Analista militar les dice la verdad por TV a los rusos sobre la guerra en Ucrania

Imagen de la evacuación de soldados ucranianos del complejo industrial de Mariúpol.

El coronel retirado Mikhail Kodarenok describió con franqueza la situación. Relievó la alta moral ucraniana para luchar por su tierra y puso en perspectiva el hecho de que Rusia enfrente, en el fondo, a un coalición de 42 países.

MOSCÚ. Resultó algo inesperado. Mikhail Kodarenok, un militar ruso retirado y analista en la materia, anunció un panorama poco halagüeño de la guerra en Ucrania en ’60 minutos’, el programa insignia de entrevistas de la televisión estatal de Rusia.

Es decir, todo lo opuesto a lo que la propaganda del Kremlin divulga desde el inicio de la invasión a Ucrania, llamada eufemísticamente ‘operación militar especial’ por Moscú.

Vladímir Putin y sus funcionarios sostienen, ayudados por los medios de comunicación, que la guerra marcha de acuerdo con lo planeado.

Pero contrariamente a esa visión, Kodarenok aseguró al aire y en horario estelar que las cosas no son así. «Primero debo decir que ustedes no deben tomar sedantes informativos. A veces escuchan reportes sobre una crisis de moral y psicológica en las fuerzas armadas ucranianas, que su estado de ánimo está supuestamente cerca del colapso».

Y el analista militar continuó: «Para decirlo con moderación, eso no es verdad», dijo el coronel. Y advirtió: «la situación para nosotros claramente empeorará» ya que Ucrania recibe asistencia militar adicional de Occidente y que «el ejército ucraniano puede armar a un millón de personas».

Pero no se detuvo ahí y dijo: «El mayor problema con la situación militar y política (de Rusia) es que estamos en un aislamiento geopolítico total y el mundo entero está en nuestra contra, incluso si no queremos admitirlo. Necesitamos resolver esta situación», dijo el coronel retirado.

Kodarenok no se cortó y remató: «La situación no puede considerarse normal cuando contra nosotros está una coalición de 42 países y cuando nuestros recursos, político-militares y técnico-militares, son limitados».

Los otros invitados en el estudio estaban en silencio; incluso la anfitriona, Olga Skabeyeva, normalmente feroz y vocal en su defensa del Kremlin, parecía inusualmente apagada. (DLH)