Jorge Glas y su equipo de abogados analizan si continúan o desisten en presentar un nuevo habeas corpus

MEDIDA. Desde el 20 de abril, Jorge Glas guarda prisión en la Cárcel 4 de Quito.

Edison Loayza, abogado de Glas, solicitó que se señale día y hora para la instalación de la audiencia de apelación en el caso Singue.

Ni una acción extraordinaria de protección en la Corte Constitucional (CC), ni la sustanciación de un nuevo recurso de habeas corpus le permitiría a Jorge Glas, exvicepresidente de la República, salir de prisión en el corto plazo.

A los jueces de la CC les puede tomar hasta dos años resolver un recurso de protección, mientras que los tiempos para resolver un trámite de habeas corpus en primera y segunda instancia podría prolongarse hasta dos meses.

Este 24 de mayo de 2022, Glas cumplió cinco días recluido en la Cárcel 4 de Quito, después de ser trasladado desde el Centro de Privación de Cotopaxi tras el fallo del Tribunal de la  Corte de Santa Elena el 20 de mayo de 2022.

El panorama judicial

Los primeros días de junio, una vez que hayan transcurrido los 20 días para que se ejecutorie la sentencia del Tribunal de Santa Elena, su abogado presentará una acción de protección en la Corte Constitucional para lograr la libertad de Glas, quién salió de prisión el 10 de abril tras un recurso de habeas corpus otorgado por un juez de Manglaralto.

Con esta acción se intentará que los magistrados de la CC dejen sin efecto el fallo de los jueces de Santa Elena y se ratifique la sentencia del juez de Manglaralto Diego Moscoso.

Edison Loayza, abogado de Glas, reconoció que los tiempos en la CC serán extensos, pero anunció que lo presentarán “así se resuelva en los años que sean porque estamos frente a un indebido fallo de los jueces de Santa Elena”, dijo.

Sin embargo, señaló que este no es el objetivo para conseguir la libertad de Glas, sino que se analizan otros parámetros. Uno de ellos está relacionado con la presentación de un habeas corpus y la resolución del caso Singue. Este último debe resolverse en la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

La instalación para una  audiencia de habeas corpus aún no tiene fecha, pero la competencia del caso deberá radicarse en Quito y ya no en  Cotopaxi, porque Glas permanece en una cárcel de la capital.

Con esta acción constitucional que, a criterio de Loayza será “rápida” se busca establecer el grave estado de salud por el que atraviesa su defendido, lo cual no fue observado por los jueces de Santa Elena. Recordó que, en esa ocasión se  determinó la nulidad con respecto a la falta de jurisdicción del juez Moscoso.

Analizan los escenarios

Glas y su equipo de abogados analizan si continúan o desisten en presentar el habeas corpus por “falta de garantías”, y por los acontecimientos ocurridos en Santa Elena. “Estamos dudando de que esto tenga un resultado favorable, y de pronto tengamos otra negativa”, expuso Loayza.

También están a la expectativa de que se convoque la audiencia por el caso Singue. Esto, para determinar un posible escenario de beneficios penitenciarios.  Insistió que este proceso penal debe ser declarado nulo porque en la CNJ existe una sentencia de triple reiteración.

Este martes, Loayza presentó un escrito en la CNJ argumentando el “principio de celeridad” y que se señale día y hora para que se instale la audiencia de recurso de apelación.  En el caso de que se rechace la apelación en esta instancia,  la defensa esperará que la sentencia quede ejecutoriada y plantearán el recurso de casación. Con las tres sentencias (Odebrecht, Sobornos y Singue) se podrá justificar la pena única para considerar la prelibertad y la rebaja de pena, dijo la defensa.

 Para el constitucionalista, Juan Guerrero, una acción extraordinaria de protección por lo regular dura más de dos años en sustanciarse, salvo que la CC lo declare como un tema emergente y resuelva saltarse el orden cronológico.  Guerrero observa este escenario poco probable, porque la Corte tiene muchos pendientes por resolver.  (SC)

Unificación de  sentencia

 Para el constitucionalista Juan Guerrero, y el abogado penalista José Luis Ortega,  la opción que debería manejar la defensa de JOoge Glas sería apelar al Código de Ejecución de Penas y conseguir la unificación de la sentencia y con ello aplicar el beneficio penitenciario de la prelibertad  o eventualmente se determine si hubo una acumulación de penas ante un juez de garantías, aduciendo que ha cumplido el 40%  del castigo.   Inclusive -añadió Guerrero- se podrían presentar certificados de buen comportamiento, sustentado en el Código Orgánico Integral Penal.

Correistas se enfrentan por Glas

 Patricio Mery Bell,  asesor del correísmo,  arremetió en contra del buró del movimiento Compromiso Social por la Revolución Ciudadana. El 23 de mayo de 2022, el activista de  nacionalidad chilena, acusó en un video difundido en redes sociales a  Marcela Aguiñaga y a José Serrano, entre otros, de integrar un “buró del fracaso” y de haber “traicionado a Jorge Glas”.

“Es durísimo lo que estoy diciendo pero aquí hay pruebas, hay hechos, no es solo una opinión, son hechos (…). Todo el mundo sabe mi cercanía o la cercanía que tuve con Jorge Glas, que rabia me da que siga preso y que se ponga en manos de gente que lo traiciona”, dijo Bell en su relato.

¿Qué negociaron el correísmo con (Jaime) Nebot y (Guillermo) Lasso cuando Lasso los traicionó? cuestionó  Bell. Y él mismo respondió: “Yo conozco algunas cosas, sé que Pavel Muñoz había optado por dejar en la cárcel a Jorge Glas, pero claro, se entiende que hubiese una negociación quizá  por el bien del país, porque la economía estaba destrozada.  ¡Pero si van a negociar, negocien bien, pues!”, expresó.  El expresidente Rafael Correa refutó a Bell, y en su red social Twitter confirmó su apoyo a Aguiñaga y Muñoz,  y le pidió que presente pruebas de su denuncia.

“Por los acontecimientos ocurridos en Santa Elena, estamos dudando de que esto  (nuevo recurso de habeas corpus) tenga un resultado favorable, y de pronto tengamos otra negativa”.

Édison Loayza,
abogado de Jorge Glas

Jorge Glas se presenta en la Corte y dice que es una ‘victoria’

“Los últimos tres años y medio me llevaron al infierno, las cosas que viví, las cosas que sufrí, los parientes que no pude enterrar por estar injustamente preso; me causa profunda tristeza”: Jorge Glas.

Jorge Glas, exvicepresidente de la República, se presentó, hoy martes 3 de mayo de 2022, en la Corte Provincial de Justicia del Guayas, para dar cumplimento a la medida alternativa de presentación ante un juez que se dispuso en la sentencia de habeas corpus que le permitió salir en libertad el 10  de abril del Centro de Privación de Cotopaxi.

“La victoria moral es mía”, afirmó el exsegundo mandatario a periodistas, minutos después de presentarse ante el titular de la Corte del Guayas, y describió como algo “muy duro” regresar a la libertad después de cuatro año y medio (de estar en prisión).

En un video de 1 minuto y 30 segundos publicado en la cuenta de Twitter de Sofía Espín, asambleísta de la Revolución Ciudadana (RC),  Jorge Glas,  sostuvo que le causa “profunda tristeza” ver cómo se oculta,  y que en los medios de comunicación no se destaque  con “mucha fuerza”  -lo que calificó-  como un “hecho innegable” y un “hecho horroroso porque me tuvieron casi 16 meses preso en exceso”.

Su relató continuó indicando: “Primero, yo les regalé cuatro años y medio de mi vida a todos los que me acusaron, estando preso, habiéndome entregado para que muestren y demuestren sus acusaciones y no pudieron hacerlo. La victoria moral es mía, he sufrido mucho, me ha afectado mucho la salud y habrá que recuperarla poco a poco, pero doy gracias a Dios, a mi familia, compañeros, a estas personas que siempre creyeron en mi y que siempre lucharon por mi libertad”, expresó. (SC)

Judicatura, CNJ y CC no logran consensos para delimitar aplicación del habeas corpus

El presidente de la Corte Constitucional, Ali Lozada, se pronunció el lunes a nombre del Pleno de ese organismo.

Juan José Morillo, vocal del Consejo de la Judicatura dijo que la Corte Constitucional está facultada para revisar las decisiones en  los casos de sentencias.

 La Función Judicial y los jueces de la Corte Constitucional (CC) no logran consensos para delimitar el uso y la aplicación del habeas corpus; recurso que permitió, por ejemplo, la salida de prisión de Jorge Glas, exvicepresidente de la República, y de Junior Roldán, alias ‘JR’, identificado como uno de los líderes de la banda delincuencial los Choneros.

Este lunes 25 de abril de 2022l, Alí Lozada, presidente de la (CC) rechazó el pedido que realizaron los titulares de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Iván Saquicela, y del Consejo de la Judicatura (CJ), Fausto Murillo, en torno a que se aclare la aplicación del habeas corpus, para eliminar elementos discrecionales que puedan dar paso al abuso de ese recurso. Lozada catalogó a esa solicitud como una clara injerencia en las funciones de la Corte.

Recordó que desde 2019, en el marco de las normas que regulan el habeas corpus, la CC ha establecido jurisprudencia sobre esa materia en más de 20 sentencias, permitiendo identificar, de manera clara, cuándo esa garantía ha sido sujeta de abusos. Además, aseguró que en varias ocasiones planteó a la Judicatura que cumpla su obligación de capacitar a jueces en el ámbito de garantías constitucionales.

Juan José Morillo, vocal del CJ, refutó la posición de Lozada, asegurando que este organismo ha solicitado insistentemente que se faculte la creación de unidades especializadas en garantías jurisdiccionales. “Esta es la salida para que no se presenten habeas corpus en localidades donde no existen jueces especializados. De esta manera solucionaremos el abuso de las garantías jurisdiccionales”.

Agregó que desde 2020, el CJ advirtió de las consecuencias de que se hayan mermado las facultades disciplinarias del Consejo de la Judicatura, y enfatizó que la Corte Constitucional está facultada, por el artículo 436 de la Constitución, para revisar las decisiones en  los casos de sentencias condenatorias.

Constitucionalistas difieren

La opinión de varios constitucionalistas sobre la competencia de la CC en este ámbito, difiere. Unos creen que la Corte sí cuenta con alternativas para delimitar los alcances del habeas corpus y evitar su aplicación indiscriminada. Otros opinan que los titulares de la CNJ y del CJ se extralimitaron en el pedido.

Pamela Aguirre Castro, abogada constitucionalista, manifestó que existe falta de claridad de lo que cada institución podría hacer para tratar de solventar el problema. “Ninguna institución podría resolver el problema de manera independiente, eficiente y adecuada”, dijo.

Explicó que el CJ podría apoyar con capacitación y especialización a los jueces constitucionales. Esto permitirá que magistrados conocedores de la materia sean quienes resuelvan las causas.

A la Corte Constitucional se le podría pedir que afine sus criterios. Pero, según Aguirre, al final del día se debe entender que este organismo se pronuncia sobre causas específicas, es decir, la CC no debe ser tomada como un segundo legislador.

Justo reclamo

El constitucionalista Esteban Ron afirmó que lo que hizo el titular de la CC fue confirmar las atribuciones de ese organismo de control, a la luz del pedido de la CNJ y la Judicatura, para que, a través de sus sentencias, regulen y limiten el habeas corpus y que este no sea discrecional. “Pero esto no puede hacer la Corte de manera arbitraria; lo que le está pidiendo la CNJ y la Judicatura es extralimitado”, subrayó.

De acuerdo con el análisis de este constitucionalista, las asperezas entre la CNJ, la CC y el CJ se limarán luego de que la Corte Provincial de Santa Elena resuelva el recurso de apelación que presentó el Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI), para que se deje sin efecto el recurso de habeas corpus que le otorgó Diego Moscoso, juez de la Unidad Multicompetente de Manglaralto (Santa Elena) a Jorge Glas.  Sugirió que después de que se resuelva este recurso se deberían tomar los correctivos del caso, si es que existe abuso de derecho.  (SC)

‘Se reunieron a espaldas de la Corte’

 La constitucionalista Lolo Miño, cree que la  CC no es  la responsable de las decisiones de jueces ordinarios y alertó que el Ejecutivo y la Función Judicial  se reunieron  a “espaldas” de este organismo. “Si la Corte era el problema, lo lógico era convocarle y no hacerle ‘chivo expiatorio’ de una crisis generada por la negligencia o quizás hasta corrupción desde la justicia ordinaria”, expresó.

La jurista recordó que la sociedad civil tiene más de una década pidiendo que se capacite a jueces en temas procesales y sustantivos de las garantías.  Pero no lo ha hecho.

“Así como hay jueces que otorgan caprichosamente los habeas en casos políticos, que son muy pocos, hay muchos que las niegan por ignorancia de los requisitos para su operabilidad”. Sin embargo, subrayó que aquello no es atribuible a la CC, que emite criterios apegados a derecho, y no puede prever -ni debe hacerlo-, que eso puede ser políticamente manipulado.

‘Que se pongan de acuerdo’

 El presidente de la República, Guillermo Lasso, espera que la Función Judicial llegue a consensos mínimos con la Corte Constitucional.  “Ojalá que puedan dialogar y ponerse de acuerdo entre ellos a ver si es un fallo de la Corte que no está claro, o de los jueces que abusan de este mecanismo”.  Sin embargo, enfatizó en que como Gobierno no pueden ser indiferentes ante la realidad de la violencia, producto de la delincuencia vinculada al narcotráfico.

“Estamos frente a un intento de crear cortinas de humo para que no se hable del problema de raíz. Hay corrupción, ignorancia y negligencia en la Justicia ordinaria, atribuible a la Judicatura, y un Ejecutivo que ve en la Corte un obstáculo para su agenda política”,

Lolo Miño, constitucionalista

 

“Las asperezas entre la CNJ, la CC y el CJ se limarán una vez que la Corte Provincial de Santa Elena resuelva el recurso de apelación que presentó el Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad”.

Esteban Ron

Constitucionalista

 El artículo 436, numeral 6 de la Constitución permite a la Corte Constitucional expedir sentencias que constituyan  jurisprudencia vinculante respecto de las acciones de protección, cumplimiento, habeas corpus, y los casos seleccionados por la CC para su revisión.