Contraloría detecta fallas generalizadas de manejo de residuos en los municipios

Una de las fallas es la falta de implementos e indumentaria adecuados para el personal de barrido y recolección.

La falta de licencias ambientales, ausencia de auditorías de cumplimiento, falta de programas de mitigación, control y corrección de afectaciones al ecosistema son las irregularidades detectadas por la Contraloría.

La inobservancia de la normativa ambiental, el incumplimiento de las obligaciones contractuales y la inadecuada planificación de las operaciones fueron las falencias que caracterizaron la gestión integral de desechos y residuos sólidos en los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD)  entre 2011 y 2020, reveló un informe difundido por la Contraloría General del Estado (CGE)

Según el ente de control, tras el análisis de 165 conclusiones de auditoría, contenidas en 28 informes, se determinó que el 34,55 % de las irregularidades se derivaron de inobservancias de normativa técnica y legal, en el ámbito ambiental.

Sin plan de manejo ambiental

Los cabildos y empresas públicas municipales no gestionaron la obtención de licencias ambientales para la operación de escombreras y rellenos sanitarios, por lo que no contaron la autorización del Ministerio del Ambiente; y, en consecuencia, no contaron con un plan de manejo ambiental para prevenir, mitigar o corregir los efectos causados en los ecosistemas por estas actividades, se detalla en el informe.

Los proyectos que contaron con licencias ambientales también fueron observados, debido a que operaron fuera de las áreas delimitadas. En otros casos, se identificó la falta de implementación de los planes de manejo ambiental y de los programas de monitoreo y seguimiento. Tampoco aplicaron las políticas, los reglamentos y las ordenanzas para regular el manejo de desechos y residuos.

El estudio arrojó que los municipios no generaron campañas de capacitación para incentivar y concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de la recolección diferenciada de la basura, para su aprovechamiento y disposición final.

Por otra parte, se observaron falencias y falta de planificación en los cierres técnicos de botaderos a cielo abierto y la ausencia de controles sobre la calidad de los efluentes (líquidos residuales) de las plantas de tratamiento de lixiviados. Los líquidos, producto de la descomposición de los desechos y residuos, antes de ser descargados a fuentes hídricas naturales, rebasaron el límite máximo permitido para su descarga, establecido en la normativa ambiental.

Vehículos inapropiados para el traslado

En el caso de la gestión de desechos peligrosos, generados en las casas de salud, los municipios utilizaron vehículos y equipos que no fueron los apropiados para su traslado, desde los lugares de recolección, hasta los sitios de disposición final.

Tampoco se controló la entrega y uso de indumentaria de protección, poniendo en riesgo la seguridad del personal que ejecutó las tareas de barrido, recolección y transporte de residuos urbanos y desechos peligrosos. (SC)

Crean enzima modificada capaz de descomponer plásticos en horas

Menos del 10% de los plásticos que se producen se reciclan a escala mundial.

Los investigadores que lograron el avance están seguros que este camino es el más conveniente para eliminar los millones de toneladas de plástico que se producen en el mundo cada año.

MADRID. Una variante de enzima creada por ingenieros y científicos de la Universidad de Texas en Austin puede descomponer en horas o días los desechos plásticos que la naturaleza tarda siglos en degradar.

Este descubrimiento, publicado en ‘Nature’, podría ayudar a resolver uno de los problemas ambientales más apremiantes del mundo: qué hacer con los miles de millones de toneladas de desechos plásticos que se acumulan en los vertederos y contaminan tierras y aguas naturales. La enzima tiene la capacidad de potenciar el reciclaje a gran escala, lo que permitiría a las principales industrias reducir su impacto ambiental mediante la recuperación y reutilización de plásticos a nivel molecular.

«Las posibilidades son infinitas en todas las industrias para aprovechar este proceso de reciclaje de vanguardia», dijo en un comunicado Hal Alper, profesor en el Departamento de Ingeniería Química de McKetta en UT Austin. «Más allá de la industria de gestión de residuos obvia, esto también brinda a las corporaciones de todos los sectores la oportunidad de tomar la iniciativa en el reciclaje de sus productos. A través de estos enfoques enzimáticos más sostenibles, podemos comenzar a visualizar una verdadera economía circular de plásticos«.

El proyecto se centra en el tereftalato de polietileno (PET), un polímero importante que se encuentra en la mayoría de los envases de consumo, incluidos los envases de galletas, las botellas de refrescos, los envases de frutas y ensaladas y ciertas fibras y textiles. Constituye el 12% de todos los residuos globales.

La enzima fue capaz de completar un «proceso circular» de descomponer el plástico en partes más pequeñas (despolimerización) y luego volver a unirlo químicamente (repolimerización). En algunos casos, estos plásticos se pueden descomponer por completo en monómeros en tan solo 24 horas.

Investigadores de la Escuela de Ingeniería y la Facultad de Ciencias Naturales de Cockrell utilizaron un modelo de aprendizaje automático para generar mutaciones novedosas en una enzima natural llamada PETasa que permite que las bacterias degraden los plásticos PET. El modelo predice qué mutaciones en estas enzimas lograrían el objetivo de despolimerizar rápidamente el plástico residual posconsumo a bajas temperaturas.

A través de este proceso, que incluyó el estudio de 51 envases de plástico posconsumo diferentes, cinco fibras y telas de poliéster diferentes y botellas de agua hechas de PET, los investigadores demostraron la eficacia de la enzima, a la que denominan FAST-PETase (funcional, activa, PETasa estable y tolerante).

«Este trabajo realmente demuestra el poder de unir diferentes disciplinas, desde la biología sintética hasta la ingeniería química y la inteligencia artificial», dijo Andrew Ellington, profesor del Centro de Sistemas y Biología Sintética, cuyo equipo dirigió el desarrollo del modelo de aprendizaje automático.

El reciclaje es la forma más obvia de reducir los desechos plásticos. Pero a escala mundial, se ha reciclado menos del 10% de todo el plástico. El método más común para deshacerse del plástico, además de arrojarlo a un vertedero, es quemarlo, lo cual es costoso, consume mucha energía y arroja gases nocivos al aire. Otros procesos industriales alternativos incluyen procesos muy intensivos en energía de glucólisis, pirólisis y/o metanólisis.

Las soluciones biológicas consumen mucha menos energía. La investigación sobre enzimas para el reciclaje de plástico ha avanzado durante los últimos 15 años. Sin embargo, hasta ahora, nadie había sido capaz de descubrir cómo hacer enzimas que pudieran operar de manera eficiente a bajas temperaturas para que fueran portátiles y asequibles a gran escala industrial. FAST-PETase puede realizar el proceso a menos de 50 grados centígrados.

A continuación, el equipo planea trabajar en la ampliación de la producción de enzimas para preparar su aplicación industrial y ambiental. Los investigadores han presentado una solicitud de patente para la tecnología y están considerando varios usos diferentes. La limpieza de los vertederos y la ecologización de las industrias que producen muchos desechos son las más obvias. Pero otro uso potencial clave es la remediación ambiental. El equipo está buscando varias formas de llevar las enzimas al campo para limpiar los sitios contaminados.

«Al considerar las aplicaciones de limpieza ambiental, necesita una enzima que pueda funcionar en el medio ambiente a temperatura ambiente. Este requisito es donde nuestra tecnología tiene una gran ventaja en el futuro», dijo Alper. (EUROPAPRESS)

Contaminación gana espacio en las quebradas de Ambato

SITUACIÓN. La contaminación de las quebradas va en aumento mientras se espera el programa de recuperación de estas.

La inconsciencia ambiental por parte de la ciudadanía continúa en los alrededores de las quebradas de Ambato, que se convierten en basureros públicos mientras se pone en riesgo los desfogues naturales de agua lluvia.

Esta es la percepción de quienes habitan en los alrededores de quebradas como del Casigana, Gallinazo, La Sorda, entre otras.

Los escombros y basura de todo tipo todavía se dejan en la quebradas, donde además hay pestilencia y plagas.

 

Moradores piden ayuda

Marco Moreta vive cerca de la quebrada La Sorda hace más de 45 años y desde hace 20 años ha solicitado a las autoridades la sanción para quienes botan basura en este espacio.

 

El DATO
Para hacer uso de la escombrera situada en el Camino Real, junto 
al Centro de Transferencia Agrícola, es necesario llamar al número 
033 70 03 10 extensiones 84 01 o 81 07.

 

“Esto ya se hizo común, pero ahora nos preocupa porque cuando llueve la basura se eleva y se crean pequeñas acequias en lo que antes eran los desfogues, contó Moreta.

Un caso parecido se ve en la quebrada que une a Martínez con La Quigo, donde como primera medida se cercó el espacio llamado El Gallinazo, sin embargo, el problema continúa y ha ganado otros espacios de este sector pese a la molestia de agricultores de la zona.

Esto porque la acumulación de basura genera plagas como la presencia de roedores y los malos olores.

 

Lo que causa la contaminación en quebradas

  • Pérdida de la calidad del agua.
  • Afectación a la flora y fauna que se nutre de las quebradas.
  • Afectación a la salud, ya que mucha gente usa el agua contaminada para regar sus cultivos.

 

Un proyecto que no llega

Hace siete meses, Mauricio Vargas, director de Gestión Ambiental del Municipio de Ambato, aseguró que luego de realizar un estudio pertinente, cuatro quebradas iban a ser intervenidas en 2021, y continuarán con el trabajo en este 2022, ya que están en emergencia y son 19 las que necesitan atención.

Según el funcionario, unas quebradas presentan más problemas que otras y en algunos tramos, por lo que se intervendrán paulatinamente.

Pero esto aún no entra en ejecución debido a que se encuentra en proceso de adjudicación, sin embargo, la autoridad dijo que se toman medidas preventivas en estas áreas.

Mientras tanto, las autoridades pidieron a la ciudadanía que haga uso de la escombrera municipal que ya está habilitada y así evitar que los desechos de construcción sigan en lugares prohibidos que ocasionen desastres como el ocurrido hace meses en La Gasca en Quito.

 

EL DATO
10% de una remuneración unificada es la multa para 
quienes boten basura o escombros en las quebradas.

 

El impacto ambiental

Para Leonardo Albán, ingeniero ambiental, la recuperación de las quebradas es urgente debido a la gravedad de contaminación que presentan muchas de estas.

“No importa el grado de contaminación, el riesgo es paulatino en todas las áreas que se han convertido en escombreras o basureros donde no solo se contamina el suelo, sino el aire, además de los riesgos de aluviones en tiempos de lluvias”, explicó Albán.

 

CIFRA: 654 quebradas hay en Ambato.

 

El experto aclaró que las quebradas son puntos de desfogue natural de las aguas lluvias, allí radica su importancia.

Adicionalmente, muchas quebradas abastecen a cuerpos hídricos mayores, como ríos, recalcó.

Cuando se produce la contaminación de una quebrada puede ocurrir taponamiento de estas, lo que evita que haya ese desfogue natural del agua.

Esto resulta altamente perjudicial para las poblaciones que se asientan en la parte baja de una quebrada. (CNS)

 

Quebradas con mayor contaminación

  • Puchato
  • La Cantera
  • Quillalli
  • Yuragashpa
  • El Verdugo (Panteón)
  • La Sorda (Tumiloma)
  • Shaguanshi
  • Gallinazos
  • Huangana
  • Pisocucho
  • Rumihuaico
  • Morejón
  • Terremoto
  • Toallo
  • Puchato
  • Yuragashpa
  • Saguanshi
  • Pondoa
  • Ishiguana

Quebrada del Paso Lateral Sur se convirtió en basurero

Situación. La basura y escombros forman parte del paisaje.

A vista y paciencia de moradores, transeúntes, y conductores se arroja todo tipo de basura en la quebrada del Paso Lateral Sur de Ambato.

Esto pese a estar prohibido por ser una quebrada de desfogue de aguas lluvia.

Quienes botan los desperdicios en camiones aseguran que no saben que este espacio está prohibido para esta actividad.

Mientras tanto, los moradores de los lugares aledaños, están preocupados por el alto grado de contaminación, pues tienen que lidiar con malos olores y presencia de plagas en sus terrenos y casas.

Además, aseguran que su salud está en riesgo por las graves consecuencias que les representa vivir entre la basura.

El Municipio de Ambato desde hace cuatro meses trabaja en la recuperación de algunas quebradas en riesgo que presentan un panorama similar.

Por este motivo se solicita a la ciudadanía acercarse a la escombrera y botadero de basura que están en Unamuncho y vía a Píllaro, respectivamente, para evitar estos inconvenientes. (CNS)

Santa Rosa se convierte en un basurero público

SITUACIÓN. La basura es depositada en terrenos baldíos que causa contaminación.

Atención urgente es lo que reclaman los moradores de la parroquia Santa Rosa, al sur de Ambato, ante la irregularidad en la recolección de basura.

Esto mientras que los terrenos baldíos, así como las esquinas de la parroquia se transforman en basureros públicos.

 

Ciudadanía

Carla Mena sube la cuesta del barrio Bellavista para ir a su casa y siempre se encuentra con perros despedazando las fundas de basura en las puertas de las casas, o con nuevos desechos en los terrenos baldíos que están al filo de la carretera.

Ella dijo que la recolección de basura es un problema que aumenta a medida que más población llega al lugar.

“El problema es que la recolección es un solo día a la semana y el resto de días las personas buscan cómo deshacerse de la basura, aquí no contamos con basureros y llegar al centro parroquial con la basura es demasiado lejos”, contó Mena.

Su caso es similar al de Florencia Carvajal, de 63 años, que vive en Las Lajas, quien asegura que por su edad ya no puede llevar la basura hasta los ecotachos más cercanos.

Por ello le paga a alguien para sacar la basura de martes a domingo y, aunque le representa un gasto extra, es mejor a tener insalubridad en su hogar.

 

Para tomar en cuenta

La falta de respeto por la parroquia y la poca cultura de manejo de desechos es otro de los problemas en la localidad.

Quienes tienen terrenos sin cerramientos aseguran que cuando visitan sus propiedades las encuentran con todo tipo de desechos y perros a su alrededor, así lo aseguró José Galeas.

Él vive en Picaihua, pero tiene su propiedad a medio construir en el barrio Miñarica 1 de Santa Rosa, dice que está cansado de sacar la basura que la gente deja como si fuera un basurero público.

Afirmó que ya se ha quejado con las autoridades parroquiales, pero no toman medidas definitivas.

Esta es una realidad latente en sectores como Las Lajas, El Quinche, Bellavista Bajo y Alto y Miñarica con al menos 300 familias en cada lugar.

Según la versión de los moradores el horario de recolección es el problema más grande porque además de llevarse solo uno o dos días la basura, los horarios son irregulares y no existe consistencia en estos.

EL DATO
Uno o dos días se recoge la basura en los barrios 
de Santa Rosa sin que se defina el horario.

 

Último caso registrado

El 14 de febrero se reportó desde el barrio Las Lajas que el carro recolector no pasó por el sector, y según el área de comunicación de la Empresa Pública Municipal para la Gestión Integral de Desechos Sólidos de Ambato (Gidsa), esto se debió a que, una falla mecánica en el carro recolector retrasó la recolección.

Ante las múltiples quejas, se consultó a las autoridades parroquiales sobre las acciones tomadas respecto a esta deficiencia, por lo que el vicepresidente del Gobierno Parroquial, Alver Gavilánez afirmó que este es un problema real que se da en la parroquia, y que hay una comisión encargada de eso.

Esta está liderada por la vocal parroquial Irene Aldás, quien señaló que ya en febrero se hizo un estudio para conocer qué barrios podrían tener contenedores por parte de Gidsa.

Así mismo, dijo que ya se hizo un proyecto piloto para la ubicación de contenedores, pero ante la falta de la cantidad necesaria de usuarios estos fueron retirados.

Al momento se espera el informe técnico, mismo que la vocal asegura que es urgente para dar una solución a estos sectores

Mientras tanto, las autoridades parroquiales ya hicieron un llamado a los moradores para manejar de forma más adecuada los desechos, sacar la basura a tiempo para evitar contaminación.

Este medio de comunicación consultó sobre los problemas de recolección en los barrios de Santa Rosa a la Gidsa, pero no se obtuvo ninguna respuesta al respecto. (CNS)

 

CIFRA
5 BARRIOS tienen problemas constantes de recolección de basura en Santa Rosa.

 

Qué pasa con la basura al aire libre

Los basureros causan problemas ambientales que afectan el suelo, el agua y el aire.

La capa vegetal originaria de la zona desaparece, hay una erosión del suelo, contamina a la atmósfera con materiales inertes y microorganismos.

Con el tiempo, alguna parte de ellos se irá descomponiendo y darán lugar a nuevos componentes químicos que provocarán la contaminación del medio, que provocarán que el suelo pierda muchas de sus propiedades originales, sin contar con la influencia en la salud de quienes respiran ese aire, dijo la ingeniera ambiental, Jeimy Pérez.

Informe sobre manejo de basura dejó dudas en el Concejo de Quito

Los concejales piden un modelo de gestión de residuos que supere la idea de relleno sanitario.

Los ediles piden que se defina un modelo de gestión de cómo se van a tratar los residuos sólidos a futuro en la capital.

Durante la sesión de este 22 de marzo de 2022 del Concejo Metropolitano de Quito, los ediles conocieron los informes de la Secretaría de Ambiente, de la Empresa Pública Metropolitana de Aseo (EMASEO) y de la Empresa de Gestión de Residuos sólidos de Quito (EMGIRS), respecto a la situación del cubeto 10 del relleno sanitario de El Inga.
En ese contexto, el concejal Eduardo del Pozo advirtió que se estaría a punto de entrar en una emergencia ambiental.

“Nuevamente alerto que estamos a punto de entrar a emergencia ambiental por la negligencia de quienes se encargan del manejo de desechos en nuestra ciudad. Exijo soluciones inmediatas, las que han propuesto hasta ahora son pura fábula”, subraya, tras comentar que la idea del Cabildo sería construir un nuevo relleno sanitario para seguir enterrando la basura.

Su colega, el concejal Omar Cevallos coincide con sus apreciaciones, y señala que el tema del relleno sanitario necesita de acciones urgentes porque el cubeto 10 que se construyó el año pasado ya se llenó y cumplió su vida útil en diciembre de 2021.

En este momento la EMGIRS ocupa espacios en otros cubetos para colocar la basura. “Este es un tema técnico y emergente, por lo tanto como concejal exijo que se defina de una buena vez cuál es el modelo de gestión”.

Cevallos considera que en la actualidad es imperioso construir un cubeto 11; caso contrario, ¿en dónde se van a colocar los desechos?, pregunta.

Al mismo tiempo se tiene que definir un modelo de gestión de cómo se van a tratar todos los residuos sólidos.

En su facultad de fiscalización, Omar Cevallos solicita a la EMGIRS que entregue un plan de cómo se va a actuar a futuro, si se va a construir un nuevo relleno, o se va a comprar otro terreno, o si se va a realizar un nuevo modelo de gestión.

Afirmó que para resolver este tema se ha contratado una consultoría del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que debería entregar los resultados en abril. En ese momento se definiría el modelo de gestión. (SC)

Moradores se quejan por la falta de recolección de basura en Santa Rosa

SERVICIO. Los moradores se quejan porque no hay horarios definidos en la recolección de basura.

Atención urgente es lo que reclaman los moradores de la parroquia Santa Rosa ante la forma irregular de recolección de basura.

Este lunes 14 de febrero se reportó desde el barrio Las Lajas que el carro recolector no pasó por el sector, lo que provocó que los perros rieguen los desechos.

Teresa Silva, moradora de la parroquia, aseguró que este es un problema recurrente porque hay días que la basura permanece hasta dos días afuera de los domicilios.

Alonso García, morador del centro parroquial, coincide con el testimonio y argumenta que hasta los horarios de recolección son irregulares.

Desde el área de comunicación de la Empresa Pública Municipal para la Gestión Integral de Desechos Sólidos de Ambato (Gidsa), se manifestó que una falla mecánica en el carro recolector retrasó el retiro de la basura en esa zona, por lo que se envió el camión multipropósito para limpiar.

Mientras tanto, los moradores sugirieron a las autoridades que se haga una recolección manual cuando pasen estos inconvenientes para evitar contaminación.

De igual manera pidieron que se socialicen los horarios permanentes de recolección. (CNS)

América Latina desaprovecha su basura electrónica y pierde $1.700 millones al año

En 2019, 13 países de la región generaron 1,3 megatoneladas de residuos electrónicos.

De acuerdo con un estudio de la ONU, solo el 3% de la basura electrónica es gestionada de manera adecuada por los países de la región.

TORONTO. Latinoamérica está muy por detrás del resto del mundo en la recolección y gestión adecuada de la basura electrónica, según el primer estudio sobre este problema realizado por la ONU y que revela que, en 2019, 13 países de la región generaron 1,3 megatoneladas de este tipo de residuos.

El estudio, elaborado por el programa Sustainable Cycles (SCYCLE) de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU) y el Instituto de las Naciones Unidas para la Formación Profesional y la Investigación (UNITAR), estima que solo un 3% de esa basura electrónica es gestionada de forma adecuada en los países de la región.

Un porcentaje que está muy por debajo de la media mundial, del 17,4%.

El informe, que estudia la gestión de la basura electrónica en Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela, recalca que casi la tercera parte de la basura electrónica es plástico, lo que supone un grave y potencial problema para la salud y el medioambiente.

Solo en 2019, los países analizados generaron 380.000 toneladas de plástico procedente de basura electrónica. De esta cantidad, 31.000 toneladas contenían productos ignífugos de bromo (BRF), un producto altamente tóxico que se sospecha causa trastornos del comportamiento neuronal y endocrinos.

Entre los materiales peligrosos incluidos en esta basura electrónica también se incluyen unos 2.200 kilogramos de mercurio, 600 kilogramos de cadmio, 4,4 millones de kilogramos de plomo, 4 millones de kilos de productos ignífugos con bromo y 5,6 megatoneladas de gases que causan el efecto invernadero.

Además de su peligrosidad, los desechos suponen una oportunidad económica perdida porque, aunque hay un reciclado informal de parte de los materiales desechados, los vertederos de la región son el destino final de miles de toneladas de valiosos componentes.

Kees Baldé, uno de los autores del estudio y representante de la ONU, explicó a Efe que la basura electrónica de los 13 países analizados contiene 7.000 kilogramos de oro, 310 kilos de metales de tierras raras, 519 millones de kilogramos de hierro, 54 millones de kilos de cobre y 91 millones de kilogramos de aluminio.

Baldé estimó en 1.700 millones de dólares el valor de estos materiales que acaban en vertederos y basureros.

Y el problema es creciente. Si en 2010 la región generó una media de 4,7 kilogramos de basura electrónica por habitante, en 2019, cuando la población de los 13 países se situó en 206 millones de personas, la cifra ascendió a 6,7 kilogramos.

Esto supone un aumento del 142% de la generación de basura electrónica en una década, lo que subraya la afirmación del estudio de que este tipo de desechos es «uno de los flujos de basura física de más rápido crecimiento hoy en día en todo el mundo y una amenaza al desarrollo sostenible».

Carlos Hernández, coordinador de proyecto de la Organización de Desarrollo Industrial de la ONU (UNIDO) y que participó en la redacción del estudio, destacó a EFE que es «la primera radiografía» de la situación en la región lo que hace del estudio «una línea base que va a permitir hacer el seguimiento» del progreso en el futuro.

Por su parte, Michelle Wagner, del programa SCYCLE de UNITAR y otra de las autoras del estudio, dijo a Efe que hay un creciente esfuerzo de «monitoreo local» en el tema de la basura electrónica que permitirá «crear estrategias más eficientes» en el futuro. EFE

Incertidumbre por ampliación del relleno sanitario de Ambato

RESPUESTA. En enero recién se conocerá el resultado de la mesa técnica que analiza el manejo de los desechos.

Luego de conocer a través de unos oficios que habrían sido emitidos desde julio de este año, por parte de la Empresa Municipal Gestión Integral de Desechos Sólidos de Ambato (Gidsa), en los que se habría planteado la ampliación del relleno sanitario en el sector de Chachoán, los moradores de Izamba decidieron rechazar dicha respuesta.

Una de las quejas de los habitantes de la zona es que están cansados de los malos olores de los que viven rodeados desde hace más de 20 años y no permitirán que esto aumente.

Además, en un plantón al pie del Municipio de Ambato dijeron que quieren explicaciones de cómo es actualmente el manejo de los desechos para que sea tan contaminante.

Sergio Moreta, presidente del canal de agua Quillán Loma dijo que se mantendrán atentos a las respuestas que el alcalde Javier Altamirano les entregue en enero y con ella la confirmación de dónde se ubicará el nuevo relleno sanitario.

Inés Ronquillo, moradora del sector reclamó porque dicen que nadie socializa los proyectos que maneja Gidsa y luego ya se hacen trabajos que no benefician a los habitantes que se verían afectados directamente con esta propuesta.

EL DATO 
Alrededor del 40% de basura que ingresa diariamente hasta el relleno sanitario de Chachoán en Izamba, podría ser reutilizable.

Antecedentes

En 2019 Gidsa anunció que al relleno sanitario le quedaban 29 meses de vida útil debido a que al lugar ingresan 300 toneladas de basura.

En la administración de ese año se dijo que el cierre técnico era emergente porque solo quedaba la celda 19 y ya se entraba a la última con la que se disponía y solo quedaban dos años y medio de funcionalidad.

Sin embargo, según el actual gerente subrogante de Gidsa, César Supe, al relleno aún le quedan dos años de vida útil y ya será la que se encargue del proyecto a través de una consultoría para posible ampliación del relleno.

Al respecto, desde la dirección de Comunicación se aclaró que al momento no existe ninguna propuesta de ampliación y lo único al respecto es que se implementarán dos sistemas para el manejo de los desechos sólidos que iniciarían luego de seis meses.

Además, se informó que el cierre técnico del actual relleno sanitario se realizará una vez que concluya su funcionamiento, pues depende de los estudios que se hagan para saber si este espacio tiene abastecimiento para ser utilizado.

TOME NOTA 
Son alrededor de 300 toneladas de desechos que ingresan, de ellas los residuos domiciliarios representan un aproximado de 260 toneladas y los residuos industriales, sanitarios y otros las 40 toneladas restantes.

Impacto ambiental

Para el ingeniero ambiental José Luis Carrillo, las principales fuentes contaminantes de un relleno sanitario son los líquidos lixiviados, que pueden contaminar los acuíferos.

Así también están el biogás, producto de la descomposición de los residuos, barros compostados y los residuos livianos que pueden volarse por acción del viento.

Esto si no tiene un buen tratamiento puede ocasionar problemas ambientales a largo plazo volviendo la calidad de aire pésimo para los humanos.

La falta de tecnificación hace que la forma de tratar en países latinoamericanos sea nociva para los habitantes y su entorno, recalcó.

Mientras tanto, Ambato sigue a la espera de que se determine si se expenderá el relleno sanitario y el tipo de proyecto que se manejará. (CNS)