de la Alianza para el Emprendimiento y la Innovación del Ecuador (AEI), recalcó que aunque se han producido avances en el ecosistema emprendedor, todavía quedan grandes huecos como el acceso a capital de riesgo y educación.

Además, se ha quedado a medias la aplicación de la Ley de Emprendimiento. Por eso, la mayoría de micro y pequeños negocios son precarios, tienen poco valor agregado y pocas posibilidades de sostenerse en el tiempo. (JS)

La reforma laboral sigue siendo una promesa

El Gobierno y la Asamblea Nacional han dejado de lado la tarea de consensuar una reforma laboral que sirva a los jóvenes.

Se necesita una flexibilización inteligente del sistema de contratación, la cual debe incluir cosas básicas como la eliminación de los recargos sobre los empleos ocasionales, menos rigidez para el establecimiento de las jornadas de trabajo, entre otros.

Apenas 237.345 jóvenes, entre 15 y 24 años, tienen un empleo adecuado con al menos el salario básico. Eso representa el 16% de la Población Económicamente Activa (PEA). El porcentaje a nivel total llega al 32%, es decir, los jóvenes tienen dos veces menos empleo adecuado.

57.400 Ninis se calcula que hay en Quito. En Guayaquil, se registran 123.225.
Entre 120.000 a 150.000 jóvenes a escala nacional no logran acceder a la educación superior cada año.

“Aquí ser joven parece un delito. Todo está armado en contra de los jóvenes. Son las víctimas del sistema productivo, organizativo y gubernamental que ha primado en los últimos 20 años”, Santiago García, presidente del Colegio de Economista de Pichincha y docente universitario.

El 64% de personas cuentan con un empleo no adecuado o precario

SITUACIÓN. Las personas deben buscar la manera de generar recursos.

El desempleo y subempleo ha crecido notablemente en Santo Domingo, esto se refleja en el aumento de obreros en los alrededores del redondel Sueño de Bolívar o en las esquinas de las calles, donde las personas ofrecen algún producto para generar ingresos económicos.

Sonia tiene 25 años de edad, recorre el centro de la ciudad para vender chicles y así poder tener dinero para sus gastos y el de su hijo de cinco años. A pesar de ser joven no ha logrado conseguir un empleo estable,  no tiene experiencia y  solo estudió el bachillerato.

Otro de los casos es el de Ignacio Macay, a quien por su edad, 62 años, ya no lo quieren contratar. Es obrero y busca la manera de tener un trabajo.

Por su parte, Miguel Jirón, lleva tres años buscando empleo, pero no ha tenido suerte. Indicó que más de 100 personas esperan ser contratadas en el redondel  Sueño de Bolívar, por lo que se vuelve más complicado.

Analista

Felix Pilay, analista económico, manifestó que en Santo Domingo el 36% de personas cuenta con un empleo adecuado y el 64% con trabajos no adecuados o precarios, lo que agrava la situación.

Explicó que el dinero que generan con los trabajos precarios no cubre las necesidades básicas. El ingreso mínimo de una familia considerada pobre es de 84 dólares, mientras que la canasta básica oscila entre los 700 dólares. “Teniendo en cuenta este rubro, podemos saber cual es la situación de las familias consideradas pobres y en extrema pobreza”.

Especificó que según el instituto nacional de Estadísticas y Censo (INEC), el índice de desempleo está en el 4%, pero cree que la realidad es otra y en la ciudad estaríamos en el 9%. (CT)

Estadísticas
Según los datos del censo 2010, en Santo Domingo hay 368.013 habitantes, de los cuales el 70% aproximadamente no aportan a ningún seguro y solo el 23% son parte del Seguro Social.
El dato
La persona que percibe una remuneración mensual menor a $87.57 es considerada pobre.

El desempleo en Loja impide la reactivación económica

MANIFESTACIÓN. El paro nacional provocó la pérdida de $14 millones en Loja.

La falta de oportunidades laborales, el paro nacional y el coronavirus han llevado a Loja a sufrir enormes pérdidas económicas que no permiten su reactivación en materia económica.

Dos años y medio después del inicio de la pandemia de COVID-19, la economía mundial está en condiciones de lograr en 2022 su recuperación posterior a una recesión más sólida en 80 años. Pero se prevé que el repunte será desigual entre los países, ya que las principales economías parecen estar listas para registrar un fuerte crecimiento, pero otras economías en desarrollo están rezagadas.

Las pérdidas económicas que causó el coronavirus agravaron uno de los problemas que, países como Ecuador, han venido arrastrando en los últimos años, el desempleo. Pues conseguir una fuente de trabajo es extremadamente complicado y a ello se suman cada vez más jóvenes.

Según el último informe emitido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), el desempleo en Loja se ha incrementado con relación al último trimestre del 2021 y las cifras van en aumento, a pesar de ser una de las ciudades, entre las cinco, que más empleo generan en el país.

Diego Lara, presidente de la Cámara de Industrias de Loja, afirma que los indicadores muestran que pocos lojanos cuentan con un trabajo digno en relación de dependencia.

“En este aspecto, todos tenemos que preocuparnos, porque apenas 3 de cada 10 ecuatorianos, en Loja una cifra similar, tienen un empleo pleno, es decir, ganan un sueldo trabajando en un área definida”.

El desempleo en Loja impide la reactivación económica
MEDIDA. El Gobierno debe invertir en mejoras para el empleo ecuatoriano.

Indicó que el sector privado juega un papel indispensable en la disminución o erradicación de este problema, puesto que es el generador más alto de plazas laborales, pero el Gobierno no debe dejar de invertir en obra pública y creación de industrias.

Industria

“Se habla de que en Loja no hay industria, pero es erróneo. Lamentablemente, muchos emprendimientos que buscan un espacio en el mercado comercial no superan los tres años de gestión y es porque desde el inicio no fueron planificados adecuadamente (…), además, quienes deciden salir de la ciudad para poner sus negocios lo hacen porque apuntan a mercados más grandes”.

Paro nacional

El covid no ha sido el único factor que ha interrumpido la recuperación económica, Loja perdió a diario alrededor de dos millones de dólares a causa de la paralización de actividades por parte del movimiento indígena, al finalizar las protestas el registro sumó más de $14 millones.

“No solo perdió el sector del turismo, sino toda la ciudad, ya que, sin alimentos, transporte, comercialización interna, entre otros, afectaba la economía que habíamos logrado recuperar tras el covid”, agregó Lara.

El desempleo en Loja impide la reactivación económica
PROBLEMA. La falta de empleo afecta a la economía local.

Inseguridad

El presidente considera que uno de los elementos clave para la funcionalidad de todos los sectores ecuatorianos es la seguridad, pero los últimos acontecimientos en la provincia impiden nuevamente la recuperación.

Un amotinamiento en la cárcel, tres sicariatos en Catamayo y robos diarios, que muchas veces son producto del desempleo y desesperación de las familias, dañan la imagen de la ciudad hasta para sus propios habitantes.

“Se vienen eventos importantes, pero seguramente en el colectivo se ha instaurado el miedo, por lo que, en estos dos últimos meses, eso podría significar menos presencia de actividades durante las celebraciones”, comentó.

Eventos

La economía en Loja espera tres grandes eventos para intentar contrarrestar las pérdidas del covid y el paro. En agosto y septiembre, la romería de la Virgen del Cisne y la tradicional Feria de Loja, mientras que en noviembre el Festival Internacional de Artes Vivas.

 

EL DATO

3 de cada 10 ecuatorianos cuentan con empleo, los demás se ubican en el sub o desempleo.

LA CIFRA

Las pérdidas económicas en Loja tras el paro superan los $14 millones.

Más empleo, menos trámites

Al menos hasta las próximas elecciones legislativas, el país deberá abandonar cualquier esperanza de un boom de generación de empleo resultante de la prometida liberalización del régimen laboral. Tampoco luce probable que las Alianzas Público-Privadas, al ritmo que avanzan y dadas las circunstancias, logren concretarse ni hacer una gran diferencia en materia de empleo. No obstante, —en sintonía con la declaración del presidente Guillermo Lasso de que buscaría mejorar la situación laboral de los ecuatorianos sin pasar por la Asamblea— reducir la burocracia que entorpece a los sectores que más empleo generan, como la construcción, sería una gran contribución. 

Se ha repetido hasta el cansancio: apenas poco más del 30% de la población económicamente activa del país tiene empleo adecuado. Solo la cuarta parte de este—7% del empleo total— se genera en el sector público, y una parte sustancial de su trabajo, en la práctica, resulta ser la justificación de su puesto al entorpecer el trabajo del sector privado. No solo obstruyen la generación de nuevo empleo formal por medio de obstáculos legales y normativos, sino que dificultan y encarecen la innovación y la producción privada, condenándolas a contemplar entre sus costos la interminable ‘tramitología’. El país termina no solo asumiendo el costo de mantener esa burocracia, sino también condenado a absorber el daño que genera a diario la necesidad de esta de inventarse trámites innecesarios para justificar su existencia.

El Gobierno Nacional y las autoridades locales comprometidas tienen herramientas a su alcance para reducir el ‘papeleo’ innecesario. Si la meta del éxito en el empleo es inalcanzable, este sí es un legado posible.

Trabajo no pleno y sin remuneración generan preocupación en Ambato

Situación. Varias son las actividades que se encuentran en el rango de empleo no adecuado.

A pesar de que en Ambato la tasa de desempleo se redujo, la ciudadanía asegura que no es que se abrieron fuentes de trabajo, sino que las personas engrosaron las estadísticas del empleo no adecuado y el no remunerado.

Así se refleja en el último informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), el cual coloca a Ambato como la cuarta ciudad con el índice más alto de desempleo alcanzando el 6,3%.

Esto a pesar del decremento que se experimentó con relación al primer trimestre de este año, en el que se registró un desempleo del 6,9%.

Ambato es únicamente superada por Guayaquil, que tiene el 4,9% de desempleo.

El índice más alto de desocupación está en Quito con 10,8%, le sigue Machala con el 7,6% y Cuenca con el 6,6%.

Según las estadísticas del INEC, uno de los aspectos positivos de las cifras de este informe es la tasa del empleo adecuado que el primer trimestre de 2022 se cerró en 42,1%, con un incremento frente al 37,8% en la que concluyó en el mismo periodo de 2021.

En otras cifras, la tasa del subempleo en este periodo fue de 20,1%, la del empleo no pleno 22,2% y la del empleo no remunerado en el 9%.

 

EL DATO
Según el INEC la tasa de empleo no remunerado 
más alta la presenta Ambato con el 9%.

 

Análisis

Para el economista Gustavo Rivera, Ambato es una de las ciudades donde sus habitantes se caracterizan por impulsar cualquier actividad comercial a fin de obtener un sustento económico.

A decir del experto, estos indicadores de baja en la tasa de desempleo, pero con un muy pequeño incremento en el empleo no adecuado evidencia la precariedad en la que de a poco se suman las personas que no cuentan con un capital, ni siquiera para emprender con algún comercio informal.

 

DESEMPLEO

  • 10,8% Quito
  • 7,6% Machala
  • 6,6% Cuenca
  • 6,3% Ambato
  • 4,9%Guayaquil

Realidad

Marlon Manobanda es un joven de 26 años quien recorre las calles de la ciudad en busca de un empleo estable, sin embargo, no ha conseguido un trabajo.

Esta situación ha provocado que ofrezca sus servicios y mano de obra todos los días en los alrededores del mercado Modelo.

Uno tiene que comer, por eso hay que trabajar en cualquier cosa, aunque mucha gente nos lleva de jornaleros donde no se gana casi nada, otros hacen laborar y luego no pagan”, comentó.

El joven, además, aseguró que hay días que ayuda a unos amigos a repartir volantes o a vender caramelos en los buses.

Otro caso es el de Joffre Toalombo, quien se dedica al reciclaje, oficio en el cual no tiene un estimado de ganancia.

“Si no hago esto no tengo para mantener a mi familia, por eso busco como sea los medios para salir adelante y no dejarme vencer”, comentó Toalombo. (FCT)

 

Cifras de Ambato

  • Tasa                                    Trimestre 1/2021         Trimestre 1/2022
  • Empleo adecuado                           37,8%                                 42,1%
  • Subempleo                                      24,7%                                 20,1%
  • Empleo no remunerado                9,7%                                       9%
  • Otro no pleno                                 20,6%                               22,2%

Fuente INEC

Elaborado por: La Hora

Tasa de desempleo en Ambato sube al 6,3%

Problemática. Ciudadanos se ubican afuera del mercado Modelo en busca de un trabajo.

Conseguir una fuente de empleo continúa siendo un verdadero problema en varias ciudades del país y Ambato no es la excepción.

Según el último informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), el desempleo en Ambato se incrementó con relación al último trimestre del 2021.

Así el informe indica que a diciembre del años anterior, la tasa de desempleo ascendía a 5,4%, mientras que hasta marzo del 2022 esta cifra subió a 6,3%.

La preocupación no solo se centra en que cada vez existen más personas desempleadas en Ambato, sino que además, la mayor parte de esta población se encuentra son los jóvenes hasta los 24 años.

Esta realidad se la puede encontrar a diario en las calles de la ciudad donde cientos de jóvenes, bachilleres y hasta profesionales buscan trabajo.

 

 

Análisis

Nelson Lascano, coordinador de la carrera de Economía de la Universidad Técnica de Ambato, explicó que en realidad este incremento en la tasa de desempleo obedece a varios factores, entre ellos la falta de políticas públicas que incentiven la inversión y el desarrollo de los emprendimientos que permitan la generación de fuentes de empleo.

Para Lascano, a la falta de políticas públicas se suma las restricciones y la recesión económica en la que ha estado el país en los últimos años.

“Vemos que la parte del sector público tiene recesión y la inversión pública no se ve, lo cual repercute en este incremento del desempleo”, dijo.

A decir del experto, en Ambato la realidad no es diferente y al contrario, al ser una localidad que se sustenta del comercio, la industria y servicios, se evidencia la recesión empresarial que se ve reflejada en la disminución de fuentes de trabajo.

Además, aseguró que las crisis provocadas por la pandemia y las paralizaciones repercuten también en el riesgo país y ahuyentan la poca inversión que pudiera tener el país, cerrando las puertas a la generación de nuevas plazas de trabajo. (FCT)

 

TOME NOTA
Antes las personas se ubicaban en las afueras 
del mercado Modelo en días específicos, 
ahora lo hacen siempre.

 

Historias de desempleo

Mario Salán tiene 23 años y a pesar de haber realizado varios cursos para guardia de seguridad, no ha podido encontrar un trabajo fijo desde hace más de un año.

A decir del ciudadano, a pesar de que se ha capacitado y tiene la experiencia, en los lugares donde se presenta no lo eligen, pues existe un gran número de personas que entran a la selección.

En la misma situación se encuentra Gladis Acurio, de 25 años, quien con carpeta en mano recorre la ciudad a la caza de una oferta laboral.

Ella comentó que tiene varios cursos de enfermería en diferentes instituciones,  pero que al parecer su preparación no basta.

“Desde que salí del colegio he realizado cursos auxiliar de enfermería, primeros auxilios, administración de sueros, entre otros, pero nada”, manifestó.

Esta historia se repite, pues muchos jóvenes que incluso han obtenido un título universitario también están en el desempleo, ellos aseguran que quisieran generar un capital en su área de trabajo para luego pensar en emprender.